Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


0
sábado, 15 de julio de 2017

¿Deberes en verano?

Estudiar en vacaciones ¿si o no?


Yo reconozco que soy una madre hippy con esto de los estudios (los escolaricé con 5). Al menos en esta edad (tienen 6 para 7) me parece excesivo que les manden deberes el fin de semana y más aún que les dejen sin recreo si no los han hecho. A mi me parece que si les apetece que los hagan y si no pues no.  Pero desde luego yo no soy de esas madres que estan encima para que hagan los deberes, por una parte me parecen pequeños y por otra creo que es algo que deben responsabilizarse ellos cuando sean más grandes.
Bueno pues lo de comprarles cuadernillos de verano lo mismo. Si me lo piden porque les apetece es otra cosa, ya que creo que aprender se aprende muchísimo más cuando a uno le apetece.
Esta mañana se han puesto dos de ellos a practicar la escritura copiando palabras de uno de sus libros del curso (por lo que se ve que comprar cuadernillos para las que quieren que hagan algo en verano, tampoco es nevesario). Les ha apetecido hacerlo y me parece estupendo. No voy a animarles a ello ni a vetarles tampoco.
Pues eso que para mi el verano, al igual que los fines de semana, es para disfrutar, salir, jugar, y hacer un poco lo que les de la gana (dentro de los límites de cada casa claro) y eso incluye que si les apetece escribir o hacer cuentas también está bien.
Mi gran espinita es haber hecho homeschooling y de segunda opción un colegio montessori, que si tendría 1 o dos hijos los llevaría seguro pero con tantos niños me resulta imposible económicamente. 
1
jueves, 13 de julio de 2017

Ser madre después de los 35



Esta foto refleja todo lo que significa ser madre en esta edad. He sido madre con 32 y ser madre más joven tiene muchas ventajas también,  sobre todo la energía y el aguante físico.  Incluso entre el embarazo a los 36 y este a los 38 noto una diferencia en el cansancio.
Mirar esta foto de mi postparto me recuerda toda esa mezcla de sentimientos y sensaciones:  felicidad, agotamiento, tranquilidad, madurez,  heridas, amor puro, protección, dolor, paz, sacrificio, ternura y sobre todo estar ahí para ti mi bebé.  ❤ 
Y ya puede undirse el mundo ahí fuera que no me importa.
Foto: me la saqué yo misma con el móvil mirando por la ventana con mi pequeño Isaac a los pocos días de vida hace casi dos años.  Mi hermana me la editó que es una máquina para esas cosas. Yo la he recortado un poco porque al ponerla en blanco y negro mis canas de dos meses sin teñirme brillaban 
0
domingo, 9 de julio de 2017

Las renuncias de las madres


Nohemi Hervada Palou
Imagina que eres una profesional altamente calificada.
Imagina que tienes un trabajo que te apasiona.
Imagina que ganas mucho dinero que te permite tener el nivel de vida que soñabas.
Imagina que sientes que eres respetada y valorada.
Imagina que tienes independencia económica que repercute en que tus relaciones con el resto de adultos sean sanas y libres.
¿Lo imaginas?
Ahora imagina que te conviertes en madre.
Imagina que tus expectativas son disfrutar de esas 16 semanas de baja y luego seguir con tu flamante carrera porque puedes permitirte pagar la mejor persona del mundo para que cuide a tu bebé mientras tú no estás.
Imagina que llega ese momento y sientes una mezcla entre alivio y tristeza.
Alivio porque la maternidad te resulta más agotadora que tu trabajo de 10 horas entre tiburones empresariales y económicos, y tristeza porque en el fondo no quieres dejar a tu bebé con nadie.
Imagina que estás en tu despacho y sientes que eso no es lo que quieres hacer.
Imagina que decides renunciar a tu trabajo, a tu estatus, a tu independencia, por ejercer de madre del modo que tú libremente escoges.
Imagina que pasan los días y las semanas y los meses, quizás los años y te sientes feliz de hacerte presente en la crianza de tus hijos, feliz de saber que estás invirtiendo en algo que nadie más puede darles, feliz porque tu cabeza acostumbrada a analizarlo todo fría y objetivamente te dice que tú eres indispensable para tus hijos en esta etapa de su desarrollo.
Imagina que a pesar de eso, otra parte de ti se siente cansada, exhausta, molesta y susceptible porque tu parte emocional no se contenta con saber “los beneficios de criar a los hijos”.
Imagina que llevas años sin dormir seguido, sin mantener una conversación adulta sin interrupciones de “teta”, “pis”, “upa”, “no quiero”, “quiero”….
Imagina que ahora tu economía no depende de ti, sino de tu pareja, o de tus padres, o de un sistema público.
Imagina que te das cuenta que a tu alrededor nadie valora lo que haces, que se da por sentado que es tu obligación y punto.
Imagina que te gustaría que el padre de tus hijos se implicara en su crianza y lo que recibes al hablar del tema es un : “yo me paso el día trabajando para que tú puedas quedarte en casa a jugar a las muñecas”.
Imagina que te critican por anti feminista, por “floja”, por “señorona”, por “hippie”, por fundamentalista….
Te critican por una cosa y por la contraria, porque al parecer decidir ejercer de madres no está bien visto en ningún sector de los que antes frecuentabas: ni en los negocios, ni en la política, ni en la sociedad, ni en tu familia…
¿Lo imaginas?
Ahora imagina que en ese caos emocional, físico, anímico y social, recibes una propuesta de trabajo.
Imagina que un headhunter ha visto tu perfil profesional y te ofrece un trabajo mucho mejor que el anterior que dejaste.
Imagina que al oír la cifra de lo que vas a cobrar no puedes evitar pensar que llevas meses vistiendo ropa comprada en grandes almacenes, comprando marcas blancas en el super, y que lo más parecido a cenar fuera es ir a un restaurante de comida rápida con los niños.
Imagina que sueñas con esa posibilidad de recuperar tu vida, tu autonomía, tu libertad, tu independencia, tu estatus, tu reconocimiento, tu “voz” que se ha diluido entre los llantos y demandas de los pequeños.
Imagina que lo piensas y decides que todavía no es el momento, que tus hijos son pequeños aún.
¿Puedes imaginar los sentimientos encontrados ?
¿Puedes imaginar el sentimiento de culpa que esto genera?
Culpa por desear decir que sí a esa oferta.
Culpa por sentirse triste al decir que no.
Culpa porque este suceso te revuelve y te enfada y te frustra y lo has pagado pegando 4 gritos a tus hijos, lo que te hace creer que eres un fracaso de madre o un fraude a la crianza que quieres.
Culpa porque al fin y al cabo es lo único que hemos aprendido como mujeres: a sentirnos culpables de todo, por todo, y por todos.
Llevamos la carga más pesada de la sociedad, la que nadie reconoce, ni valora, ni remunera.
En época de campañas electorales nos frustra ver cómo nadie está interesado en nuestra situación. Hartas de ver que la única opción que se nos plantea es tener guarderías desde el nacimiento, o que el padre coja la mitad del permiso de maternidad.
Las madres estamos constantemente renunciando: TODAS.
Unas renuncian a su vida y otras a sus hijos.
Algunas intentan compaginarlo todo y renuncian a tener tiempo para ellas, o a tener tiempo de intimidad con su pareja,o con sus amigas, o a invertir en su salud haciendo deporte… qué sé yo.
Lo cierto es que cualquier madre que conozcas lo es a costa de renunciar.
La próxima vez que te encuentres con una madre por favor no la critiques.
No le digas lo que tiene que hacer o cómo.
No la ignores solo porque sabes que no va a poder ir a tu fiesta nocturna, invítala igual.
No caigas en obviedades y frases hechas.
Sencillamente, dile: “Eres muy valiente, lo estás haciendo muy bien y te admiro”.
PD: Dedicado a todas las preciosas madres que han decidido vivir intensamente este largo, precioso y a veces duro y solitario viaje que es el de criar hijos. He aprendido tanto de ti, de vosotras, que solo puedo deciros GRACIAS.
0

Carta a mi bebé no buscado

Querido bebé,
llegaste a nuestra familia por sorpresa e incluso cuando vi el test con un "nooo, que marrón!". Tus hermanos fueron muy buscados y esperados durante años y tu llegaste así sin esperarlo ni quererlo. Quizás es difícil de entender para ti este mundo de adultos en el que un quinto hijo con un sólo  sueldo, con 38 años y todos los niños menores de 6 años... No son circunstancias idóneas.
Pero aquí estabas tu, con tu embarazo fácil sin dar dolores ni náuseas, como diciendo que no vienes a molestar.
Dar la noticia fue quizá peor de lo que esperaba, tuve que defender tu llegada cuando incluso ni yo me creía lo que decía. Mi cabeza pensaba una cosa, mi corazón otra. Llegué a sentir pena por ese bebé que nadie quería que estuviese ahi, incluyéndome.
Pasaron los meses y ahí seguias fuerte y sano, tranquilo, sin molestar. Empezaste a moverte, te vi en las ecografías, te pusimos nombre y ocurrió como no podía ser de otra forma: el flechazo.
Ahora todos te queremos y te esperamos bebé. Serás nuestro benjamín, el pequeño mimado y te vamos a querer igualmente seas el primero o el quinto nos da igual. Eres esa criaturita que saldrá de mi tan indefensa, tan tierna, tan necesitada de cariño, con tus piececitos, con tantos detalles en miniatura . Se que tendré que hacer oídos sordos a comentarios por la calle o de quien sea, escuchar el constante " ya cerrarás el grifo No?" Y cosas por el estilo que ya me dicenhasta en el supermercado, espero tener paciencia, se que tu me darás el amor que me hace falta para pasar de todo.
Sólo Dios sabe el porque de las cosas y por fin he comprendido que tu eres un regalo y una bendición, estoy segura.  Ya desde la barriga me has ayudado a superar un año con pruebas muy duras que si no llegas a estar conmigo no hubiera podido aguantar y tomar decisiones correctas. Gracias por existir y por formar parte de nuestra gran familia. Te esperamos Yunes.

0
viernes, 7 de julio de 2017

Información de preparacion al parto (1)

Ya estoy en la recta final! Ayer empecé las clases de preparación al parto. Ya hice hace dos años y más o menos me acuerdo pero quería refrescar sobre todo los ejercicios de pelota y las respiraciones del parto que son importantes.
También nos dió una lista para el hospital y así compruebo que hacen falta las mismas cosas y nos regalaron la típica canastilla de publicidad que os enseño en la foto.


Además mi matrona es maravillosa y siempre aprendes algo de ella. El anterior embarazo fue un poco complicado para mi. Grabé un vídeo en mi canal de youtube donde explico como me quedé de los trillizos y mis problemas de fertilidad+abortos,  y como tras mucho esfuerzo y espera me quedé del mi cuarto hijo. Y pasé mucho miedo de perderlo con además dos sagrados muy abundantes por causa de hematomas. Mi matrona siempre estuvo ahí super pendiente, llamándome por teléfono a ver como estoy, colándome citas con las gines para que me miraran y no tener que irme a urgencias,... pues eso una mujer entregada a su trabajo como no he visto ninguna. Que pena que no asista los partos .
En esta primera clase ha dado todo lo que me interesaba repasar que son las respiraciones para ayudar a nuestras contracciones y los ejercicios de pelota para ejercitar la pelvis, que quería empezarlos ya. Estas dos cosas me gustaría hablar de ellas en exclusiva en post individuales ya que son importantes y creo que muchas mujeres por lo que sea no pueden asistir a estas clases e igual les vienen bien.
También trabaja el aspecto psicológico de afrontar el parto. Casi todas las mujeres lo esperan con ilusion-miedo al dolor. Y nos habló mucho del dolor, de como no debemos temerlo, de como hacerlo nuestro aliado y acompañarlo. De como el dolor es bueno ya que nos avisa de lo que pasa en cada momento, de que dejemos todo para concentrarnos en nuestro trabajo de parto. Y si lo aceptamos y ayudamos no nos dolerá tanto. Si parir no doleria tendríamos los hijos andando por la calle o fregando los platos. También hay unas pocas mujeres que paren sin mucho dolor y no se enteran de que estan de parto hasta el final. Así que vivir el final del embarazo con miedo no es bueno porque incluso puede retrasar o alargar el parto. Ya que la adrenalina ataca la oxitocina. Si estamos en alerta y nos teníamos cuando llega el dolor a las contracciones les cuesta más hacer su trabajo. Bueno creo que me he enrollado mucho hoy. Escribiré más post sobre la preparación al parto, ya que ir informada a parir nos da poder, nos da control, nos da seguridad y nos ayuda a aceptarlo e incluso disfrutarlo como lo que es, el proceso para conocer a nuestro pequeño tesoro. ❤
0
jueves, 6 de julio de 2017

Verano sin viajes

Hoy los peques han ido a la piscina con papá.  Yo no he sacado el bono de temporada porque es para dos meses y uno seguro estoy de postparto y no puedo bañarme. Igual me saco una especie de bono de 10 entradas y así este mes voy algún día.
Aunque me gusta quedarme en casa sin hijos disfrutando del silencio, me da pena perderme estos momentos. Además hay días que mi marido no puede llevarlos por trabajo y bastante que los pobres este año no van a ningún sitio lejano de vacaciones por mi embarazo. Si podemos llevarlos todos los días a algún sitio mejor para que no tengan esa sensación de no haber tenido vacaciones.
Hoy me estaban preguntando si tenían que hacer maletas y yo  explicándoles que este año no podemos porque mamá va a tener un bebé.  Y es que el año pasado fuimos un mes a Marruecos y otro mes a Cantabria- la Rioja.  Y claro es lo que relacionan con las vacaciones.
Hace dos veranos nos pasó igual porque el peque de la casa nació a finales de julio.  A ver si dejo de tener bebés en vacaciones 

1
miércoles, 5 de julio de 2017

El bebé se hace hermano mayor

Baño, teta y Se duerme en brazos.  Y sólo pienso en como cambiarán o no las cosas con mi bebé cuando llegue el hermanito.  De momento disfrutarlo, no soy partidaria de ir quitándole sus cosas de bebé con antelación para que se vaya acostumbrando. Y espero darles el pecho a los dos a la vez.


2
miércoles, 29 de marzo de 2017

Novedades en mi canal de youtube

Hola! Aquí estoy escribiendo desde el móvil que me gusta bastante poco 😅.

Quería comentaros que he privatizado algunos vídeos de mi canal de youtube.  Concretamente los que salen los niños y los del embarazo porque creo que estaba exponiendo demasiado a mi familia ya que nunca sabemos quién hay al otro lado. La mayoría de los vídeos siguen públicos.

El caso es que el otro día estuve releyendo alguna entrada antigua y me encontré  un monton de cosas que no recordaba. Así que por eso no quiero dejar de escribir o grabar  sobre esta aventura de ser mamá.  Estos recuerdos valen oro y no quiero perderlos!

Un besito a todas!
Mi canal: www.youtube.com/c/trillizosmasdos

2
lunes, 23 de enero de 2017

Lo que piensan los niños

Sin dar motivos, pregúntale a tu hij@ estas preguntas y escribe exactamente lo que dicen. El resultado será gracioso

1.Qué es algo que yo siempre te digo?
Siéntate bien

2.Qué me hace feliz?
Que recojamos y nos porteros bien

3.Como de alta soy yo?
Muchoo

4.Cuál es mi color favorito?
Rosa

5.Qué es lo que más me gusta hacer?
Comer y recoger

6.Qué me hace sentir orgullosa de ti Que te demos besos

7.Cuál es mi comida favorita?
Verdura

8.Crees que podrías vivir sin mí?
No

9.Si pudiera ir a algún sitio, dónde iría ?
De vacaciones

10.Cuál es mi programa de televisión favorito?
Máster chef

11.Qué es lo que amo?
A baba

12.Qué hago cuando no estás?
Recoger

13.En qué soy buena?
Haciendo la comida

14.En que no soy buena?
En dibujar jirafas

15.Que te gusta hacer conmigo?
Ir al parque

Ahora copia, pega, cambia mis respuestas y mira lo que tu hijo (a) dice de tí  😍😍😍

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico