Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


12
jueves, 17 de noviembre de 2011

1 kilo de amor lleno de cables y tubos

video

Las imágenes hablan por si solas (es mi flaquito). Este video y de sus hermanos me lo enseño mi marido cuando todavía no los había visto en persona. Me pareció hasta grande viéndolo en el móvil de mi marido. Pero al dia siguiente cuando los vi en directo me impresionó mucho lo pequeño que era porque en las imágenes parece más grande (la tele engorda ya sabéis) y lo unico que podía hacer es ir de incubadora en incubadora con mi silla de ruedas llorando a moco tendido.

Es una experiencia durisima ver a tus hijos así, todavía veo las imágenes y me emociono. Me daba inmensa pena que tubieran una via en el brazo porque yo la había llevado dos meses y sabía lo que dolia y molestaba y me parecía injusto que una criaturita que acaba de llegar al mundo tubiera que pasar por ese sufrimiento. En las imágenes todavía no la llevaba porque les alimentaban al principio por el ombligo y luego pasaron a ponerles suero en el brazo y una sonda en la boca. Les veía heriditas de pinchazos por las piernas, en la cabeza, en los brazos...cada pinchazo me dolía por dentro, es algo que no se puede explicar.

Con el tiempo te acabas acostumbrando a los pitidos de las máquinas de respiración y de las constantes, pero los primeros dias se te ponía el pulso a mil cuando a tu niña le daba una taquicardia y empezaba a pitar una máquina o cuando dejaban de respirar por unos segundos y pitaba otra. O cuando estaba tocando la manita de uno tranquilamente  y de repente pitaba alguna máquina del otro y me iba corriendo a ver que pasa. Esos pitidos me ponen la piel de gallina cuando los oigo en los videos porque me recuerdan aquellos sentimientos de pánico.

Es muy duro sólo poder tocar a tu hijo a trocitos, acariciar un poco de moflete entre la goma del respirador y el gorro, un poco de brazo sobre la pegatina de la via o un poco de pecho entre el pañal, que le queda enorme ,y las pegatinas de las costantes. Lloro incluso ahora mientras escribo esto porque es algo que no he curado y no se si curaré algún dia. Sólo los papis de bebés prematuros pueden entender este dolor que llevamos dentro. De preguntarte cada dia si estan bien o no, cada noche lejos de ellos pensando que si le pasa algo a alguno estás a 60km y puede que no te enteres hasta el dia siguiente, de no saber si lo superarán todos o se quedará alguno por el camino, de verles el dolor en su llanto de gatito, su mirada de súplica y no poder hacer nada más por ellos, el no poder llevármelos escondidos dentro de mi ropa, cuantas veces fantaseaba con esa idea... cuantas horas he pasado con uno de ellos sobre mi pecho dormidito y me dolía todo el cuerpo de la postura y no me quería mover por no molestarle o que se despertara porque luego me tendría que separar de nuevo hasta el dia siguiente, cuantas horas observándolos y hablandoles, dandoles animos y llorando por dentro y a veces por fuera...

Ahora les miro y me parece incleible que sean los mismos que aquellas cositas delicadas y frájiles. Y sólo puedo pensar: Dios es grande.

12 comentarios:

  1. Trestrillitigres aunque tengamos el dolor de esa experiencia vivida por lo menos tenemos el consuelo de que están con nosotros y todos bien... los míos nacieron en la semana 35 y con 2 y 1.8 kilos asique no eran de los más pequeños, el pediatra lo único que hacía era decirme que estaban perfecto sy que solo estaban para coger peso.... pero a mi me dolía en el alma verles llenos de cables y con tanto aparato... me ayudaba ver los profesionales que allí trabajaban y el cariño con el que trataban a los bebés, pero creo que el dolor de que tuvieran que nacer sufriendo no me lo voy a quitar en la vida

    ResponderEliminar
  2. Que pena el dolor por el que has pasado. Pero tienes la recompensa de verles crecer e ir superándose cada día.
    Como tu has dicho: Dios es grande

    ResponderEliminar
  3. mis mellis es que no sé porque los que nacen con 2 kilos los dejan para coger peso cuando a los que nacen con menos les dan el alta cuando alcanzan los dos kilos. Y de echo empiezan a coger mejor el peso cuando bienen a casa porque estan mucho más tranquilos sin tanta gente diferente manipulandoles, tantos pitidos y tanta luz. Creo que si el niño realmente está sano que ya le han hecho todas las pruebas oportunas y sólo es coger peso, es mejor que esté con su mami.
    Marible, despues de la dificultad biene la facilidad, gracias a Dios.

    ResponderEliminar
  4. TTT el audio de tu vídeo me ha impresionado. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  5. Que momentos tan duros pasaste mi niña, pero todo tiene su recompensa y solo tienes que quedarte con la idea de que gracias a ese sufrimiento que pasaron ahora están sanitos, Dios es grande y te ha dado tres hijos preciosos. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Qué recuerdos de pitidos... de ponérseme el corazón a mil al ver otro monitor pitando y no poderme mover porque estaba congureando con otra, de despedirme todas las tardes, un te quiero a cada incubadora, de llegar por las mañanas y mirar desde fuera con ansiedad que todas nuestra incubadoras estuvieran con su niña, de cada gramo cogido un logro... Efectivamente, los padres de prematuros sabemos lo que es, ver sufrir a unas cositas tan pequeñas, no es justo, no es justo que no puedan estar en casa... duele, y sigue doliendo, verdad? Parece mentira cómo están ahora... si hasta el gorrito de la CPAP para respirar le está grande... cómo recuerdo esas piernas dormidas y no moverme para no despertarla... Precioso, TTT, gracias por colgarlo... igual un día me animo... Precioso!

    ResponderEliminar
  7. PUes te doy toda la razón... a Princesita que nació con 2 kilos la dieron de alta con 2200 pero a Repollete que nació con 1800 le dieron de alta con 2kilos... ella estubo por lo menos una semana en las cunas que hay donde neonatos, mientras su hermano permanecía en incubadora... y yo no entendía que hacía allí princesita si todo elmundo decía que estaba perfecta...

    ResponderEliminar
  8. Sí, yo me llevé a la mas peque a cada con 1800gr!! Nuestro neonatólogo decía que estaría mejor en casa, y vaya si lo estaba! Empezó a comer como una bestia, y pronto adelantó a la mediana, que le sacaba más de medio kilo al llegar a casa! Se comía su bibe y lo que dejaban sus hermanas de los suyos!

    ResponderEliminar
  9. Ahinoa yo ya me llevé algun sustillo de llegar y ver su incubadora vacia-apagada o con otro niño. Gracias a Diso siempre por un traslado cuando pasaban a alguno a cuidados medios o a cuna. Pero el susto en el cuerpo de donde está mi niño no me lo quita nadie. Valla lo de que te la llevaste con 1800gr eso es algo tambien a quejarse y rehivindicar, porque cada sitio es diferente en cuanto a el peso del alta y deberian de ver que si es solo coger peso esta mejor en casa. Yo como he dicho otras veces tengo trauma de que mi pequeñajo estubo una semana más para coger peso alli solito y me lo podía haber llevado a casa perfectamente.

    ResponderEliminar
  10. Ufffff! Me quedo sin palabras. No, mentira, tengo unas palabras que decir: Flaquito es un campeón, un luchador, un GRANDE!!!

    Marcadores, duros y preciosos recuerdos...

    Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Solo te puedo mandar abrazos gigantes virtuales!! Habéis (y sois!) sido una familia de valientes y luchadores! Ahora disfrutas de 3 revoltosillos maravillosos, así que lo malo queda muy lejos!

    (que lindo el papá hablando de sus ojos abiertos ^^)

    ResponderEliminar
  12. Si pobre, era la primera vez que se los veia abiertos y el pobre se lo dice a la enfermera con emocion y la otra como quien parte jamon en la charcuteria, como esta mas acostumbrada que na a estas cosas y ademas igual ella ya le ha visto los ojos antes que el, no le ha dado ninguna importancia al asunto.

    La verdad que todo merece la pena, como he dicho mil veces, cada dia tengo una anecdota que contar de mis bichillos, son tan monos!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico