Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


2
martes, 16 de agosto de 2011

Las estrias

Ya que estamos repasando los "efectos secundarios" del embarazo múltiple, voy a por otro un poco desagradable también; las estrias.

En el blog de una madrepsicóloga (está en mi lista de blogs) leí una vez una entrada en la que hablaba de las estrias como marcas que simbolizaban el cambio que sufría una mujer al ser madre. Bueno cuando yo lo digo no suena bien, pero a ella le quedó muy bonito, os animo a leerlo. Yo me voy a limitar a hablar de las estrias como algo puramente fisico y molesto a la vista.

Al principio del embarazo me cuidé mucho para que no me salieran. Ya lo veía como algo inevitable, pero yo estaba cabezona dispuesta a ganar esa batalla. Me echaba dos cosas: nivea y una mezcla de aceites.
La receta de la mezcla me la dió una amiga que se la había dado una amiga que era esteticién. Se trata de mezclar a partes iguales, aceite de almendras y aceite de oliva virgen extra. A esto le añades unas ampollas de vitamina E, que resulta que venden en la farmacia y no es nada caro. Se puede mezclar con la nivea para que quede untuoso en plan crema o usarlo de aceite, que a mi me gustaba más para echarme en la ducha.

La cosa se acabó cuando en el 5º mes incresé en el hopital. Como no podía levantarme se acabó el echarme crema, bueno eso, y que no estaba en mi casa y los nervios y todo lo que pasé pues que lo dejé de hacer. Alguna vez suelta si encontraba algun momento de soledad en mi cuarto y me acordaba me echaba un poco en la barriga, pero pocas veces. En aquellos momentos sólo me importaba que mis bebés aguantaran un dia mas dentro de mi y ya no me importaba acabar como un mapa de carreteras.

Una noche hacia el 6º mes me desperté con un picor-dolor del ombligo (que ya no había ombligo ni nada) hacia abajo. Me rascaba y me dolia. Me eché crema y me miré con un espejo porque no llegaba a verlo, tenía una grieta enorme como de 2,5cm de ancho. Me asusté muchisimo, parecía que se iba a abrir la piel. Ya inspeccioné la zona y estaba llenita de crietas más pequeñas al rededor. Lo inevitable había sucedido.

También se me llenó la parte del trasero donde apoyaba en la cama, pero creo que era de estar tanto tiempo tumbada más que de engordar porque yo no engodé en el embarazo más que de barriga. Del resto hasta perdí. Estas eran rojas, al principio pensé que eran barices porque lo parecían, y ahí siguen rojas, muy raras, la verdad.

Hay que decir que las estrias mientras estén rojas se pueden disminuir bastante si las cuidas y las hidratas mucho. Las de la barriga han estado rojas durante meses dandome la oportunidad de hacer algo, pero con tres bebés....si consigo ducharme cada dia es un logro, como para entretenerme en darme cremitas....aunque tengo que decir que aquella gran grieta ya no es tan grande, apenas medirá un centimetro de ancho y no se ve mucho porque ya tiene el mismo color de mi piel, sólo se ve como arrugadita. En fin que es lo que hay, mis nuevas amigas las estrias me acompañarán de ahora en adelante y tengo que aprender a convivir con ellas, y tengo que decir que me molestan bastante menos de lo que pensaba.

Mi consejo a las embarazadas es que os echeis litros de crema y aceite, que luego con los bebés tendreis mucho menos tiempo para cuidaros esas cosas.

2 comentarios:

  1. Yo me daba varias veces al día Nívea lata azul, me ponía una capa blanca y dejaba que la piel fuera absorbiendola y me funciono hasta la ultima semana que ya era inevitable por el tamaño de la tripa, no tenia ni ombligo!! Me salieron por toda la tripa y moradas. Pero me comentaron de una crema que venden en el corte ingles y desaparecieron, bueno me quedo alguna blanca pero apenas se notan.

    ResponderEliminar
  2. Yo usé una crema que se llama trofolastin, y la verdad es que no tengo ni una estría de recuerdo. La usaba una vez al día, aunque algún día me olvidaba, lo tenía como una de mis obligaciones para pasar el rato durante el reposo... lo que sí me salieron fueron varices en los genitales (al principio me asusté muchísimo, porque era como tener todo hinchadito) que se me fueron según bajé de la cesárea, porque por lo visto es súper normal, ya que a la sangre le cuesta mucho más fluir, y una hemorroide, que también desapareció tras el parto, pero que también me asustaba a veces... La crema de trofolastín la hay también postparto, no es barata, pero dura muchísimo, por lo menos a mí que no soy nada cremosa, (la del embarazo usé 1 bote y medio... se nota que no me gusta la crema, no? empecé a usarla en la semana 15) y si aún están moraditas puedes probarla... Por cierto, también me gustaba mucho una del mercadona de aceite de oliva que me costaba 1 euro o algo así! La usé hasta que empecé con la otra. Me la traía una amiga porque aquí no hay... Y funciona genial!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico