Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


14
domingo, 1 de enero de 2012

Niños superdotados??


No se exactamente que es esto de niños superdotados. O si esta superdotación se pierde con la edad, o si lo dice un numero de coeficiente intelectual o lo dice el caracter del niño o que se le den bien las matemáticas o la química o que sepa hablar 5 idiomas...

A mi siempre me han dicho de pequeña que era superdotada, y claro yo me lo creí. Siempre he sido una niña muy espabilada para mi edad, y por lo que dicen muy inteligente. Se me daban bien las matemáticas, hasta el punto de llegar a aburrirme en clase por ser demasiado fácil. Era una niña un poco antisocial e introvertida, independiente y autodidacta. Jugaba al ajedred a nivel de jugar campeonatos contra adultos ( y no veas como intentaban los hombres de 40 años negociar unas tablas para no quedar en ridiculo porque le gane una niña). Llegaron a suspenderme en dibujo técnico a pesar de sacar un diez en los exámenes por no acudir a clase en el instituto...y así infinidad de anecdotas que apoyaban esa "teoria" de mi madre de que yo era superdotada. Sin embargo yo a dia de hoy pienso que no era así, que ese concepto de niño-superdotado es un invento para hacer destacar a los niños que se les dan bien las materias que interesan para la industria y la economía en general. ¿Porque a un niño que se le da super bien hacer muñecos de plastilina, por ejemplo, no se le llama superdotado?

 En mi opinión cada persona tiene unas habilidades que hay que explotar, todo el mundo tiene algo que se le da bien y algo que se le da fatal. A mi se me dan bien las cosas lógicas pero soy lo peor con los idiomas por ejemplo (como podeis ver con mi ortografía), lo que era de memorizar porque sí,  no me entraba, y yo admiraba a esa gente que era capaz de memorizar y tirarse horas y dias memorizando un examen de historia por ejemplo, yo no tenía paciencia para eso! Lo leía un par de veces, buscandole mi querida lógica y lo contaba a mi modo y con mis palabras, y esto depende del profesor valía igual o no valía nada. Por lo tanto ¿como es posible que si era superdotada no puediera aprobar lenguaje de 8º de EGB hasta septiembre por mis faltas de octografía? Igual era superdotada en algunas cosas e infradotada en otras...vamos como todo el mundo.

Con todo este rollo lo que quiero decir que me parece muy importante estimular a los niños en sus habilidades. Yo me he quedado con la pena de no haber explotado lo que se me daba bien, me he quedado con la sensación de que nunca tube retos de verdad en el campo de las matemáticas ni me encontré con algo que me resultara dificil, que podía haber sacado más partido de ello, porque además me gustaba. Que no tienen que estar todos los niños estudiando lo mismo cuando sus capacidades son diferentes, porque asi no les sacamos realmente el jugo que pueden dar.

Y por esto me gusta tanto el homeschooling. Porque puedes adaptar a las necesidades de cada niño su aprendizaje y si pide más de alguna materia puedes dárselo sin limitarle y al contrario lo mismo, si algo le resulta dificil puedes dárselo a un ritmo más lento para que lo entienda bien. Porque no hay niños superdotados o niños tontos o torpes, simplemente hay niños que se les da bien unas cosas que coinciden con lo establecido y  niños que se les da bien otras cosas que nadie decide explotar o estimular porque carecen de importancia para los que inventaron el sistema educativo hace nosecuantoscientos de años(una exageración porque no tengo ni idea de cuando fué eso, pero hace mucho seguro).

Por esto quiero observar a mis hijos y ver por donde despuntan, cuales son sus habilidades para estimularlas para que cada uno se sienta especial e inteligente haciendo lo que se les da bien, que se sientan motivados aprendiendo, que encuentren su método y su técnica propios de estudio y que nadie les limite y corte sus posibilidades. Si Dios quiere por lo menos lo intentaré, porque imagino que se será tarea nada fácil con tres bichillos a la vez.

Hay otra teoria, que es que lo que se te da bien dejarlo por tu cuenta porque como ya lo haces sólo para que estimular eso. Y dar más importancia y apoyo a lo que se da mal para llegar a un equilibrio y que todos lleguemos al mismo nivel y conocimiento. Es decir por ejemplo: tu niño es una máquina en el inglés, lo entiende muy bien y habla bastante, le gusta y suele ver dibujos en casa en inglés y en clase están todavía con el vervo "to be" y se aburre porque ya lo tiene todo eso superado y saca dieces sin estudiar siquiera. Sin embargo no le entran las mates, no le gusta y no se le da bien. Tenemos pensado mandarle a unas clases de apoyo por la tarde, sólo podemos elegir una materia por dinero y por tiempo, pero de que? ¿de matemáticas o de inglés?  Claro las clases de matemáticas le ayudarían con el curso y a igualarse a sus compañeros (y esto es lo que haría la gran mayoría), pero las de inglés le gustan al niño y las aprovechará mucho mejor, potenciando algo que se le da bien y no sabemos hasta donde puede llegar en ello si lo poteenciamos o cuántos idiomas puede aprender o si se dedicará a eso de mayor.

¿Cual de las dos posturas os parece más acertada: estimular más lo que se te da bien o lo que se te da mal?

14 comentarios:

  1. Te recomiendo que veas este programa de Punset sobre las inteligencias múltiples:
    http://www.rtve.es/television/20111209/inteligencias-multiples-educacion-personalizada/480968.shtml
    Cada día se tienen más en cuenta en la escuela :)

    ResponderEliminar
  2. Alicia es que lo vi!!! jajaja, Por eso me quedé pensando en ello y de ahí viene el tema. Bueno no lo vi entero lo pillé así sin saber que lo echaban y vi un trozo y luego ni me acordaba que era de eso que andaba yo dando vueltas al tema de la enseñanza y las habilidades, cuando tenga un ratico lo veo, gracias. Tiaaaaa, que es mañanaaaaa, que nervios!! perdona si te pongo más nerviosa que es que me muero de ganas de ver a tu peque, un beso, mucha suerte y que Dios te acompañe y te de una niña presiosa y buena, amen. rezaré por ti, que no me olvido!

    ResponderEliminar
  3. Lo que se te da bien, of course.
    Yo soy superdotada y no me hace ninguna gracia, lo he pasado regulín en ocasiones por ese tema. No sé si has leído la entrada que escribí acerca del tema.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que es mejor reforzar lo que le guste o se le de mejor porque apuntarle a clases de materias de las que no va muy bien o no le intersan creo que es tiempo perdido.

    ResponderEliminar
  5. Excelente tema! Yo creo que las personas más felices son las más armónicas. No creo que la felicidad esté en ser un prodigio para algo y sufrir en otro aspecto. Eso no significa no estimular los talentos innatos... Pero sí ayudar a los niños a aprender que todo se puede aprender. Algunas cosas nos cuestan más y otras menos, pero todo sirve en la vida.

    Por cierto, yo también era una niña "superdotada" y hoy me alegro de no serlo. Me gusta ser una persona capaz pero no extrañamente dotada. Es agradable sentirse una persona como cualquier otra, con sus fortalezas y debilidades, y saber que a pesar de las debilidades, serías capaz de aprender casi cualquier cosa.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. No sé que decirte, sé que nuestro sistema educativo tiene muchas carencias y me da rabia... pero hay cosas que HAY QUE SABER, por lo que por mucho que un niño odie determinada asignatura, tiene que tener una base, cultura general por decirlo así, y ya luego ir desviándose hacia lo que más le interese o lo que se le de mejor.
    Para eso está el colegio y el instituto (la ESO) y ya luego uno decide si seguir o no, las asignaturas que estudiará y en qué conocimientos va a especializarse.
    Yo por ejemplo era como en el ejemplo que diste, había ido a clases de inglés desde chiquita y en clase me aburría porque en el instituto no dan inglés a un nivel mayor, se quedan estancados en el "to be" (con razón luego dicen que no sabemos idiomas, ¡si no nos enseñan bien!) pero luego las matemáticas y la física fatal... aunque conseguí sacarlas a duras penas. Por otro lado, siempre me gustó la biología y por eso estoy haciendo Medicina, aunque también me gusta escribir y la historia. Por eso, pienso que hasta una edad un niño debe tener una base, para poder actuar en sociedad, y ya después especializar sus conocimientos según lo que más le interese o lo que quiera para su futuro.
    Y lo de los niños superdotados, no sé muy bien cómo se sabe si un niño es superdotado o no, pero mis padres son profesor de educación especial y psicóloga y han hecho muchas pruebas a niños así... y es más bien un niño que destaca en una variedad de capacidades diferentes, tanto en conocimientos como creatividad (estas son palabras textuales de mi madre), no es sólo un talento en algo, sino en una gran variedad de cosas.
    Un beso enorme y espero que te haya servido jiji (le pregunté a mi madre, que se entera del tema y eso fue lo que me dijo)

    ResponderEliminar
  7. Un profesor mío de la uni decía que no hay niños superdotados, sino talentosos.

    Yo creo, que hay que tener una base para la formación, no sólo porque se te dé bien la historia, dejar de lado las mates que se te dan peor... Vamos, que un nivel mínimo exigible tiene que haber en todas la materias.

    A mí en el cole no me hacía falta estudiar, sacaba buenas notas sin hacer nada, en el insti ya me despondolé y me fuera regular, eso sí las mates y la física, horrible, no había manera, así que las clases particulares eran de eso para que aprobara...

    Yo entiendo que se refuerce un talento como el tuyo del ajedrez, o de tocar un instrumento, aprender un idioma, por supuesto, pero nunca dejando de lado las asignaturas obligatorias que se te den mal.

    Veré el programa que decís a ver.

    ResponderEliminar
  8. Como bien dices, se da mucha importancia a ciertas materias y muy poca a otras.
    Se habla de la inteligencia y resulta que hay múltiples inteligencias. ¿Y que pasa con la inteligencia emocional? Esa si que es útil en la vida...
    Me podría alargar mucho. Resumiendo te diré que lo que yo hago es reforzar aquello que se le da bien y le gusta, para aprovechar sus posibilidades al máximo.
    Y lo que no le gusta... complicarme la vida todo lo necesario hasta encontrar la forma de enseñárselo para conseguir que, al menos, le guste un poco mas. Todo se puede enfocar desde un punto de vista diferente.
    ¿Has leído algo sobre trabajar por proyectos? Lo hacen muchas familias que practican homeschooling y es un buen método para estudiar todas las materias alrededor de un mismo tema que al niño le gusta especialmente.

    ResponderEliminar
  9. No quería decir que se dejen de lado las materias que se dan mal. Un minimo exigible hay que tener para aprobar y pasar de curso por lo menos. Pero si se ve un niño con talento en algo creo que hay que reforzarlo porque puede que ahí esté su futuro en esta sociedad cada vez más exigente.

    Porque los niños llegan a los 18 años y no tienen ni idea de que seguir estudiando porque se han dedicado a minar sus inquietudes y habilidades hasta el punto de no saber ni el propio interesado que se le da bien y que le gusta (no siempre claro, hay excepciones como en todo).
    A mi de pequeñita me encantaba coser, siempre andaba haciendo vestidos a mis barbis con lo que pillaba por ahí, a veces hasta los vendía en el recreo. Pero como era tan lista no podía perder el tiempo en eso, que era un trabajo de segunda (mi abuela era modista y siempre me decía que era una vida muy dura que tenía que ser algo mejor). Y hasta que no hice los 4 años de ingeniería de rigor(que no me han servido de nada porque nunca he trabajado de eso) no pude apuntarme a estudiar diseño, hasta los 22 o 23 años! Siempre me decían que ya tendría tiempo de estudiar chorradas cuando termine lo importante. Y sin embargo tengo la sensación que aquello tan importante ha sido una gran pérdida de tiempo (muuucho tiempo) porque no estudié algo que me motivara de verdad.

    ResponderEliminar
  10. Yo también leí hace poco en el foro de crianza natural sobre los 8 tipos de inteligencias de Howard Gardner, me parece super interesante. Yo soy partidaria de potenciar la inteligencia más desarrollada y sobre todo la que más motive al niño/a, sobre todo esto último. Pero tampoco olvidar el resto, considero que todas tienen que trabajarse un poquito para tener una base que nos sirva para funcionar con "dignidad" por la vida.
    Gracias por hacernos reflexionar!

    ResponderEliminar
  11. Creo que a los niños hay que estimularlos, en general, que tengan retos, que lo que hacen muy bien les siga gustando y no se aburran, y mientras, que vayan mejorando en lo demás. Decían de mí que era muy inteligente, nunca he estudiado en al cole, aunque sacaba unas notas brillantes... dotación que para mí fue en lugar de un regalo, una losa para el resto de mi vida, pues nunca me costó ningún esfuerzo hacer las cosas bien, por lo que nunca aprendí a esforzarme. Empecé el parbulario un año antes, en lugar de con 4 años, con 3 (antes eran 2 años, 4 y 5). Así que cuando nos mudamos a Donosti cuando tenía 4 años mis padres pidieron que me dejaran seguir y pasar a segundo de parbulario. Ya sabía leer y escribir, y era completamente autónoma para todo. Pero aquí las andereños dijeron que era demasiado, que era de septiembre y que me llevaría casi 2 años con algunos niños... así que me hicieron "repetir". Lo recuerdo aburridísimo, y pensaba que los niños de mi clase eran un poco tontos por no saber leer y escribir... Siempre he sido muy social, así que en eso no tuve problemas. Pero creo que podría haber dado más de mí si hubiera podido seguir mi ritmo... ahora es verdad que siento cierta carencia en mi vida, pero como me cuesta esfuerzo llenarla, la voy dejando...

    Lo del homeschooling es algo que me produce cierta controversia. Por un lado creo que es una manera de que los niños vayan a su ritmo en cada cosa, siguiendo unas pautas y manteniendo unos limites, pero por otro lado, quizás también esto les deje una carencia... no lo sé, no sé mucho sobre el tema...

    Por cierot, te has fijado que desde que empezaste el blog hasta ahora, tu ortografía ha mejorado muchísimo????

    me ha encantado la entrada... Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, sabes que hago? cuando una palabra me da duda lo miro en otra ventana que tengo abierta en el google, jajajaja. Ya os he contado mi secreto...(roja como un tomate, jeje) así que las que se me siguen escapando es que no me han dado suficiente duda para mirarlo, lo que es más grave, jajaja. Pero intento fijarme y memorizarlo porque cuando tenga que enseñar a mis niños no quiero pasar la vergüenza de no saber y tener faltas...

    ResponderEliminar
  13. No es que no sepas, es que aprendiste en euskera y la ortografía no tiene uve, no tiene acentos, las haches van distintas, no hay m delante de p y b, y muchas otras cosas... tengo una amiga que estudió filología hispánica, y ahora se da de cabezazos cuando se acuerda qeu en el primer exámen puso vaso con b. Y es que la costumbre es difícil de cambiar... pero la estás cambiando a marchas forzadas (por cierto, yo también uso google, o el corrector de word cuando dudo.... ala, otra cosa paralela más entre tu vida y la mía!)

    ResponderEliminar
  14. Hay que potenciar sus habilidades y commpensar las dificultades, pro nunca dejarlas de lado por salvaguardar las otras que se le den mejor.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico