Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


2
sábado, 27 de junio de 2015

Dejando de trabajar

Bueno no lo dejo del todo porque me gusta, pero si he dejado de coger encargos que ya es una enorme carga menos. Ahora voy retomando esos tiempos que cosía por gusto y a mi gusto, que buscaba ideas, que reciclaba cosas, ¡como me gusta! Antes miraba ideas en blogs de costureras pero he descubierto pinterest y es una enorme fuente de ideas de todo tipo. Me he hecho una cuenta y así comparto también mis cositas que ya he hecho unas cuantas. Sobre todo lo que me hacía falta para el hospital y para el bebe. Ya les iré sacando fotos y las pongo en mi cuenta. Me he cosido una bata reciclando una camisa de mi marido, un par de camisones, un vestido premamá muy facilito, y estoy ahora en proyecto con una funda para el carro. Compré un carro-silla de sengunda mano muy baratito pero muy feo jijiji. Ya os enseñaré también.

Me he dado cuenta que estoy super feliz así. Los últimos tiempos vivia super agobiada, malcomiendo-malcocinando, los niños salvajes, la casa con una buena falta de limpieza a fondo y de ordenar rincones-desastre,...

A mis clientas les dije que volvía a coger encargos en septiembre... pero me estoy planteando cerrar esa etapa. Apretar un poco el cinturón, recortar algunos gastos, renunciar a algunas cosas materiales y dedicarme un tiempo a mi casa, mis hijos y mis costuritas pero de otra forma más de hobby...veremos si es posible.

Os dejo mi pinterest: https://www.pinterest.com/tttcintia/
6
jueves, 11 de junio de 2015

Niños malos niños buenos

Bueno la eterna discusión: si tu niño es muy bueno, que si es muy malo que si el mio es muy malo que si el mio peor, pues parece formalito, no lo has visto en casa,....

Mis hijos se portan cada vez peor, hay veces que no puedo con ellos, les estoy riñendo y se ríen de mi, así literal. Me tienen loca, se pelean sin parar, se rien como locos hasta mearse, si me despisto la arman pero bien, han pintado todas las paredes y todo tipo de superficies, limpiar en mi casa es como lavarse los dientes comiendo oreos...

La culpa es nuestra (de mi marido y mía, le incluyo porque es mucho más blando que yo). No sabemos imponer nuestra autoridad, igual amenazamos y no cumplimos, y además amenazamos cosas imposibles como la tipica frase "nunca más vas a bajar conmigo al parque"; claro al día siguiente ¿donde vas? pues al parque, pues cuando hablas te toman por el pito de un sereno.

Eñ otro día decidí tomar cartas en el asunto. Como me veo ya como esos videos de super nani de niños salvajes, pues hice el método ese de cartulina con normas y cartulina con pegatinas. Los niños ilusionados con el tema claro. Puse las normas a las cuales ni caso, pero su cartulina (con foto incluida, ya que fuimos justo a sacar las fotos para la matricula del cole) a sido como su santuario. Les hice unos dibujitos de los premios a conseguir si conseguían muchas caras sonrientes. El primero era ir a la feria, el segundo ir a la piscina, el tercero un regalo y el cuarto una tablet que llevan siglos pidiéndome (si, con 4 años ya piden una tablet...).

El primer día muy bien, recogieron su cuarto y todo. En cuanto les puse la pegatina sonriente ¿que pasó? pues que ya está, se olvidaron de todo y empezaron a hacer el salvaje otra vez. Les pongo cara enfadada y les da lo mismo ¿porque? porque al día siguiente tocaba día de piscina que van un día a la semana con su padre y fueron igualmente, tuvieran los puntos que tuvieran...y porque justamente a los 3 días eran las fiestas de nuestro barrio y estuvieron en la feria y se montaron en las atracciones, tuvieran los puntos que tuvieran... así que hemos sido blandos de nuevo, inhabilitando el sistema de premios totalmente porque se los terminamos dando igual porque nos dan pena.

Ayer me hicieron un fechoría en el salón, en un despiste le dieron la vuelta a la mesa del salón y la pintaron entera por dentro, la mesa y ellos mismos y su ropa claro. En un cabreo, les mandé a su cuarto y les dije que no salían de ahí hasta la cena, y me propuse cumplirlo. Ellos acostumbrados a que lo que digo es humo hicieron 101 intentos de fuga claro, pero la novedad es que me mantuve en mis 13 haciendo guardia y todo en la puerta del salón que ahí no entraban ni con "me voy a portar bien" ni con "estoy muy cansado me quiero sentar formalito a ver la tele". Además del castigo les puse una cara enfadada a los tres en su lista de puntos. Luego cenaron más tranquilos y se fueron a dormir sin rechistar.

Siguiente estrategia: -sistema de castigos y de premios más concretos y que pueda quitarlos.
Es decir no voy a poner ir a la piscina porque aunque se que les encanta, van a ir igualmente. Así que tengo que buscar recompensas rápidas (ya que ahorrar 30 puntos para comprarle una tablet es a largo plazo y se olvidan por el camino con la edad que tienen) y efectivas y los castigos igual, que sean inmediatos o en el mismo día.

Una amiga me dijo que le funcionaba separarlos. Castigarlos cada uno en un cuarto un tiempo determinado unos 15 minutos. Lo malo de esto es que seguro que alguno (mi flaquito sobre todo) la arma. No tengo tantos huecos en casa, si meto a uno en el cuarto de los niños, otro en el baño y el otro en mi cuarto. El del baño tiene a su alcance cosas para hacer una fechoría como el agua del grifo y el jabón por ejemplo, parecen cosas inofensivas pero en manos de niños con mucha imaginación se convierten en armas de destrucción masiva.

La profesora de árabe los castiga contra la pared unos 5 minutos, tengo que probar esto a ver si lo cumplen. Porque claro a ver como controlas que no se estén dando la vuelta y con sus risitas de complicidad entre ellos. Sería poner cada uno en una pared o habitación diferente.

Sin postre. Este era un castigo de moda en mi época de infancia, no recuerdo si funciona o no, pero podría probarlo, eso si, tengo pataleta seguro. Mi flaquito cuando se enfada empieza a atacarme psicológicamente que no me va a dar un beso nunca más o que no va  a jugar con su hermanito (el bebe) cuando salga, o que no me va a hacer un café (como si me hubiera hecho un café alguna vez en su vida jajaja). Si le dejo sin postre seguro que lo tengo soltándome amenazas toda la tarde...

Otro castigo posible es confiscar juguetes. Eso me lo hacían a mi de pequeña mucho. si te portas mal te quitan algo que te gusta mucho o lo que estés usando en ese momento y encima del armario, un tiempo limitado, como hasta el día siguiente, o una hora o dos, o si haces algo para ganarlo lo recuperas. Esto tampoco lo he hecho mucho porque me da pena, soy un blandengue lo sé... y así me va, así que esto lo tengo que cambiar y mantenerme firme en los castigos. Ains que duro es esto de educar, que gran responsabilidad y que desgaste emocional....aunque, nadie dijo que fuera fácil.


2
miércoles, 3 de junio de 2015

Un susto

Puf ayer me puse a sangrar casi me da algo. Me fui corriendo al hospital ya pensando que me quedaba ingresada, notaba como muy liquido cayendo pensé que se había pinchado la bolsa o algo así. Me miraron todo y parecía todo bien, el bebe bien, sin contracciones, el cuello del utero cerrado, joe pues que pasa? Igual es como el hematoma que tuve hacia la semana 9, me puse a sangrar también así de repente, que tenía un hematoma y ya está. Pero que me pase dos veces, ¿es normal? no será que tengo una herida por ahí dentro o la cicatriz de la cesárea me sangre o algo? No sé igual estoy paranoica y es lo más normal del mundo pero me mandaron a casa sin mas. Bueno yo estoy asustada, ayer por la noche me dió alguna contracción y me fui a dormir pronto. Hoy me he levantado bien y estoy manchando menos, gracias a Dios, pero estoy haciendo un poco de reposo, procuro no estar mucho haciendo una cosa o en la misma postura, hago una cosita y descanso un poco, por ejemplo pongo la comida y me siento 5 minutos, cuelgo la ropa y descanso otros 5 y así ando, no me siento mas porque cuando me siento el pequeñajo se empieza a mover que no veas, y a veces me da alguna contracción si estoy mucho tiempo. En esos ratos de sentarme pues para no aburrirme me he puesto a hacer punto. Mi proyecto es el siguiente:


Es muy pretencioso para mi nivel de punto, vamos mucho jajaja asi que no será ni parecido, sólo voy ausar dos tipos de punto el punto bobo para el borde y el punto garbanzo muy sencillos los dos, a ver que sale y si me da tiempo de terminarlo, si Dios quiere, de momento me entretiene. Aprobecho para deciros que he comprado la lana es la tienda de Lanas y mas de mi Yasmin, que me recomendó una lanita de algodón que no suelta ni un pelo, me encanta, tiene un ligero brillito es preciosa.
Es esta: http://lanasymas.yarnshopping.com/algodn-camilla-camello

El color camel un poco mas oscuro del de la foto de muestra, pero me encanta es super bonito, luego le pondré un lacito azul si Dios quiere quedará muy mona y es un recuerdo muy bonito. Si consigo terminarla os la enseño :p

2
lunes, 1 de junio de 2015

Preparando la ropita


Como ya estaba con la maleta del hospital pues ya he organizado la ropita que me han ido regalando. De los trillis tengo poco poco, vamos casi nada esas dos camisetitas que se ven en la foto que las guardé en plan sentimental, y unos pijamitas y poco mas, lo regalé todo y me quedé solo unas cositas de recuerdo. Pero claro eran talla mini mini como salga normal-grande no me valdrán tampoco jijiji. Esta semana iré a comprar algo de ropa talla 3-6 meses. Que mono todoooo, es tan bonito preparar las cositas asi con antelación y con calma, otra cosa que no pude hacer con los trillis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico