Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


18
domingo, 24 de junio de 2012

Si no puedes con el enemigo unete a el




Una vez mas me doy cuenta que todavía tengo cosas metidas en mi cabeza, que me han metido terceras personas o que es lo que "se debe" hacer o lo que hace todo el mundo o lo que es así por que si. Y una vez mas mis propios hijos, que son mas cabezotas que yo, me enseñan y me corrigen a base de insistir, porque a mi me cuesta todavía darme cuenta cuando algo no va bien e insisto demasiado en ello. Y luego con un pequeño cambio vuelve la armonía a la casa y todo rueda de nuevo, es increíble.

Bueno os dejo de teorías y os cuento en concreto de que se trata. Resulta que mi marido tiene unos horarios de comer peculiares porque es cocinero y come cuando llega a casa, es decir cuando esta de mañana come a las 5 y cuando esta de noche cena a las 12. Entonces yo me volvía loca haciendo la comida de los niños para las 13, la de mi marido para las 17 y la merienda de los niños para la misma hora que la comida de mi marido. Con lo que los niños no querían su merienda sino lo que esta comiendo su "baba", todos los días pelea porque los niños no se comen la fruta porque prefieren albóndigas o lo que sea. Y además haciendo mezclas raras que si una patata frita con una galleta o con un trozo de melón, berrinches, rabietas por una aceituna... Mi marido agobiado porque no le dejan comer tranquilo todos pidiendo de lo suyo y tirando lo de ellos por el suelo. Luego la cena de los niños para las 20 y la merienda de mi marido, con lo que nos pasaba lo mismo de antes que prefieren un trozo de napolitana que los macarrones.

 Al final me he rendido. ¿porque tienen que merendar los niños a las 5 y cenar a las 20? Porque lo hacen todos los niños así. Pero si en nuestra familia esto no encaja ¿porque no cambiarlo? Pues así hemos hecho y estamos mucho mas tranquilos todos. Ahora comen a las 13 como siempre, se echan la siesta y luego comen otra vez (otra cosa) a las 17. Comemos todos juntos como una familia en la mesa, cosa que nunca habíamos hecho y me encanta y a los niños también. Luego merendamos todos a las 20, zumo, fruta, colacao, galletas, bizcocho o lo que haya y para los niños un bibe sobre las 21 y a la cama. Luego nosotros cenamos a las 11:30 o 12 depende si mi marido esta de tarde o de mañana.

Así que ya tenemos establecidos unos horarios para comer en familia por fin, aunque no son unos horarios "normales" son los que nos van bien para poder comer todos juntos, y ya nos ha costado darnos cuenta!

18 comentarios:

  1. Claro que son normales, ¡son los vuestros!

    ResponderEliminar
  2. Oye, cada uno en su casa hace lo que quiere, no? Y vosotros habéis dado con la solución a tanto lío, y podéis comer en familia, que a mí me parece más importante que comer a la hora que te digan los demás.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho vuestra solución y que hayas sabido encontrar una forma fácil de hacerlo en la que todos estáis a gusto.
    Y cada uno en su casa que ponga los horarios que quiera.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me parece genial, no tiene que porque haber un horario estándar para toos sino el que nos vaya bien a cada uno mi abuelo siempre comía cuando tenía hambre sin que fuera una hora en concreto jeje, y es normal que prefieran comer en famila, es uno de los mjores momentos del día , besos!

    ResponderEliminar
  5. Piensa que en otros paises europeos los horarios son diferentes que aquí. Por ejemplo, es muy habitual lo de comer a las doce o ya haber comido a esas horas y lo de cenar a las seis cuando aquí estás con la merienda como quien dice. Es cierto que se pegan unos desayunos de órdago, luego unas comidas más ligeras y de nuevo una buena cena y en ocasiones se dan otra... ¿recena?, al menos en verano mis vecinos que son alemanes cenan a las seis y a las diez o por allí hacen otra comida.
    Para lo único que tendría que preocuparte sería si los niños fueran al cole el que entendieran que los días de cole se hiciera a una hora y los otros a otra, pero para eso aún te quedan un par de añitos.

    ResponderEliminar
  6. Suena genial! Lo que más me gusta es que comáis todos juntos en la mesa, nosotros aun no lo hemos conseguido, a ver si podemos este verano!

    ResponderEliminar
  7. Y yo me pregunto.... ¿que es lo normal? probablemente las cosas que para mi sean normales para otra persona sean descabelladas, pero lo importante es que a ti te vaya bien y punto y que tus niños tengan una alimentación equilibrada, lo de los horarios es algo siempre modificable.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta!! Siempre hay que acoplarse a lo que a cada uno le venga bien.
    Luego tanbién estan ellos que siempre quieren lo que tiene el plato de su padre jejeje por que sera??
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Siempre e pensado que lo correcto es lo que se adapte adecuadamente a cada familia, lo normal es aquello que hace felices a nuestros hijos y pareja.
    Cada "tradición" o "método" es respetable cuando nos permite llevar nuestras actividades con armonía y nos permite ver crecer a nuestros hijos sanamente.
    Un gran gran gran abrazo!!
    Lorena

    ResponderEliminar
  10. Pues que quieres que te diga a mí me encanta comer en familia, eso de hablar de las cosas de cada uno, picotearle al Futuro en el plato, que me pele la fruta... así que me parece fenómeno que disfruten de la cena con su papi que también tienen derecho jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué bien. Tienes mucha razón. Cada familia es un mundo! y además son afortunados de que los pequeñitos piden comida de verdad!! la mía sigue en su etapa de pan y frutas.. que no es que sean de mentira...

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Me alegro de que te vaya bien con esos nuevos horarios... la verdad es que me parece una bobería que se tenga establecido que los niños tengan que comer a tal hora sí o sí, mientras coman bien y duerman las horas que deben dormir, ¿qué más da?. Además cuando empiecen con las rutinas del colegio y demás se adaptarán a un horario y de ahí no saldrán hasta la universidad por lo menos jajaja.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  13. Es que a veces te sientes como presionada, como que te hacen pensar qu ehaces mal las cosas por seguir tu insitnto, por adaptarte a los niños o al ritmo de tu casa y no al reves. lo noto en comentarios en el parque de otras madres cuando se van todas corriendo a las 12 para darles de comer a los niños y acostarlos y me dicen "uy te aguantan sin dormir hasta la 1,30h!! uf es demasiado!!" En fin...que mejor no decir nada, jeje.

    y ademas hay otra ventaja que no os he contado, que mi marido le da de comer a la niña y yo a los niños, porque ella si esta su padre, solo quiere que le de el. Asi que menos trabajo para mi, en esos momentos como si solo tuviera dos, que parece una tonteria pero se nota!

    Tambien creo que comen mas, mi flaquito no me ha vuelto a dar problemas con la comida, son rachias que le dan, ahora come bien, y si te ven que tu sigues comiendo ellos siguen pidiendo, asi que le veo ventajas por todos lados.

    Lo unico que algunas frutas por la noche no son recomendables como el melon o la sandia, asi que esas frutas se las doy a media mañana que hacemos como un piscolavis a eso de las 11.

    ResponderEliminar
  14. Pues estupendamente, Cintia, cada uno en su casa sigue el ritmo y los horarios que buenamente puede y le conviene. Si a vosotros os va bien así, ¿por qué cambiarlo?

    Total yo por ejemplo, ahora llega el verano y nos vamos a asalvajar y empezaremos a cambiar horarios en nada.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado. En casa también hacemos cosas así de "locas". Este fin de semana hemos almorzado a las 11 y hecho la siesta de 11:30 a 13:30 así podíamos salir a pasear de 14 a 17 que era el horario de mejor temperatura! Me alegro mucho que hayan encontrado un modo de compartir en paz. Besos!

    ResponderEliminar
  16. Tienes un reto desde mi blog que me ha propuesto B aprende en casa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Pues te voy a ser absolutamente sincera: me parece una idea genial! Los niños están bien alimentados, compartís ese momento tan bueno en familia, tú te quitas de líos y de berrinches, tu marido está más tranquilo comiendo... vamos, que no le veo ni una pega! Nosotros aún no hacemos ninguna comida con ellas. Comen a la una, yo a las 3 cuando las meto en la siesta. Meriendan 17.30, yo no meriendo normalmente. Y cenan a las 8, y nosotros antes de meterles a la cama, y además, cenan sólo bibe todavía... Pero estoy deseando esos momentos de mesa que nunca seguro serán aburridos!

    ResponderEliminar
  18. Eso de ser "normal" está muy sobrevalorado. Cada uno (y cada familia) tiene sus circunstancias así que está muy bien que os amoldéis a lo que mejor os convenga. Un besote!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico