Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


12
domingo, 30 de diciembre de 2012

Mi horno de gas




Hace tiempo os comentaba que teníamos apretarnos el cinturón y que tenía que tomar medidas anticrisis para ahorrar. Entre esas medidas estaba subir mi horno de butano del trastero e instalarlo en la cocina. Lo he puesto sobre una mesa de madera de cocina blanca de esas normalitas, y la he tapado con una mantel, largo, debajo de la mesa queda escondida la bombona. Estoy muy contenta porque además de ahorrar un montón de dinero en luz, nos calienta la casa un montón, así que ahorramos también gas.

Yo tengo la cocina y el salón todo junto, sin pared, vamos. Y por eso el horno, que lo uso cada día me calienta el salón y estoy notando que enciendo muy poco la calefacción. Todavía no me ha llegado ninguna factura para comprobarlo pero seguro que este invierno ahorro un pico con la calefacción. No he puesto al final las cortinas térmicas porque me salían muy caras y había que instalar rieles y todo. Si he puesto más alfombras que me han regalado y ando con cuidado de abrir bien las persianas cuando da el sol y cerrarlas en cuanto empieza a oscurecer. También nos abrigamos más en casa y con tener el salón a 18-19º estamos bien.

Volviendo al horno estoy encantada, cocino en él todo lo que puedo, hago el pan, galletas, repostería en general. Y encima me acaban de regalar un libro super chulo sobre diferentes panes y cada día pruebo uno diferente, ayer hice uno de dátiles y nueces para desayunar que ha sido un éxito. Ya os iré poniendo las recetas en el blog de recetascinti que lo tengo abandonadito también, es que ando fatal de tiempo, ya podéis perdonarme, yo voy sacando fotos de las cosas y luego no me da tiempo de publicar las recetas.
12
miércoles, 26 de diciembre de 2012

Exceso de juguetes


Tengo el blog abandonaito, no sé si os habréis dado cuenta siquiera ya que andáis la mayoría "liadas" con la navidad y todo eso, y he aprovechado estas vacaciones y esta avalancha de entradas en blogs agenos con la palabra "navidad" para desconectar un poco de la blogosfera. No es que tenga manía a la navidad por ser musulmana, es que antes de serlo tampoco me gustaba mucho. El caso es que mis niños llevan una semana reciviendo una avalancha de juguetes, y supongo que los vuestros a causa de la navidad también (y todavía os quedan los reyes). Entre los que ya tenían, que eran muchos y los nuevos, me he visto obligada a organizar todo un poco y deshacerme de los que se les "quedan pequeños", repartirlos por zonas en la casa y aumentar sistema de cestas que me va muy bien (en esta entrada lo podéis ver, en la segunda foto) Cuando empecé sólo tenía dos cestas, ahora son cuatro. Como el mueble que podéis ver en la foto es alto dejo 3 cestas en la parte que no llegan y una a su alcance. Lo primero que hacen por la mañana es ir a vaciar la cesta en el suelo y ya el resto de la mañana se dedican a esparcirlo bien por el salón-cocina. La ruina es la misma que con otros sistemas supongo, pero cuando acuesto a los niños sólo tengo que coger la cesta y pasearme por la casa como quien recolecta pepinos y dejar la cesta en sus sitio o cambiarla por otra y que la vuelvan a esparcir después de la siesta. Abajo en el salón también tienen todos los artilujios de ruedas que en verano tenían en el patio:  motos, coches, carritos de paseo de los muñecos y un carro de supermercado de juguete, ah! y las pelotas de varios tipos y tamaños.

Ahora en la planta de arriba también estoy cambiando el cuarto de los niños. Lo tengo a medias y por eso no os enseño foto. A mi Gordito ya le hemos puesto cama grande pero sigue el colchón en el suelo, mi Flaquito es más maniático con los cambios y no le veo preparado para ese paso todavía, así que esperaremos un poco (todavía está superando que perdió su coche favorito en Marruecos que lo llevaba pegado a la mano las 24 horas del día excepto para cambiarle de ropa y bañarle, e incluso esos ratos lo miraba fijamente para no perderlo de vista, y lo perdió porque se le cayó mientras les ataba en las sillas de la furgo, y él lloraba pero pensábamos que era que quería arrancar ya o algo así, y nos fuimos y el coche se quedó abandonado en la calle, cuando nos dimos cuenta ya no estaba claro). Luego tengo el escritorio-cuna que os enseñé(que a los niños les encanta y los usan un montón) con dos sillitas de madera y un escritorio de plástico. Tenía una cómoda horrible de tres cajones que le he jubilado dos cajones ya rotos que abrían mal y le he dejado el de abajo. La quiero tirar pero como de momento me hace la función pues la mantengo y la utilizo de librería en la parte de abajo. Así que tengo todos los libros de los niños ahí y han aprendido a guardarlos (desordenados claro) y todo. Mientras les pongo el pijama por la noche los otros dos se entretienen "leyendo" y luego se quedan un poco sentaditos cada uno con un libro y cuando les digo a guardar los dejan en el mueble y a la cama. Estoy encantada porque os contaba hace siglos (tanto que no sé ni por donde está la entrada) que no era capaz de leerles un libro por la noche porque no me hacían ni caso, y de esta forma pues disfrutan un poco de los libros antes de dormir. Durante el día también claro, pero ese momento se ha quedado como de lectura ya en la rutina y me gusta mucho. También en su cuarto he dejado los puzzles y algunos juegos más de "pensar", y tengo intención de ponerles en los escritorios el material de pintar, pero más adelante que todavía necesitan vigilancia constante cuando pintan como para dejarles a su aire mientras hago cosas por arriba o estoy cosiendo.

A lo que venía el titulo del blog (que me he liado con otra cosa, jajaja), es que no me gusta demasiado que tengan tantos juguetes. No quiero que los desvaloricen por tener muchos, que no vean como especial cuando les haces un regalo por tener costumbre de que llegan así en cualquier momento o qu eno los cuiden. Así que he decidido que cuando nos den juguetes para los niños no se los voy a dar así de golpe, los voy a "racionar", los guardaré y les daré poco a poco. También como nosotros no celebramos ni navidades ni cumpleaños ni cosas de esas y nuestros días de fiesta son los días de Eid que son dos al año y los viernes. Pues voy a reservar los viernes para darles los juguetes nuevos para que empiecen a sentir ese día como especial.

Un beso a todas y espero que los juguetes no os invadan estos días!!


9
sábado, 22 de diciembre de 2012

Ahorrando fregando


Hace unos años, antes de tener a los peques tenía un lavavagillas. La verdad que es cómodo y fácil de limpiar la cocina con el lavavagillas y lo eché mucho de menos después de mudarme y estuve planteándome el comprarlo pero nunca nos venía bien el gasto y después ya me acostumbre de nuevo a fregar los platos a mano.

Siempre he leído y oído que el lavavagillas ahorra. Pero yo no lo tengo tan claro, ahorra el que? agua? casto de jabón? tiempo? El tiempo está claro que si, pero yo creo que es lo único, porque cuando tenía lavavagillas gastaba mucho más dinero en el jabón, la sal, el abrillantador,...y ahora con un bote de fairy tengo para meses. Si señoras y señores soy fan del fairy y no me pagan por decirlo, es una pena ya me podían dar por lo menos un par de botes, jeje (ahí lo dejo...).
He leído en algunos blogs recomendaciones para fregar y ahorrar un poco de agua y he ido siguiendo varios consejos de aquí y de allí y los que he visto también en Marruecos en casa de mis cuñadas. Allí usan un jabón de textura cremosa blanco un poco malillo y tienen que estar untando el estropajo todo el tiempo. Yo les llevé un bote de fairy del que pone que dura 12 semanas ( y a mi me las dura la verdad) y se lo bebieron en 3. A mi me daba corte decirles que no usaran tanto jabón, que no hacía falta que ese jabón es concentrado, por si pensaban que yo era una roñosa o algo así, yo que sé la falta del idioma es un problema para expresar estas cosas, así que lo dejé pasar sufriendo el despilfarro en mi interior. Lo que he aprendido de allí es que no hace falta la escobilla esa fregabiberones (que la odio y estaba deseando que los niños dejaran el biberón sólo por eso). Allí los friegan con un estropajo de fibra verde, se mete en el biberón y lo agitas un poco, si necesitas frotar le metes un tenedor y dar unas vueltas al estropajo.






Así que ya pude tirar por fin esa escobilla ruinosa y asquerosa que no quería renovarla por un "total para lo que queda", pero hace tiempo que estaba para tirar.

Bueno pues os voy a poner algunos truquillos para fregar y ahorrar un poco de agua y de jabón, y en los utensilios de cocina.

Primero es mejor fregar las cosas después de usarlas, pero tampoco ir fregando cada cubierto porque gastamos más agua. Pero si después de las comidas o después de cocinar que tenemos ya un poco acumulado para limpiar.

También es interesante tener un recipiente grandecito con agua donde podemos ir metiendo cubiertos y demás cosas pequeñas a remojo y así será más fácil fregarlas. Puede ser una de las cazuelas que hayamos usado o si no un baldecito.


Para llenar este recipiente de agua es mejor aprovechar los restos de agua de otras cosas, por ejemplo el agua que dejamos correr para calentar o enfriar el agua del grifo cuando cocinamos, o llenamos la jarra de agua o cuando nos lavamos las manos.

Yo antes siempre usaba un estropajo de esos de esponja con la fibra verde pegada a un lado. Pero andaba comprando cada cierto tiempo porque la fibra se iba muy rápido. Ahora lo que uso es tres estropajos diferentes: una fibra verde suelta(que son muy baratas), una esponja que se quedó sin fibra y un "nanas" o estropajo de esos metálicos.





La fibra verde la uso poco la verdad, lo que más uso es el nanas para quitar lo pegado y la esponja para enjabonar, porque con la esponja se ahorra mucho jabón.

También he cambiado la bayeta. Antes usaba las típicas bayerinas de esas amarillas o de colores, que siempre olían mal, y si las metía en legía para quitarles esa peste y bacterias acababan desintegrándose por momentos. Otro truco que he aprendido en Marruecos es utilizar trozos de telas, retales como bayetas (yo que tengo miles y no se me había ocurrido nunca!) Estoy contentisima y un gasto menos! Las meto a la lavadora y como tengo varios pues nunca uelen mal y limpian igual igual, no se rompen ni dejan trozos por ahí, vamos mucho mejor.





Yo le he rematado los bordes como se ve en la foto pero si cogéis una tela tipo camiseta de algodón no hace falta porque no se desilacha. Ahora uso trozos de camiseta para todo! para el baño, para el polvo, para limpiar el calzado, ...

Bueno vamos con el fregado que me disperso. Lo primero que hago es enjabonar lo que hay por ahí que no hace falta frotar con el nanas y lo voy dejando en la encimera, así despejo un poco el foso. Luego lo aclaro y ese agua que va cayendo me llena el recipiente que tenga en el fregadero. Con ese agua que he acumulado y el nanas quito los restos que puedan tener el resto de los platos.


Para aclararlos puedo vaciar el recipiente del fregadero y así renuevo el agua, incluso sino me quedan platos para fregar, ya que puedo usarla para la bayeta para limpiar mesa, encimera y fuegos. De esta forma usamos muy poca agua porque fregamos todo a grifo cerrado y sólo usamos el grifo para aclarar.

Ah! Que casi se me olvida, lo he recordado al ver la foto, jeje. El recipiente pequeño verde que se ve sin cubiertos al lado del grifo es para el jabón. Lo lleno de agua hasta la mitad más o menos y le pongo un chorro de jabón. De esta forma gasto muy poco jabón, ahí mojo la esponja cuando vea que le hace falta y no estoy echándole del bote chorros a cada rato como hacía antes.

Igual ya seguir muchas de estas cosas, jeje, o puede que la mayoría tengáis lavavajillas, pero bueno ahí queda eso por si a alguien le sirve que a nada que ahorremos bienvenido sea! Besitos!!

10
miércoles, 19 de diciembre de 2012

Un rincón acogedor


En un juego que trajo mi marido el otro día venía un librito con algunos consejos para los bebés y su desarrollo que me gustaron mucho y os los quiero copiar. El primero es muy gracioso porque es en primera persona, contado por el niño:

Lo que quiero y necesito en mi habitación

  • Un ambiente lleno de estímulos (juegos, papel, pinturas, juguetes, libros y todo eso)
  • Oportunidad para investigar y descubrir (a veces me gusta jugar tranquilamente yo solo durante un rato. Me entretengo investigando el mundo que me rodea, es muy divertido)
  • Juegos y actividades (asegúrate de que tengo lo siguiente en la estantería: un puzzle, un coche, un muñeco, costrucciones, un tren y más juegos que necesito para mi desarrollo. Gracias, firmado: yo.)
  • Necesito tener éxito (soy un genio, cierto, pero dame las oportunidades, me encanta cuando algo funciona gracias a mi)
  • Por favor, orientame y dadme retos(dejadme ganar cuando juguemos. Es broma, jeje)
  • Necesito estima y respeto, soy una personita, así que respetadme como merezco. 
  • Libertad de elección (es mi derecho decidir a que quiero jugar, con quién y cuando. De acuerdo...todo tiene un límite, ya se que cuando es hora de dormir, es hora de dormir...)
  • necesito mucho ánimo, apoyo y amor. (bueno, es evidente, estáis locos por mí y queréis ayudarme en mi desarrollo).

12
martes, 18 de diciembre de 2012

Pequeños pasos de gigante


En marruecos los nenes han "espabilado" un montón. Allí son los primos pequeños a excepción de una bebita preciosa de un año (a la que cuidaban y paseaban en su tacataca y se peleaban por ella como si fuera una muñeca, jeje). Así que con tanto primo mayor han aprendido a hacer muchas cosas por seguirles. Ya han aprendido a subir y bajar escaleras solitos. Mi Flaquito todavía las baja marcha atrás, y pide mucho que le bajes o le subas en brazos todavía, pero los otros dos lo hacen muy bien, como mayores, apoyandose en la pared con una mano, eso si.

Cuando llegamos lo primero que hizo una de mis cuñadas es darles un vaso de agua, así "dárselo" literal. Y claro el niño con el vaso en la mano lo que hizo fue tirárselo por encima, jajaja. La pobre pensó que sabían beber sólos. Entonces yo pensé que igual con esta edad ya deberían beber del vaso y yo no se lo doy por miedo que se mojen y no les dejo avanzar, así que me puse a enseñarles a beber y ahora beben solitos del vaso. Tengo que decir que en esto mi Flaquito les ganó (por primera vez) y aprendió a beber solito sin derramar nada mucho antes que sus hermanos. Con el manejo de los cubiertos pasó un poco lo mismo, mis cuñadas les daban siempre cucharas que sólo servían para que tiraran la comida por la mesa y el suelo y no comieran nada. Además de que si intentas quitarle la cuchara pataleta al viento, así que el guarreo era obligatorio. Al principio como eramos la novedad y los invitados me decían "dejales no pasa nada" ("jali" en marroquí). Pero luego después de un mes me decían que les daría de comer y los acostara y luego comíamos los mayores más tranquilos. Tengo que confesar que esto último, aunque lo comprendo, me daba cierta rabia. Bueno a todo esto siguen sin dominar la cuchara y aunque alguna cucharada atinan, muchas no.

Mi niña está en una etapa de afirmación del yo. Se pasa el día diciendo que todo es suyo y además es que nos hace mucha gracia y lo dice en los dos idiomas para que no haya dudas de la propiedad del objeto. Sigue jugando mucho con sus muñecas a ser mamá y me imita mucho en mis gestos, se pone mi ropa y zapatillas, ... También me ayuda, o lo intenta. Tira cosas a la basura (que le mando), me pasa cosas (que le pido) me va dando la ropa cuando visto a sus hermanos y se da las gracias a si misma cuando lo hace, jajaja. Ha aprendido a dar las gracias en marroquí. Se dice "sukran" y ella dice "kukan" y se lo dice a todo el mundo y a sí misma cuando alguien hace algún favor o le regalan algo o lo que sea. Además lo dice seguido del nombre, siempre "kukan Bibi" "kukan Mimi" (apodos de mi Flaquito y mi Gordito respectivamente).

Mi Gordito sigue con su obsesión por todo lo que tiene ruedas, motos, coches, caminoes,... Hasta duerme con un cochecito agarrado, le apasionan. No habla mucho, es callado y tímido y bastante miedoso con los extraños. Aunque siempre se ríe y es simpático, pero desde lejos y agarrado a mi pierna. Es fuerte y llora poco, muchas veces se cae y no dice ni mu, se levanta mientras se sacude la ropa y te mira y si me río se echa a reír.

Ya pintan bastante bien, aunque no cogen bien la pintura, he pensado probar el truco de la goma que he visto por ahí de pasada, no recuerdo donde, ya os lo pondré si me funciona, si Dios quiere.

Han aprendido muchas palabras nuevas, tanto en marroquí como en castellano. Han aprendido los nombres de todas las personas que conocen, hasta los nuestros. A mi y a mi  marido muchas veces nos llaman por nuestro nombre propio, lo que nos hace mucha gracia.

Nos hemos dejado olvidado la trillisilla en Marruecos, es que la llevamos y no la hemos usado allí ni una vez y aqui pues si se echa de menos porque si tengo que ir sola a algún recado así rapidito pues me resultaba cómoda.  Ahora pues lo que hago es salir con la trillifurgo o el trillicarro, que bueno medios de transporte tampoco nos faltan. Y si voy con mi marido van directamente andando, de la manita (aunque muchas veces no quieren porque son mayores y quieren ir solitos).

Así que definitivamente mis bebés se han ido y ahora tengo tres niños pequeños y graciosos, que hablan por los codos, gritan, corren, lo revuelven todo, rompen todo lo rompible, se pelean, patalean, se dan besos, abrazos, se cogen la manita, se lo pasan pipa en la bañera, abren puertas y cajones, trastean, guarrean, trepan por todas partes, encienden y apagan la tele, piden, piden, piden, mamá, mamá, mamá, Tintia!! jajaja....Bueno que os voy a contar, si hemos entrado en los temidos 2 años por partida triple ¡son unos terremotos!
9
sábado, 15 de diciembre de 2012

Hacer jabón liquido para la lavadora II


Después de ver las estadísticas del blog y ver que tengo miles (si miles sin exagerar en numero, 4300 y pico para ser más exactos, sin serlo mucho, jeje) de visitas en la entrada sobre hacer jabón liquido para la lavadora, me he visto en la obligación de explicar un poco más acerca del asunto ya que puse unas medidas que no van bien para cualquier jabón de pastilla. Como ya he hecho varias veces y con jabones diferentes me he dado cuenta que cada jabón necesita una medida de agua, así que hay que ir probando. También creo que para pillar el punto justo de que no quede como un blandiblú difícil de dividir en dosis es mejor pasarse de líquido y luego si nos hace falta echar dos dosis a la lavadora que pasarse de sólido y tener que estar echando agua caliente cada dos por tres en la botella porque eso baja en bloque y no hay forma de sacar una dosis al cajetín. En esta entrada que os comento contaba que ponía 700ml y ahora pongo el doble de agua para que me quede como me gusta, es decir un litro y medio o dos de agua para 100gr de jabón.(creo que la receta original que era de Inma como era a partir de pastillas de jabón casero no estaba tan seco como el jabón en pastillas de la de la tienda que necesita más agua)

Cuando fui a Marruecos me llevé una pastilla. Pensé que igual allí tenían algún truco para lavar la ropa, pero no. Muy al contrario son fanáticos del Wip spress (o como se escriba) que viene de España y les cobran un dineral por cada caja, como 8€ o yo que sé por la pequeña y 15 por la grande. Puede pareder poco para nosotros, pero allí la gente cobra entre 200 y 300€ al mes así que es un sacrificio comprar jabón cada mes. Cuando les enseñé a hacer el jabón no les daba mucha confianza, pero luego han visto que no hay tanta diferencia en el lavado y en el bolsillo se nota.

También quería comentaros que si os a pasado que habéis hecho la receta de 700ml de agua con el jabón y os ha quedado en plan muy sólido en el fondo de la botella, la solución es añadir agua muy caliente y agitar la botella, dejar reposar un tiempito (una hora o así) y agitar de nuevo y añadir más agua caliente. Así hasta conseguir que se haga más líquida. Y para la próxima ponerle más agua o menos jabón.

Yo ahora mismo estoy lavando de la siguiente forma:
- ropa de color: agua fría o 30º si tengo prisa (en mi lavadora el programa de 30º es de media hora, el más corto) un tapón de jabón liquido de pastilla disuelta, una cucharada de bicarbonato y un chorro de vinagre, otro chorro de vinagre en el cajetín del suavizante con dos gotas de esencia de labanda.
- ropa blanca: agua 30º (si tengo prisa) o 60º con prelavado. En el prelavado le pongo un chorro de lejía (lo confieso) con un poco de jabón (medio tapón) y el resto como la ropa de color.
- manchas difíciles: para manchas tipo tomate frito o las manchas caquiles del body de los peques o cosas así feuchas, le pongo un chorrito de fairy de los platos sobre la mancha y a la lavadora.


12
jueves, 13 de diciembre de 2012

Mi niño necesita rutinas


Ahora que ya estamos otra vez "establecidos" después de las vacaciones y el desajuste horario y de quehaceres mi niño está mucho mejor gracias a Dios. Con deciros que no ha llorado en toda la mañana más que igual 10 minutillos os digo todo. Me he dado cuenta que necesita rutinas. Cuando estamos haciendo algo que preve que haremos y entra dentro de sus planes está tranquilo y lo acepta bien. Me he dado cuenta que no sólo influyen sus rutinas, sino también las mías. Si estoy haciendo algo nuevo, como estos días que he estado recolocando muebles, ordenando armarios por dentro (colocar ropa de las maletas, sacar ropa de verano, meter ropa de invierno, sacar ropa pequeña de los niños,....) y poniendo lavadoras como si tuviera una lavandería, pues el niño estaba un poco descolocado. A esto sumarle que llevábamos un mes y medio fuera y todo era como "nuevo" otra vez. Hoy he retomado mis quehaceres de antes, he empezado a coser en mi horario habitual. Y mientras cosía mi niño ha estado muy tranquilo, y eso que es una actividad de las que no le hago mucho caso, pero a él le da tranquilidad el saber que estoy ahí sentada un tiempo determinado con mi ruidillo de la máquina y se pone a jugar con sus hermanos a lo que tercie. Así que tengo que dejar mi "modo hippie" que he traído de marruecos y volver a mi "modo rutinas" que tenía antes de irme, porque es lo que le da estabilidad y tranquilidad a mi peque.

Muchas gracias a todas por estar ahí, por vuestros mensajes de apoyo y ya os contaré cuando vaya al pediatra que tengo pendiente la revisión de los 2 años y llamaré para meter prisa con la revisión del centro de atención temprana que parece que se han olvidado de mi. Besitos!!!
12
martes, 11 de diciembre de 2012

También tiene su lado bueno




Estaba contestando los comentarios de ayer y me he enrollado mucho así que lo copio aquí, jeje.

Yo siempre digo que mi Flaquito el pobre es un niño que necesita una madre para él solo. Mi marido se enfada cuando digo esto porque él dice que tiene la madre que tiene que tener que todo pasa porque Dios quiere y con alguna finalidad.

Se que no le pasa nada físico porque casi siempre le ocurre con algún detonante, excepto las veces que ya se levanta "cruzado" y directamente ya llora desde que se despierta. Pero la mayoría de las veces lo que ocurre es que se pone a llorar por alguna cosilla, que sus hermanos le quitan un juguete, que quiere comer solo el yogur, se cae al suelo (es un poco flojo y se cae mucho)... bueno cualquier cosa que les pasan a diario a los niños y sobre todo cuando tienen hermanos de su misma edad, se pone a llorar y si no conseguimos que se le pase enseguida el lloro se prolonga por horas. A él mismo se le olvida porque lloraba y todo. A veces funciona dejarle sólo tumbado en el sofá boca abajo, se desahoga un poco y vuelve como si nada, peeero claro a la mínima se arranca otra vez y vuelta a empezar. También me pasa que si le riño por algo si está de buenas me toma el pelo, y se mea de risa pero si no se echa a llorar y ya la hemos armado y claro no puedo dejar de ponerle limites por esto, no puedo permitirle hacer cosas que a sus hermanos no les permito para evitar el berrinche de la tarde, porque de todas formas si no es por eso arrancará por alguna otra cosa. En fin que es un niño especial, con una sensibilidad especial y un carácter especial. Es lo que nos ha tocado, gracias a Dios, que de todo lo malo que me imaginaba que podría pasarles a mis hijos es lo menos malo que se me ocurre.

Todo esto tiene su lado bueno, y supongo que con el tiempo tendrá más cosas buenas esta sensibilidad, en sus estudios o habilidades si Dios quiere. Es un niño muuy cariñoso, te dice guapa a cada rato mientras te acaricia el pelo, es muy gracioso y le gusta hacer payasadas para hacerte reír, se ríe mucho también, todo le hace gracia. Puede estar llorando y le haces cosquillas por ejemplo y se pone a reír, cuando paras vuelve a llorar de nuevo. Ahora cuando le riño le ha dado por contestarme con mi nombre y me meo de risa con eso. Le digo: "Flaquito!! no enciendas la vitrocerámica!" y me dice: "¡Sintía!!" jajaja, a aprendido mi nombre en Marruecos y de vez en cuando me llama así porque ve que nos reímos. Es un niño muy sociable y se hace querer, se va con cualquiera, aunque no le conozca de nada. Les pone ojitos a los desconocidos y les hace monerías. El otro día en el barco tenía a todos cautivados con sus sonrisitas. Habla mucho, aunque se le entiende poco, pero el parlotea sin parar como si fuera mayor y se te queda mirando como para que le respondas, jajaja, sólo puedes echarte a reír. Así que aunque es el que más dolores de cabeza me da, también es el más cariñoso y el que más nos hace reír, por lo que compensa una cosa con la otra.

18
lunes, 10 de diciembre de 2012

Siento que mi hijo no es feliz


Pospongo un poco las historias de las vacaciones para contaros algo que me atormenta. Es sobre mi Flaquito. Siento que es un niño atormentado y no sé porqué. Muchas veces me siento culpable, pienso que no soy buena madre, que no tengo suficiente paciencia, que no sé como aliviarle o no tengo suficiente intuición para evitar lo que le molesta,...

Mi hijo se pasa el 90% del tiempo que está despierto llorando. Puede parecer que exagero, pero es así de verdad. Sólo está más tranquilo en la calle o el coche, aunque no todo el tiempo. También se calla por un rato cuando hay alguna novedad, si ha llegado su padre a casa por ejemplo o le damos un juguete nuevo, en Marruecos por ejemplo ha estado más calmado cuando estaban sus primos para jugar con él o pasearlo. Aunque cuando le daban sus ratos de llorera era peor aún porque no estaba en mi casa, porque los abuelos te dicen que que le pasa al niño, que igual tiene hambre o igual tiene sueño, todos encima de él para ver que le pasa al niño y él sólo lloraba y lloraba sin consuelo, y yo diciendo que es normal que el llora, que es así, nadie me entendía, parezco una madre que pasa de su hijo por dejarle llorar, por no buscar que le pasa, por no estar probando a darle un yogur o meterle en la cama a ver si duerme, pero yo ya sé que no es nada de eso, porque mis hijos tienen sus horarios establecidos y sé cuando tienen sueño o hambre y eso allí no lo entienden porque no tienen horarios para nada. Hemos vuelto y me he vuelto a encontrar con este problema en la soledad de mi hogar y se me hace cuesta arriba. Lo veo apoyando la cabeza en mi regazo como ahora gimoteando, lleva llorando desde que se ha despertado, sólo ha parado para comer.

No es un lloro de dolor o algo así, puede parecer que el niño está enfermo o le duele algo, no es de eso. Es como un lloro de mimos, de aburrimiento, de cuando pide algo, pero no quiere nada porque lo hemos probado todo y es así de siempre, aunque ahora es más tiempo que antes. Antes jugaba más o se entretenía algunos ratos. Ahora siento profunda tristeza cuando veo a sus hermanos jugando, riendo, entretenidos con alguno de los miles de juguetes que tienen como dos niños normales de su edad y veo a mi flaquito lloriqueando de pie mirándome mientras friego los platos. Me encuentro indefensa ante esta situación, no sé que hacer. Si le cojo o le tengo en brazos no sirve de nada, a veces le calma por un rato y luego empieza de nuevo, a veces se revuelve y llora y cuando le vuelvo a dejar en el suelo, llora más. Es cómo si ni él mismo supiera que le pasa o que quiere. Es como una especie de llorar porque sí, como que ya es su estado normal, como que todo le aburre, como que no es un niño feliz.


16
domingo, 9 de diciembre de 2012

Viajar con peques en coche






Esta vez hemos ido a Marruecos en la trillifurgo. Una vez hace tiempo fuimos a Barcelona en la furgo y os lo contaba por aqui.  No es lo mismo hacer un viaje de 6 horas que uno de 18, así que os cuento un poco la experiencia y lo que aprendimos para la vuelta que nos fue mucho mejor que la ida.

Está claro que los niños en el coche se aburren terriblemente, están en edad de moverse mucho y explorar y estar atados a la silla les gusta lo justo y por poco tiempo. En la ida cometimos el error de hacer el viaje durante todo el día, es decir salimos pronto por la mañana a eso de las 8, y la mañana la aguantaron medio bien pero la tarde fue una pesadilla. No paraban de llorar, parábamos se calmaban un cuarto de hora y otra vez a llorar, había que parar cada hora. Los que tenéis un sólo hijo es interesante darles algo para jugar o un libro, una de esas cosas que se ponen en el asiento de alante que tiene bolsillos con cosas para que se entretengan (le llamo cosa porque no se como se llaman, jajaja). En mi caso la furgo es grande y no llegan a los asientos de alante, y al ser tres cualquier cosa que les dábamos era motivo de pelea con lo que en vez de mejorar la situación la empeorábamos. A esto hay que añadir que empezó una oleada de vómitos. Mi Gordito se marea siempre y les fabriqué una especie de babero gigante para evitar cambiarle de ropa y las manchas en la silla y el terrible olor que deja el resto del viaje, la verdad que nos fue muy bien hasta que gastaron los tres baberos que hice. También había comprado en la farmacia unas ampollas para darles pero no hubo forma de que se la tomaran, no les gustaba y no llegaron a terminarse una entre los tres. Mi Niña también vomitó una vez y mi gordito tres.

A la vuelta ha sido todo mucho mejor. Salimos a media mañana con calma. Cogimos el barco a medio día y salimos de Tarifa justo cuando les tocaba la siesta a los niños, así que se quedaron fritos. Justo antes de la siesta les di un biberón de leche y les metí la ampolla del mareo en la leche y se lo tomaron muy bien; y no vomitaron en todo el viaje! Esto ya fue un gran avance porque el olor de vómitos en un viaje tan largo es terrible.

Bueno como os digo salieron dormidos y no paré hasta dos horas y media después, porque en cuanto paro se despiertan así que aguanté todo lo que pude. Paramos, cambiamos el pañal, merendamos y otra vez en marcha. La primera hora muy bien pero ya empezaron a cansarse y a llorar. Así que tuvimos que parar de nuevo. A partir de ahí hasta que se durmieron a eso de las 11 teníamos que parar cada hora aproximadamente. Después se durmieron y el resto del viaje muy bien (excepto por el sueño de los conductores) hasta que llegamos a eso de las 6 de la mañana. No se muy bien la hora porque en Marruecos eran dos horas menos cuando fui pero luego al volver resulta que por aquí habían cambiado la hora y he estado dos días sin saber que hora era exactamente, jajaja.

Así que bueno en general he aprendido tres cosas para la próxima:
- importante darles las ampollas para no vomitar sea como sea
- intentar hacer parte del viaje de noche para que vayan dormidos el máximo de tiempo de coche
- buscar un DVD baratito (de segunda mano a poder ser) para la furgo

25
viernes, 7 de diciembre de 2012

Una rapidita






No tengo tiempo de hacer una entrada en condiciones que he llegado hoy a las 7 de la mañana y he dormido muy poco, llevo todo el dia deshaciendo maletas, poniendo lavadoras, limpiando, ...bueno poniendome al dia. En internet tengo mucho trabajo pendiente tambien...emails, facebook saturado, comentarios en los blog... Pero tenía que contaros que he vuelto por los comentarios tan cariñosos que me dejasteis en la última entrada, para que sepáis que ando por aqui que os tengo que contar muchas cosas y muchos abances de los peques, ya os iré publicando poco a poco si Dios quiere. No he sacado muchas fotos la verdad qu ehe estado tan liada que no me acordaba ni de la cámara, pero aqui os dejo una foto que me encanta de mis trillis haciendo de sus gracias. Muchos besos y a ver si mañana tengo un ratillo para ver que se cuece por vuestros blogs!!! Que seguro que hay un montón de novedades, si hay alguna entrada que creais que me pueda interesar especialmente ponerme el link por aqui porfi! que no tendre tiempo seguro de ir mirando todas las entradas publicadas desde que me fuí al estilo de Mialterego, jeje, que pedigüeña soy....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico