Ir al contenido principal

Las estrias

Ya que estamos repasando los "efectos secundarios" del embarazo múltiple, voy a por otro un poco desagradable también; las estrias.

En el blog de una madrepsicóloga (está en mi lista de blogs) leí una vez una entrada en la que hablaba de las estrias como marcas que simbolizaban el cambio que sufría una mujer al ser madre. Bueno cuando yo lo digo no suena bien, pero a ella le quedó muy bonito, os animo a leerlo. Yo me voy a limitar a hablar de las estrias como algo puramente fisico y molesto a la vista.

Al principio del embarazo me cuidé mucho para que no me salieran. Ya lo veía como algo inevitable, pero yo estaba cabezona dispuesta a ganar esa batalla. Me echaba dos cosas: nivea y una mezcla de aceites.
La receta de la mezcla me la dió una amiga que se la había dado una amiga que era esteticién. Se trata de mezclar a partes iguales, aceite de almendras y aceite de oliva virgen extra. A esto le añades unas ampollas de vitamina E, que resulta que venden en la farmacia y no es nada caro. Se puede mezclar con la nivea para que quede untuoso en plan crema o usarlo de aceite, que a mi me gustaba más para echarme en la ducha.

La cosa se acabó cuando en el 5º mes incresé en el hopital. Como no podía levantarme se acabó el echarme crema, bueno eso, y que no estaba en mi casa y los nervios y todo lo que pasé pues que lo dejé de hacer. Alguna vez suelta si encontraba algun momento de soledad en mi cuarto y me acordaba me echaba un poco en la barriga, pero pocas veces. En aquellos momentos sólo me importaba que mis bebés aguantaran un dia mas dentro de mi y ya no me importaba acabar como un mapa de carreteras.

Una noche hacia el 6º mes me desperté con un picor-dolor del ombligo (que ya no había ombligo ni nada) hacia abajo. Me rascaba y me dolia. Me eché crema y me miré con un espejo porque no llegaba a verlo, tenía una grieta enorme como de 2,5cm de ancho. Me asusté muchisimo, parecía que se iba a abrir la piel. Ya inspeccioné la zona y estaba llenita de crietas más pequeñas al rededor. Lo inevitable había sucedido.

También se me llenó la parte del trasero donde apoyaba en la cama, pero creo que era de estar tanto tiempo tumbada más que de engordar porque yo no engodé en el embarazo más que de barriga. Del resto hasta perdí. Estas eran rojas, al principio pensé que eran barices porque lo parecían, y ahí siguen rojas, muy raras, la verdad.

Hay que decir que las estrias mientras estén rojas se pueden disminuir bastante si las cuidas y las hidratas mucho. Las de la barriga han estado rojas durante meses dandome la oportunidad de hacer algo, pero con tres bebés....si consigo ducharme cada dia es un logro, como para entretenerme en darme cremitas....aunque tengo que decir que aquella gran grieta ya no es tan grande, apenas medirá un centimetro de ancho y no se ve mucho porque ya tiene el mismo color de mi piel, sólo se ve como arrugadita. En fin que es lo que hay, mis nuevas amigas las estrias me acompañarán de ahora en adelante y tengo que aprender a convivir con ellas, y tengo que decir que me molestan bastante menos de lo que pensaba.

Mi consejo a las embarazadas es que os echeis litros de crema y aceite, que luego con los bebés tendreis mucho menos tiempo para cuidaros esas cosas.

Comentarios

  1. Yo me daba varias veces al día Nívea lata azul, me ponía una capa blanca y dejaba que la piel fuera absorbiendola y me funciono hasta la ultima semana que ya era inevitable por el tamaño de la tripa, no tenia ni ombligo!! Me salieron por toda la tripa y moradas. Pero me comentaron de una crema que venden en el corte ingles y desaparecieron, bueno me quedo alguna blanca pero apenas se notan.

    ResponderEliminar
  2. Yo usé una crema que se llama trofolastin, y la verdad es que no tengo ni una estría de recuerdo. La usaba una vez al día, aunque algún día me olvidaba, lo tenía como una de mis obligaciones para pasar el rato durante el reposo... lo que sí me salieron fueron varices en los genitales (al principio me asusté muchísimo, porque era como tener todo hinchadito) que se me fueron según bajé de la cesárea, porque por lo visto es súper normal, ya que a la sangre le cuesta mucho más fluir, y una hemorroide, que también desapareció tras el parto, pero que también me asustaba a veces... La crema de trofolastín la hay también postparto, no es barata, pero dura muchísimo, por lo menos a mí que no soy nada cremosa, (la del embarazo usé 1 bote y medio... se nota que no me gusta la crema, no? empecé a usarla en la semana 15) y si aún están moraditas puedes probarla... Por cierto, también me gustaba mucho una del mercadona de aceite de oliva que me costaba 1 euro o algo así! La usé hasta que empecé con la otra. Me la traía una amiga porque aquí no hay... Y funciona genial!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Entradas populares de este blog

Tutorial para hacer pañales

Como visteis en el miercoles mudo esta semana he estado cosiendo pañales y he sacado unas fotitos para haceros un tutorial, porque aunque se que hay muchos tutoriales por ahi para coer pañales es posible que el mio sea diferente porque no he seguido ninguno y lo he hecho un poco intuitivo mirando los pañales que tenia comprados. Y como creo que no lo hago de una fomra nada complicada quiza os animais a probar.

Primero necesitamos seleccionar los materiales que vamos a utilizar. Para el exterior del pañal necesitamos una tela impermeable, puede ser una tela que tenga una capa de acabao impermeable con un algodon por el otro lado como la tela de sabana impermeable o la tela de baberos. Para el interior usaremos un forro polar finito o micropolar que deja pasar el liquido pero se manteine seco al tacto. Podemos escoger otra tela para decorar el exterior. Para el insertable usaremos un rizo de algodon (toalla).

Para hacer el patron yo he usado un pañal de los que tenia comprados. Podeis u…

Porque a nosotros ya se nos ha ido de las manos

Entre los muchos textos y reflexiones que leo estos dias por facebook, istagram y blogs, he dado con esta que me ha tocado especialmente y quería compartirlo:
Queridos G y R, Hace unos días, mis redes sociales se inundaban de corazones unidos a Barcelona.
Callé entonces. Callé los días que siguieron, con más fotos de Barcelona, con más "no tengo miedo" precedidos de almohadilla. Seguí callada. Y durante mi silencio me asomé, como hago desde hace poco más de tres meses a vuestra cuna mientras dormís... y pensé que no tengo ni puta idea de geopolítica. Pensé que gracias a un sistema educativo en decadencia desde hace décadas, tampoco tengo repajolera idea de historia de las religiones. Pensé que tampoco entiendo media palabra de macroeconomía. Que mis conocimientos de bolsa son nulos. Que mi idea de mercado, es un sitio que huele a pescado. Con todo eso, me fui a tumbar, en la cama frente a la cuna, y os dije claramente que no pensaba opinar... porque no sé que es mejor. Por…

Hacer jabón liquido para la lavadora

Dentro de las medidas de austeridad que os comentaba el otro día está el hacernos el jabón casero. Todavía no encuentro el tiempo para hacerlo a partir de aceite usado, pero todo se andará, si Dios quiere. De momento lo hago a partir de pastillas de jabón que son mucho más baratas que el jabón liquido o en polvo específico para la lavadora.

Con esta del jabón el ahorro es importante, ya que una botella de jabón puede costar entre 6 y 12€ y en pastilla que es el que disolveremos sale muchísimo más barato. Os dejo un Link donde podéis comprarlo en amazon:

Hace un par de semanas porque se me gastó el jabón liquido y empecé a usar jabón de pastilla rallándolo y echándolo así al cajetín.


 Pero me dí cuenta que no se disolvía bien haciendo una prueba en un vaso con agua caliente y removiendo un rato:


Así que me puse  manos a la obra para disolverlo. Puse 100gr de jabón en una cazuela, mezcla de dos pastillas, una de la baratita de marca blanca del super y otra de jabón de chimbo, que es b…