Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


16
domingo, 18 de marzo de 2012

Darles "chuches" entre horas


Mis niños comen bien, no me puedo quejar la verdad. Creo que comen poco pero comen (creo que todas las madres creemos que comen poco). El problema es el "entrehoras" que no me gusta que picoteen tanto, porque creo que les quita de comer mas de lo importante. Por las mañana que estamos aqui en el cuarto de coser no pican nada, ya saben que aqui no hay nada y no piden y luego comen estupendamente. El problema es por la tarde, se pasan la tarde pidiendo. Como además su padre tiene horarios raros de comidas por su trabajo, cuando el come le piden insistentemente y él les da siempre, y claro si le das a uno y los demas lo ven van corriendoooo. Al principio le reñía por darles pero me di cuenta que es inútil, les daba "a escondidas" para que le dejen comer tranquilo, pero claro asi ellos se han acostumbrado a que si piden cae algo, una patata frita, una galleta o un panecillo.

Entonces piden por costumbre cada vez que te ven comer o cocinar o entrar simplemente en la cocina. Aunque no tengan hambre piden, que es lo que me pone mas mala, porque lo cogen y lo acaban tirando por ahi y acaba el suelo por la noche lleno de trozos y migas de todo tipo. Que esto siempre ha sido asi pero cada vez es mas y me da mucha rabia tirar comida solo porque pidan sistemáticamente aunque no se lo vallan a comer y también ir andando y pisando trozos de cosas. Y muchas veces lo que pasa que alguno de ellos no cena porque ha estado picoteando toda la tarde tanto de lo que les damos como de lo que va encontrando por ahi. Aparecen trozos de galleta en los lugares mas insospechados...

¿Como llevais este tema? ¿Deberia ponerme mas estricta con no darles chorradas entre horas?

16 comentarios:

  1. La verdad a nosotros eso no nos suele pasar, mi peque no suele picar entre horas almenos de momento no se que pasará cuando crezca y se de más cuenta...pero si los tuyos ya lo van cogiendo como costumbre va a ser díficil quitársela almenos unos llantos te costarían, pero si pican pues que sea fruta o alguna galleta, algo que no les llene mucho. Besos!

    ResponderEliminar
  2. La idea que te ha dado Yasmin quizá puede funcionarte, en lugar de un panecillo o algo así que llena más puedes darles un trozo de fruta, un poco de yogur o tener palitos de verduras preparados como zanahoria, pepino... Si de verdad tienen hambre y quieren comer bien, sino mejor quitárselo para que se vayan habituando a comer solo cuando tienen hambre.

    Será difícil al principio, pero creo que será lo mejor para ellos, que comerán mejor en la cena y también más saludable.

    A ver qué te dicen las mamis ^_^ Besotes

    ResponderEliminar
  3. Supongo que lo mejor sería que no picoteasen pero, si piden mucho, coincido en que debe ser mejor darles un poco de fruta, verdura, unas pasas (los caramelos naturales, jajaja)... Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Lo de las frutas es buena idea, dales unos trocitos para que se entretengan :)

    ResponderEliminar
  5. Es que es muy dificil que los peques nos vean comiendo algo y a ellos les digamos que no pueden.
    Lo mejor seria que no lo viesen, pero si no se puede evitar, la opción de ofrecerles trocitos de fruta me parece buena.

    ResponderEliminar
  6. Yo pensaba que no era bueno, pero ya he leído en un par de libros que lo que pasa es que como el estómago de ellos es pequeño, comen poco pero tienen hambre más seguido, así que yo ahora no puedo negarme cuando la chiqui me pide comida a la hora que sea :/ solo de imaginar que tiene hambre...

    ResponderEliminar
  7. Uf, a nuestros pekes a veces se le junta la hora de comer con la de merendar y la de cenar, porque están picoteando continuamente toda la tarde también, pero no tiran nada y las comidas las hacen bien aparte del picoteo, así que no se. Yo soy incapaz de negarles la comida cuando piden. Supongo que cuando crezcan ya se les pasará lo de pedir continuamente, como muchas otras manías.

    ResponderEliminar
  8. A nosotros no nos pasa normalmente, no suele pedir mucho; pero si pide sí que le damos, siempre suele comer o cenar después! Poca ayuda te ofrezco.

    ResponderEliminar
  9. Normalmente se dice que lo adecuado es al menos cinco comidas al día (que luego las hagamos es otra historia) Si les das algo de merendar haz una cena más ligerita. Yo intentaría evitar que pidieran por pedir.

    Diles que mientras papá come vais a preparar su merienda. Que sea fruta (a trozos, en brocheta, papilla, con un poco de yogurt o en macedonia o ocasionalmente con nata), yogurt (solo con frutas, con trozos de galleta), galleta, zumo, batido de cacao y de fruta, un sandwich,una magdalena, pan con aceite y trozos de tomate, rollitos de jamón york con una loncha de queso, un flan, una natilla, una gelatina de sabores, un poco de pan con mermelada, queso de huntar y ese pan en forma de palillos para ir mojando y comiendo (creo que se llama picos) también puedes mojar en el queso palitos de zanahoria, pimiento verde, daditos de tomate, incluso alguna vez podeis hacer palomitas caseras, tortitas o creppes... vamos, intenta tenerlos entretenidos. Les pides que quieren, que se lo tomen como un juego en plan que merendamos hoy, lo eligen entre todos, se sortea quien lo elige.

    Si los tienes entretenidos a tú marido le dará tiempo para comer. En el blog de para mi peque con amor vi la idea de la merienda cuento y me pareció magnífica y de tanto en tanto cae por casa. Hay varias formas de entretenerlos cuando un adulto come. El decidirlo, ver como se prepara y luego distraerles un poco mientras se lo comen delante de tí es una forma de controlar exactamente que toman y donde acaban los trozos sobrantes. Podeis jugar con la cocinita a que es un restaurante y se toma la merienda, el clásico té de las muñecas de las pelis americanas, una meridenda con los peluches, un pignic dentro del salón de casa (pon un mantel chulo en el suelo y unos cuantos platos de plástico con dibujitos de los que venden en el super para los cumples. Les vendas los ojos y que se lo den unos a otros o que juegen a que son tigres merendando. Vamos, lo que se te ocurra o se les ocurra. Intenta siempre que tengan un lugar fijo donde comer, no limitarte a darles algo y que se paseen por toda la casa. La merienda como las comidas, ha ser posible sentados en una mesa, con sus vasitos de agua, no dando brincos y corriendo por todo. Así trabajarás hábitos y te reducirán el área a barrer luego y seguro que les caerá mejor a sus barriguitas.

    Lo que nunca haría y menos habitualmente es darles chuches. Cuando veo a las mamás que van a recoger los niños al cole con las chuches ya preparadas flipo en colores. Las chuches no apartan nada bueno, solo caries y azucares de acumulación Prefiero antes mil veces darles un trozo de chocolate que al menos les aporta un tipo de azucar que es el utilizado por los músculos y por el cerebro en su funcionamiento y es de rápida eliminación y no produce caries. Mi hijo mayor tiene 13 años y en su vida ha comido chuches, ni tomado coca cola, cuando alguien le da les dice que no, se que no es lo habitual y me ha costado lo mio, pero es posible. El peque será algo más dificil ya que algunas personas en contra de mis deseos se las han dado y le han gustado pero como en casa no hay y mamá no suele dejar que se le de... ya tendrá tiempo de descubrirlas, pero cuando más tiempo esté sin ellas mejor para su salud.

    Otro comentario, tengo entendido que cuando consigues que una persona haga algo durante unos 21 días seguidos lo adopta como hábito o rutina y suele hacerlo ya de por si. Así es como conseguimos que el mayor se vistiera solo por la mañana e hiciera su cama. Así que ya sabes, más o menos un mes de protestas y pucheros para quitarles los caprichos, que esos se cogen en un dia.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por vuestros comentarios chicas!!! he estado ausente un par de dias que he tenido un viaje improvisado que ya os contare, si Dios quiere.

    Me han encantado vuestras ideas, lo de los palitos de verduras, las paotaciones de laura que son una pasada (me dan ganas de ponerlas todas en otra entrada para que se vean bien!). Aunque son para niños un poco mas mayores la mayoria me lo apunto todo. Me tengo que hacer con una mesita bajita con sus sillitas (he visto baratisimas en ikea) para eso de las meriendas en su cocinita, seguro que les encanta. Gracias!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, me gusta que te hayan servido mis sugerencias, por cierto, soy la chica que te insistía tanto en ir al ginecologo por lo de la cesarea. Siento hacer unos comentarios tan largos, pero es que me salen así. No soy psicologa, ni educadora, ni nutricionista, pero con mi mayor pasé por un master en este y otros temas, así que si me lo permites te recomendaré unas cuantas cosas más sobre las comidas por si en algún momento te pueden ayudar. En su momento yo agradecí mucho estas explicaciones. En ocasiones a los niños les cuesta mucho un tipo de comida, eso es debido a que ciertos órganos del ser humano se van perfeccionando a medida que vamos creciendo. El niño de pequeño no tiene las papilas gustativas tan desarrolladas como los adultos, y hay ciertos gustos que aún no los percibe o no los percibe exactamente como nosotros. No en todos los casos pero sí en algunos esta es una de las causas que pueden influir a la hora de que el peque no coma algo, ya que para él ese alimento no tiene gusto a nada o el que tiene no acaba de serle aún satisfactorio. Recuerda que también tienen épocas en las que comen más o menos, pero eso también nos pasa a los adultos, pero como nosotros somos los que nos ponemos las racciones en el plato no nos damos tanto cuenta de ello. Sólo tienes que vigilar que su salud sea buena que crezca bien, que este activo y no enferme, unos días de nervios en el cole por una riña entre pequeños le puede quitar un poco el hambre, por ejemplo. Si ves que de salud esta mal, evidentemente no te lo pienses dos veces y que lo mire su pediatra.

    Se que esto va ha costar porque a nosotros nos educaron con ello, pero ten presente que la comida nunca debe ser un castigo o un premio. La comida es por una parte una necesidad vital que cumple por un lado un rol social y no vamos a negarlo puede ser muy placentera, pero en ningún caso es un premio o un castigo. Si se utiliza así se puede caer en el peligro de crear ciertos chantajes y desarreglos alimenticios.
    Ej: Si te portas mal te dare de comer brocoli, o, si no te comes la comida la volverás a tener para cenar y así hasta que te lo tomes. Esa no es una buena forma de introducir verduras, las verduras no son un castigo. Que no le gusta el brocoli, pues intentalo con otra verdura, lo sano es que tome verduras, que le encantan las ensaladas, pues viva las ensaladas.
    Ej: Si te portas bien tendrás un pastelito de postre. Consecuencia, el niño piensa, me portaré mal, me dirá que si me porto bien me dará un pastel, luego me portaré bien y conseguiré ese pastel que antes me había dicho que no.
    Otro consejo, en ocasiones los niños son unos chantajistas natos y saben que si mamá no tiene otro remedio que ir al super con ellos y les montan un numerito a mamá justo en la cola de la caja al lado de "las chuches" es muy probable que mamá me de una para que me calle. Que levante la mano la persona que nunca haya visto esto en su vida. Así que mi consejo es que te adelantes. Si sabes que algo va ha ocurrir o tiene muchas posibilidades de que ocurra y no lo vas a poder evitar, se tú la que ha tomado la decisión y no que hayas claudicado porque ellos se han salido con la suya. Te explico, en este caso lo mejor es cuando entramos en el super cojer algo que sabemos les gusta pero es menos nocivo para el niño que no unas chuches, por ejemplo una magdalena o en verano un polo de agua. Al llegar a la zona conflictiva si te lo piden les dices "mamá ya te ha comprado esto hoy, pero lo tendré en cuenta para otro dia". Evidentemente, ese día haz la cena algo más ligera. Creeme, suele funcionar y en este caso la decisión ha sido tuya, te has adelantado al numerito.
    Lo único que puedo añadir es que les enseñes ahora mientras juegan a ir poniendo la mesa y recogerla, aunque eso sea solo llevar su cuchara cada uno y luego devolvertela a la cocina. A la larga agradecerás tener tres ayuditas en casa y ellos iran aprendiendo a ser independientes y valerse solos. Suerte con tus retoños

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por tus consejos Laura! Tienes algun blog?? oye para ir a leerte que sabes mucho truquillos!!

    me ha encantado lo de los niños con la cuchara, lo estoy imaginando! jajaja. Todavia les doy en las tronas, son pequeños pero la nena ya me hace caso a algunas cosas, me trae las zapatillas de sus hermanos cuando les visto o recoge algun trozo de galleta o fruta del suelo y me lo da.

    ResponderEliminar
  13. No, no tengo ningún blog, entre el trabajo, la casa, las compras, las comidas, los niños.... vamos que lo de leer blogs vale pero lo de hacerlos, ufff, aún queda mucho, además la informatica y yo somos algo incompatibles.

    Pues nada, anímales y verás como poco a poco van ayudandote, que nunca se sabe. A mi mayor he intentado educarlo que sepa hacer lo más posible de la casa, así nunca dependerá de nadie y siempre es una ayuda. Hazlo con los tres, verás como pronto tendrás una pequeña ayuda y de mayores podrán hacer lo que quieran sin depender de mamá y sus mujeres/maridos te lo agradecerán. Creeme cuando hay tantos en casa el que te lleven los platos a la cocina para fregarlos o bien que tú tengas que ir recogiendolo todo es una gran diferencia. También es una ayuda que mientras haces la cena y pita la secadora te venga el mayor y te diga "no te preocupes mamá, yo la saco y la llevo a la sala", jeje.

    Vi que habías enviado una historia a la web de educando a cuatro. Si miras el post de la historia que está dedicada a los niños especiales y miras los comentarios, yo soy el anónimo de las 13'05. Supongo que luego entenderás porque estoy tan orgullosa de que mi niño haya apredido todas estas cosas y porque digo que lo mio fue un master. También te diré que no siempre lloro, pero sí que te absorbe toda tú energía, y en ocasiones llegaba a absorberme mi alegria, te llegas a convertir en alguien muy especial :) creo que hubiera preferido lidiar con trillizos. Por suerte está evolucionando muy bien y últimamente nos esta sorprendiendo con el inicio de varios progresos que no tenía muy claro si alguna vez se darian. Hasta pronto

    ResponderEliminar
  14. Hola chicas y un abrazo particular a Laura,
    que bien encontrar mis ideas en tus palabras, que bueno ver reflejados consejos positivos, tu satisfación, la satisfación con la cual son recibido.
    Soy nueva en este blog, :) nuevisima, pero me gusta como lo llevaís, con respeto, hay muchos blogs de personas que se enfadan, aquí veo consejos valiosos y respeto.
    Felicidades de nuevo.
    Yo también estoy de acuerdo en dar a los niños de comer cuando tiene hambre, darle algo sano, claro (yo también flipo en colores con los padres con las chuches preparadas y ellos flipan de mi platano :) ).
    Los mios vienen del cole a la hora de la merienda y tienen un hambre loba: entonces le ofrezco mucha comida sana: zumos, leche, cereales, frutas, bocadillos ligeros o con verdura.
    Le ofrezco muchas alternativas, los dejo elegir y los preparo con ellos, ... bueno, sí, lleva un poco de trabajo ... :) pero vienen del cole después de todo el día y a mí no me da verguenza decir que me apetece estar con ellos :).
    Luego, una cena ligera, según lo que han comido de merienda.
    Por la cena, lo mismo, le suelo ofrecer alternativas y prepararlas con ellos, en lo que pueden, claro.
    Me parece una manera de acercarle a la comida de manera respetuosa y positiva.
    Besos a todas, de veras, voy a seguir explorando el blog.
    Lily
    http://www.madresnaturales.com

    ResponderEliminar
  15. Valla Laura, lo siento mucho. Mi flaquito también es un poco especial, todavía no sabemos hasta que punto, quiza se le note o quizá se iguale a sus hermanos, sólo Dios sabe, pero tengo miedo por momentos. Tengo un sobrino de 9 años que es especial, no tiene nombre lo que le pasa, nadie sabe decirles que es y empezó como mi flaquito de pequeño, sólo que lo dem i flaquito puede ser por su prematuridad y puede que se le pase y mi sobrino nació a término. Así que no sabemos nada ahun, sólo queda ver como evoluciona y la verdad prefiero no pensar en el tema ni mencionarlo, como ves nunca hablo de ello en el blog. También me doy cuenta que sus hermanos tiran mucho de él y aprende muchas cosas de ellos, le noto pequeños logros y son mi alegria y esperanza, y me aferro a eso. Así que concentrate en esos pequeños progresos de tu niño. Yo creo que a estos niños especiales se les quiere más.

    Lily no se si se me ha entendido bien, pero nunca les doy chuches de esas industriales, vamos no las han probado nunca, lo más que han comido son unos gusanitos o aspitos cunado ha traido alguna visita de cuando en cuando. Yo me refiero "chuches" al picoteo, a las galletas, magdalenas, pan, zumo, lo que caiga vamos. Me he dado cuenta que si pasamos la tarde en la planta de arriba, yo aprovecho a coser un poco más y ellos estan más tanquilos con este tema, como arriba no hay cocina no piden y juegan sin acordarse de picotear, y luego cenan mucho mejor.

    ResponderEliminar
  16. Vaya, lo siento, lo único que puedo decirte es que os busqueis un buen médico que os aconseje bien y le supervise. Nosotros al principi ibamos muy despistados yo veía que pasaba algo pero no sabía que era y el personal con el que nos pusimos en contacto enseguida no estaba a la altura de lo necesario. De esta forma perdimos un tiempo muy valioso, pero por suerte hablando con otra madre que le pasaba algo igual me dio el telefono de un gabinete psicopedagogico al que ha ido durante años y que consiguieron muy buenos resultados. También otra chica me derivó a una neuropediatra que fue la que lo diagnosticó y con la que trabajamos también desde hace tiempo. El cambiar al niño de cole nos costó más porque en el que iba sus compis le aceptaban bien, pero el colegio sabía tanto de integración como yo de cibernetica nuclear. Al final el niño tuvo una crisis muy bestia y tuvimos que solicitar un cambio de cole rápidamente. No me quiero plantear como estaría hoy si desde el principio lo hubiera encauzado como toca, lo hecho hecho está y hay que mirar hacia el futuro, no hacia atrás. Así que no es cuestión de no pensar en ello, sino de anticiparse e intentar solucionarlo, como en el super, jeje. Se que cuesta mucho y a mi personalmente no me gusta estar todo el tiempo leyendo cosas al respecto, eso deprime hasta al más firme de todos, pero si tienes que hacer de tripas corazón y conseguir poner las cosas en su sitio, solo de esta forma el pronostico puede derivar en bueno y esperar que tenga un futuro como todos. Suerte.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico