Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


18
viernes, 11 de mayo de 2012

Nuevas habilidades, nuevos peligros


Ya os comenté que mis niños y suben y bajan las escaleras solitos. Pues mi gordito ahora quiere hacerlo de pies. Él solito va apoyándose en la pared y va subiendo como un hombrecito, claro esto me da bastante miedo porque se le ve muy inestable, pero no quiere que le ayude así que voy por detrás de él pegadita. La escalera la sigo teniendo cerrada, es decir sólo tienen acceso cuando yo les acompaño porque me da bastante miedo la verdad.

Otra habilidad con la que están ahora es subirse y bajarse de las sillas. Cuando llamo a comer vienen corriendo y mi gordito y mi niña se suben a su silla, mi flaquito todavía no puede. A mi niña le encanta sentarse a comer, cualquier cosa. Si les doy una galleta a media mañana mientras yo desayuno ella se sube galleta en mano a comérsela sentadita a mi lado. Eso si no sabe bajarse, el único que se baja sólo de la silla es mi gordito que siempre es pionero en estas cosas. El peligro con las sillas es que se han caído varias veces de la silla, sobre todo peleándose entre ellos. También que ahora tengo que andar muy al loro de lo que dejo encima de la mesa, como me deje un vaso o un cuchillo parece que tiene un imán y en cuanto me despisto se suben a la silla a cogerlo. Va a llegar un momento que no sé donde voy a poner las cosas, ya tengo siempre vacía la mesa del salón, ahora la de la cocina, y según van cogiendo altura y habilidades tengo que subir un peldaño más las cosas. Por ejemplo los mandos de la tele están encima de la tele, que allí como que no sirven para nada, jajaja. Pero como ya se suben al sofá o donde sea los cogen y los chuperretean dejándolos fuera de servicio hasta que se secan por dentro.

Otro gran peligro que me tiene frita son las puertas. Les ha dado por cerrar las puertas, por abrirlas, y lo peor que mi gordito hace una semana ha aprendido a esconderse. Me hace mucha gracia porque con lo canijo que es se va corriendo y se esconde, normalmente detrás de la puerta porque te vigila por la ranura. Sobre todo cuando les estoy acostando, el desaparece mientras arropo a sus hermanos y se esconde detrás de alguna puerta. El peligro es que mete los dedillos por la ranura y me da mucho miedo que algún día otro la cierre y se los pille. Ando poniendo medias pinzas para sujetar las puertas pero a veces se me olvida. Y con la puerta de la terraza que es más grande y no toca el suelo no sé que hacer. Me paso el día repitiendo "no toques la puerta!" como un disco rayado.

Parece que ya se les ha pasado lo de subirse encima de la mesa del salón, que se ponían de pies y todo. Ahora van probando a subirse a todo lo que se encuentran por su camino. Y si luego no pueden bajar, lloran, claro, pero cuando le bajas se vuelven a subir...Por ejemplo se suben en la cocinita y se tumban y todo. Intentan subirse al mueble de la sala pero no hay espacio suficiente de apoyo, menos mal. Se ponen de pie sobre las hamaquitas, se suben en mis cajas llenas de telas de mi rincón de coser, a veces consiguen abrirlas y desparramar su contenido, a veces se les cae encima una caja o se la tiran a uno de sus hermanos. Se suben y se bajan de las cunas que como os dije ahora las tengo abiertas pero como su cuarto está lleno de colchones por el suelo se lo pasan pipa y no tienen peligro, se persiguen, se ríen, se pegan...

En fin que estoy en una etapa de chinchones y rasguños que a veces ni me entero cuando se los han hecho, a veces ni se enteran ellos cuando están de cachondeo. Que mientras no pase de eso estoy contenta, que ya tuvimos un sustito de un punto en la frente de mi gordito. Y lo que me temo que esto no ha hecho nada más que empezar...

18 comentarios:

  1. Bueno, sabes que es una etapa y como todo lo que se sabe que tiene fin, se lleva mucho mejor! Es una etapa preciosa en la que ellos están descubriendo un montón de cosas, pero claro, para nosotras es una etapa donde hay que jugar con dejarles hacer pero acompañando a corta distancia...¡y eso a veces es agotador! ¡Y tú con tres mucho más!! Seguro que estos meses no te aburres nada de nada! Un besico.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me parto con ellos, ¡son unos todoterreno!

    ResponderEliminar
  3. Suena agotador pero...¡¡qué bien que estén así Cintia!! Explosión sensoriomotora en todo su apogeo!! Para las puertas hay muchísimos cachivaches de seguridad. Paciencia...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cintia no te queda nada. Que quieres que te diga, medicamentos fuera de su alcance, si es posible bajo llave mejor; productos de limpieza fuera de su alcance y también si es posible bajo llave; tijeras, agujas y material de costura, fuera de su alcance en un sitio alto por ejemplo y sobre todo en la cocina cuchillos y cosas muy cortantes, en las partes altas de los muebles y ha acostumbrarse a no encontralos en el sitio habitual. Me dirás que los peques tiene que aprender a usarlo, evidentemente, los cuchillos esos de punta redonda y con filo "no cortante" se los dejaba en el sitio normal donde siempre han estado.

    Sillas, mesas y camas, lo más peligroso es que estén cerca de una ventana y sobre todo ahora en verano que solemos airear la casa.

    Las visagras de las puertas es muy jodido. Los mios se han pillado alguna vez un dedo. En la escoleta que va el peque tienen puesto lo que aparece en esta foto y me dijeron que lo habían comprado por internet, no se si en esta web http://www.segurbaby.com/p481/seguridad-ninos-hogar/seguridad-en-puertas/antipilladedos-angulo-interior.html
    Es adhesivo y dicen que les va muy bien.

    Lo de chichones y rasguños les va a durar una época, recurre a tú tercer ojo, tus cuatro orejas, tú intuición de madre y la velocidad de las superheroinas al menos para evitar las más gordas.

    Toma medidas con el fuego de la cocina, velas si hubiera (no me refiero a las velitas romanticas, me refiero a las que se encienden en caso de apagon, con una de esas el mayor casi nos incendia la alfombra)

    En ikea tiene material para cubrir los interruptores. También hay para cerrar cajones, puertas de muebles y proteger esquinas de mesas (yo sólo he usado el de interruptores, de los otros no puedo valorarlos)

    Cuidado con las estanterias, sobre todo si no están ancladas a la pared y les da por subirse como si fueran la escalera del tobogan del parque.

    Cuidado que no se metan en la nevera, en el horno o lo toquen cuando está caliente, en la lavadora o en un rincón donde no puedan salir, que no pongan la cabeza entre barrotes de balcón, que no se cuelguen de las cortinas no se les caiga la barra encima, cuidado con las cuerdas sobre todo si cuelgan y les da por atarse, si llevan bufanas (bufandas de verano?) que no se tiren de ellas unos a otros...

    .... estoy pensando que equivoqué mi profesión, tendría que haber sido técnico de agencia de seguros del hogar.

    Suerte con los peques, algunos golpecillos ensañan a no volver a poner el dedito (aunque siempre puede salir un peque masoca o científico empírico) y ahora sobre todo pide ayuda si es necesario y descansa cuando puedas, no es cuestión de dormirse por agotamiento y que te hagan una de gorda.

    Pon en la bañera/ducha los "patitos antideslizantes adhesivos" y alfombras antideslizantes para cuando sales de allí.

    De los mandos no se me ocurre nada que comentarte. Los mios les gustaba jugar con ellos, cambiar de canal, pero al menos no se los comieron.

    ResponderEliminar
  5. jejeje qué locura.
    Laura te ha dado muy buenos consejos.
    Es importante para ellos poder hacer todas estas cosas, aunque ya imagino que con tres no darás a basto.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  6. Madre mía Lauraaaa, socorroooo lo que me espera...Yo me pongo a pensar y recuerdo algunas gordas que le hicimos a mi madre.

    Pues medicamentos los tengo en un armario alto, productos de limpieza ya casi no uso más que bicarbonato y vinagre y eso no es muy tóxico, vamos se puede hasta comer y como el sabor no es bueno no creo que se metan una botella de vinagre, jejeje. Lo de los cuchillo tengo que hacerlo, los tengo en el segundo cajón y aunque todavía no llegan lo harán pronto. de ventanas no tengo problemas porque vivo en un bajo, las de la palnta de arriba tiene como un volante muy grande que si se tiraran por la ventana caerían ahi, y que tampoco tengo nada cerca, que es algo que no me preocupa.

    Lo de la puerta eso lo tengo que mirar porque ya me lo huelo que puede pasar cualquier día...lo del enlace no lo entiendo muy bien, pero ya voy a investigar. El fuego de la cocina es vitro y no llegan pero el horno ya me han encendido una vez y les apasiona intentar tocarlo cuando está encendido sólo porque no les dejo. Tampoco quema quema por fuera pero quiero que se acostumbren a no hacercarse por si un día lo abren o algo.

    Un día fuí al baño, y oigo a mi gordito llorar con llanto de que ha pasado algo y salgo corriendo y me lo encuentro que se ha metido por los barrotes de la silla de la cocina y estaba colgando por la cintura... no se hizo nada aparente pero y si es la cabeza? si esque ya no puedo ni mear!!

    La cortina ya me la tiraron cuando tenían meses que mis cortinones largos hasta el suelo pasaron a mejor vida, los corté a la altura dela ventana y les puse un gusanillo, vamos que están hoorribles...

    Deben de tener algo de masoquistas porque se han pillado los dedos con lso cajones de la cocina infinidad de veces y ahi siguen abriendo y cerrando...eso si cada vez se pillan menos, jajaja.

    Eso si soy incapaz de dormir si están despiertos, ni cuando está su padre con ellos si les oigo no puedo dormir, no sé porqué. Últimamente estoy bastante agotada, me estoy echando una siesta diaria al medio día, si no no aguanto la tarde.

    EN la bañera tengo ranas y conchas, jeje, que ya tuve unos resvalones y fuí corriendo a comprarlos.

    Da gusto contar con una técnico de una agencia de seguros del hogar! jajaja.

    ResponderEliminar
  7. Mientras tengas cuidado con las cosas verdaderamente peligrosas, por lo demás no te preocupes. Todos nos hemos llevado nuestros buenos golpes de pequeños y aquí estamos... Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Tengo la solución para los mandos!!! Plastificalos con el film de cocina y lo aseguras con fiso tranparente, además de protegerlos del polvo, les proteges a ellos de que les pase algo o se puedan tragar un botón. Y como es una novedad, igual tardan en encontrarle el truco a quitarle el fiso.

    Con lo de la cocina... pues mi madre se partió la lengua diciendole a mi hermana que no se acercara a la vitro, hasta que un día para que no se escapara la subió a la encimera y ella puso la mano en la vitro recien apagada.. no se quemó, pero no volvió a tocarla.
    Te mando altas dosis de paciencia y clara de huevo que va bien para las quemaduras... Besitos nena.

    ResponderEliminar
  9. Los míos también son unos kamikazes. Se suben a cualquier superficie, meten los dedos en todos los sitios, es una pelea constante con el no en la boca.

    Alejo se cayó el otro día, no sé cómo porque no lo vimos, y le salió un chichón impresionante, pero no se acobarda, sigue trepando a todos los sitios, son como monitos, en que te descuidas, zas! ya están subidos o intentando subir, coger algo que no deben... Qué stress!

    Bienvenida al club! No te puedo dar solución porque aún sigo buscándola yo.

    ResponderEliminar
  10. Antoniaaaa que ya puedo comentar!!! Me tiemblan las piernas pero ya no del medicamento, sino de leerte e imaginar la batalla que tendrás cada día con tus tres fieras jajajaja. Además es que cuando más se dice que no a algo más curioso se les hace, ains, paciencia, es solo una etapa!!.

    ResponderEliminar
  11. Te entiendo perfectamente... los míos con 16 meses hace tiempo que aprendieron a esconderse y lo hacen en los sitios más inverosímiles que puedas imaginarte... se suben y saltan en el sofá con el consiguiente miedo a que se escalabren... y suben las escaleras ellos solos... la verdad es que a nivel motor son precoces y muy hábiles y eso me preocupa bastante porque se atreven con cosas que me da pánico solo pensarlas...

    ResponderEliminar
  12. Aaiix que miedooo me da que comience el mio, pero los buenos ratos que se pasan tus trillis que jaja. Ya te han dado muy buenos consejos que yo también aplicaré cuando llegue a casa, insha allah. Besitos!

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué peligro!
    No te preocupes, es lo normal en los niños, lo raro sería que no hicieran esas cosas jajaja con tener cuidado y vigilarlos está bien, lo más peligroso desde mi punto de vista es la escalera, pero si la tienes cerrada no creo que pase nada.
    Mi hermana era así, se hizo una cantidad de chichones increíble, pero no le quedaron secuelas ni nada (aunque a veces lo dudo jajajajajaja).
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  14. Ay madre que miedo me has dado con eso de ls puertas, lleva mil ojos !!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Cintia, te he enviado un correo explicandote un poco como se colocan esas bandas y como funcionan. Bueno, como es domingo y hay tiempo voy a ponerte un poco de mal humor.
    Lo de los cuchillos, te vas ha reir, pero yo empezé a colocarlos en otro lado cuando aún estaba embarazada, así los mayores nos habíamos acostumbrado y ellos no les llamaba mucho la atención porque tenían los suyos. Aun así me he dado algún que otro susto porque con las sillas llegaban al fondo de la encimera y algun cuchillo que se ha dejado allí unos segundos y luego se ha podido olvidar, te vienen para llevartelo, con la manitas delante cogiendolo por el mango y no se porque siempre lo hacen con el filo apuntando hacia ellos. A mí me pasó con uno normal cuando el peque hacia unos meses que sabía cominar, a una amiga mia le pasó con un pedazó cebollero de eso más grande que el niño y ese sí que hacía poquito que había empezado a caminar. Si te pasa eso, no grites, no te pongas nerviosa, ve tranquilamente hasta el peque y pideselo si no quiere dartelo o dile dame esto que necesitarás las manitas para coger el yogurt líquido o lo que más le guste en este mundo. En un caso así, el chantaje no sólo es recomendable, es necesario conseguir que lo suelte sin asustarse y te la facilite, ya que sólo basta que se lo pidas y te diga que no y forcejee. Cuando se tome el yogurt ya podrás desmayarte en el butacón.

    ResponderEliminar
  16. La cuerda de las cortinas también te lo comento porque me he encontrado en ocasiones al peque que jugaba a enrollarselas al cuello y tirar. Durante la época que le dio por eso, las cuerdas de las cortinas estabán todas recogidas a lo alto con pinzas de tender ropa. Una chica que tiene una merceria cerca de mi trabajo, le pasó una cosa por el estilo con uno de sus hijos de 12 años, el problema fue que no le pudieron quitar la cuerda que se había puesto en el cuello cuando ya estaba colgando del árbol al que se había subido y resbalado, estaban delante su hermano mayor y su gemelo, y sus padres y algunos familiares más ya que estaban de fiesta en el campo, hace dos años que murió y es tal vez uno de los tres pésames más horribles que he tenido que dar a unos padres. Así que cuidadin con las cuerdas o con las bufandas largas que puedan engancharse a algún sitio.

    Los objetos pequeños, monedas, pendientes, juguetitos, ceras, cuidado con lo de meterlas en la boca o en la nariz, incluso en las orejas. Además de poder asfixiarles luego tal vez se necesite una cirujia para sacar ciertas cosas de ciertos sitios. Otra amiga mia que tiene mellizas le había desaparecido un pendiente. Los medicos se lo devolvieron cuando se lo sacaron del pulmón de la pequeña con dos añitos, se lo había tragado y en lugar de bajarle al estómago se la fue hacia los pulmones y la niña no podía respirar y no sabian porque.
    Y finalmente, para acabar de ponerte de mal humor, lo de las ventanas lo decía porque mi mayor estaba obsesionado con abrir las ventanas y saltar por ellas, si no llegaba cogia una silla y la acarcaba, eso con tres añitos. Un dia estaba en la cocina y oí una silla que la arrastraba en la habitación de al lado, como puedes imaginar fui a ver que pasaba y me encontré con eso La persiana tenía un gancho para que se aireara sin dar portazos y estaba puesto, fue lo que le salvó ya que la había abierto, estaba sobre la repisa de la ventana y apoyado en ella y no se había acabado de abrir por el gancho. En unas cuantas horas todas las ventanas tenían ganchos y cerrojos extras y esa en concreto que era la peor un candado para abirla y la llave en mi llavero. En la casa donde estoy ahora que es un cuarto, todas las ventanas tienen cerrojo interior con llave, por si acaso.

    Entiendes ahora porque te digo lo de descansar, te dejan tan agotados que te puedes dormir sin darte cuenta si estás muy agotada.

    Nota, no todos los niños son unos kamikaces, es que a mí me tocó un hiperactivo que además no tenía noción del peligro, y eso tampoco suele ser lo normal. Con el peque le puedo dar algún momento de descanso al tercer ojo, ahora que tú con tres, yo le pondría un buen colirio a tú tercer ojo, que trabajo extra va ha tener. Cuidate para poder cuidarlos.

    ResponderEliminar
  17. Uf madre mia cuantas cosas!! Lo de la cuerda me pasó con un perro cuando era pequeña y tengo un trauma que "paqué". Lo até dentro de un cobertizo sin puerta a una punta de la pared porque llovía y no quería que saldría fuera a mojarse. Cuando me levanté por la mañana y me asomé a la ventana del baño la imagen de aquel perro colgado de una montaña de tablas me dejó petrificada. No recuerdo que edad tenía ni si confesé el crimen...

    Lo bueno que tiene mi casa es que es muy de espacios abiertos. En la planta baja tengo todo en uno, es decir cocina-salón, es diáfano y les veo desde cualquier sitio. Vamos que siempre estoy con ellos en la misma habitación, excepto cuando estoy en el cuarto de coser y se escapan a su cuarto que está enfrente, porque allí no hay nada más que las cunas y unos colchones, vamos que está todo acolchado. Y tampoco tengo cuerdas en las cortinas, mis cortinas son rudimentarias, que me las he cosido yo a lo "necesito que no me vean pero que no me lleve mucho tiempo".

    El carácter kamicace, pues cada uno diferente. La más camicace es mi niña que no para quieta y no le da miedo nada, luego mi gordito. Mi flaquito es bastante precavido y miedoso y eso que tiene a su favor, aunque en su contra tiene que es un poco debilucho y flojeras y se cae el solo todo el tiempo. Como que le cuesta más afianzar una nueva habilidad y hasta que la domina pues se cae mucho.

    ResponderEliminar
  18. Qué fuerte lo del perrito :(

    Yo estoy llegando a esta misma etapa, por ahora lo de las puertas es mi tortura diaria.. tanto así que una de las puertas de su ropero ya la sacó de uno de los lados... si por ella fuera se pasa el día abriendo y cerrando puertas.. y la suerte que tiene! aun no se ha hecho daño.

    Mi peor terror son las ventanas, estaba por hacer un post sobre eso, es que está obsesionada con las ventanas, y tengo miedo de abrirlas.

    Qué gracioso tu gordito escondido detrás de la puerta jajajaja.. Y tu niña contenta de estar sentada en la mesa, Mími llora cuando está jugando y la interrumpimos para sentarse a comer..

    No sé.. tenemos que tenerles el ojo encima siempre en esta etapa, ir estudiando los peligros de la casa y tratar de hacerla lo más segura posible :/

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico