Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


5
martes, 9 de agosto de 2011

Reaprendiendo de ellos


Este tema está desaconsejado para mujeres embarazadas de trillizos y madres asustadas en la primera etapa de trillimamis cullo único consuelo es la esperanza de la llegada de tiempos mejores cuando crezcan un poco.
Esa etapa en la que me jactaba de lo bien que lo llevaba y todo el tiempo libre que me dejaban los peques, y que muchas madres de uno lo pasaban peor que yo con tres,....era sólo eso: una etapa.

No se cuando ha ocurrido el cambio exactamente, si ha sido gradual o de repente. Creo que más o menos cuando traje el parque, que no les gustó el sentirse encerrados; o cuando he empezado a hacer ramadán que yo me agoto más fácil o estoy más sensible y por eso me parece más, o que su padre ha empezado a trabajar las fiestas de Vitoria y no le ven apenas, o una mezcla de todo esto junto con que los peques crecen, no se, no se que está pasando o si estoy haciendo las cosas mal....

Por más que leas teorias, o experiencias de otras madres, nunca sabes que es lo correcto o que es lo mejor para tus hijos, cada hijo es único y tengo que estar constantemente reaprendiendo de ellos y readaptandome.
Ahora me demandan muchisimo, cada uno a su estilo, pero a veces siento que no doy a basto, que necesito 6 brazos. Sobre todo el flaquito es muy llorón, se pasa gran parte del dia llorando, casi siempre que estoy atendiendo a uno de sus hermanos llora, ahora son pocos los ratos que están jugando tranquilos, que antes era todo el tiempo.

Mi gordito siempre que está dentro del parque, en vez de jugar con los multiples juguetes que tienen, se pone de pie en los barrotes en el lado donde me vea bien y se pone a llorar-gritar, mirandome através de los barrotes.

La niña es según le dé, la verdad que es la que mejor se porta, pero a veces le da de repente el berrinche por algo y ya no hay quien la calme, bueno si, si llega su padre.

Lo único con lo que se callan un poco es con una galleta, un aspito, un mando de la tele o el taca taca (que sólo calla a uno, porque sólo tengo uno), pero todo esto es por un corto periodo de tiempo. Así que acabo yo metida en el parque con ellos jugando con el que llora en cada momento para que se calle, y acaban "escalandome" todos a la vez, por lo que acabo llena de arañazos y tirones de pelo. Y además esto me resta tiempo para todo lo demás (limpiar, lavadoras, preparar la comida, internet...) menos mal que por otro lado como estoy de ramadan no tengo que comer, porque parece que no pero nos lleva bastante tiempo.

La peor hora es apartir de las 19h que acabamos de llegar de la calle y toca el baño. Aunque tengo calvario en cada comida en general, mientras les doy de comer como es de uno en uno, los otros dos lloran. Mientras baño a uno los otros dos lloran, con un poco de suerte el que está en el taca taca no, pero normalmente lo tengo en la puerta del baño llorandome también. Le pongo el pijama y lo dejo en el parque llorando y a por otro. A veces el que está en la bañera tambien llora porque ya traia berrinche de antes. Cuado termino el baño les preparo la cena mientras lloran los tres. Le doy el bibe a uno mientras lloran los otros dos. Alguna vez se calman despues de comer pero normalmente no, alguna vez los acuesto directamente y a veces se duermen a veces no.

Cuando he dado de comer a los tres, me meto con ellos en el parque y se calman un poco. Les leo un poco y los voy acostando. Por fin me quito los tapones de los oidos, que se han convertido en mis mejores amigos para poder aguantar los nervios que me producen sus lloros, asi tengo más calma y paciencia, gracias a Dios.

Además están empezando a acortar sus siestas. Antes dormian de dos a dos horas y media y ahora duermen entre una o una y media, por lo que cuando se despiertan sobre las 15 hasta la merienda también están revueltos.

No se si será una etapa y que se pasará o si será asi cada vez peor o será igual. Me da miedo pasarme de cogerlos y de mimarlos porque igual es eso lo que está acentuando este comportamiento, pero por otro lado ¿como hago para que dejen de llorar?

Ayer por la noche tras una llorera de desahogo (si, las trillimamis aunque parezcamos de acero de barcos también somos humanas y nos derrumbamos), decidí coger el toro por los cuernos, Dios no nos da una carga que no podamos soportar y si otras madres han podido, porque yo no?Venga que tu puedes!! tras esta inyección de autoanimo medio ficticia, nos reunimos el comité de crisis, osea mi cuaderno de tomas, el boligrafo y yo. Lo primero que hay que apuntar es; ¿que me estan intentando decir mis niños ocn este comportamiento? Está claro que algo falla en su rutina, que no les gusta estar encerrados en el parque y por otro lado que me necesitan más para jugar con ellos.

Repasando cuales son los peores momentos me he dado cuenta que coinciden con las comidas y con el baño ( bueno y la tarde que no hay parque porque llueve, no se que será de mi en invierno). Por lo que tengo que reajustar las horas de estas y encontrar un modo que se entretengan mientras comen sus hermanos.
Soluciones:
- Adelantar 15 minutos la comida del mediodia, 15 minutos la merienda y media hora la cena. Lo que también me adelanta el baño.
- Comprar otras dos tronas para sentarlos a los tres a la mesa al mismo tiempo a ver si así esperan mejor su turno.
- Dejar la puerta del parque abierta para que entren y salgan cuando quieran, ya me da igual. Esto ya lo he puesto en marcha y parece que les encanta la medida, claro que ahora tengo otra vez niños por el suelo y tengo que andar con mil ojos y evitar atropellos con el taca taca.

- Intentar darles muchos mimos cuando esten contentos y no esperar a que lloren para no reforzar esto. (esto es dificil porque cuando estan jugando tranquilos es cuando aprovecho para escaparme a colgar la ropa o fregar los platos o el baño,...)
- Empezar a hacer más cosas de la casa cuando ellos duerman, así que se acabó otra vez el dormir bien por la noche, se acabó mi gran amiga siesta y mi vida social tiene que estar limitada a la hora del parque. Y lo siento, tendré que entrar menos en internet, bueno esto ya lo habríais notado.

Bueno estos han sido las conclusiones del comité de crisis, a la espera de estupendos resultados ya os contaré como ha ido.

Esta entrada como veis no es para dar consejos sino para pedirlos, necesito de vuestros truquillos trillimamis! y si no los teneis y os pasa igual u os ha pasado y se ha superado la etapa, me encantaría saberlo para consolarme un poco. A ver si teneis un huequillo en vuestras vaciones y me ayudais un poco. ¡Socorro!

5 comentarios:

  1. Hola Cintia!:
    No sé si te ha llegado un email que te envié ayer a través de blogger...
    En resumen te venía a decir que rutina= horarios + constancia. No hay truco infalible... aunque el mantener unos horarios y unas pautas de actuación constantes ayuda, yo creo que a los peques les da seguridad "saber qué toca ahora y qué toca despúés".

    ResponderEliminar
  2. Valla, lo he buscado y no encuentro tu email...

    Tengo que decir que yolanda me ha dado unso consejos maravillosos que he puesto en práctica rápidamente y he tenido unos resultados muy buenos.
    Lo primero que he hecho es darles de comer a dos a la vez, en plan una cucharada a cada uno y me resulta más fácil entretener al tercero con algo mientras espera.
    Y la otra es que he cambiado al hora del baño a la mañana y así no les pilla en la hora esa de hambre-sueño.
    Esta noche casi no han llorado nada, solo un poco el flaquito, pero porque él es un poco mimosin, pero los otros dos se han portado muy bien, gracias a Dios, veo la luz al fondo del tunel...jiji.Gracias Yolanda!!!

    ResponderEliminar
  3. Jo, pues ya me da rabia que no te haya llegado... estuve un buen rato dándole a la tecla... mira a ver en las opciones de correo de blogger o si te pudiera haber llegado como "correo no deseado". Yolanda es la caña!!!

    ResponderEliminar
  4. Mejorará, seguro, porque no conozco a nadie tan reflexivo... me has dado una idea importante, esa de boli y papel y ponerse a pensar la solución... Por ahora no he tenido ese problema, pero no están en el parque. Mi intención es ponerlo cuanto antes, pero se me alarga el tema... lo que intento es dejarles solas cuando están jugando para que se acostumbren, y por ahora funciona. De vez en cuando se quitan alguna cosilla y echan algún berrido pero parece que lo van solucionando... En cuanto a las comidas, yo les doy a las tres, una, dos, tres, a veces se me cansa alguna, pero suele ir muy bien. Ánimo, y cuéntanos pronto cómo sigues... Supongo que el ramadán este año es más duro, pleno verano... Ánimo, ánimo, ánimo y a por todas!!

    ResponderEliminar
  5. Compralo cuanto antes para que se vallan acostumbrando, los mios ya se van acostumbrando pero anda que no ha costado, ahora lo utilizan también como apoyo para aprender a levantarse, a soltar una mano, caminar un poco agarrado (bueno estas cosas mi gordito, imagino que los otros le seguirán enseguida si Dios quiere). Viene muy bien para contener la marea de bebés abriendo cajones y tirando todo por el suelo.
    El ramadán la verdad que lo llevo ya muy bien, ya hemos pasado la mitad y este año no está haciendo mucho calor por Vitoria. Un beso!
    pd:si necesitas ayuda con lo del parque me dices.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico