Ir al contenido principal

Concurso educar en Valores 5


5. Cuentos personalizados: "La mochila de tu ser"
 
Cuando estaba embarazada de mi hija, comencé a escribir una serie de cuentos fantásticos con personajes de un mundo mágico que, a pesar de vivir en un universo fantástico, nos dejaban un gran aprendizaje y valores en cada capítulo.
Mi hija aún es pequeña, sólo tiene dos años y no sabe de la existencia de estos cuentos pero cuando sea más mayor espero poder contárselos y compartirlo, a modo de cuento, de historietas y de imaginación, mientras le enseño valores que serán esenciales para su ser.
Es lo que se me ha ocurrido para compartir en tu propuesta de “Educar en valores”. Es uno de los capítulos que tengo escrito, el quinto y se titula: “La mochila de tu ser”.
“...” aquella mañana salí con Taifg a recolectar castañas pero, debido  a mi tripota, me costaba avanzar con dificultad, por lo que decidí caminar despacio para estirar mis piernas y fue así como llegué hasta la gruta del duende azul.  Me senté en una enorme piedra plana desde donde se podía divisar aquel pequeño o gran paraíso de tonalidades relajantes y esencias naturales.  Taifg me había hablado de la existencia de este duende, Pab, y de sus facultades, así como de su sencillez y esa habilidad para no hacerse notar pero sí sentir. Agradecí enormemente haberme topado con ese lugar y apreciar la lección que le dio a uno de sus pequeños duendecillos...bueno, también a mí que estaba escuchando en silencio.
Con un gorro añil y la piel del color de un cielo despejado, sin más argumentos que su inteligencia y sabiduría, comenzó a detallar una serie de elementos que nunca debía faltar en lo que denominó: “la mochila de su ser.
“Pase lo que pase en la vida, estés arriba o abajo, nunca olvides portar contigo:
La prudencia. Para que esté presente en ti la reflexión, la precaución y la moderación.
La calma. Que la paz y la tranquilidad te acompañen en tu día a día.
La confianza. De la mano de la seguridad en uno mismo,  de la fe, la autoestima, del valor, de las cualidades. De la firme esperanza, la decisión y el ánimo.
La inteligencia. Que se irá desarrollando con el aprendizaje, el análisis, la comprensión. La habilidad, la destreza y la experiencia.
La bondad. Que destaque la calidad de bueno, la inclinación natural hacia el bien. Que te lleve a una suavidad de carácter y te haga ser amable. Sin olvidar la cortesía y el favor.
Trabaja constantemente la asertividad e irás tomando habilidad para expresar con facilidad y sin ansiedad el propio punto de vista, afirmar o ratificar los propios intereses, sin negar los de los demás, aunque no los compartas. Piensa que las personas con opiniones diferentes a las tuyas también te ayudarán a crecer, respeta ante todo y no emplees modos socialmente inaceptables.
Aprenderás a limitar, a puntualizar, a reducir, a sobrepasar, a atenerse. No dejes que nadie traspase tu ser sin tu consentimiento, porque recuerda que algunas cosas que nos suceden: malos modos, desplantes, chantajes, risas, marañas...nos pasan porque se lo estamos permitiendo al otro. Y aún así te sucederán, pero ve cultivando tus acotaciones tras uno de estos actos. No será fácil y encontrarás situaciones desagradables pero recuerda que:  a veces es mejor plantear cómo quieres las cosas que tener que aguantar algo que no deseas, por no decirlo a tiempo.
Pasarás por muchos estados anímicos, por infinidad de emociones, sentimientos y pensamientos, así como, de errores y aciertos pero nunca olvides equilibrarlos con los elementos esenciales de tu ser.
Llorar, reír, subir y caer para siempre avanzar, para fortalecer, para aprender, para rectificar, para siempre continuar.
La humildad. No presumas de logros y reconoce tus fracasos y debilidades. Actúa sin orgullo.
No olvides que lo que hoy está arriba, mañana puede estar abajo y viceversa. Por eso lo que siempre debe permanecer es tu propio ser, que únicamente manipules tú.

Me alegré enormemente haber descansado justo al lado de esa gruta, y una vez más pensé en mi futura hija, en todas esas charlitas que ella y yo tendríamos a lo largo de la vida...

Comentarios

  1. Qué bonito!!! Será precioso para ella disfrutar de esos cuentos escritos por su mamá. Y los valorará aún más cuando sea adulta.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito!
    Es una linda historia, pero también es muy bonito el detalle de haber escrito estos cuentos estando embarazada y pensando en los momentos que compartirías después con tu hija.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito hacer unos cuentos especiales para tú futuro hijito cuando estas embarazada. Bonito legado :-)

    ResponderEliminar
  4. Para su autora...Bonita la historia pero todavía más crear para un ser que estaba creciendo dentro de ti, precioso! Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Los cuentos del mundo mágico me fascinan.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Entradas populares de este blog

Tutorial para hacer pañales

Como visteis en el miercoles mudo esta semana he estado cosiendo pañales y he sacado unas fotitos para haceros un tutorial, porque aunque se que hay muchos tutoriales por ahi para coer pañales es posible que el mio sea diferente porque no he seguido ninguno y lo he hecho un poco intuitivo mirando los pañales que tenia comprados. Y como creo que no lo hago de una fomra nada complicada quiza os animais a probar.

Primero necesitamos seleccionar los materiales que vamos a utilizar. Para el exterior del pañal necesitamos una tela impermeable, puede ser una tela que tenga una capa de acabao impermeable con un algodon por el otro lado como la tela de sabana impermeable o la tela de baberos. Para el interior usaremos un forro polar finito o micropolar que deja pasar el liquido pero se manteine seco al tacto. Podemos escoger otra tela para decorar el exterior. Para el insertable usaremos un rizo de algodon (toalla).

Para hacer el patron yo he usado un pañal de los que tenia comprados. Podeis u…

Porque a nosotros ya se nos ha ido de las manos

Entre los muchos textos y reflexiones que leo estos dias por facebook, istagram y blogs, he dado con esta que me ha tocado especialmente y quería compartirlo:
Queridos G y R, Hace unos días, mis redes sociales se inundaban de corazones unidos a Barcelona.
Callé entonces. Callé los días que siguieron, con más fotos de Barcelona, con más "no tengo miedo" precedidos de almohadilla. Seguí callada. Y durante mi silencio me asomé, como hago desde hace poco más de tres meses a vuestra cuna mientras dormís... y pensé que no tengo ni puta idea de geopolítica. Pensé que gracias a un sistema educativo en decadencia desde hace décadas, tampoco tengo repajolera idea de historia de las religiones. Pensé que tampoco entiendo media palabra de macroeconomía. Que mis conocimientos de bolsa son nulos. Que mi idea de mercado, es un sitio que huele a pescado. Con todo eso, me fui a tumbar, en la cama frente a la cuna, y os dije claramente que no pensaba opinar... porque no sé que es mejor. Por…

Hacer jabón liquido para la lavadora

Dentro de las medidas de austeridad que os comentaba el otro día está el hacernos el jabón casero. Todavía no encuentro el tiempo para hacerlo a partir de aceite usado, pero todo se andará, si Dios quiere. De momento lo hago a partir de pastillas de jabón que son mucho más baratas que el jabón liquido o en polvo específico para la lavadora.

Con esta del jabón el ahorro es importante, ya que una botella de jabón puede costar entre 6 y 12€ y en pastilla que es el que disolveremos sale muchísimo más barato. Os dejo un Link donde podéis comprarlo en amazon:

Hace un par de semanas porque se me gastó el jabón liquido y empecé a usar jabón de pastilla rallándolo y echándolo así al cajetín.


 Pero me dí cuenta que no se disolvía bien haciendo una prueba en un vaso con agua caliente y removiendo un rato:


Así que me puse  manos a la obra para disolverlo. Puse 100gr de jabón en una cazuela, mezcla de dos pastillas, una de la baratita de marca blanca del super y otra de jabón de chimbo, que es b…