Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


12
viernes, 30 de marzo de 2012

Como actuar ante los conflictos entre hermanos (II)

Continúo con el tema de ayer, que lo dejé a medias porque me alaaargo, jeje. Hoy intentaré ser un poco más esquemática e ir al grano con las formas de actuar. Hay alguna propuesta que he leído alguna vez por la blogosfera que me ha gustado mucho y también de vuestros comentarios de ayer.

  • Hacer de juez: esto es un poco lo más fácil y rápido de reaccionar, también lo más común. Pero de esta forma tenemos el riesgo de que se acostumbren a acudir tooodo el día a nosotros para cualquier chorrada y estén todo el día lloriqueando porque uno le quita el juguete al otro y empiece a lloriquear el que lo quita también para que no sepas quien lo tenía primero. Yo he actuado así porque pensaba que no dejando que quiten los juguetes a otro les enseñaba a respetar que lo tenía el otro antes, pero me he dado cuenta que ellos quitan los juguetes igual, son muy pequeños para entender esto y van a quitarse los juguetes igual, porque lo que tiene el otro siempre es más atractivo y no entienden que lo tenía primero o si es suyo o no, así que he dejado de actuar así.
  • Hacer de conciliador: esta opción la leí en un blog que no recuerdo ahora donde y me gustó mucho. Aunque también lo veo para más mayor que comprendan un poco. Se trata de hacerles preguntas sobre lo ocurrido para hacerles llegar a un acuerdo por si sólos guiándoles así. Ejemplo: uno le quita la sillita al otro y se ponen a pelear por ella. Llegas y les preguntas que ha pasado (claro para esto deben hablar ya...que no es mi caso). Luego vas preguntando y aportando para que ellos mismos lleguen a una conclusión o acuerdo. ¿pero si la tenía tu hermano primero porqué se la has quitado?¿te parece justo? ¿ te gustaría que te la quitara él a ti cuando tu juegas con ella? ¿no prefieres que te pida permiso o te pregunte si podéis jugar juntos?  ¿no podrías usarla un rato cada uno y así no os peleáis?....
  • Quitarles el objeto de conflicto: ayer hablando con una amiga (Alicia) de este tema, que es profesora y me dijo que ella actuaba de la siguiente forma: Les quitaba el juguete en cuestión a los dos y les decía que hasta que no llegaran a un acuerdo entre ellos no lo devolvería. Digan lo que digan, simplemente decirles que negocien entre ellos y cuando sepan lo que quieren hacer sin pelearse pues entonces se lo das. Claro esto tampoco vale para la edad de los mios, lo único que se puede hacer es quitarlo y ya está. Esto no me ha ido mal dando un par de avisos antes. Es decir, cuando están peleando y gritando por un juguete les digo: "chsss! si no dejáis de pelear os lo quito" un par de veces y a la tercera se lo quito, a veces a la segunda, según como sea de encarnizada la pelea. Y parece que ya entienden la frase y muchas veces uno de ellos cede después de decirla.
  • Dar la razón al más débil: esta es una opción bastante extendida hasta dentro de mi propia casa. Es el caso que os contaba ayer de mi familia que daban la razón al más pequeño sólo por ser más pequeño, o al que más llora porque da la impresión de ser más débil o necesitado, o a la niña que es el caso de mi marido que siempre dice: "déjale que es niña, pobre". Claro a mi esto no me gusta, porque no quiero que ella lo aprenda y lo utilice. Porque no por ser niña es más pobre, ni más débil ni más nada, simplemente es niña pero puede jugar y defender sus cosas igual que sus hermanos. Incluso podría jugar con ventaja porque es bastante más lista. Ella lo que hace es ofrecer a su hermano otra cosa que sabe que le gusta para que le devuelva lo que le ha quitado, que sería la siguiente estrategia:
  • Darle otra opción: otra cosa que se puede hacer es ofrecerles otros juguetes u opciones para desviar la atención del juguete por el que pelean o del conflicto. Esto lo hace mi niña como decía arriba, es muy negocianta ella, jejeje, y me hace mucha gracia cuando lo veo porque no es algo que yo suelo hacer y no se de donde lo ha aprendido. Esto a veces cuela a veces no. Además no creo que les enseñe ninguna lección, simplemente les distrae y cuando ya se la saben no te hacen ni caso cuando vas con otro juguete(o una galleta o lo que sea) y te tiras un rato ofreciéndole un juguete tras otro a ver si alguno le interesa. Vamos que me parece una solución inmediata para algunos momentos pero no soluciona nada a largo plazo, incluso puede ser perjudicial porque pueden utilizarlo para conseguir algo, como decir "si me peleo con mi hermano vendrá mi madre con una galleta o algún juguete más guay o ese juguete que tiene ahí arriba tan chulo guardado para emergencias de peleas"
  • No hacer nada de nada:  simplemente hacerse los locos si no llega la sangre al río. Y confiar que ellos ya se arreglarán. Quienes actúan así dicen que les enseña a defenderse sólos y que se hacen más duros. Yo si no están peleando mucho que simplemente es un forcejeo y se lo queda uno y no hay más tema tampoco intervengo. Pero si están chillando (que han aprendido a dar chillídos muy agudos desde que estuvimos en Barcelona porque lo hacía el nene de Yasmin y les gustó, jeje) yo no puedo soportarlo mucho tiempo sin volverme loca de remate y no puedo pasar del tema porque lo que quiero es que aprendan a ser civilizados y no peleen por cualquier tontería, que aprendan a respetar a los demás, a empatizar y a solidarizarse. Sé que son pequeños para aprender estas cosas pero tendremos que ir guiándoles poco a poco hacia estos valores, digo yo. Y dejándoles salvajes a que se saquen las castañas del fuego no creo que sea la mejor manera, sobre todo porque normalmente siempre hay alguno más fuerte que siempre gana y tampoco es justo y les hace entrar en el juego que comentaba ayer de que uno siempre cede y el otro siempre exige. 
No se si hay alguna opción más, ¿vosotras como actuáis?  ¿tenéis alguna táctica mágica y educativa para estos casos?

12 comentarios:

  1. Me gusta tu blog, pero no te ofendas, te aconsejo que antes de publicar pases el corrector de ortografía.
    Gracias
    Miriam

    ResponderEliminar
  2. Yo en ocasiones se los quito, pero muy ha menudo se los requiso. Me explico, si el objeto ha causado daño o puede causar daño, en lugar de decir que X ha pegado a Y, me dicen que ha sido la pelota. Así que la pelota queda castigada, confiscada o requisada hasta que haya cumplido su castigo. Intento que no sea el niño el malo o la victima, sino que sea el objeto el culpable y así no entran en el juego fuerte/debil. Ellos sólo tenían una diferencia de opiniones porque la pelota se ha portado mal y los ha hecho enfrentarse. Dicho así suena subrealista y tampoco se lo planteo así, solo es para explicarlo. El objeto requisado debe estar en lugar bien alto porque entonces es durante un rato o unos días el centro de atención y se buscarán sus "palos", sillitas o lo que sea para encontrarlo y tirarlo. Sólo cuando no tienen obsesión con ello el juguete se devuelve. En ocasiones he requisado el mando de la tele del cuarto del mayor porque se portaba mal o no cumplia con sus tareas, evidentemente, también le he desconectado la antena que sabía encenderla y cambíar de canal por el sistema manual.

    Otro comentario que no es exactamente de esto pero que si tiene que ver. El lenguaje es una arma muy poderosa y se debe usar con mucho cuidado. El reñir a un niño se debe hacer en positivo. Nunca emplees el verbo ser, porque eso significa que tú eres así que tu esencia es esa y no puedes cambiar. No se le tiene que decir "hay hijo mio es que eres tonto o no has visto eso" en cambio esta mucho mejor decir "con lo espabilado que eres no te has dado cuenta de ello" o bien "si tú sabes hacer esto muy bien, fijate mejor y verás que no te ha salido como querias" o bien "no está del todo mal pero seguro que si vuelves a hacerlo te puede quedar requete chulo, que tú sabes hacerlo muy bien". Tampoco es aconsejable emplear la típica "es que eres malo", es mejor decir "si tú sabes portarte muy bien, porque haces ahora esto, venga que tú sabes"
    Esto también tiene sus ventajas cuando queremos conseguir algo de ellos. Por ejemplo no es lo mismo decir "Si no recoges las fichas del suelo no verás los dibujos" que decir "cuando hay recogido las fichas del suelo iremos a la sala ha ver juntos los dibujos" o bien en vez de verlos juntos se puede ir a merendar si se quiere acompañar de un refuerzo. El primer caso es una amenaza, el segundo es un condicionante pero con un final más apetecible. Si el niño no recoge la culpa no es de mamá que me esta castigando, es del niño que se está retrasando en recoger, tú no le impides ver los dibujos, sólo le estas dando una secuencia de hechos. Si la cosa se puede ir de las manos entonces mamá puede ayudar un poquito, pero que conste que ayudar no es hacerlo todo tú. Ayudar podria ser ir pidiendole las cosas y tú irlas metiendo en la caja o bien que uno haga una zona de la habitación y el otro otra. Sólo pensad en como os gustaría a vosotros que os dijeran las cosas y aplicarlo

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, Miriam, no me ofendo siempre he reconocido que tengo mil faltas de ortografía, lo he explicado alguna vez que tengo estudios universitarios aunque no lo parezca pero he estudiado siempre en otro idioma, aunque no es escusa porque podría haberme aplicado más. El caso es que no se como se pasa eso del corrector de ortografía, no tengo word en mi ordenador que con eso si sabía hacerlo...lo siento si da el cante al ojo, intentaré poner más cuidado.

    Laura yo he tenido una sillita de niños requisada un par de dias porque siempre es fuente de conflictos, me tiene frita la sillita. Esque es el juguete favorito de mi flaquito y cuando le ven paseando con ella se lanzan a quitarsela y empieza el coro de chillidos...
    Estoy deacuerdo con lo de educar en positivo, pero es muuy dificil cambiar nuestro vocabulario y ser conscientes en todo momento. Yo me lo he propuesto muchas veces y siempre se me acaba escapando un "que cochina eres!" o alguna cosa así. Como lo hemos "mamao" tanto de pequeños es muy dificil cambiarlo pero no imposible, yo sigo intentando fijarme y cuando se me escapa corregirlo, a ver si para cuando enteindan más ya he dejado de hacerlo del todo, si Dios quiere.

    ResponderEliminar
  4. Es que tus niños son muy pequeños todavía para algunos de los métodos que propones.
    El "problema" es que creo que en vuestra casa todos los juguetes son de todos, creo que no hay cosas propias de cada uno, entonces es muy difícil decirle a uno que no puede coger eso porque antes lo tenia el otro, porque ahora no lo van a entender.
    Si uno tiene un juguete, es injusto que tenga que dejárselo a otro por la fuerza. En ese caso si que puedes ofrecer alternativas al segundo, pero estaría bien que al día siguiente sea el quien pueda tener el juguete. Me explico mejor: el niño que ayer quería un juguete que ya tenia su hermano, que al día siguiente sea el quien lo pueda disfrutar.
    Y por las palabras que les decimos, creo que es muy importante que hagamos el esfuerzo (yo me incluyo) de no decirles que "son" tontos, desobedientes, malos... mejor hablarles de como se han comportado y no de como son.
    Besitos y que conste que reconozco que debe ser muy difícil para ti con tres bebes de la misma edad (bastante bien lo haces).

    ResponderEliminar
  5. Pues pienso que son pequeñines aún para que comprendan según que cosas , las que más me han gustado son la última si la pelea no es muy grande o la segunda pero claro hay que verse en situación y luego sale lo que sale. Y si que les ha enseñado rápido mi peque a los tuyos jajaja, es que el mio, al pobre en el parque siempre le quitan su pelota y está escaldao ya por eso cuando alguno se le acerca ya chilla como defeniéndose y aunque yo le trate de explicar que hay que compartir no me entiende aún es chiqutín pero sigo trabajando en ello. Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este tema, no se suelen sacar mucho temas de este tipo, pero me parecen muy importantes. La 2ª y 3ª opción son mis preferidas, a lo mejor se podrían alternar dependiendo de la situación, y lo que comentan de la educación en positivo me parece buenísimo, se ven las cosas de otra manera y la reacción por parte de los niños no es la misma.

    ResponderEliminar
  7. Hola Cintia, yo creo que todas las soluciones son muy válidas dependiendo de la situación y el tipo de conflicto. La que menos usaría sería la de darselo siempre al más debil pero reconozco que en casos excepcionales puede darse y ser necesario aplicarla (por ejemplo si se pelean en una piscina por un flotador y uno no sabe nadar y el otro sí, en este caso es de cajón que se da al más debil y no hay negociación ni juez ni nada que valga). Cuanto más recursos dispongamos los papis mejor para torear estas situaciones y educarlos. Piensa que los niños se cansan de que apliques siempre un truco y en ocasiones algunos de estos recursos puede caducar o no servir durante un largo tiempo.
    Que pena que no se lleguen a poner de acuerdo con la sillita, pobre flaquito que se quede siempre sín. Lo que te proponen de pedirles hacer turnos, hoy tú, mañana tú, y pasado tú está muy bien, pero me temo que los peques son aún demasiado pequeños para aceptar un "hasta mañana o hasta pasado mañana no me toca a mí" puedes intentar negociar unos tiempos pero algo más reducidos y dentro de ese momento. Se me acaba de ocurrir ahora una tonteria que tal vez podría funcionar. Puedes coger si tienes uno de esos relojes de cocina que te avisan cuando ha pasado un tiempo (los típicos en forma de huevo o limón que se giran y se pone en marcha el temporizador) o bien podría usar un despertador (pero acuerdate de ponerlo luego en vuestra hora de levantarse). Yo prefiero el temporizador de cocina porque luego pueden asociar ese objeto al juego o a un objeto dentro de los permitidos. Si hacen eso con el despertador, aparte que tiene piezas pequeñas, podeis encontraros con alguna sorpresa por la mañana o que por la noche no sepais donde lo han escondido. Bueno, como supongo te imaginas, la negociación consitiría en que uno (el que lo tenía) puede jugar hasta que el temporizador suene, luego pasa al siguiente y así segun lo solicitado y solicitantes del juguete. Puedes tener un problema sobre todo el primer día, que el temporizador les llame mucho la atención y quieran jugar con él, incluso el que quería jugar con su juguete al principio y se olviden todos de la sillita, jeje.

    Continuará...

    ResponderEliminar
  8. (Continua)

    A mi lo del temporizador de cocina me fue muy bien para enseñarle al mayor ha levantarse, vestirse y hacer la cama él solo y rápido. Fue una terapia que me facilitó el psicologo del cole cuando el niño tenía unos nueve años.
    Al principio sólo fue lo de vestirse se le daba veinte minutos, cuando lo había logrado se iba bajando el tiempo hasta que lo hizo rápidamente y no fue necesario o bien se lo ponía él para hacer carreras. Evidentemente, el mio era mucho más mayorcito que los tuyos, pero se puede intentar adaptar el ejercicio.
    Por si alguien quiere hacerlo sólo comentar una cosa más. El niño debe entender lo que se le está pidiendo, tiene que tener la ropa preparada, estar bien despierto (no es cuestión de abrir la luz y meterle el temporizador, dadle un momento para despejarse pero no diez minutos para que nos entendamos) Contat con él cuando empieza la cuenta atras. Al principio cuando falten diez minutos se avisa, se avisa al faltar cinco y depende de como vaya se le puede avisar al faltar tres ó dos. Cuando el ejercicio esté más consolidado sólo se le avisa los cinco minutos finales. Si no se ha vestido sólo irá al cole como vaya vestido en el momento que suene el temporalizador, si es en pijama pues en pijama y si es medio desnudo pues medio desnudo, que eso le quede bien claro y que también le quede bien claro que lo pensais cumplir. Solo pensar en que van ha entrar en clase en calzoncillos les hace hacer maravillas. Evidentemente si se está acabando de poner una prenda no se la quiteis y dejad que acabe con ella, recordad lo de positivo.
    Yo al principio no incluia los zapatos, eso iba aparte. Por suerte no tuve que llevarlo nunca en pijama y que se vistiera allí. Creo recordar que la primera semana ocurrió algo así y le hice un amago de que iba ha hacerlo, cuando ví su cara de cielos que dirán mis compañeros, le dije que hoy le dejaba acabar de vestirse porque era de los primeros días y aún no lo había pillado, pero como ya sabía como iba no habría más concesiones y que sólo sería esa concesión, ninguna más.
    Puedo parecer una mamá ogro, pero con el asesoramiento de ese señor que nos veía a mi ex y a mi cada quince dias por separado, es decir, una semana uno y la otra el otro y luego cada tanto los dos juntos, ya que teníamos que hacer exactamente lo mismo en las dos casas incluido los fines de semana. Le entregabamos una encuesta que rellenabamos cada día con los comentarios de los tiempos las dificultades que habíamos tenido y como habíamos reaccionado nosotros y el niño y luego él nos comentaba que hubiera hecho o nos aconsejaba de como actuar la próxima vez que ocurriera algo. Ha sido de los mejores profesionales que me he encontrado. Pues como os decía pasé de tener que casi vestirle yo, dejar la habitación sin hacer e irme pitando de casa casi sin desayunar ni yo ni el niño, a en unos cuatro o cinco meses a que el niño se despertaba, se vestia sólo, se hacía él la cama y después de desayunar se lavaba los dientes, e incluso nos sobraba un poco de tiempo antes de partir. A día de hoy sigue haciendolo, incluso me dice que cuando le enseñaremos a su hermanito ha hacer la cama y vestirse solo, jajajaja yo le digo que al menos ya se empieza a desvestir e intentar vestirse solo, lo de la cama lo dejaremos para cuando llegue a ella.

    ResponderEliminar
  9. Maribel es muy dificil dividir en propiedades los juguetes todavía, ellos no tienen sentido de l apropiedad ajena, para ellos lo que cae al alcance de su vista es suyo, incluso algo que ven por el parque que es de otro niño. Iré haciendo poco a poco a cada uno su ajuar de juguetes propio según valla viendo entendimiento en ellos. Lo de hoy tu mañana el otro...lo veo también dificil porque es un concepto que tampoco entiende todavía, además de que para ellos mañana será como una cosa muy abstracta, el tiempo para ellos es diferente y una hora puede ser como un día si están esperando, para el día siguiente ni se acuerdan de que les toca el juguete o si lo querían o no, igual lo ven en el suelo y pasan de ello. Y bueno es dificil, pero como dije ayer me parece un reto y una oportunidad interesante para educarles en las relaciones con los demás desde pequeñitos. Lo malo son los dolores de cabeza con las peleas que cada vez gritan más...

    Yasmin ya sabes lo malo lo aprenden rápido. Fué mi flaquito quién se quedó con la copla y lo trajo a casa y los otros rápidamente se apuntaron al nuevo grito. Ahora empieza uno y le siguen los otros dos, no veas que concierto...

    Ummu ahisa es que hoy en dia es dificil encontrar hermanos que se lleven poca edad para leer sobre este tpo de problemas.

    Laura me ha gustado mucho lo del temporizador. Una vez tuve uno que era un cerdito que no sé donde terminó, pero era muy mono, a ver si encuentro algo parecido. Todavía no entienden algo así de turnos o tiempos como he dicho antes, pero es muy buena idea para cuando vea que puedo plantearselo. Y para lo de hacer cosas nuevas como vestirse o recoger me ha encantado, porque incluso fuera de horarios o en hora de juegos se puede plantear como unjuego más a modo de carrera a ver quien recoge los juguetes antes o quita la mesa o lo que sea. Que gracioso con lo del hermanito, jajaja, que tierno tu peque.

    ResponderEliminar
  10. Hola chicas, este blog es de veras muy bueno pero me había perdido esta entrada. Perdona si comento sólo ahora pero este tema es muy interesante.
    Mis hijos se llevan 23 meses que ahora, con 7 y 5 se ven más, pero aunque parezca raro, cuando eran pequeños la diferencia de edad se notaba menos, era cómo si los dos adeguaran su desarrollo al desarrollo de su hermano/a. Mmm... todo esto para decirte que las peleas estaban a la orden del día.
    Estoy de acuerdo con el metodo de Laura, requisar el juego, claramente, cuando empiezan a usar el lenguaje es más facil, y otra vez estoy de acuerdo con ella que un lenjuage respetuoso es el apropriado. Respeto a lo del temporizador y las mamás ogros ... yo aprendí mucho leiendo Rebeca Wild (mmm... ahora tengo la duda si puedo escribirlo o no ... si hay algún problema, por favor, quitalo), bueno, ella ha tenido una escuela "libre" por más de 30 años y explica muy bien como enseñar de manera respetuosa a nuestros hijos que "vivir es estar limitados".
    Gracias una vez más por tus posts, muy completos y interesantes.
    No tengo mucho tiempo para estar "blogueando" pero cuando llego a este blog siempre me encuentro con palabras positivas y ... con las sonrisas de tus hijos, estupendos. Bueno, parace que te hago la "pelota" ... no, sólo te doy las gracias para estar aquí, entre tantas madres, en la red publicando tus metodos de crianza para que todas juntas aprendamos y enseñemos a criar unos hijos más felices.
    Besos
    Lily

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti por tus aportaciones Lily, claro que puedes poner nombres y enlaces y lo que quieras, todo lo que nos pueda ayudar es bienvenido. Ahora investigo un poco que tiene buena pinta. Yo cada dia aprendo de vosotras y para mi esto de la blogosfera es una gran escuela para mejorar como mami, para terminar de limpiarme de viejos malos habitos adquiridos de la forma de educar de mis padres y de no sentirme tan mami novata que no sabe nada de niños aprendiendo un poquito de vosotras. Besitos!!

    ResponderEliminar
  12. Yo trato de dejarles que se arreglen entre ellos, pero mi nena es más dominante y el nene siempre lleva las de perder, y no es justo.
    A mí también me ha sorprendido como mi nena ha aprendido a utilizar la técnica del cambiazo (ella solita) para no dejar al hermano llorando pero salirse con la suya!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico