Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


15
sábado, 3 de marzo de 2012

Devorasobras








En cada casa hay un devorasobras, aunque no seamos conscientes de ello. En casa de mis padres cuendo era pequeña teniamos un perro que se encargaba de esta mision, mas tarde tuvimos un triturador de basura en el fregadero de la cocina que nos dejaba todas las cucharillas melladas, en otras casas quiza simplemente sea el cubo de la basura el devorasobras principal.

En mi casa la devorasobras soy yo. Si, lo tengo que confesar, soy como la hiena que espera a que los leones terminen para comer. Siempre arramplo con todo porque no me gusta tirar comida. Asi que cualquier trozo de galleta que no comen los niños, o lo que deja mi marido de leche del desayuno, sus tostadas a medio morder, las cuatro patatas con algo de bacalao del medio dia, mas los trozos de pan que quedan por ahi o el medio platano o culo de batido o macedonia de la merienda, lo que sea yo acabo con todo. Muchos dias ni me siento a comer comida como Dios manda, con un plato para mi solita, porque como estoy todo el dia en un pienso pues no tengo ni hambre. Y cuando he tenido hambre para sentarme a comer tiro de lo que sobro el dia anterior o de la cena que quedaba por la nevera, porque a mi marido no le gusta repetir, y a mi, como toda devorasobras que se precie, me da lo mismo. ¿A alguna mas os pasa esto?

15 comentarios:

  1. Si totalmente. No me habia llamado a mi misma asi, pero los restos de los nenes, sobre todo de la merienda, me los como yo. A la cena no dejan demasiado y el pure no me hace gracia (sin sal, puj).
    MJ+3

    ResponderEliminar
  2. Más o menos quizás no tanto, porque solo me como las sobras si me apetecen, por ejemplo las de mi peque casi siempre porque el no suele dejar muchas. Y como a mi tampoco me gusta tirar la comia intento hacr la comida justa y si sobra la congelo, porque si la dejo para el ía siguiente acaba en la basura. Que gracia me ha hecho lo de devorasobras jaja. Besitos!

    ResponderEliminar
  3. En mi casa vamos a partes iguales. Porque si han quedado friturillas entonces el primero que llegue al plato comparte con el otro. Nosotros es que somos así de empalagosos, no puedo comerme una croqueta sin darle la mitad al futuro..jijiji

    ResponderEliminar
  4. Yo soy justo lo contrario. No me gusta nada comer las sobras del día anterior y, menos aún, beber del vaso donde bebió otro o morder donde haya mordido otro. Sí, aunque sea mi churri o mi hermana, tanto da. Soy hiper escrupulosa con las cosas de la comida. Una de mis múltiples manías. Ya sé que habrá gente que diga que hay hambre en el mundo y que es una vergüenza lo mío pero yo colaboro con una ONG y un niño de África no va a pasar menos hambre porque yo me coma un bocadillo a medio mordiquear. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja! Qué divertida! Yo no devoro sobras de platos ajenos, pero sí repito la comida si sobró. Una vez les dí a mis hijos tres veces lo mismo (aluerzo, cena y almuerzo del día siguiente). Alguien le dijo a mi hija que estaba muy grande, y ella respondió "Es que mi mamá SIEMPRE me da charquicán (el guiso que les hice comer tres veces seguidas)", jajajajajaja! A mí tampoco me parece bien botar la comina, y no me puedo dar el lujo de hacerlo. s más, creo que nadie debiera hacerlo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Jejeje...que bueno lo de devorasobras. Es cierto que en todo hogar hay uno. En casa de mis padres , solía ser mi madre y en mi nido de ahora, normalmente es mi Medio Limón el que cumple este papel.

    ResponderEliminar
  7. Yo depende.
    No me gusta tirar la comida y si puedo aprovecho lo que sobra para comer al día siguiente o hacer croquetas, purés, etc.
    Si es algo que no se puede aprovechar, me lo como solo si me gusta...
    Y lo de beber las sobras de otro... no se... para eso soy mas maniática.

    ResponderEliminar
  8. En mi familia, las sobras siempre se las ha comido mi madre, qué mujer, en casa de mis padres sí que no se tira nada.

    Aquí, depende, normalmente mi marido, y a veces, las menos, yo. Pero a él le encasqueto todo, que sobra algo, le digo para que comas mañana. Y como es lechón de buena raza, todo se lo come.

    ResponderEliminar
  9. te dejo un comentario de un reconocido periodista colombiano.
    En su nuevo libro el periodista Gustavo Gómez presenta 41.000 definiciones repentinas de la cotidianidad colombiana que ha recopilado durante 20 años.
    Papá, al estilo de Samper Ospina: “Ser papá, acabo de descubrirlo, es comer sobrados”.
    Totalmente cierto. Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo en el momento no como lo que sobra, pero sí lo guardo y con total seguridad será parte del almuerzo o cena del siguiente día.

    En el tema de escrúpulos soy un poco rara, si hemos comido todos en el tajine y sobra algo, puedo guardarlo y comerlo en otro momento sin problemas, pero si se trata de un plato individual o un vaso solo tomaría lo que ha sobrado si fuese de mi marido o de mi suegra, de mi suegro o mi cuñado no, y no es por nada específico, con mis padres me pasa igual: Puedo utilizar la misma cuchara que mi madre, pero la misma que mi padre no. Cosas mías... jajaja

    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. El devora sobras oficial en casa es mi marido, me gusta esa definicón jaja, cuando mis niños eran tan pequeños como los tuyos yo tambien deboraba sobras y al igual que tu comia donde y cuando podia, lo que esta claro es que en casa no se tira comida porque a los dos nos da pena, un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Yo reconozco que nunca como las sobras de los peques, y no lo hago porque no suele sobrar nada y si sobra siempre está al acecho Papimelli, lo cual me viene estupendamente porque así ni un gramo de más cojo jajaja y tengo al marido bien alimentadito.
    Tirar comida en mi casa nunca... mi marido pese a ser un tirillas zampa que da gusto.

    ResponderEliminar
  13. Yo soy incapaz de comer del plato de nadie, soy súper escrupulosa. Lo que sobra se lo come Ramón, menos huesos y espinas.

    ResponderEliminar
  14. Yo soy sólo deborasobras del desayuno de Acher!! Del resto, es la nevera para la siguiente comida, no tengo ningún problema en comer dos días lo mismo, o comer y cenar lo mismo. Y si con eso sigo sobrando, tenemos los perros y las gallinas... Vamos, que pocas veces tiramos algo!

    ResponderEliminar
  15. Ya veo que hay variedad de devorasobras, en mi casa mi marido es al contrario, es muy sivarita para comer,con eso de que es cocinero tiene el morro fino, jeje. LO de comer de plato ajeno la verdad que no he sido nunca muy escrupulosa pero desde que he ido a marruecos unas cuantas veces ya se me han quitado todos los escrupulos porque alli come todo el mundo del mismo plato y beben del mismo vaso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico