Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


6
sábado, 22 de noviembre de 2014

Los terribles 4 años


Cuando estos eran pequeños había leido mucho sobre los terribles 2 años. Y la verdad que pasé los 2 años esperando ese momento terrible de primera adolescencia que le llaman, y no me pareció que fuera tan terrible como se pintaba. Y cuando cumplieron 3 años pensé ¡bueno hemos pasado lo peor! Pero no me pareció que fuera más fácil. Al principio pensé que al ser prematuros igual iba todo un poco más tarde y quizá la locura de rabietas y peleas llegaría hasta un poco más, pero no, cuanto más mayores más peleas, más gritos, más de todo.

Cuando estos tenían 2 años este blog por ejemplo estaba super al día, tenía mucho tiempo extra, cocinaba mucho, hacía repostería, leía mucho, .... vamos tenía mucho tiempo. Ahora también trabajo y eso me quita tiempo libre, es cierto, pero mis hijos están en una edad en la que me reclaman muchísimo, la arman en cuanto te despistas, se pelean continuamente, mueven los muebles, abren puertas y cajones, si los dejas en 15 minutos son capaces de esparcir todos los juguetes que tengan por el suelo hasta el punto de no poder ni andar, desmontan las camas para hacer campamentos, en cuanto me despisto una crema o pasta de dientes la vacían untando el sofá o lo que pillen, me pintan las paredes, cogen el vaso de agua y deciden hacer una piscina en la mesa del salón,....Vamos que para mi los 3 fueron más terribles que los 2 años y los 4 están entrando peores que los 3 años. Con peor me refiero a que dan más guerra y te vuelven más loca, porque por otro lado también son mas maravillosos. Ahora hablan mucho, tienen ocurrencias graciosisimas, me dicen que me quieren mucho, me dan besos espontáneos, ... vamos que es una edad preciosa y graciosa también. El otro día mi niña me pintó, hizo el típico monigote con el pelo largo y con una corona de princesa y con esas cosas te derrites está claro. me encanta verlos jugar al escondite cómo han aprendido a contar en varios idiomas, como juegan a las cocinitas, o a medicos, etc... es precioso ser testigo de esas cosas. Me refiero peor en cuanto a agotadora.

 Supongo que esto me pasa a mi más porque no van al cole. Quizá sólo tienen fama los terribles 2 años porque a los tres ya todos van al cole y desfogan ahí algunas horas y la madre descansa (la cabeza sobre todo). Estar haciendo de juez, dándo ordenes, intentando educar y explicar todo, separando peleas, etc... 14 horas al día es bastante duro para una persona por muy supermamas que seamos.

Otra cosa que he notado mucho es que duermen menos. Antes dormían 12 horas y además se echaban la siesta. podía levantarme una hora antes que ellos y tomarme mi cafecito tranquila mientras escribía en el blog. Ahora a las 8 de la mañana los tengo en pie diciendome "mama! que es de día!", y claro siesta ya no se echan, con alguna excepción puntual en la que cae alguno en el sofá después de comer, pero nunca los 3 a la vez como antes. La siesta de los niños era un momento estupendo de desconectar un poco o de recuperar sueño cuando arrastras ya de varios días.

Así que mi conclusión es que los terribles dos años no son tan terribles, creo que cuanto más crecen son más terribles, no se si de repente la cosa mejora y se vuelven formalitos, ya os contaré, pero de momento creo que tenía razón mi cuñada cuando me decía "niños pequeños, problemas pequeños; niños mayores. problemas mayores".
7
lunes, 17 de noviembre de 2014

Un día en urgencias


Una bonita forma de pasar el domingo, te levantas y ves que uno de los niños esta con dolor intenso, hasta que le consigues sacar información pasa una hora por lo menos, solo grita pupa, pero no se concentra suficiente para decir donde, cuando y como. Al final dice que le hace pupa el pis, que tiene pinchos.

Vaya infección de orina, eso requiere antibióticos, que rabia hay que ir al médico, como es domingo a urgencias. La odisea comienza. Resulta que en mi barrio hay un ambulatorio con servicio de urgencias pero los niños no quieren ni mirarlos, hay que ir al hospital San Joan de Deu. Hay que coger el coche porque allí no llega el metro y claro con el niño asi dando gritos no es plan de ir en otro medio.

Resulta que este hospital no tiene parquing, si es increíble pero cierto. Yo sólo podía pensar mientras buscaba sitio para aparcar a ver que pasa si llevas el niño sangrando o algo así de urgencia más inmediata. Bueno encuentro una campa un poco lejos donde había coches aparcados asi a lo loco en el campo vamos. Mi hijo le contaba luego a su padre que habíamos ido a un campo de piedras así que imaginaros como era. menos mal que tengo una furgoneta y me meto por cualquier lado que los agujeros que había alli eran bastante chungo.

El niño ya no quería andar que le dolía mucho, se ponía rijido de piernas y no había forma que andara, pues ala a cargar con él hasta el hospital, tanto a la ida como a la vuelta, tengo muchas agujetas hoy os lo aseguro. Pero lo peor fué entrar allí y ver las salas de espera repletas de gente, me di cuenta que la espera sería larga. La chica que me pasó me dijo que le daría un poco de urgencia, porque le estaba viendo gritar de dolor cuando le venía el pis. Menos mal que me dio urgencia porque estuve lo menos 3 horas esperando. Todas hablaban entre ellas que si la gripe que si una pasa, que si este tiene un poco de fiebre que si estamos todas por lo mismo. A ver, no quiero que nadie se ofenda, yo igual soy madre podo alarmada pero nunca he llevado a los niños a urgencias por una fiebre o por una gripe-resfriado-diarrea. Son cosas que en el hospital tampoco le pueden hacer mucho al niño. De hecho ya me estaba imaginando que salíamos de allí con una gripe los dos por ir a buscar una receta, porque estaba clarisimo que el niño tenía cistitis y si llegan a vender el antibiótico sin receta no habría ido a urgencias seguramente.

Bueno cuando por fin nos llaman le hacen el análisis de orina pertinente y me dice que no sale sedimento. Y le digo ein? como puede ser eso? entonces que puede ser? y me dice, que no que seguro que será infección de orina pero muchas veces da falsos negativos según que cepas o no se que, y que por otro lado igual es pronto para que salga en la analitica porque había empezado esa mañana (ya eran las 6 de la tarde). Así que no me hacía mas pruebas por saber que se trataba de cistitis pero no me mandaba antobiótico por no tener el resultado positivo. ¿?¿? y le digo y que hago mira como está sufriendo! Me voy a casa? he venido para nada? Pues que le meta la colita en manzanilla y apiretal y para casa. Y que si seguia mal que fuera al pediatra al día siguiente.

Yo echando pestes, enfadada, pensando que como se nota que la doctora no tenía hijos, era una chica joven que me llegó a decir que el niño no lloraba de dolor que era que le daban miedo los médicos, a ver señora yo conozco los lloros de mi hijo y en casa gritaba igual y no había médicos.

Bueno llegué a casa, hice una sopa y una manzanilla, la vecina me hizo unas croquetas (que a todo esto la pobre se quedó con los otros dos cuando mi marido se fue a trabajar) y miré un poco mis libros para ver remedios naturales además de la manzanilla. Como antibiótico natural el más efectivo en hiervas es el tomillo, y luego el propoléo de abejas, tenía las dos en casa. Para la infección de orina expecificamente el arandano rojo que eso no tenía. Así que hice infusión de manzanilla con tomillo y le di de beber con miel y le metí la colita también, con poca fe la verdad. También le puse un poco de propóleo en el pañal. El pobre se quedó dormido en el sofá y cada vez que hacía pis se despertaba del dolor.

Le sumergí una vez más en la mezcla y a la cama. Pues para mi sorpresa se ha levantado muchísimo mejor! No me lo podía creer. Se ha despertado sólo una vez durante la noche y cuando se ha levantado me ha dicho que la cama le había curado la colita. Al rato después de desayunar hizo pis y le dolió, aunque ya sin gritos, se quejaba pero normal, vamos llorando pero sin gritar. Otra inmersión en manzanilla con tomillo un poco más de propóleo y le puse en el sofá con una mantita termina en los riñones. Pues ahora esta como nuevo. No se ha vuelto a quejar! Estoy contentisima y mira hoy hasta me alegro que no le darían antibiótico porque nunca ha tomado en su vida y esas cosas cuanto más tarde mejor, seguramente por eso le hacen efecto los remedios naturales, me pasa a mi y si no me meto un sobre de Monurol no se me pasa.

Le seguiré dando la manzanilla con tomillo unos dias para beber y le sumergiré la colita también alguna vez porque a veces se pasan los sintomas pero la infección se queda como dormida, mejor continuar para quitarlo del todo, por lo menos una semana y como la infusión le ha gustado de sabor no me cuesta nada.
Así que mira he aprendido que antes de ir a urgencias incluso algo tan alarmante como una infección probaré los remedios de la abuela que ya hasta te los recetan los médicos, si antes iba poco al médico ahora menos.
5
viernes, 7 de noviembre de 2014

El hermano mandón


Una vez me pasó algo curioso que en su momento no le hice importancia. Estaba esperando en la cola de renfe y el hombre de detrás al ver el carro de trillizos se me puso a hablar. Los niños iban en carro osea tendrían un año por ahi. El caso es que me dijo que tuviera cuidado de educarles bien y no dejar que uno de ellos mandara a los demás o que uno se anulara. Yo pensé que exagerado. Me dijo que su padre era trillizo y como sus hermanos le habían ninguneado mucho había tenido muchos problemas psicologicos y no se que. me quedé un poco pensando que el que haya pasado en su casa no tendría que pasar Flaquito lleva claramente la batuta, es un mandón, siempre esta diciendo a que jugar, como y cuando. Incluso les riñe si no están sentados en el sofá cuando el lo está, les pega, les grita, bueno es un poco jefe-tirano. Y esto me asusta bastante y no se como reaccionar. Yo le riño mucho cuando veo estos comportamientos y le explico que no puede tratar así a sus hermanos, pero el sigue y sigue y estoy aterrada.

Por otra parte mi Gordito(que el pobre es flaco también jajaja, pero no le vamos a cambiar al nombre a estas alturas) es muy sumiso, llorón, quejica, .... es más fuerte que sus hermanos a lo que fisicamente se refiere, pero le mandan, le pegan y hacen con él lo que quieren.

Mi niña es más sibilina. Aunque mi Flaquito siempre le manda igual que la otro, ella es más lista y además sabe como armarlas o como hacer fechorias disimulando o echando la culpa a mi Gordito que lo tienen de cabeza de turco y de conejillo de indias.

Estoy muy preocupada por mi Gordito, le veo un carácter inseguro, le cuesta tomar la iniciativa en los juegos, le cuesta más hablar y comunicarse, etc...

Yo no se cómo manejar la situación la verdad, intento corregirles pero veo que siguen igual con los mismos roles y temo que vaya a más con la edad.
¿os pasa algo así a otras mamis de múltiples?
2
miércoles, 5 de noviembre de 2014

Trucos para conseguir que el pelo crezca más rápido y sano




Hace tiempo os contaba mis experimentos en el cuidado del pelo intentando no usar más champú. Fue un experimento no que no salió muy bien porque al final un pelo largo graso es bastante feo, no conseguía dejarlo limpio del todo con bicarbonato y vinagre solamente. He encontrado por la web varios artículos sobre el cuidado del pelo de forma natural y he encontrado algunos productos muy buenos intermedios entre el dejar de lavarlo y el lavarlo con productos químicos que me están dando muy buenos resultados. Como el aceite de coco que es maravilloso para el pelo. He sintetizado mis resultados y consejos en 13 puntos para las que les gusta una melena muy larga y sana. Al final del articulo os pongo los productos que tengo a la venta en mi nueva pagina de productos naturales relacionados con el tema. 


1. Cambia la manera en que te lavas el cabello. Los factores, tales como la frecuencia del lavado y la temperatura del agua, podrían afectar el largo de tu cabello. Esto se debe a que lavarlo demasiado seguido (o sea, todos los días) con agua muy caliente lo resecará y lo pondrá quebradizo, lo cual hará que se quiebre y evitará que crezca largo y grueso. ¿La solución? Lávate el cabello no más de 3 veces por semana y emplea el agua más fría que puedas soportar.
Al principio, lavar menos tu cabello podría ocasionar que se vea un poco grasoso. Ponte un pañuelo unos cuantos días hasta que tu cuero cabelludo se acostumbre a producir menos aceite y todo se equilibre. ¡No te tomará mucho tiempo!
Si no te gusta bañarte con agua fría, trata de lavártelo en el lavabo con agua fría aparte de tus duchas regulares. Cuando te duches, mantén tu cabello cubierto con una gorra de baño.

2. Seca tu cabello suavemente. ¿Acaso te secas bruscamente el cabello con una toalla, lo cepillas y lo secas con la secadora? ¡Lo vas a quebrar! Nunca podrá crecer largo y fuerte, pues lo estás manipulando con demasiada brusquedad mientras está húmedo. Imagina que tu cabello es como una prenda hecha de buena tela: no la tirarías a la secadora, sino la colocarías cuidadosamente en el tendal para que se seque naturalmente. Trata a tu cabello con el mismo cuidado. Después de lavártelo, sécalo suavemente con una toalla y deja que se termine de secar de manera natural.
No lo cepilles mientras esté húmedo. El cabello húmedo tiende a estirarse y a quebrarse con mayor facilidad que cuando está seco. Si necesitas desenredártelo, hazlo con tus dedos o con un peine de dientes anchos.
No seques tu cabello con el secador excepto para ocasiones especiales. El secador en realidad lo dañará poniéndolo más quebradizo, más encrespado y con más horquillas, lo cual no será fácil de reparar; tendrás que esperar que crezca cabello nuevo.

3. No utilices químicos fuertes en tu cabello. El champú y el acondicionador que usas podrían contribuir a un crecimiento capilar insuficiente. La mayoría de champús comerciales contienen sulfatos, los cuales eliminan los aceites naturales del cabello, dejándolo susceptible al daño. Los acondicionadores contienen siliconas que bañan el cabello con químicos, los cuales necesitan lavarse con más champú abrasivo. ¡Este ciclo realmente dañará tu pelo! En su lugar, podrías hacer lo siguiente:
Lava tu cabello por última vez por un champú fuerte para eliminar cualquier resto de silicona. No te eches acondicionador, sólo desenrédalo con cuidado y déjalo secar naturalmente.
Deja que tu cabello descanse unos cuantos días. No le hagas nada: no lo laves, ni lo planches ni te apliques ningún producto. Puedes usar un pañuelito para disimular la grasa de las raíces en estos días. 
La próxima vez que te laves el cabello, usa un champú completamente natural. Lee la etiqueta y usa un champú que contenga solamente aceites y otros agentes limpiadores naturales, no químicos. Incluso podrías ¡lavarte el cabello sin champú!
Acondiciónatelo con vinagre de manzana diluido. Realmente funciona y cuando se seque no olerá a vinagre para nada. Para un tratamiento acondicionador profundo, prueba el aceite de coco. Si lo haces, nunca más querrás volver a usar los productos repletos de químicos.

4. Intenta peinar tu cabello con técnicas y productos completamente naturales. Del mismo modo, empieza a usar métodos más suaves para peinarlo. Solamente haz uso de los aparatos, tales como la rizadora, la planchita y, claro está, el secador muy de vez en cuando. Cambia los aerosoles y geles llenos de químicos por sus versiones naturales. Así tu cabello tendrá la oportunidad de crecer largo y fuerte, además recuperará su propia textura hermosa y única.
Podrías hacer tu propio gel con ingredientes no-perjudiciales (mezclando lino en semillas con agua, el agua se transformará en un estupendo gel natural).
Para alisar el cabello encrespado y el volumen, aplícate un poco de aceite de argán u otro aceite cosmético, en vez de usar un producto comercial.
Prueba los métodos naturales para rizar tu cabello sin calor o para alisarlo sin calor.

5. Ponte una mascarilla capilar cada dos semanas. Una mascarilla ayudará a reparar cualquier daño que el cabello haya sufrido y restituirá su hidratación natural. Después lo sentirás suave, sedoso, sano y se mantendrá así lo suficiente para seguir creciendo.
Prueba una mascarilla de aceite caliente con aceite de coco o de almendras, pues el aceite de coco tiene una alta penetración y una gran capacidad acondicionadora mientras el aceite de almendras le aportará más brillo al cabello seco y débil. Masajea tu cabello con el aceite y ponte una gorra de baño. Pásate una secadora tibia sobre la gorra durante unos 10 minutos, luego sácate la gorra y lávate el pelo, o déjalo actuar un par de horas si tienes tiempo. 
También podrías aplicarte aceite de oliva tibio, canela y miel. Esta mascarilla aclarará tu cabello y lo acondicionará.

6. Consume más proteínas. Las proteínas son la base del cabello y necesitarás muchísimas para que crezca largo, brillante y sano. Sin embargo, no quiere decir que debas comer cantidades enormes de carne (aunque es posible), sólo quiere decir que necesitarás consumir primordialmente proteínas en la mayoría de tus comidas.
  • Si te gusta comer carne, disfruta la carne de res, pollo, pescado, y otros. Los huevos y algunos tipos de queso también son altos en proteínas.
  • Los frijoles y otras legumbres, las nueces y las verduras de hoja verde, como la espinaca, también tienen proteínas. Si eres vegetariano, ¡seguro tu alimentación se basa en estos alimentos!
7. Consume ácidos grasos omega 3. Esta grasa “buena” contribuye a un cabello y piel brillantes y sanos. La encontrarás en diversos alimentos deliciosos, tales como los avocados, nueces, salmón, aceite de lino y más. También podrías tomar suplementos de aceite de pescado para consumir mayor cantidad de omega 3.
8. Toma mucha agua. Si estás deshidratado, tu cabello lo reflejará. Tu cabello se volverá seco, opaco y más quebradizo. En otras palabras, tomar agua es una parte fácil y absolutamente esencial para que tengas un cabello más largo. ¡Verás la diferencia en poquísimo tiempo!
  • Lleva contigo una botella de agua para tomar al menos 2 a 3 litros de agua al día.
  • Si te cuesta tomar mucha agua sola, toma infusiones de hierbas o agua saborizada.
  • Evita la cafeína y el alcohol, tampoco tomes demasiada gaseosa, más bien opta por el agua.
9. Toma suplementos para el crecimiento del cabello. Ciertos suplementos aseguran promover el crecimiento capilar y con el tiempo hará que tu cabello esté más largo. En realidad no es una solución rápida, pero si empiezas a tomar suplementos podrías ver que crecerá más durante el transcurso de unas cuantas semanas o meses. Prueba algunos de los suplementos a continuación y ve si te funcionan:
  • La biotina es un suplemento popular para el crecimiento del cabello.Normalmente la toman las embarazadas para garantizar que sus bebés tengan los nutrientes suficientes, pero si no estás embarazada la podrás tomar igualmente.
  • El aceite esencial de cedro es un suplemento que se puede aplicar directamente al cuero cabelludo para promover el crecimiento. El aceite de argán podría emplearse del mismo modo.
  • El beta-sitosterol es una substancia a base de plantas y semillas que podría hacer crecer el cabello más rápidamente.
10. Córtate las puntas aproximadamente cada tres meses. No deberás hacerlo demasiado seguido, ya que estás tratando de tenerlo largo. Sin embargo, es importante cortar las puntas dañadas, si no terminarás teniendo un cabello que se vea y que se sienta como paja, con un centímetro bastará y no se notará en tu largura.

11. Masajea tu cuero cabelludo con los dedos durante 5 a 10 minutos para estimular la circulación sanguínea. El incremento de flujo de sangre se traducirá en un aumento de los nutrientes que se transportan para aumentar el crecimiento del cabello. Podrías masajearte el cuero cabelludo con aceite de lavanda (aceite puro esencial) en días alternos, puesto que es muy útil para aumentar el crecimiento del cabello, o el aceite de argán que hemos mencionado anteriormente.
  • El ejercicio general también incrementará el flujo sanguíneo hacia la cabeza, ya que fluirá mejor en todo el cuerpo
  • Exfoliarte el cuerpo con un cepillo seco es muy beneficioso para mejorar la circulación.
12. Reduce el estrés. El estrés podría ocasionar la pérdida de cabello, así como frenar su crecimiento. Si sufres estrés, prueba el yoga u otros tipos de ejercicio que te ayuden a desestresarte. Toma infusiones de hiervas relajantes, como la tila, hiervaluisa, melisa, ...
Busca ayuda para tus quehaceres, a veces nos estresamos porque no sabemos delegar, organiza tu agenda (descargar tus tareas por escrito te alivia un poco el estrés) y déjate un tiempo al día para ti, para cuidarte y relajarte, aunque sean unos minutos entre tarea y tarea.

13. 
Duerme bastante. Ocho horas de sueño son esenciales. Las horas que duermes son las horas más importantes para que tu organismo pueda dedicarse a crecer y a repararse. Si no duermes lo suficiente, entonces tu cuerpo no tendrá el tiempo necesario para concentrarse en el crecimiento del cabello. Si te cuesta conciliar el sueño prueba a tomarte una infusión relajante que hemos comentado en el punto 12, 15 minutos antes de acostarte. 

Productos que tenemos disponibles en nuestra tienda para el cuidado del cabello: 
- aceite de coco 6€ bote de 198gr
- aceite de argán 8€ bote de 100ml y 7€ bote de 60ml
- aceite de almendras 4,50€ bote de 118ml
- complemento de biotina (próximamente en una semana aprox.) 110 capsulas 7€
- Champú natural sin sulfatos a base de aceites de coco e hibisco (próximamente en una semana aprox.) 250ml 8€
Podéis poneros en contacto por email en tenderetetrestristestigres@hotmail.com 
1
lunes, 3 de noviembre de 2014

Lo que debe saber un niño de 4 años

"brave heart" jajajaja

Mis niños no van al cole. Creo que no os lo he contado pero este año tampoco los he escolarizado. Ayer fue su cumpleaños, su cuarto cumpleaños y  es como que se hacen mayores muy rápido y realmente me entran dudas si al no escolarizarlos ellos saben suficiente o lo que se supone que deben saber. Casualmente he encontrado una lista que se llama lo que debe saber un niño de 4 años y he pensado "uy vamos a evaluar como van". Ya no por evaluarlos a ellos como niños, sino más para evaluarme a mi como madre, como que me dio esa necesidad de saber si estoy haciéndolo bien, si he hecho bien en no escolarizarlos, si realmente es tan importante que vayan al cole con 4 años.

Mi sorpresa ha sido que mis hijos cumplían con toda la lista, y que la lista era más completa en la parte de lo que debe saber la madre de un niño de 4 años y también la cumplo bastante bien, así que me quedo tranquila y la comparto con vosotras porque me ha gustado mucho:

De Alicia Bayer, una mujer norteamericana que se interesa por los temas de infancia y educación.
1.Debe saber que lo quieren por completo, incondicionalmente y en todo momento.
2. Debe saber que está a salvo y además cómo mantenerse a salvo en lugares públicos, con otra gente y en distintas situaciones. Debe saber que tiene que fiarse de su instinto cuando conozca a alguien y que nunca tiene que hacer algo que no le parezca apropiado, se lo pida quien se lo pida. Debe conocer sus derechos y que su familia siempre lo va a apoyar.
3. Debe saber reír y utilizar su imaginación. Debe saber que nunca pasa nada por pintar el cielo de color naranja o dibujar gatos con seis patas.
4. Debe saber lo que le gusta y tener la seguridad de que se le va a dejar dedicarse a ello. Si no le apetece nada aprender los números, sus padres tienen que darse cuenta de que ya los aprenderá, casi sin querer, y dejar que en cambio se dedique a las naves espaciales, los dinosaurios, a dibujar o a jugar en el barro.
5. Debe saber que el mundo es mágico y él también. Debe saber que es fantástico, listo, creativo, compasivo y maravilloso. Debe saber que pasar el día al aire libre haciendo collares de flores, pasteles de barro y casitas de cuentos de hadas es tan importante como aprender los números. Mejor dicho, mucho más.
PERO MÁS IMPORTANTE ES LO QUE DEBEN SABER LOS PADRES:
1.Que cada niño aprende a andar, hablar, leer y hacer cálculos a su propio ritmo, y que eso no influye en absoluto en cómo de bien ande, hable, lea o haga cálculos después.
2. Que el factor que más influye en el buen rendimiento académico y las buenas notas en el futuro no son los manuales, ni las guarderías elegantes, ni los juguetes caros, sino que mamá o papá dediquen un rato cada día o cada noche (o ambos) a compartir momentos de juego, lectura, dibujos y risas con sus hijos.
3. Que ser el niño más listo o más estudioso de la clase nunca ha significado ser el más feliz. Estamos tan obsesionados por tratar de dar a nuestros hijos todas las "ventajas" que lo que les estamos dando son unas vidas tan pluriempleadas y llenas de tensión como las nuestras. Una de las mejores cosas que podemos ofrecer a nuestros hijos es una niñez sencilla y despreocupada.
4. Que nuestros niños merecen vivir rodeados de libros, naturaleza, utensilios artísticos y, lo más importante, libertad para explorarlos. La mayoría de nosotros podríamos deshacernos del 90% de los juguetes de nuestros hijos y no los echarían de menos, pero algunos son importantes: juguetes creativos como los LEGO y los de encastre, una buena cantidad de témperas y plastilinas, los instrumentos musicales, los disfraces, y libros y más libros. Necesitan libertad para explorar con estas y otras cosas, amasar pan y ponerlo todo perdido, usar pintura, plastilina y purpurina en la mesa de la cocina mientras hacemos la cena aunque lo salpiquen todo, tener un rincón en el jardín en que puedan arrancar la hierba y hacer un cajón de barro.
5. Que nuestros hijos necesitan tenernos más. Hemos aprendido tan bien eso de que necesitamos cuidar de nosotros mismos que algunos lo usamos como excusa para que otros cuiden de nuestros hijos. Claro que todos necesitamos tiempo para un baño tranquilo, ver a los amigos, un rato para despejar la cabeza y, de vez en cuando, algo de vida aparte de los hijos. Pero vivimos en una época en la que las revistas para padres recomiendan que tratemos de dedicar 10 minutos diarios a cada hijo y prever un sábado al mes dedicado a la familia. ¡Qué horror! Nuestros hijos necesitan la Nintendo, los ordenadores, las actividades extraescolares, las clases de ballet, fútbol e inglés mucho menos de lo que nos necesitan a NOSOTROS. Necesitan a unos padres que se sienten a escuchar su relato de lo que han hecho durante el día, unas madres que se sienten a hacer manualidades con ellos, padres y madres que les lean cuentos y hagan tonterías con ellos. Necesitan que demos paseos con ellos en las noches de primavera sin importarnos que el pequeñajo vaya a 150 metros por hora. Tienen derecho a ayudarnos a hacer la cena aunque tardemos el doble y trabajemos el doble. Tienen derecho a saber que para nosotros son una prioridad y que nos encanta verdaderamente estar con ellos.
3
sábado, 1 de noviembre de 2014

Aprender a compartir



El otro día hablaba con una amiga sobre la capacidad de compartir de los niños, o la "no capacidad" en realidad. No se a que edad empiezan a aprender a hacerlo porque con 4 años tengo claro que todavía no saben ni pueden aprender, tienen el sentido de la propiedad tan acentuado que se enfadan incluso si mi marido se pone mis zapatillas de casa o coge mi móvil.

Tenemos peleas por los jueguetes a cada minuto, pero eso no es lo peor, es que cada uno tiene su sitio en la mesa, en los sofás, etc... y claro somos 5 no tenemos tantos sofás jajaja y si vienen invitados y se sientan en "su sitio" ya tenemos llantina.

Lo que hablaba con mi amiga es que ella defendía que hay que enseñarles a compartir con historias educativas por ejemplo, cuentos en los que el protagonista es muy generoso, etc.... Me parece muy bonito y todo eso, pero creo que no están preparados todavía para entenderlo, interiorizarlo y aprenderlo o ponerlo en practica. No se exactamente en que edad ocurrirá este cambio en el que puedan empatizar un poco y aprender que tienen que compartir o renunciar a algo por los demás, etc... yo sólo tengo experiencia hasta los 4 años, Lo que creo recordar de mi infancia como hermana mayor de 3 hermanos es que yo empecé a ser hermanita de la caridad hacia los 8 años más o menos así a ojo, recuerdo que me coincidió con las fechas de la primera comunión y eso y empecé a querer ser muy "buena" y ganarme el cielo y tal.

Las que tenéis hijos más mayores ¿que opináis sobre este tema? ¿hay una edad para aprender a compartir o es más bien cuestión de las circunstancias o la educación? es decir ¡es más fácil o más difícil que aprendan a ser generosos en una familia numerosa? ¿debemos obligarles a compartir sus juguetes y lo que consideran suyo o es un perdida de tiempo porque no pueden entenderlo todavía?

Yo lo que hago es intervenir cuando se pelean y si están discutiendo por un juguete por ejemplo se lo quito a los dos y lo confisco. Les intento enseñar que tal cosa "es de todos" y es una frase que repiten cuando se pelean pero les da igual se siguen peleando, jajaja. Cuando el problema es por un sitio no se exactamente como reaccionar, porque si me siento en el sofá por ejemplo, y viene uno de ellos a reclamar su sitio, le digo que no es su sitio que es de todos y en ese momento estoy yo. Lo que ocurre es pataleta. Yo suelo mantenerme firme y después de la pataleta viene que se me sientan encima, pero me molesta porque igual estaban jugando y no querían sentarse en ese momento,  pero como alguien se siente ya van corriendo, como que es suyo cuando lo usa y cuando no lo usa no quiere que nadie se siente.

En fin que es muy difícil esto de ser padres y cuanto mas mayores son más difícil. Como me decía cuñada, niños pequeños problemas pequeños, niños mayores problemas mayores... y yo pensando que había pasado lo peor jajajaja  : D
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico