Seguidores

Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 39 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Entradas populares

Páginas vistas en total


20
martes, 17 de abril de 2012

Colechando...conmigomisma


Éstos últimos días he leído algunos artículos sobre el colecho con los bebés curiosamente expresando que no lo hacen o los contras que le encuentran al tema (aquí y aquí). Digo curiosamente porque es algo de lo que siempre lees los pros y que la gente que lo practica es una decisión orgullosa y feliz. Y que conste que respeto profundamente a quien opta por el colecho y en el fondo hasta lo envidio, porque yo no soy capaz ni de intentarlo. Yo no me lo he planteado nunca porque eran tres bebés, si hubiera sido uno no sé como habría sido la verdad, puede que igual o puedo que lo hubiera probado por ver si iba con nosotros o no. Pues como me apetecía hablar del tema y como no lo practico no tengo fundamento para decir nada que interese a nadie, os voy a hablar de colechar con el marido, jajaja. 

Puede parecer una tontería porque se supone que es lo que hace todo el mundo y como debería ser. Pero yo no lo hago casi nunca. Yo soy bastante cariñosa y siempre me ha gustado dormir en pareja. Pero después de estar dos meses en el hospital durmiendo sola y luego otros 3 en el sofá por atender más cómodamente a los niños cuando hacían tomas nocturnas, y luego empecé a turnarme con mi marido las noches para poder dormir un poco mejor, el hacía hasta las 6 de la mañana y yo le cogía el turno cuando se iba a dormir. Así que nos tiramos mucho tiempo sin dormir juntos, me acostumbré y ahora soy muy sensible a despertarme durante la noche. Imagino que también porque me acostumbré a tener que despertarme antes cualquier ruidito que hacían los niños, aunque fuera un suspiro. Tenía mucho miedo de que se me muriera alguno mientras dormía. Puede parecer un miedo irracional, pero con tres bebés prematuros a los que has visto dejar de respirar muchas veces y tener que reanimarlos (tanto en el hospital como en casa) para que vuelvan a respirar se vuelve un hecho real y posible. Pues eso, que cuando todo eso pasó y ya dormían en su cuarto y toda la noche y no tenía ningún problema con el sueño de los niños, empezaron a surgir mis problemas de sueño propios. Me he quedado muy sensible a los ruidos y me despierto con nada.

Durmiendo con mi marido me despertaba varias veces por la noche por sus ronquidos o ruidos típicos de dormir. Y no descansaba bien hasta que un día decidí ponerme mi propia cama en otro cuarto. Desde entonces duermo muy bien. A veces dormimos juntos en mi cama o en la suya y cuando me despierto a las 2 o las 3 de la mañana me paso a la otra porque me es imposible conciliar el sueño de nuevo con sus ronquidos,que no es que ronque muuucho, pero que yo no puedo dormir con ruidos por pequeños que sean. Estuve una temporada que me ponía tapones, pero aunque mis niños no se despiertan casi nunca, me daba la sensación de que podía pasar algo y no enterarme, así que con esta solución estoy contenta porque descanso mejor. Así que si no puedo ni dormir con mi marido como prodía hacerlo con los niños!? Así que en mi cama no somos 5 sino 1, jeje.

20 comentarios:

  1. Pues chica lo veo una opción estupenda que quieres que te diga... toda la vida durmiendo sola y de repente te casas y tienes que aguantar a un maromo al lado que invade tu territorio jejeje...
    Ahora en serio, teniendo niños pequeños cada segundo que descanses es vital y si tu forma de hacerlo es dormir en un cuarto sola creo que es correcto y perfecto, siempre existen las visitas nocturnas al churri.... gracias por citar mi entrada, precisamente la escribí porque la de mis mellizos y yo y me di cuenta precisamente de lo que tú dices todo el mundo escribe sobre las maravillas de colechar y también está bien dar otros puntos de vista...

    ResponderEliminar
  2. Pues yo también pienso que lo importante es que descanses y si esta es la única forma...eso si cuanto más tiempo duermas sola más te costará volver a dormir con él. Yo la verdad que hice colecho forzado porque era la única manera de descansar un poco todos, supervivencia vaya jaja. Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Si así descansas me parece fenomeno. Eres tú la que tienes que lidiar con las fierecillas mofletudas todos los días asi que...
    Pero yo lo paso fatal cuando el Futuro se desvela... porque se va al sofá y me deja sola en una cama de 140x200 asi que... FRIO!!! cuando me despierto voy a buscarlo, cualquier día lo mato de un infarto jejeje, una aparición deforme y despeinada a las 4 de la mañana, arrastrando los piés y sorbiéndose la baba jajajajajaja, no sé como sigue viviendo conmigo...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. PUes yo consigo descansar sólo si me meto a la cama antes que él. Si nos metemos a la vez, sólo con el ruido de su respiración, me cuesta el doble dormirme. Estoy contigo. Lo importante es descansar, para poder atender bien a tus peques. Y si así lo consigues, pues estupendo. Yo también me lo he planteado más de una vez, pero no tengo más habitaciones en casa.

    trokolo

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, entiendo lo de irse a otra habitación, con mi hijo mayor tuve que hacerlo. Mi ex roncaba mucho, pero mucho mucho, vamos que desde la cama de la habitación de al lado, con un armario de por medio, lo oía como si lo siguiera teniendo al lado. Es una cosa que ahora se queja el niño cuando le toca fin de semana en casa de papá, que no le deja dormir por la noche porque ronca. Yo también me puse tapones, muchos años, y no funcionaba del todo y me dieron varias infecciones de oido, consecuencia, tengo una mastoiditis en ambos oidos que debo ir vigilando por si un día se complica. Jeje. El mayor me dió un montón de noches toledana, tantas que era más fácil contar los días que había dormido algo que no los demás. Así que puestos a ponernos, lo que hice fue que el peque dormia en su cuna y yo a su lado en una cama. Siempre me iba a la cama cuando él estaba dormido y me levantaba y la hacía antes de que él se despertara, así que no fue muy consciente de que mamá estuviera tan cerca. El mayor, aparte de hiperactivo de día lo era también de noche y se pasaba todo el rato girandose, sentandose, de todo de dormido. Para evitar que se despeñara estuvo en su cuna hasta que ya no cabía más niño allí dentro, casi los tres años. Luego lo pasé a la cama que estaba al lado de la pared y bien blindada de barreras y yo monté otra a su lado y estuve también así bastante tiempo. Nunca he querido que ninguno de los dos durmieran en la cama de los papás. La cama de los papás es de los papás, y el cuarto de los papás no es zona de juego, para jugar tenemos la casi totalidad del resto de casa. Es nuestro pequeño Sangrilá, nuestra reserva natural sin niños, un sitio de intimidad y coherencia mental.

    (continuará)

    ResponderEliminar
  6. (continua)

    He conocido tres parejas que me han comentado que han hecho colecho. La primero fue un compañero del cole del mayor, los padres me dijeron que habían dormido con el niño hasta que estuvo a punto de parir al hermanito, ejem, ejem, los niños se llevaban ocho años, así que me pregunto como se encarga un hermanito con un niño durmiendo siempre en tú cama y encima en medio de los dos padres que es donde se ponía (en el sofá, vale, pero que incordio de vida íntima)
    El segundo es una amiga mia que lo había hecho con su hija cuando se separó de su ex ya que se fue a vivir de nuevo con sus padre y allí sólo había un cuarto, asi que fue digamos un colecho por necesidad. Ahora esta con su actual marido y han tenido dos niños más (uno tras otro) y ha sido sacar a uno porque se venía el otro. Ella está encantada ya que se acostumbró a ello con la mayor. El marido me mira con cara de resignación en plan "y que quieres que te haga si ella dice que es lo mejor, lo cierto es que me voy cada día con unas ojeras al trabajo de no dormir por exceso de personal en la cama" y según me dijo cuando ya no puede más se larga a dormir al sofá.
    El tercer caso lo encontré más alucinante. Una pareja que conozco y hacía siglos que no veía, los dos altísssssimos, enorrrrmmmmeesss (a mí me sobran como veinte quilos pero yo soy una sílfide al lado de ellos, incluso la Monserrat Caballé pasaría por anoréxica a su lado) Me los encontré por la calle con una bebita de cuatro meses monísima pero muy pequeñita para su edad, que comparada con esas dos moles aquello era una cria de lironcito en medio de dos ballenas azules. La madre me dijo que ella era muy dormilona y aunque la niña llorara no se enteraba y el marido no llegaba a tanto pero casi, asi que la niña dormia en medio de los dos, ella dormia sin el sujetador y si la niña tenía hambre buscaba la teta y chupaba mientras la madre dormia, por la mañana el marido si se había dado cuenta le decía las veces que había echo toma para llevar un poco el control (juro que no estoy exagerando, quedé ojiplática cuando oí estas palabras). Esto es supervivencia innata y los demás son mariconadas!!!!. Aún no se como no se han cargado a la niña de un tetazo, porque la madre de siempre ha sido de las de buena ubre, pero muy buena, y con lo de dar pecho encima había puesto más. Vamos que yo creo que la niña no se mueve y no dice nada por miedo a ser aplastada por alguno de sus progenitores.
    Y eso es todo lo que puedo decir del colecho, ni más, ni menos.

    ResponderEliminar
  7. Mi churri se despatarra un montón y siempre acabo durmiendo en diez centímetros de cama. No te creas que no he pensado nunca lo de poner dos camas separadas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que nosotros si hemos colechado, además hasta hace muy poco y ahora alguna noche ocasional.
    Parece que es habitual que los que colechamos critiquemos a los que no lo hacen, y los que no colechan nos critiquen a nosotros. Pero yo no voy por ahí, que cada cual es libre de dormir como más le guste.
    Si que tengo que aclarar que el colecho debería ser una decisión familiar y no algo que uno impone al otro.
    También aclarar que la vida de pareja no tiene por qué verse perjudicada por colechar con los hijos, que el día tiene muchas horas y las casas tienen varias habitaciones...

    Dicho esto, sobre lo que tú cuentas sólo tengo que decir que el sueño es para descansar y que cada una/o tiene que buscar la manera en la que mejor descansa. Y si tú estas mejor sola, pues estupendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Yo ya comenté en otro blog, que quitando ocasiones contadas que nos hemos traido a uno de los tri a la cama, el resto dormimos los dos solitos.

    Pero reconozco que donde mejor duermo es en el sofá, me pego unas panzadas, ya tiene hasta mi forma cogida, que a gustito...

    Me suelo quedar dormida en el sofá casi todos los días, y mi churri me despierta para ir a la cama. Algunas veces que por lo que sea, sus ronquidos u otro motivo, me desvelo, me voy al sofá y duermo estupendamente.

    Este finde me dormí en el sofá y me quedé allí, si es finde, no insite tanto en que vuelva a la cama porque no hay que ir a trabajar al día siguiente... Oí lloriquear a uno de los nenes, me levanté zombi y me planté en la puerta de la calle, claro, de mi habitación aunque vaya dormida a la de los nenes salgo hacia la derecha, pero hice lo mismo y me vi en la puerta pensando "¿qué narices hago yo aquí?", nada, media vuelta, coger el tete que estaba en el suelo y al sofá otra vez.

    Y que conste que tengo una habitación con una cama de matrimonio vacía, pero nada, lo mío es el sofá.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, cuantas historias diferentes! Ya veo que cada una tenemos nuestras cosillas para dormir ( y cada uno). A mi me pasaba también lo que comenta alter ego, que me dejaba con 10cm (medidos) porque duermo de lado y asomo la nariz (que es bien larga) fuera del colchón. Ahora que duermo sola me despierto boca arriba muchas veces, como se nota que tengo sitio, eso antes era impensable. LO de colechar o no estoy con Maribel, cada uno que haga lo que le plazca que para eso es su sueño, su cama y sus hijos. No comparto esa idea de criticar a quien opta por lo contrario que uno, no entiendo esa gerra que se vé por ahi entre estilos de crianza, de echo es algo que me da bastante rabia. Si a ti te va bien algo, enorabuena, está bien que lo aconsejes desde tu experiencia pero no critiques a los demás por lo suyo para darte más razón, porque así la pierdes. Y lo que más rabia me da es que critiques desde el desconocimiento. A mi me han criticado mucho madres de un solo bebé y no creo que tengan derecho porque no tienen ni idea de que es tener tres a la vez y nunca lo sabrán, ni ellas mismas saben como hubieran actuado en mi situación. Así que como he dicho muchas veces no hables del indio si no te has probado sus sandalias.

    ResponderEliminar
  11. Jajaja Cintia, ayer casualmente pensaba en como somos de iguales mi marido, miranda y yo.. para dormir necesitamos silencio absoluto! mi suegra se está quedando aquí un mes, y estaba afuera conversando con su hijo, pues Mími se retorcía en la cama como diciendo SSSSHHH basta! quiero dormir! jajaja y yo soy idéntica!

    Si mi marido roncara le iría muy mal.. jajaja, enserio..

    Nosotros hasta ahora seguimos con el colecho, y al principio si me dio mucho miedo, porque ella era mínima, y porque al igual que tu tenía terror de las apneas y en su cuna le pusimos un monitor de movimiento que me ayudó mucho a dormir en paz los primeros meses.. ahora está en nuestra cama, y amamos que nos abrace en la madrugada, y que nos despierte con sus ruiditos y su sonrisa por la mañana :)

    Igual ya voy planificando su ida a su cama, pero poco a poco, no hay prisa jajajaja.. la verdad creo que va a ser más difícil para nosotros que para ella!

    A mi si me gusta dormir acompañada, me encanta, incluso antes de Miranda teníamos a mi perrita adorada, y también nos la peleábamos :)

    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Salvando las distancias, te entiendo xD
    Yo no he pasado por nada de lo que has pasado tú (me quedan años para eso jajaja) pero aunque me gusta quedarme con mi novio a dormir (los dos vivimos en pisos de estudiantes y es sencillo) y cuando duermo sola me siento algo rara, descanso mejor cuando duermo sola, con toda la cama para mí y con mis miles de almohadas y mantas. Supongo que cuando tengamos piso propio (si la cosa sigue bien obviamente) tendremos que tener una cama enooooorme para poder dormir bien los dos xD
    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  13. Aaaah por cierto, lo de colechar, me parece una buena idea dependiendo del caso, del número de niños y de la forma de ser de los niños y padres.
    Yo sólo dormía en la cama con mi madre cuando estaba enferma, para controlar la fiebre y demás, pero de resto en mi cama.

    ResponderEliminar
  14. En mi caso desde que mi hija tenía 2 meses dormía en su cuna, al cumplir los 12 meses estuvo internada varios días por asma bronquial y los doctores nos recomendaron dormir con ella en la misma cama (no estabamos muy de acuerdo pero por cuidarla y monitorearla lo hicimos con gusto) ahora tiene 18 meses y sigue con nosotros (ya por costumbre..) Nos encanta tenerla con nosotros, pero también queremos que ella tenga su espacio privado para dormir, fomentar su independencia y confianza.
    Estoy de acuerdo en que el colecho y cualquier cuestión sobre la crianza es decisión personal, digna de respetarse.
    Un saludo a todas :D
    Lorena

    ResponderEliminar
  15. Ah! Me ha encantado... yo también me he vuelto súepr sensible a los ruidos por la noche, pero como mi marido es sonámbulo, las noches que no me deja dormir, me aprovecho y le digo que vaya a otra cama, y va sin despertarse, pobre... y entonces duermo a pierna suelta... aunque son las menos, la verdad. En cuanto a las niñas, cada uno en su camita y dios en la de todos. Cuando eran recién nacidas que estuvimos un tiempo en Madrid en casa de mis padres, sí que colechamos, la verdad. Yo lo hacíamos porque las niñas dormían muy a gusto y así dormíamos más horas. Pero en cuanto vivnimos a Donosti dejamos de hacerlo, y sin problemas, porque no queríamos que se acostumbraran. Que tenemos una cama muy grande, y aún y todo, no cabemos... estoy a favor de que cada uno haga lo que crea mejor, pero para nosotros, lo mejor es quererles pero que tengan independencia, porque somos muchos!! Un post genial TTT!!!

    ResponderEliminar
  16. Yo acompañada duermo fatal, es que no me lo plantearía nunca!!!

    ResponderEliminar
  17. Pues yo soy como tu, no me gusta nada critircar las cosas diferentes a las que yo hago como madre porque entiendo que cada caso es un mundo, tampoco me gusta defenter a muerte mi postura, por es solo eso, la mia, pero por desgracia no somos todos iguales. ¿sabes? cuando los niños nacieron nosotros nos organizamos igual que los hicisteis vosotros y que quieres que te diga ¡sola se duerme genial¡¡¡ te entiendo perfectamente porque se duerme de maravilla ¡la cama para mi solita que felicidad¡ un abrazo y gracias por citar mi entrada.

    ResponderEliminar
  18. Que cosas! Yo no he estado nunca por el colecho, es mas hasta hace poco no sabia ni que habia quien lo hacia a proposito,pensaba que un dia metian a los niños en la cama y luego no habia manera de sacarlos..vaya no sabia ni que tenia nombre.... y no los critico eh, cada uno en su casa hace lo que quiere.
    Pero "colechar" con tu pareja si gusta mas no?....bueno igual cualquier dia me hechan a mi de la cama y yo sin sospecharlo!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Yo tengo la mala suerte de que mi pareja ronca súper fuerte. Antes de nacer Irati yo me ponía tapones,pero en cuanto nació, como comenta Cinti, estás con la oreja como un radar.Por cierto, lo de pensar que se van a morir a la noche lo ternemos todas, yo con todas las madres que he hablado les pasa...
    A lo que iba...como no puedo dormir con ronquidos hemos decidido dolrmir separados.La niña y yo dormimos en la cama grande y el padre en otra habitación. La verdad es que hecho de menos a mi pareja pero la experiencia de dormir con un bebé es ALUCINANTE.no lo cambio por nada en el mundo. Me da hasta pena que mi marido no pueda dormir con nosotras, porque creo que se pierde una de las sensaciones más bonitas que hay.
    Besisssssssss

    ResponderEliminar
  20. A mí me encanta colechar, el mejor momento del día es cuando me voy a dormir agotadita y oigo cómo respiran (o roncan jajaja) mis 2 peques y mi marido. :D

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico