Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


6
viernes, 27 de septiembre de 2013

Cada uno tiene un talento natural



Es curioso como nacemos con una inclinacion hacía algo que nos gusta hacer. Es un poco dificil saber si naces con un talento y por lo tanto lo relacionado con ello te gusta porque te resulta fácil hacerlo o ese talento se trabaja a lo largo de la vida por un gusto que ha surgido por algo concreto. Bueno me está quedando esto muy abstracto lo voy a concretar.

En mi caso la costura, la creación de prendas, siempre siempre desde que tengo recuerdo de mi pasado me ha gustado y lo he hecho. Desde pequeñita hacía ropa a mis muñecas, tuve una maquina de coser de juguete y aquel aparato "diseña tu moda" o algo así para hacer diseños de modelitos. Además casualmente he tenido mucha facilidad para las matemáticas y el dibujo técnico por lo que el patronaje ha sido para mi una pasión en la que me he movido con mucha facilidad. Por mucho que mis padres quisieron que yo estudiara una carrera, una ingeniería, arquitectura,... si me gustaba y lo estudié pero al final volví a lo mio y ahora es como me gano la vida: cosiendo y creando, y me encanta. Creo que es importante también no luchar contra ello o intentar seguir otro camino porque a fulanito le va super bien o menganito gana mucha pasta o fulanita tiene un horario estupendo, porque al final pasamos muchas horas al día con esa actividad y lo importante es que nos guste nos llene y hagamos bien nuestro trabajo.

En el caso de mis niños mi Gordito ha tenido siempre una atracción increible por todo lo que tiene ruedas, las motos y los coches le apasionan.  Hace poco les dimos una caja de herramientas de juguetes y mi Gordito quedó prendado de ella, se puede pasar (iba a decir horas porque la expresión es así pero para un niño decir minutos es más adecuado, jajajaja) el tiempo ahí enroscando las tuercas, dando golpes con el martillo a algún tornillo con la talador, las llaves,... le encanta! Así que sospechamos que le gustaría la mecánica o algo que tenga que ver con esto.



Mi Flaquito es un intelectual. Le gusta leer, contar, pintar, todo lo que sea sentarse en una mesa a hacer cosas así de concentrarse le llaman especialmente, desde bien bebé le llamaba más quedarse metiendo piezas en un cubo mientras sus hermanos intentaban andar o desplazarse. Aunque tiene también últimamente una pequeña obsesión con las furgonetas, porque yo tengo una y mis tíos también y mi prima, bueno en un pueblo es más practico y todos tenemos y está todo el día preguntando por las furgonetas, que si esta verde de mama que si la otra blanca del tío donde está...






Mi niña es muy niña ella. No sabría decir algo que le guste especialmente salvo las cosas rosas, las muñecas, los vestidos de princesa, los zapatos,...jajajaja va cogiendo todo lo que encuentra y se lo va poniendo encima, se cambia los zapatos y zapatillas todo el tiempo y se pone uno de cada porque así si le gustan dos lleva los dos, es muy típico pero es que es lo que le apasiona. Es mandona también, es la que dirige el grupo, así que parece que va a ser jefa, jajaja.



Me gustaría observarles según vayan creciendo e intentar estimular y potenciar sus talentos y sus gustos porque creo que los mejores profesionales de cada campo son los que tienen verdadera vocación por su trabajo.





8
jueves, 26 de septiembre de 2013

La marea verde


Hoy os vengo a compartir un articulo que ha escrito nuestra amiga Laura donde explica cómo quieren en las islas baleares cambiar el sistema educativo que hay tenido hasta hora con el tema de los idiomas. Podéis leerlo y compartirlo para difundirlo aquí: deazulaverde.wordpress.com

Yo estudié en euskera, alguna vez lo he comentado y no afectó para nada a mi nivel académico hasta el punto de que con la selectividad subí mi nota media a un 8 y pico, no recuerdo cuanto. En lo que si me ha afectado un poco es en mis faltas de ortografía al escribir en castellano, jeje, pero eso debe ser algún problema mio particular que no hay forma de que me entre porque muchísima gente que estudia en otros idiomas luego escribe perfectamente en castellano. El caso es que apoyo esta causa principalmente por mi querida Laura que tanto me ha ayudado siempre, y porque no me parece justo que vayan en contra de lo que quieren los padres para sus hijos. Porque es una prueba mas de que van haciendo lo que les da la gana en todos los ámbitos en este país, no me meto en política ni cosas de esas nunca la verdad porque espero poder emigrar de aquí algún día y salir "huyendo" de todo esto que se está montando, porque prefiero ni ver las noticias porque me deprimen y me causan frustración y rabia. Porque al final somos marionetas a las que exprimir y sacar hasta la sangre si se puede para pagar los cochazos y caprichos de cuatro políticos...en fin que me callo ya que me sale la vena reivindicativa. El caso es que yo cada vez tengo más claro que no pienso llevar a mi niños al cole ni ahora ni nunca en este país, que Dios me lo facilite, porque pasan totalmente de la educación que quieren los padres para sus hijos. Casualmente hoy mismo en el facebook he leído de una madre indignada que ha ido a quejarse al colegio de su hija, porque le habían mandado un libro para leer que tenía varios pasajes absolutamente pornográficos, y no sólo no le han hecho ni caso, sino que han suspendido a la niña el examen sobre el libro que no se leyó y que le obligaron a hacer.
13
domingo, 22 de septiembre de 2013

Un miembro nuevo de la familia







Pues si, tenemos gato. La cosa fue sin querer, más bien nos ha elegido él a nosotros. Empezó merodeando nuestra puerta y un día que nos sobraron dos pescaditos fritos se los dimos, no se dejaba tocar ni nada, pero al día siguiente volvió ya maullando a ver si caía algo. Como le volvimos a dar de comer fue viniendo cada día hasta que ya se dejaba tocar y entraba en casa a comer. Compramos pienso porque no siempre teníamos sobras de su gusto.

Un día cuando le abrí la puerta para que se fuera por la noche ya no quería irse, así que le pusimos un poco de tierra de la calle en un recipiente para que haría sus cosas y se quedó. Ya le compramos piedras porque eso de la tierra me ponía todo perdido.

No es un gato muy cariñoso porque se ha criado en la calle, es más bien independiente, igual se te tumba encima en el sofá pero si le acaricias te muerde, no fuerte, pero para marcar que le dejes en paz, jajaja, tiene su carácter. A los niños les encanta y le vuelven loco, claro. Al principio le tenían como miedo, como se ve en la foto no se acercaban mucho. Pero ahora ya le hacen de todo y el gato que tiene paciencia infinita aguanta sin arañarles ni nada, yo alucino porque a mi por menos ya me ha arañado, jajaja, debe saber que son cachorros. Su estrategia es dormir el tiempo que andan los niños por aquí y sale cuando les acuesto o se van a la calle. El gato se llama Mismis, nombre que le han puesto los niños. Y cuando lo ven aparecer corren como locos detrás gritando su nombre y claro el gato huye y se esconde donde puede, jajajaja.

Así que como dice el refrán...por si fuéramos pocos, parió la abuela...

3
miércoles, 11 de septiembre de 2013

Vuelta a los purés

Estoy un poco preocupada, bueno es una tonteria en realidad, jajaja. Resulta que mis niños comen muy bien, gracias a Dios. Quizá no comen la cantidad estandar, yo sé que comen poco, pero comen de todo, tranquilos y solos. El caso es que desde que vivimos aqui, se los lleva mi tía a comer a su casa. Yo creo que ella piensa que los niños comen poco y lo hace por eso. Ella lo que hace es hacerles puré y les hace también puré de postre con frutas galletas y quesitos. Además les da de comer ella cucharada a cucharada. Yo no estoy deacuerdo con eso y no sé como decirselo porque sé que lo hace por ayudar y porque piensa que es mejor así para los niños.

Desde que me leí el libro "Mi niño no me come" de Carlos Gonzalez, yo llevo otro estilo de darles de comer y me ha funcionado bien, todo el mundo me dice lo bien que comen mis hijos, en el sentido que todo les gusta, todo lo prueban, comen solos, untan la salsa con pan, etc etc. Y yo creo que el secreto ha sido dejarles comer sólos desde bien pequeños y no forzarles cuando no quieren más.

El resultado de esta semana comiendo purés y de forzarles a comer más de lo que quieren lo vi ayer por la noche en la cena. Mi niña no probó bocao y eso que lo que había para cenar era de lo que le gustaba. Estaba ahí senatada mirando el plato y mirandome a mi, sin embargo si le daba yo a la boca si se lo comía. Mi Flaquito también estuvo remolón. Nunca me había pasado con estos niños algo así, y creo que es porque se están acostumbrando a la comida que les dan a medio día y cómo se la dan. Para mi son muy mayores para purés y para darles de comer a la boca, ya sé que comen menos cuando comen solos y que manchan más, pero creo que es necesario que coman solos y no creo que mis hijos estuvieran malnutridos cuando comían conmigo porque aunque son delgaditos, son niños sanos, activos y fuertes. 

Mi tía me está ayudando mucho, se lleva a los niños al parque cada día o ella o mis primas, les da de comer y lo hace todo con muy buena intención y por ayudarme un poco y quitarme carga y me da cosa decirle algo sobre esto, no sé como hacerlo...
4
sábado, 7 de septiembre de 2013

Vivir en un pueblo pequeño


Bueno poco a poco vamos despejando de cajas el pasillo y las habitaciones. La cocina ya está funcionando y cocinando, jeje. Compramos una nevera nueva porque la que estaba no funcionaba y la nueva es preciosa y grande. Me faltan algunas cosillas, como el inodoro que no tiene tapa y cosas así pero bueno poco a poco. Es que cuando llegué el primer día y la casa como una cueva por la cajas y la nevera no funcionaba, ni el agua caliente del baño de abajo, lo del baño de arriba, renunciar al lavavajillas ahora que me había acostumbrado a él porque no me cabe en la minicocina...bueno que me dio medio depre.



 Encima aquí para comprar el pan tienes que estar atenta al repartidor que viene con una furgoneta y pita en la puerta y como no tiene hora fija tienes que estar atenta entre las 8:30 y las 10h, el primer día m epilló desprevenida y como no funciona la manilla de la puerta de la calle por dentro (aquí parece que no funciona nada) sólo puedo abrir con la llave y no la encontraba, corriendo para arriba a mirar al bolsillo de mi marido, encontrada, corriendo para abajo, ¡uy el dinero! corriendo a mi bolso, bueno que para cuando salí ni panadero ni nada.
Ahora ya le he pillado el truco y lo tengo todo preparado para cuando le oigo llegar, jajaja.

Pero todo no va a ser malo, hay cosas muy buenas en esta casa:

- el silencio. Me encanta el silencio, ya os comenté una vez que soy medio ermitaña. No tengo vecinos pared con pared y me da una libertad enorme poder hacer ruido cuando quiera, y poder estar tranquila que no hay perros ni nada que me despierte a los niños cuando duermen. Me encanta tomarme mis 5 minutos de descanso sentada en un sofá que hemos puesto en la terraza a ver el paisaje, escuchar los pájaros, ...es como vivir de vacaciones!

- la terraza. Como podéis ver tengo una terraza enorme, es como 3 veces lo que se ve ahí de grande, la mitad cubierta por tejado donde hemos puesto un sofá una mesa y unos bancos. Me encanta la terraza y la estoy disfrutando mucho más de lo que he disfrutado el jardín en la otra casa. Porque la tengo como más a mano para salir, y porque no me ven los vecinos, en aquellos chalets del fondo no vive nadie, sólo vienen de veraneo en agosto y algún fin de semana y así de normal están vacíos.

- un armario empotrado de 4 cuerpos. Puf que maravilla el armario de mi cuarto, me ha entrado toda nuestra ropa y la ropa de otras temporadas y hasta me han sobrado baldas para organizar, ropa de cama, mantas, toallas y hasta papeles y cosas que todavía no tienen sitio! Me encanta mi armario! No he sacado foto pero le sacaré! porque quiero hacer una entrada sobre como me he organizado la ropa que con una buena organización de armario con mucha menos ropa te apañas muy bien, porque tenia cosas que como no veía no me ponía y la ropa de los niños igual. Ahora han aparecido un montón de pantalones cortos que no les he puesto en todo el verano porque no los veía en el armario de antes.

- el clima. Aquí es mucho más soleado y hace menos frío que donde vivía antes. Para estas fechas en Vitoria ya estaríamos con bastante frío por las noches y cambiando la ropa de verano por la de invierno y aquí seguimos en manga corta. Y los niños han descubierto lo que es al arco iris!






- naturaleza. No hay trafico, rodeados de verde, con un bosque de choperas debajo del pueblo con un rio que tengo pediente de ir a pasear con los niños cuando me ponga al día, aire limpio y vistas agradables, que más se puede pedir. Además los niños están viendo animales en directo que sólo veían en los dibujos o en los libros, como conejos, gallinas y cabras.

Así que bueno me voy adaptando, los niños se van a comer a casa de mi tía muchos días, andan de paseo todo el día con mis primas o mi marido por el pueblo así que ellos están disfrutando mucho. Ya he empezado a coser a ver si os cuento novedades de esto también que he montado un mercadillo de segunda mano y todo. Que me alargo mucho ya os iré contando, un besito a todas!!!

5
martes, 3 de septiembre de 2013

¿Sabrán que soy su mamá y lo que significa?






Bueno primero la foto prometida, las vistas desde mi terraza. La terraza es lo mejor de la casa y el trastero! que es enorme, jajaja.

Por lo demás, los niños ya no preguntan por irnos, se han dado cuenta que van apareciendo sus cosas y que nos quedamos. Se lo pasan muy bien con mis primas que están todo el día con ellos, se saben sus nombres y cuando se van preguntan por ellas, mi Flaquito que no para de hablar me dice "mama, viene Tania" y le digo, que no que se ha ido a su casa a dormir, y el me repite que viene, jajaja, le ha gustado especialmente mi prima Tania.

Ahora tengo una sensación extraña, no se explicarlo, como que les echo de menos, me siento mal, como si los tuviera como abandonados, no se, como he estado desde que nacieron con ellos siempre, nunca los he dejado con nadie para ir a hacer recados o trabajar, o comprar, siempre conmigo. Pues ahora que de repente sólo los veo para comer y para cenar y acostarlos me siento fatal. Me da como la sensación que no se van a acordar que soy su madre, sobre todo si me toca reñirles porque se pelean o algo como que no quiero ser la mala encima que les veo poco. Uf que duro! No quiero ni imaginar como deben sentirse las madres que deben separarse de sus hijos así como estoy yo ahora pero cada día por el trabajo. Yo por lo menos sé que es temporal, la mudanza será una semana y ya está luego si que saldrán a jugar con mis primas pero será más de vez en cuando y será más un desahogo para mi que un desarraigo como me está resultando ahora. Además a ellos les veo super bien, me dan un abracito cuando llegan pero ya está, no les veo que me echen de menos ni nada. Que por un lado me alegro porque se que si ellos se lo pasan bien es menos traumático el cambio, pero por otro tengo esa sensación rara de dudas de si mis hijos me echan de menos o se dan cuenta que soy su mamá.

7
lunes, 2 de septiembre de 2013

En la nueva casa

Entrada rápidita, sin foto ni nada, a ver si os pongo mañana una de las vistas que es lo mejor, que no encuentro el cable de la cámara, van a pareciendo las cosas poco a poco.

Llevamos dos días de locos, como es normal en toda mudanza. Los niños muy bien, la verdad, gracias a mi tía y a mis primas que los llevan de paseo todo el día y ayer a las piscinas, se lo pasaron pipa. Mientras yo limpiaba en esta casa y en la otra. Me siento un poco mal, me perdí su primer día de piscina y no tengo ni una foto, me contaron que se lo pasaron super bien, que se bañaron, jugaron en la hierba corrían por todos lados, son los peques del pueblo, jeje así que tienen a todo el mundo pendiente dándoles magdalenas y galletas, me los tienen mimados! jajaja.

Lo que me da penita es que me suelen pedir volver a casa, sobre todo mi Flaquito que es el más espabilado de los tres y se entera de todo, me dice "mama, vamos a casa? vamos furgoneta verde?" pobre le intento explicar que ahora esta es nuestra casa y no le entra, supongo que será cuestión de unos días. Bueno mañana os cuento otro poco que viene mi tía en un rato y nos ponemos a trabajar, un besito!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico