Seguidores

Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 39 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Entradas populares

Páginas vistas en total


15
domingo, 13 de mayo de 2012

La flexibilidad en la crianza


A raiz de una entrada de seeducansolos que habla de otro tema que profundizaré más delante cuando lo estudie un poco más, me he quedado con algo que cuenta que me ha gustado mucho, que creo que tiene mucha razón y que me parece la base de la crianza: la flexibilidad. Es decir adaptarse, cambiar, probar, acertar, fallar...
 Habla en esa entrada, en un momento concreto, sobre que ésta semana no actúa igual que la semana pasada y que tampoco hace las cosas como las hará la semana siguiente. Porque evolucionamos, porque cambiamos, porque os adaptamos a las circustancias, a nuestros hijos. Los niños cambian muy rápido, crecen a un ritmo que creo que no somos capaces de asimilar, por lo menos yo. Por esto me parece muy importante observar y aprender a ser flexible con nuestras ideas, nuestros planes, nuestras rutinas.

 Me lo comentaba también Lily en la entrada de las ensaladas de hace un par de días y os lo copio aqui porque me ha gustado mucho lo que dice: 
"El papel de madre es muy complidado SIEMPRE, con la comida, con los límites, con ... todo.
Piensa que ahora a mi niña, de 7 años, no le gusta unas cosas que antes le gustaban ...
Y lo positivo es que cada madre va aprendiendo sobre el camino y en base a las necesidades de su proprio hijo.
Y claro, las necesidades básicas cambian ... Por ésto estamos las madres: para conocer nuestro hijo y adeguarnos a su desarrollo y para crecer como madres y personas al lado de nuestros pequeños.
Por que cada niño es un mundo aparte, una persona diferente y si le conocemos de veras sólo podemos darle lo mejor."


Las personas siempre creen tener razón, y siempre creen estar en lo cierto, porque si no pensaríamos de otra forma, como es lógico. Pero a veces tienes dudas, miedos, inseguridades, sobre todo con respecto a la crianza. Porque soy nueva, o mamá novata como se suele decir, porque todo me pilla sin experiencia previa, porque a veces lo que hago no funciona aunque me funcionaba hace un par de días. Lo que estaba convencida que era lo mejor o la mejor manera de actuar, ahora me parece un gran error. Porque aprendemos cada día de la experiencia adquirida, de otras mamis que nos cuentan sus experiencias, de lecturas de profesionales, de psicólogos, pediatras, artículos,....pero sobre todo aprendemos de nuestros hijos.

Ahora está de moda etiquetar el tipo de crianza que sigues y defenderla a muerte criticando a los demás(bueno esto quizá a ocurrido siempre pero nunca me he fijado porque no me ha interesado la crianza hasta que me he planteado tener hijos). Esto no me gusta nada. por este motivo me cayó mal Carlos Gonzalez cuando leí "Bésame mucho", algunos conceptos e ideas me gustaron mucho pero no sus formas y su modo de decir sin tapujos que él está en posesión de la verdad absoluta y el resto de seres humanos inferiores a él, pobrecitos, están equivocados. Ahora acabo de terminar "Mi niño no me come" que también es suyo y sin embago me ha encantado, porque aborda el tema mucho más directamente sin perderse (tanto) en criticar a los demás para demostrar que tiene razón.

Yo creo que dentro de unos límites por arriba y por abajo (porque todos estamos deacuerdo que no está bien maltratar a un niño ni dejarle hacer absolutamente todo lo que se el ocurra en cada momento, simplemente por su integridad física y emocional), todo lo que hay enmedio es respetable y es bueno para alguna madre en concreto, con uno o varios niños en concreto y con sus circustancias concretas. Incluso como he dicho y me repito, esa misma madre puede ir navegando por las muchas posiblidades según el momento, la edad del niño, la experiencia, las circustancias externas,...etc. Así que me repito también en el "nunca digas nunca" porque no sabemos lo que nos depara el futuro, lo que no tienen preparado nuestros niños que nunca dejan de sorprendernos, ni lo que encontraremos en el camino de información y reflexiones que nos hagan cambiar el enfoque de nuestras ideas.

15 comentarios:

  1. Cintia, una buena entrada para la reflexión individual!
    Respecto a la crianza, mientras se respete al niño/a... que cada uno haga lo que quiera. Creo que cada una/o nos tenemos que adaptar a nuestros hijos, a comos somos nosotras, a nuestro entorno, a nuestras posibilidades y a partir de allí criar con amor, naturalidad y según lo que nos pida el corazón.
    Está bien leer, aprender, conocer diferentes formas de criar y continuamente reflexionar sobre lo que hacemos, pero también es verdad que tenemos que tener un camino claro por donde andar y hacerlo con seguridad, porque la duda continua nos crea muchas incertidumbres y quizás no nos deje disfrutar de lo que realmente queremos, nuestros hijos.
    Gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  2. Cintia no olvides una cosa, además de que los niños cambian a cada segundo y lo que hoy les gusta no los gustará mañana debemos tener en cuenta que lo que nos vale para un hijo igual no nos vale para otro y eso nos complica aún más nuestra labor... me ha encantado la entrada de hoy...

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu reflexión. Especialmente en tu caso, ya que no eres sólo madre primeriza. Eres madre primeriza con tres niños de golpe, cada uno con su personalidad. Tiene que ser muy complicado criarlos a los tres igual, respetando su forma de ser... Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Siempre nos das qué pensar!!! Como dices cada niño es un mundo y cada madre, cada familia y las situaciones son diferentes y cambian!!! Yo tampoco soporto esa rivalida entre estilos de crianza, a mí que me dejen vivir y yo más feliz que una perdiz, cada uno estoy seguro que hace lo que mejor cree! Besicos a tí a tus tres preciosicos.

    ResponderEliminar
  5. Gran entrada y gran reflexión. Creo que como bien dices, la clave está en partir de la base de que son ellos los que nos muestran el camino y no al revés. Para mí, lo más importante es la información. Los padres deben tener pleno acceso a ella para poder ser críticos y decidir con criterio propio. Igualmente, no me cansaré de decir que como el sentido común y la intuición de una madre, nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La información, la formación y la reflexión, y con eso, cada uno sobrevive como puede.
    Una de las grandes lecciones que me dio mi maternidad es esa, que no puedes entrar a juzgar lo que hacen los demás, porque no puedes saber por lo que han pasado ni cómo reaccionaríamos en su lugar.
    La verdadera educación de los hijos, es la que hacemos con nosotros mismos. Para esto no se está preparado nunca, y nunca nos ascienden de "padres primerizos".
    Así que solo nos queda, trabajar todo lo que se pueda, revisandonos pero sin fustigarnos, y DISFRUTAR con todo lo que hagamos, que cuando estemos satisfechos con como lo hacemos se nos van los niños de casa.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que es bueno conocer diferentes formas de hacer las cosas y luego elegir lo que va mejor con nuestras familias.
    Y dentro de elegir una corriente determinada, tampoco hay que seguir a nadie al pie de la letra, sino buscar nuestra forma personal de hacerlo, lo que mejor se adapta a nosotras y nuestros hijos.
    Tampoco creo que esté mal decir que un método determinado no nos gusta, por ejemplo, siempre que no se entre en el ataque personal hacia otros.
    Yo al principio leía revistas, libros, foros diferentes... y ya he dejado todo eso. Cuando tengo que decidir cómo hacer algo, nos sentamos mi marido y yo y decidimos. Porque este es otro punto importante que a veces no se tiene en cuenta: que puede ocurrir que el padre y la madre piensen diferente en algún punto de la crianza ¿y ahí que haces? pues hay que llegar a acuerdos porque tanto derecho tenemos nosotras sobre nuestros hijos como ellos. Y al final nos encontramos haciendo cosas que a lo mejor solas no habríamos hecho, pero también consiste en eso porque somos una familia y hay que adaptarse a todos.

    Gracias por la reflexión.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué gran verdad! Yo misma escribí sobre cómo me gustaría que fuese todo, me imaginaba un parto natural, incluso quería que fuese en casa, lactancia, etc y hace tan solo unos días tengo todo eso en duda, lo mismo me toca cesárea, quizá nazca antes de tiempo, tenga que estar en incubadora, a lo mejor ni me sube la leche!. Es lo que toca y hay que adaptarse, y esto no es más que el principio...

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la entrada de hoy Cintia. Y creo que está bien estar informada para poder elegir que tipo de crianza vamos a tratar de llevar, pero lo mejor es actuar con el instinto que tenemos conociendo a nuestros pequeňos, creo que hay está la clave, como tu dices ir adaptándonos a ellos y aprendiendo de y junto a ellos. Es normal que a veces nos surgan dudas de si nos estaremos equivocando y es ahí donde buscamos información para guiarnos y es que no es nada fácil nuestra labor...y lo más importante es amar y disfrutar junto a los nuestros sin obsesionarnos con nada en concreto y tratar los cambios con naturalidad. Yo tampoco soy de seguir a alguien o algo en tema de crianza al pie de la letra porque cada hijo, madre y circuntancias son distintas y lo que a mi funciona a ti no. Gracias por la reflexión. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Cintia,
    Aunque hemos "hablado" por mail, es la primera vez que comento en tu blog. Me ha gustado mucho esta entrada porque tienes toda la razón.
    Yo ahora suelo usar un dicho algo escatológico, je je "no escupas hacia arriba que te cae encima", pq a mi me han caido ya muchas......
    Antes de ser madre, criticaba libremente lo que otros hacian para criar a sus hijos, y desde hace tres años, que nació mi hija, buf, la de cosas que dije que después me he tenido que tragar. Cada niño es un mundo, y las cosas que le valen a tu niño, no le valen al mio, y yo pensaba que haciendo esto y aquello todo iria sobre ruedas y resulta que no que tengo que cambiarlo casi cada día, pq como tú dices, lo que funciona un día no funciona otro.
    Está muy bien informarse, pero, como ya han comentado por ahí, tu propio instinto de madre (y padre, claro) te guia sobre cómo es mejor criar a tu niño, y no dejarse llevar por los comentarios de la gente.
    Esto lo tengo muy claro, ahora que están a punto de nacer mis trillis, tendremos mucha gente alrededor, con sabios consejos, pero nosotros los papis somos los que vamos a decidir finalmente cómo criar a nuestra familia, y seguramente que lo que tendremos que usar tácticas diferentes con cada uno. FLEXIBILIDAD, es la clave

    ResponderEliminar
  11. Cuando estaba embarazada del mayor me dieron dos consejos que fueron los únicos que realmente me gustaron de todos los que me llovieron entonces. Mi madre me dijo que cuando ella estaba embarazada, su madre (mi abuela) le dió el consejo que a ella le había dado su madre (mi bisabuela) cuando estaba embarazada de mi madre. El consejo era que desde el momento en que el peque saliera fuera todo el mundo iba ha opinar de lo que se tenía que hacer, como se tenía que hacer y que seguramente nadie coincidiría en nada. Si quieres hacer caso a todos y quedar bien con todos puedes volverte loca. Así que lo mejor es escucharlo, darles las gracias, y luego hacer lo que tú juzgas mejor para ese hijo.

    El otro consejo fue de la mujer de mi primo que me dijo que aunque no tuviera ganas y estuviera cansada, aprovechara para ir a cenar, al cine, de excursión, de viaje... porque dentro de poco eso se me iba a acabar durante muuuuuuuucccccchhhhhhhooooo tiempo, jeje.

    Yo por unas circunstancias especiales he tenido que pedir mucho asesoramiento y mucha ayuda exterior, pero eso no deja que comparta las palabras que te dice Inma y que también pueda corroborrar que todo evoluciona, se adapta.

    Soy una mujer de pocos lemas, pero mis dos favoritos son "la imaginación al poder" y "la improvisación al poder". El otro es Google Gran Invento (en mi casa Goggle tiene nombre y dos apellidos) si se sabe buscar hoy se pueden encontrar informaciones muy interesantes, como las que tenemos ahora entre todos ;-)

    ResponderEliminar
  12. Inma me han gustado mucho tus palabras, tienes razón. Lo que quiero decir cuando digo que tengo dudas, es cuando algo va mal o ves a tu hijo sufrir por algo que no funciona con él. En esos momentos es cuando dudas de todo lo que haces y de donde estará el fallo. Pero no he querido decir que tengo dudas constantes, sino por problemas concretos. Por ejemplo como lo que me pasó con el baño, no conseguía que mis hijos disfrutaran de ese momento y lo pasé fatal, mirando, leyendo, consultando con vosotras y probando probando hasta que a día de hoy se lo pasan pipa, ya no tengo que meterme con ellos y hasta adeptan que les duche antes de salir.

    Mismellis y miálterego, es cierto que con tres es más dificil y todavía tienes que ser como tres madres diferentes en muchas cosas. Mis niños no pueden ser más distintos entre ellos, jejeje. Pero hoy quería tocar el tema en general sin entrar en el mundo múltiple que claro la cosa se complica y se multiplica.

    MOntse yo creo que las diferentes posturas y estilos de crianza deberían enriquecerse entre sí, comunicarse desde el respeto, no faltándose como se lee muchas veces, esto es muy triste. Porque además cuando te hablan desde el desprecio y te miran por encima del hombro o te insultan por tu forma de hacer las cosas te cierra en banda a algo que quizá pudiera ser interesante para por lo menos estudiarlo o informarse.

    Raquel me encanta tu sabiduría y tu forma de pensar para no ser madre, por cierto te envié el paquete del concurso, igual te llega mañana!! Que nervios, espero que te guste, mandame un correo y me dices que tal (que no tenía ni idea de tus gustos, talla, estilo...)

    ResponderEliminar
  13. Maribel que interesante lo que dices de los maridos. Es verdad que casi siempre les dejamos un poco fuera en la toma de decisiones sobre crianza. Bueno en mi caso, no le consulto nada, más bien se lo explico cuando ya está la decisión tomada y él me suele dar la razón, creo que por comodidad, o porque confía en mi, o porque ya tiene bastante con pensar en sus problemas en el trabajo y demás. Probaré alguna vez a consultarle alguna cosa a ver si está abierto a ello, si Dios quiere.

    Dunia me da una penica que estés pasando por lo que yo pasé, no sabes cuánto. Porque eres tan jovencita y tan buena chica y te mereces tanto ese bebé...me da mucha penica que las cosas no estén saliendo como a todas nos gustaría. Sólo espero que te cuiden mucho y aguantes lo máximo posible, si Dios quiere. besitos y animo.

    Yasmin precisamente tu me has enseñado mucho de esto. De tolerancia y de diálogo entre diferentes estilos de crianza, porque en muchas cosas hemos actuado diferente y hemos podido hablarlo tranquilamente, sin llegar a ningún punto en común o que ninguna de las dos cambiara su postura, pero disfrutando del diálogo y del intercambio de ideas. Porque igual te veía sufrir con algo que te iba mal y yo intentaba darte consejo, pero claro lo que te yo te aconsejo no te sirve de nada porque tu niño se ha criado diferente a los mios, porque son diferentes sus circustancias, y porqué él es diferente. Lo importante como decís más o menos todas, es que todo lo hacemos desde el amor y la preocupación por nuestros niños, y desde ahi no puede salir nada malo.

    Angela todavía aguantando!! Campeona! pensaba que igual ya habían nacido! Pues preparate porque yo no sé lo que es tener uno sólo, pero me huelo que es muy diferente a tener tres de golpe y tendrás que reaprender muchas cosas. Yo te aconsejo sobre todo al principio que te apoyes mucho en otras madres mútiples porque sus consejos si te pueden servir sobre todo a la hora de organizarte, para sacar tiempo de donde no lo hay, creo que te agregué al grupo de trillis del facebook, cualquier duda o problemilla lo puedes plantear allí y entre todas te podemos dar truquillos. Que como dices igual algunos no te sirven pero otros te pueden encender la bombilla y salvarte la vida. Un besito y estaré pendiente de a ver cuando salen esos grandullones! Que a este paso te libras de la incubadora!

    Laura, jeje que buenos consejos te dieron la verdad. A mi no me dieron ninguno, creo que también cuando te vienen trillis poca gente se atreve a opinar así en general mientras entán en la tripa. Luego cuando salen te suelen soltar lso consejillos en plan individual, como "uy este niño tiene mucho cuento... deberías..." y cosas así.
    Lo de improvisar a mi siempre me ha gustado mucho, igual que me gusta también hacer planes y horarios, jeje. Mi marido un día me dijo un dicho popular marroquí que así traducido no rima ni suena bien ni nada, claro, pero que tiene mucha razón: Una improvisación vale más que cien citas programadas.

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja, me ha encantado ese dicho, tendré que apuntarmelo. Yo reconozco que en ocasiones vuelvo locos a los de casa porque cuando veo que una cosa no es factible o puede no gustar tardo sólo unos segundos en montar un plan B o un C si fuera necesrio y comunicar que todo aquello nanai y que tenemos nuevo objetivo, y así los tengo. Pero mira, la parte positiva es que cuando se produce una situación inesperada o de urgencia todos acuden al poder de improvisación de mamá para salir del apuro. Un día de estos se me acabarán las ideas, fijo.

    ResponderEliminar
  15. Siempre conciliadora y reflexiva, me encanta leerte y me da una pena no poder hacerlo tan amenudo como antes... pero bueno, qué se le va a hacer! POr cierto, espero que ese proyecto de ampliar familia llegue a buen puerto sin que te vuelvas loca con tests y cosas... ya sabes, si necesitas algo aquí estamos! (aita gine, preguntas las que quieras, je, je...)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico