Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


5
viernes, 12 de agosto de 2011

Reaprendiendo de ellos (2)


Parece que no ha llegado la sangre al rio. Dedico esta entrada a Yolanda que me ha ayudado mucho mensajeandome por el facebook. GRACIAS!

Ya no me hacen pasar tan malos ratos y utilizo mucho menos los tapones, aunque no han desaparecido del todo. Estos han sido los pequeños cambios que he puesto en marcha:

- He comprado dos tronas más, esta tarde, para darles de comer a la vez. De momento sólo doy a dos y luego al otro (el gordito, que siempre pide menos), estos dos dias les he dado en las hamaquitas sentada en una sillita de niños. Mañana empiezo a darles en la mesa de la cocina con las tronas nuevas. Abriré una entrada sobre las tronas si Dios quiere, que me han gustado mucho.

- Adelantar las horas de comer un poco. Ahora les doy el desayuno cuando se levantan, sobre ls 7,30-8; la comida a las 12,45; la merienda a las 16,15 y la cena a las 19,30. Aunque mi flaquito sigue empezando a llorar a las 19h, aunque estemos en la calle de paseo, no se si puede ser que tenga hambre ya, me parece muy pronto las 19 para la cena. De momento voy a probar así e intentaré entretenerle esa media hora.

- Cambiar la hora del baño a la mañana. Esto ha sido lo mejor. Por la mañana me da más tiempo de hacerlo, los niños estan más relajados y los que no están en el baño juegan tranquilos. Mucha diferencia la verdad.

- Ya no me paso el dia metida en el parque con ellos. Lo que hago es entrar soluciono la situacion, es decir les pongo en circulo no muy juntos para que no lleguen a tirarse del pelo pero puedan pasarse los juguetes (siempre es más atractivo el juguete de su hermano) les pongo todos los jugueten en el centro y me quedo ahí con ellos 5 minutos como mucho y vuelvo a salir. Normalmente se quedan tranquilos jugando hasta que ocurre algún percance y llora alguno (alguno pasando por enciema de otro o que lo ha tirado para atras,...)

- Les sigo dejando la puerta abierta del parque y a veces salen y vuelven a entrar porque no les dejo sacar ningun juguete, entonces acaban aburriendose o viendo algo que quieren coger dentro y se vuelven a meter. Al ser ellos los que entran por propia voluntad y ver esa libertad para entrar y salir, creo que ya no lo ven tanto como un encierro y no se agobian tanto. Si tengo que hacer algo que no los tengo a la vista, como tender la ropa en la terraza, les cierro la puerta y ya está.

- Me falta reorganizarles el sueño, pero esto lleva más tiempo. Me ha aconsejado Yolanda que les dé el desayuno y los acueste, en vez de esperar 2 horas. Lo he probado esta mañana, el gordito y la niña han dormido bien dos horas, pero mi flaquito sólo ha dormido una hora, creo que le va a costar más, también le ha costado dormirse. Pensé que luego les entraría sueño antes de comer, pero han aguantado bien hasta despues de comer y han dormido la siesta bien después. Me gustaría que se levantaran un poco más tarde pero en eso no puedo hacer nada, imagino que irá poco a poco. Tampoco se puede pedir todo! De momento estoy muy contenta con los cambios y creo que ellos también.

5 comentarios:

  1. Poco a poco y constancia, eso es lo que nos ha funcionado a nosotros. Y con el sueño lo mismo: horarios, rutina, repetir, mantener... es increíble cómo apenden que tras una cosa llega otra.
    Nosotros también les damos de comer al mismo tiempo, cada uno con su ración y cada uno según el ritmo (el más rápido es el que primero come... y el más lento el último). Lo que no hacemos es darles comida fuera de horas, ni galletas, ni quesitos, ni yogur. Como con el sueño, la hora de comer es la hora de comer, la de dormir para dormir, la de bañar para bañar y así... a nosotros nos funciona, al menos este primer año...
    No les solemos dejar dormir fuera de horas tampoco, porque luego se nota cuando alguna vez han dormido "más de la cuenta" por la tarde, les cuesta coger el sueño por la noche; y al revés, cuando no hacen bien la siesta están más cansados a la hora del baño...
    Nuestra experiencia es que marcar horarios y mantenerlos como rutina es lo que hace que lloren menos, descansen y coman mejor y la dinámica familiar sea más "fluida"... Por si te sirve....
    Y si en algún momento hay que dejarles que lloren porque hay otro niño con "más prioridad" para atender, pues... dos brazos son dos brazos, es normal que nos sintamos mal, pero ellos también tienen que aprender a compartir las atenciones de quien les cuida, porque clonarnos aún no es posible jejejeje

    ResponderEliminar
  2. Me alegro guapa que se vaya calmando todo otra vez jeje que en la otra entrada me dejaste un poco preocupada tan agobiada besos!

    ResponderEliminar
  3. Esto es como una montaña rusa, a veces estas arriba, a veces caes en picado, un poco por abajo y otra vez por arriba....

    La rutina siempre la he llevado bien, soy bastante estricta con eso, las horas de dormir y comer han sido siempre muy fijas. Aunque es cierto que he caido en darles media galleta entre horas si lloraban mucho, pero esto no les ha afectado a la hora de comer.

    Creo que esta vez precisamente lo que fallaba era que he sido demasiado estricta en querer llevar unos horarios que a ellos no les iban bien. Por eso se llama reaprendiendo la entrada, porque ellos me enseñan lo que quieren y hay que escucharles un poco, con unos pocos retoques de cuartos de hora se ha notado mucho el cambio a mejor, porque así me anticipo un poco a la hora de super-hambre y me evito la llorera correspondiente.

    Yo estoy contigo en que la rutina es muy importante, sobre todo en nuestro caso. Tantos bebés tienes que tenerlos muy organizados si no te comen!Jajajaja Y cuantas veces he dicho...estos niños necesitan más madres que con una no les vale! jajajaj

    ResponderEliminar
  4. Holitas
    No recuerdo como llegué acá, pero quise dejar saludito.
    Te invito a conocer mi blog :): http://happy-working-mommy.blogspot.com/

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que estos cambios te hayan funcionado!. Los niños siempre funcionan así, con rutinas, porque no tienen la misma percepción del tiempo que un adulto.

    Si a un niño de 4 años le dices que en 3 días os vais de vacaciones, él va a contar de esta manera "me acuesto, le levanto, me acuesto, me levanto, me acuesto, me levanto" para saber cuándo pasan 3 días. Aprenden el tiempo según lo que hacen y, sabiendo lo que llega en cada momento se sienten más seguros, por eso no es bueno hacerles cambios bruscos, hiciste bien en probar cambiando solo un cuarto de hora.

    Hasta alrededor de los 6 años funcionan bien las rutinas porque si no saben lo que toca hacer luego se pierden, se agobian, se sienten inseguros, etc y esta es la única forma que tienen de saberlo.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico