Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


15
miércoles, 20 de julio de 2011

Mis tres claves para la crianza múltiple

Rutina, paciencia y constancia.

Cuando me dieron los bebés no sabía nada de esto. Venian muy educaditos del hospital, comían cada 3 horas y no lloraban mucho. Pero yo no lo aproveché. Con las ideas de crianza natural que había tenido siempre, decidí ponerlo en práctica y darles a demanda y cogerles cada vez que lloraban, porque no soportaba verles llorar, me daban mucha penica. Con lo que había sufrido de verles en la incubadora, es como que quieres compensarles lo que han pasado y quieres mimarles mucho y que no vuelvan a sufrir nunca. Otro gran error que cometí.

Mi casa se convirtió en un caos. Los niños cada vez lloraban más y con razón. En vez de seguir un orden de comidas le daba al primero que lloraba. Si mientras le daba a este lloraba otro, dejaba al primero y le daba al segundo. Pensaba bueno le doy un poco a cada uno para que se calmen y luego le termino la toma al otro. Que ocurria que el primero se me dormía y no terminaba la toma. He llegado a dar a dos a la vez tumbados en las hamaquitas con un bibe en cada mano. Si lloraba el tercero, lo mismo, soltaba a uno y le enchufaba al otro. Bueno un caos, los niños lloraban, se dormian, no comian bien, no sabía lo que había comido cada uno ni cuando, simplemente si volvía a llorar le enchufaba el bibe. Y cuando terminaba con los tres me ponía el sacaleches. Además sólo podía darles de comer o yo o mi marido porque les daban apneas mientras comían y dejaban de respirar, no te dabas cuenta hasta que se ponían morados y nadie quería correr el riesgo.

No dormía apenas 3 horas al dia, no comia nada, algún trozo de pan de camino a hacer el bibe, y eso si no llevaba un bebé en brazos. Un día me quemé toda la mano por llevar el bebe en brazos al coger la cazuela del agua hirviendo, así que decidí que ya nunca más lo haría. Si llora, que espere un poco, me dije. Pero no lo cumplí, me daba pena y se calmaban sólo con cogerles.

Un dia hablé con María y esta supermami me salvó la vida. Es la fundadora de la asociación de partos multiples de Euskadi y le llamé para asociarme e informarme de la leche, que me había dicho Yolanda que te la conseguian a mitad de precio a través de la asociación. Bueno me notó mi desesperación y me guió un poco.

Me dijo que tenía que establecer un horario o frecuencia de tomas y un orden de bebés dentro de cada toma. Al principio sería un poco de lloros pero sus estomagos se educan y al poco se acostumbran a sus horas y ya no lloran tanto ni sufren tanto la espera. Primero tenía que dar al que comía más rápido y al último al más lento.
Que midiera media hora de tiempo por toma de cada uno, si no ha terminado no importa ya comerá mejor en la siguiente toma. Si llora media hora antes de la toma, que llore. Si llora mientras come su hermano, que llore. Cada uno su turno y cuando acabo con uno a por el siguiente. Me vendrían bien un par de tapones para los oidos para soportarlo al principio.

Bueno pues probé sus consejos y me fué muy bien.
Es verdad que fué duro al principio, porque me crispaba los nervios oirles llorar, pero poco a poco se acostumbraron. Empecé a darles cada 3,5 horas, primero la niña que comía como un rayo, en 10 minutos se ventilaba su bibe. Luego el gordito que comía bastante bien y luego el peque que había que tener muuuchaaa paciencia con él, porque no sabía subcionar bien. Antes me costaba como 45 minutos o una hora en darle 60ml. Empecé a limitarle el tiempo a media hora y al principio comía menos pero se fué acostumbrando y acabó comiendo más deprisa y tardaba 25min o media hora. También fuí probando tetinas con él. Con una tetina más abierta comía mejor.

El orden era bibe, gases(es importante), pañal y a la hamaquita. Si alguno estaba dormido cuando le tocaba su turno, le despertaba para que no se descuadrara el horario. Casi todo el tiempo entre tomas estaban dormiditos asi que esto empezó a dejarme un margen de dos horas entre toma y toma! No me lo podía creer. Además empezaron a tener menos apneas, sobre todo los chicos y así podían ayudarme alguna visita, cuando venía alguien le encasquetaba un bibe, jeje.

Empecé a comer con regularidad, yo comía despues de ellos, así me aseguraba alimentarme. En aquella epoca yo dormía en el sofá, porque tenía montado el chiringuito de los bebés y la cuna (dormían los tres en una) en el salón. Y total no diferenciaba mucho el dia de la noche porque era más o menos lo mismo. Lo unico que por el dia dormian en las hamaquitas y por la noche en las cunas.

Apuntaba todo en un cuaderno, la hora de las tomas, cuanto comían, si habían echo cacas, si les había puesto vitaminas(V), hierro(H), o si les había bañado(B). Calculaba la hora de la siguiente toma y la apuntaba a continuacion para que no se me pasara. Ejemplo:

6:00 --> Nena 40ml Pis
6:30 --> Gordito 60ml Pis/caca
7:00 --> Flaquito 50ml Pis
9:30 --> Nena 50ml V/H Pis/caca
10:00--> Gordito 60ml V/H Pis
10:30--> Flaquito 40ml V/H Pis
13:00

Lo peor de esto era cuando me coincidía una toma con una visita el medico o algo así, entonces lloraban los pobres y tenía que darles en la sala de espera, antes de entrar y al salir. Como me pilló invierno no salia nunca de paseo con ellos, sólo salía a las citas medicas o a alguna emergencia de farmacia, como que me quedaba sin leche o sin vitaminas o algo así.

Poco a poco fuí espaciando las tomas de la noche. Las pasé cada 4 horas. Luego empecé a dejarles dormir hasta que se despertaran por la noche. Eso si, si se despertaba uno los demás iban detrás, es decir se despertaba el flaquito por ejemplo, pues cuando terminaba con él despertaba a la niña y luego al otro. En la siguiente toma mantenía este orden para que esperaran todos el mismo tiempo. Normalmente se dormían rapido despies del bibe, a veces mientras comian y si no tenían cacas no les cambiaba el pañal para no despertarles.

Luego dejé fijas las horas de la comida-merienda-baño-cena. El desayuno dependía de la noche que pasaban. A veces se despertaban entre las 4 y las 6 y se encargaba mi marido y me lo apuntaba, a veces aguantaban hasta las 7. Empecé a dejarles cada uno su sueño nocturno. El gordito dormía toda la noche hasta el desayuno, por lo que hacía una toma menos, pero tambien comía más cantidad que sus hermanos en cada toma. La última en dormir toda la noche fué la niña.

A día de hoy con 8 meses y medio ya no mido el tiempo que tarda cada uno, porque a veces en 10 minutos han terminado y no espero a que pase media hora como hacía antes, ahora llevan orden inverso, el flaquito siempre se despierta el primero y como comparte habitacion con el gordito le despierta, a la niña le dejo media hora más, le despierto cuando he terminado con sus hermanos:
7,30 desyuno flaquito-gordito-niña
9,30 dormir
11,30 petit o fruta o una galleta y jugar o paseo (si tengo que hacer algun recado o compra)
13 comida flaquito-gordito-niña
14 dormir siesta
16,30 merienda flaquito-gordito-niña y jugar o paseo
19 baño
20 cena flaquito-gordito-niña
21 dormir (a veces se quedan dormidos despues de cenar, sobre todo el flaquito; si se han dormido en el carro de paseo se acuestan un poco más tarde)

Es una gozada tener los horarios de comidas-dormir establecidos porque ellos lloran mucho menos de hambre o de sueño y te deja mucho tiempo para organizarte y para hacer la casa y otras cosas, como escribir aqui!
 

15 comentarios:

  1. Hola!!! Qué alegría haber llegado a tu blog. Mis trillizos tienen 8 años y todo lo que cuentas me trae muchos recuerdos...

    Te puse en mi lista de favoritos en mi blog. Espero que estemos en contacto.

    Un abrazo,

    Natalia.

    ResponderEliminar
  2. Encantada de verte por aqui, yo ya estoy enganchada a tu blog, me ha gustado mucho y además escribes muy muy bien, como que ya he llorado un par de veces hoy leyendote.

    Gracias por pasarte y ponerme en tus favoritos yo también te puse a ti, un besooooo!!

    por cierto tus niños son guapísimos, yo también tengo dos niños y una niña y me encanta ver los tuyos, es como imaginar como serán los mios, jeje.

    ResponderEliminar
  3. Maaaaaaaaaaaaaaadre mía, eso es organización! Yo como sabes empecé con una hoja excel, pero en seguida ellas solas establecieron un horario muy fijo de tomas, así que ya no tuve que apuntar más, y fue un alivio... Ahora hacen 8h-13h-17h-20.30h, y aún como son txikis duermen a cada rato... Por cierto, Cintia, cuánto tiempo tienen los tuyos, 9 meses? Pero de verdad que en las fotos de los columpiso parecen casi de un año tan erguidos! te superas cada día, madre mía qué prolífica, casi no me da tiempo a leerte! MUXUS!

    ResponderEliminar
  4. Pues tienen 8 meses y medio. Si en fotos parecen mayores, pero desde siempre, porque como son así estilizados nunca han tenido aspecto de bebés. Yo siempre digo que son como niños de 2 años en miniatura.
    Parece que escribo mucho pero es qu elo tenái escrito, como estube 3 o 4 dias sin internet, no recuerdo, lo fuí escribiendo y guardando en el ordenador. Ya voy air subiendo sólo una entrada al dia, o menos, lo que me de tiempo. Muxu asko zuretzat ere!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que todo volviera a la normalidad y por que realmente escuchastes los consejos de Maria, gran mujer!! En multiples y no multiples la RUTINA tan importante para los bebes y para los padres, Yo lo hago y lo hecho desde un principio lo que haces ahora y siempre me ha ido muy bien pero conozco otro caso que ni ha seguido los consejos de Maria ni los mios y esta completamente desesperada y los ni;os desiquilibrados totalmente, una pena. Espero que algun dia abra lo ojos......
    Sigue escribiendo que los haces muy bien!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias anonimo! Valla, yo conozco algun caso de uno y ya se vuelven locas. Además cuanto más mayores es más dificil establecer la rutina y más dias de lloros tienes que aguantar.

    Además los niños son muy listos, tiene que seguir la misma rutina toda la familia. Por ejemplo los mios conmigo saben lo que hay, pero cuando venía mi madre la tenían toreada, cuando hay una persona nueva le van probando a ver cuales son sus limites.

    ResponderEliminar
  7. No, no, no dejes de escribir que me gusta leerte... Pues sí, pensaba por las fotos que tendrían un añito, porque ya se sujetan muy bien... Están tan lindos...

    Lo que decís de las rutinas es imprescindible. Yo conozco padres de uno sólo que están desbordados... A veces me dan ganas de decirles: déjamelo un par de días, que total entre 3 ó 4 no hay cambio, y ya verás... Porque es que están con una lupa hacia el niño, y con 2 años les tienen tan cogida la medida que hacen lo que les da la gana, y en casa mandan ellos para todo, yo no me lo puedo creer! Espero que no me pase, pero creo que no pasará... por lo menos lo de que ellas sean las que impongan sus normas, por ahí no paso! Lo hiciste genial, Cintia, y es que es lo que dices, si lo dejas cada vez es más difícil! Una entrada muy útil para futuros multipadres!

    ResponderEliminar
  8. Yo empecé apuntando también, pero es que los míos han sido tan buenines... comían bien el bibe y les daba cada tres horas, eso sí unas veces a uno primero y otras a otro, depende como nos diera... Y además han dormido (y duermen) muy bien.

    Y tenéis razón, ves a gente con uno que está agobiadísima y cuando tienen eso, un par de años, son los reyes de la casa y como no se haga lo que quieren...

    Por cierto, el otro día estuve con unos trillizos de casi siete años y me contaba el padre que la peor época es cuando empiezan a andar que hay que enseñarles a ir siempre de la mano, y eso ya lo sé, pero me preguntó ¿será tan fácil? Ese va a ser nuestro próximo paso el andar, que ya se levantan y hacen sus pinitos y tendremos que enseñarles bien lo de no poder correr e irse lejos de papá y mamá o los abuelos y que tienen que ir siempre de la mano.

    Ya os contaré cuando llegue el momento, igual me animo y abro un blog :)

    ResponderEliminar
  9. Conchi, es verdad, ahora empezará lo más cansado, pero habrá que seguir con la disciplina y la rutina... Siempre de la mano y sin correr por la calle... Qué tal, lo conseguiremos? A mí todavía me falta un poco para eso, pero ya nos irás contando...

    Nosotros la verdad que sí que tuvimos que apuntar un tiempo, me resultaba imposible acordarme de cuál había hecho qué, a veces ni siquiera recordaba si la toma la había hecho una u otra, porque no siempre comían las tres... a veces una dormía hasta la toma siguiente, je, je! Pero en seguida cogieron horario, la verdad que es una gozada... Si se despiertan las tres a la vez lo que sí intento es ir en orden de rapidez, como tú Cintia, la pobre I. siempre la última por pesada...

    ResponderEliminar
  10. Conchi, animate y escribe!!
    Sobre cuando empiezan andar, lo míos van bien de la mano, y tres personas, pero claro si llevamos sillas y solo dos es bastante complicado!!! Yo les he enseñado ha ir empujando la silla y les divierte, aunque reconozco que normalmente solo les dejo bajar de la silla en sitios peatonales y sin peligros de escaleras o que puedan correr a la carretera. Cuando veo que no hacen caso, que son muy pocas veces, les subo a la silla y se acabo.

    ResponderEliminar
  11. Y para mi lo mas difícil cuando empiezan andar es ir al parque, me vuelven loca a parte de que mis niños son muy atrevidos a la hora de subirse a los columpios, les da igual que sean de mayores como no. Ahora apenas vamos, les llevo andar y a correr.

    ResponderEliminar
  12. Conchiiiii, animoooo, escribenos tus cositas que ya nos tienes de seguidoras seguras!

    Lo de empezar a andar esta chica, Maria me dijo que ella les había enseñado que siempre tubieran a mamá a la vista, tanto en casa como en la calle. Que cuando un niño se despista en el baño o se mete detras de sofá seguro que arma alguna. Entonces con esa norma, con girar la cabeza a ellos a cada rato los controlas mientras haces la comida por ejemplo.

    ResponderEliminar
  13. parece que ha tenido mucho exito esta entrada !!! he pasado por casualidad por tu blog llevo un buena rato leyendo post tuyos.
    Lo de no dormir es lo peor, no se de donde escondemos las fuerzas pero las sacamos cuando creemos estamos en nuestro límite.
    Me has gustado tu blog, te agrego así te seguiré leyendo mas cositas sobre tus vivencias con tus trillizos, además de agotador debe ser maravilloso. Felicidades !!!
    POr cierto mi principito tiene ahora 8 meses y medio. saludos !!!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias por pasar! He leido tu blog un poco, y o me deja comentar. Esque no se porque no me deja comentar con mi cuenta google en ningun blog y solo puedo escribir los que tienen habilitado el poder hacerlo como anonimo o con nombre. Que me ha gustado poder leer la evolucion de tu peque que tiene la misma edad de los mios. Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Cintia, hace nada que he pasado por todo eso aunque con gemelos, para mi fue la locura porque me resistí a dejar la alimentación y los brazos a demanda. Lo de la alimentación lo llevamos muy bien ahora que van a cumplir 8 meses, no tienen fondo jeje. Pero lo de los brazos ha ido a peor, todo el tiempo me demandan y los dos a la vez, o si me demanda solo uno y le cojo, el otro también quiere, y si están jugando tranquilamente y salgo de la estancia se ponen a gritar como locos... Me siento halagada porque es señal de apego seguro y sé que a la larga funciona porque con mi hija mayor lo hice igual, pero son dos!!!
    En fin, que al leerte me he extresado recordando lo mal que lo pasaba. Eres una campeona!

    (Por cierto, he copiado y pegado tu comentario en mi blog, en la entrada de "entorno apropiado", y alli te contesto).

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico