Seguidores

Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 39 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Entradas populares

Páginas vistas en total


8
jueves, 29 de marzo de 2012

Como actuar ante un conflicto entre hermanos

Os aviso que hablo desde mis teorías y desde mi experiencia como madre y como hermana. No soy ni psicóloga ni pediatra ni socióloga ni na de na. Vamos que puedo estar súper equivocada, o no, son solo opiniones y teorías mías, por lo que todavía estoy confusa en cuanto a que no tengo claro del todo como actuar y estoy abierta a cambiar de opinión y escuchar vuestras experiencias. Porque lo que si creo que debemos ser constantes y no ir cambiando de criterio a cada rato para confundir a los niños y creo que los mios están en la edad de empezar a comprender y tengo que tomar una postura concreta ya de ya.

Creo que el tener hijos de la misma edad nos da una oportunidad maravillosa de educarles en las relaciones desde igual a igual. Creo que es una gran ventaja. Porque los hijos sin hermanos no conocen esto hasta que llegan a guarderías o colegios donde los padres no son testigos y no pueden hacer nada para guiarles. O en otras familias donde hay hermanos mayores se tiende a tratar diferente según la edad. Por ejemplo en mi caso, somos 3 hermanos y yo soy la mayor. A mi siempre me han enseñado que tengo que ceder en todo porque mis pobres hermanos eran más pequeños que yo. Siempre me he tenido que sentar en medio en el coche, encima del tapón en la bañera y siempre he sido la última en elegir cuando llegaban regalos o cosas a casa, elegía la última la cama, el sitio en la mesa, en el sofá,...todo de todo. ¿Esto como ha marcado mi carácter? pues soy una persona "demasiado" generosa ( o tonta, hablando claramente, lo malo que una tonta consciente que es peor que una tonta sin más), que siempre cedo y dejo correr los asuntos. Por otro lado mi hermano con el que me llevo un año es muy egoísta y suele aprovecharse de la gente sin ningún tipo de pudor o vergüenza, creo que no es consciente de ello y siempre culpa a los demás de que le den la espalda (después de haberles exprimido a tope), lo digo así de claro y de publico porque se lo he dicho a él también cuando se ha encontrado sólo y no sabe por qué. Mi hermana pequeña, siempre ha sido la "mimada y consentida" de la casa y ella ha sido insoportable durante años en ese sentido. Bastante mandona y exigente. Gracias a Dios como además de todo esto es muy inteligente (y mujer, porqué no decirlo) se ha dado cuenta y ha cambiado bastante (espero que no se moleste si lee esto, ya sabe que es verdad).

Si está en mi mano el moldear el carácter de mis hijos me queda preguntarme primero ¿cómo quiero que sean mis hijos? Ser como yo me ha hecho sufrir muchas veces, por decepciones, por no saber decir que no, por no saber pedir, porque he sentido que se aprovechan de mi muchas veces, porque muchas cosas me han parecido injustas y cuando la injusticia es por otra persona salto pero si es por mi me aguanto...pero me he dado cuenta que ser egoísta y caprichoso, que ser de los que se aprovecha de los demás te trae algunas ventajas materiales, de tiempo, de conseguir cosas y favores de los demás...parece una opción ventajosa pero también la gente acaba alejándose de ti. Sólo quedan unos pocos que te quieren porque son familia (no todos) o porque te conocen de toda la vida y ya han asumido como eres y saben como manejar la situación y hasta donde darte cancha. También me gustaría pensar que hay un término medio sin que unos u otros tengan que tomar un rol determinado, sino que busquen el equilibrio, que lo veo muy complicado y un poco fuera de mi conocimiento, porque en mi casa no fue así y no sé como habría que educar en un conflicto de intereses entre hermanos para criar una persona equilibrada en las relaciones con los demás.

Bueno después de este rollo creo que dejaré para otro día el análisis de las posibles reacciones que podemos tener ante un conflicto entre los hermanos por un juguete por ejemplo, para no alargarme demasiado. Porque es un tema del que hay mucho que decir, porque he leído por ahí que hay quien no interviene de ninguna forma, que les dejan que lo resuelvan solos, quien hace de juez y decide quien tiene la razón, o quien escucha las diferentes versiones del asunto y les guia hacia la solución preguntando intentando no tomar parte, quien directamente les quita el juguete a los dos hasta que se pongan de acuerdo y dejen la pelea, o quien da la razón sin saber siempre al mismo o al que mas chilla, o al que menos,...hay muchos tipos de reacción e intentaré analizarlas en profundidad en la próxima entrada sobre este tema, si Dios quiere.

8 comentarios:

  1. Yo lo más parecido a los conflictos que comentas los tengo en los grupos de Psicomotricidad y lo que siempre intento es que lo resuelvan ellos pero dándole herramientas para que lo hagan. Si por ejemplo un niño empuja a otro y éste me lo dice a mí, le digo que le explique al amigo qué le ha hecho y cómo se ha sentido y al que ha empujado que note como le ha hecho sentir al compañero, normalmente acaban dándose un abrazo y sin rencores. En otros casos soy yo la que mete la patita y probablemente ellos lo hubieran resuelto perfectamente sin mi ayuda y sin sobredimensionarlo tanto. Es un tema muy interesante. Por cierto, que leí que unaterapeutatemprana era muy largo, jejeje. Sí que lo es, me llamo Raquel, por si te es más cómodo :)
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  2. Te he leído apasionadamente, lo confieso... no sabía si hablabas de ti o de mí... jajaja.
    Creo que has dado con el quid de la cuestión de muchas de nuestras actitudes como madres: nuestra propia experiencia, vista de forma racional, es decir, analizada y comprendida en su justa medida.
    Personalmente a mí me pasó lo mismo al ser la hermana mayor, y mi carácter se ha forjado mucho en ese sentido igual que el de mi hermana: sufrí mucho, pero en mi estado happy flower actual me he dado cuenta que mereció la pena para ser la persona que soy y comprender cómo debo educar a mis hijos.

    Precisamente no seré yo quien te pueda dar un consejo al respecto, pues tengo a la pekenina todavía en mi interior, jejeje, pero tengo claro que no llega para quitar mi tiempo de mi hijo mayor y entregárselo a ella: será un reparto justo y distributivo, más eficacia y eficiencia en mi tiempo para ellos, siendo yo la en principio perjudicada hasta poder adaptarnos todos al aumento en la familia. Mi marido será pilar en todo ello como punto de apoyo mío, pues evidentemente es un trabajo que debemos llevar a cabo todos los miembros de la familia.
    Me considero una persona lógica, racional y dialogante, lo hice con mi hijo desde pequeño, y lo haremos ahora ambos con su hermana, con lo cual será un trabajo en equipo para vivir todos en positivo las complicaciones que puedan surgir.
    Probablemente aprenda de ti mucho para poder aplicarlo en mi hogar, así que cuenta con que me interesa un montón todos estos análisis que nos planteas, jejeje.
    Un besazo linda!

    ResponderEliminar
  3. Hola chicas, ¡qué interesante el tema!
    Personalmente pienso que está a la madre, y a la sociedad en general, prácticar una actitud colaborativa y no comparativa ... que se dice fácil, pero tiene su misterio.
    Para mí es importante NO presionar a los hermanos grandes para que nos ayuden sino explicarle las necesidades de los más pequeños de manera clara y tranquila.
    ... Y luego, claramente, todas fallamos pero analizamos y aprendemos de nuestros errores y mejoramos como madres y personas.
    Gracias por tus posts.
    Besos
    Lily
    http://www.madresnaturales.com

    ResponderEliminar
  4. Pues muy intetesante el tema que planteas. Yo soy hermana mayor pero al llevarnos tanto(11 años) pues también es diferente, no había conflictos entre nosotras y practicamente la crie. Lo que si pienso es que está en nuestras manos, los padres, en enseñarles a vivir en igualdad siempre respetando la edad o situación de cada uno. Aún me queda mucho por aprender...esperaré la entrada sobre las reacciones que me interesa mucho. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Como quien dice, yo fui hija única porque a mi hermana le llevo muchos años, y soy igual de pava, siempre acabo cediendo. Así que no sé si el hecho de tener hermanos, o no, influye realmente en el carácter. Un besito.

    ResponderEliminar
  6. No te metas entre hermanos que luego se amigan y se alían contra tí jajaja

    ResponderEliminar
  7. Como sabes, yo, de momento, sólo tengo una pero creo en una educación equitativa, donde exista un equilibrio de si uno cede hoy, otro mañana. Estoy de acuerdo en que deben aprender el hoy por ti, mañana por mí pero dentro de una igual desde el mayor al más pequeño y desde el niño a la niña, sin distinciones de ningún tipo.
    Y también creo que es importante dejarlos a ellos que aprendan a solucionar pequeños conflictos de hermanos, eso sí, estando pendiente para actuar en caso de que alguno se vaya a hacer daño, pero ir dejándolos y ensenándolos a desenvolverse poco a poco...para ello ir explicándole qué siente el otro, el saber ponerse en el lugar de su hermano, dándole recursos, etc...
    Es lo que pienso hoy día, pero aún no tengo esos conflictos de hermanos, igual cuando llegue el momento tengo que tomar otros atajos, je.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo también soy de las que piensan que hay que dejarles resolver a ellos, pero siempre vigilantes para intervenir cuando sea necesario.
    Quizás tan pequeños todavía no tienen los medios necesarios para hacerlo correctamente, ahí tendréis que estar el papa y tu para enseñarles y sobretodo creo que es muy importante lo que has dicho de no ser injusta con ninguno.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico