Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Top comentaristas

Conseguir este widget

Buscar este blog

Cargando...

Entradas populares

Páginas vistas en total


21
miércoles, 3 de octubre de 2012

Cada uno su obsesión


Supongo que será normal y será otra etapa, pero mis niños tienen sus obsesiones. La que tiene comunitaria es la de los zapatos que os contaba en mi primera entra de mi día en fotos. Luego cada uno tiene algo que le obsesiona y está todo el día atendiendo y hablando de ello.

Mi Gordito y su moto. Sólo le falta ir a la cama con la moto. Está todo el día montado en una moto de esas para bebes, bueno exactamente esta:

Le encanta y no deja que nadie se la toque, es suya y sus hermanos lo tienen claro. También tiene un chinchan de peluche que le hace caso pero es más a rachas, cuando se aburre de él lo pone a dormir en algún sofá y vuelve a la moto. Incluso ve la tele montado en la moto y la maneja perfectamente, gira va a la cocina vuelve, sale por la puerta y se la tienes que bajar al jardín o a la terraza...

Mi Manzanita tiene su "mamu", así le llama a su muñeca favorita. Una muñeca bastante fea de ojos pintados, pelo corto y despeluchado y a la que le falta una pierna y le tuve que hacer un vestido porque nos la regalaron en bañador (es de segunda mano). Hemos intentado varias veces sustituirla por otra, le hemos comprado dos muñecas nuevas, una que es el típico bebé mas grande (ni caso, sólo el rato de la novedad y luego lloros pidiendo su mamu) y luego mi marido le compró la que encontró más parecida a su mamu rubia pero con su ropita nueva y zapatitos y con todos sus miembros, pero lo mismo, le hace caso un rato pero luego busca su mamu con desesperación. Muchos días tengo que bajar o subir al piso de arriba a buscarla porque se la ha dejado y sin ella no duerme, o no se baña, o no se sienta a comer. Y se la deja despistada por algún lado (porque algunas veces también la pone a dormir en el sofá) la coge alguno de sus hermanos y se la da. La lleva todo el día bajo el brazo (os pongo esta foto repe del otro día, que no tengo la cámara enchufada, jiji).


Mi Flaquito por el contrario no es de apegarse con las cosas materiales. A él lo que le gusta y le obsesiona es la calle. Y sobre manera la furgoneta. Desde el otro día que fuimos a Donosti que le dió aquella pataleta porque quería ir al "coche" (que ya digo que es la trillifurgo, pero el le llama "coche nannan"). Desde entonces está todo el día con el dedo en la ranura de la puerta diciendo "coche, coche, coche". Los primeros dos días después de la excursión hasta que no salíamos a la furgo aunque sea a hacer un recado corto no se callaba y se ponía a llorar y todo, sólo con montarse en la furgoneta es feliz y ya se queda tranquilo, aunque a veces tenemos pataleta para bajarle porque quiere más paseo. No quería ni dormir la siesta. Ahora cada vez que nos ve ponernos los zapatos o que yo me pongo el pañuelo ya empieza a decir "coche" sin parar. Y cada día cuando va a dormir mientras subimos por la escalera me mira con cara de pena y dice "agu coche agu" y dice adiós con la manita. Aunque ni siquiera hayamos salido ese día. En casa suele jugar con su coche de imaginarium que encontramos en la basura (el de en medio de la foto) y se pasa el día diciendo "pipipi, coche, nan nan".






Así que de momento estas son las obsesiones principales de mis niños, y los vuestros ¿tienen alguna?



21 comentarios:

  1. Hoy es miercoles? vaya otro miercoles que se me pasa lo del miercoles mudo, jajaja, que cabeza que no se en que dia vivo, jajaja.

    ResponderEliminar
  2. planetas, planetas, planetas, la tierra, el sol, " satudn", "udà", " jupited ", " medcudi" ... ¿puedes imaginar cuantas veces se repiten estas palabras cada dia en casa ? arggggggggggg, tropecientasmil. Como sea una vocación temprana ya me lo veo de astronauta.

    ResponderEliminar
  3. Pues mi A. tiene a su Pepe, el típico trapito con cabecita que hay ahora. Les regalaron mis cuñados tres, pero sólo mi A. los quiere. Llega a casa y a buscar a Pepe, Pepe para dormir, Pepe, Pepe, Pepe.

    A Pepa la perdimos hace ya tiempo, no sé dónde anda, Pepa era la de la nena que era rosa, pero a A. le daba igual, él se cogía sus tres Pepes y tan feliz.

    El Pepe marrón se quedó en el pueblo la última vez que fuimos y no lo encontré al marcharnos. Mi padre ha estado esta semana y tampoco lo ha encontrado. Pero bien se acuerda de que Pepe está en el pueblo y que se lo va a traer el abuelo. Ya sólos nos queda el Pepe azul, que como lo pierda también... No sé qué vamos a hacer.

    Y con el coche, también se coge unas perras... No lo usamos mucho la verdad, pero este verano en el pueblo se iba a la puerta del garage, y "coche, coche" y las veces que vamos a algún sitio en coche, llora porque no se quiere bajar.

    Ni B. ni la nena tienen manías así que ahora recuerde. Bueno sí, cada uno tiene el plato de un color, y no se lo cambies que entonces no quieren comer...

    ResponderEliminar
  4. Ah, y como tus niños, como la nena o B. encuentren a Pepe por ahí, van corriendo a buscar a A. para darle a su Pepe...

    ResponderEliminar
  5. Al peque le ponemos un perrito en la almohada que tiene semillas de lavanda y supuestamente es relajante. Pues un día que se ha quedado a dormir en casa de mi madre se despertó por la noche y empezó a decir "Buau buau, buau buau" (sí, eso es perro). Mira el pobre, yo no sabía que le tenía tanto apego.
    Por las mañanas, cuando se cansa del bibe "lo comparte" con el perrito, jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, qué gracioso lo de la muñeca de la niña... ays madre... jeje

    Yo de pequeña, según mi madre, lo que llevaba a todas partes era na sillita pequeña de madera. Salía a la calle e iba arrastrando la silla (tenía todas las marcas de arrastre, claro)
    Se paraban mis padres en algún sitio, pues yo cogía la silla y me sentaba. Jaja, aún la recuerdo... me la tiró hace unos cuántos años (ya de adolescente)
    Me llevé un cabreíllo, así que un tiempo después me compraron otra similar... jejejee Y ahí está... con 25 años, en mi habitación. Igual la usaría hasta los 3-4 años, pero yo seguía teniéndole cariño.

    La hija de mi primo tenía una muñeca ("la nena") de trapo, que vamos... había que hacer malabarismos para conseguir quitársela y darle un lavadito de vez en cuando...

    ResponderEliminar
  7. Pues el mío tiene las suyas, pero rachas. Hay épocas que no hay quien le baje de la moto y luego no lo hace ni caso. Lo mismo con Pepe, con Mickey o con lo que sea. Así que, por el momento, vamos cambiando. Eso sí, cuando le da...

    ResponderEliminar
  8. Pues mis cachorretes son muy de variar, vamos que a las cosas les hacen el caso justo y ya está, más bien cada uno tiene sus preferencias por ejemplo al niño le encantan los libros con imágenes y a la niña su triciclo, pero sin llegar a obsesiones, a los muñecos ni caso aunque Princesita tiene a su osito Bugú para dormir, pero únicamente para dormir, aunque me pregunto que pasaría si un día no se lo doy para dormir, ufff casi mejor ni lo intento.

    ResponderEliminar
  9. El mayor se obsesionaba con temas, perros, dinosaurios, cocodrilos, tiburones, dragones, motos, sidecares... Vamos que tuvimos un poco de todo. De peque más bien bebé tuvo un peluche de pingüino de colorines llamado pingü y que lo llevaba por todo y dormia siempre con él. Luego más tarde le regalamos un divertido peluche de cocodrilo llamado Chopet, ese ha sido casi como un hermano, era de la casa, dormia con él, iba de excursión con nosotros, nos lo hemos llevado al cine, de viaje, incluso a Eurodisney. Yo le poníe voz y hablabamos con él, creo que incluso me poseyo, jeje. Llegamos a escribir un libro tipo comic con las aventuras de Chopet que nos inventabamos los dos. Luego vino el papá de Chopet, la mamá, la hermana, el primo, el tio y su novia. Actualmente aún en muchas ocasiones duerme con él y todo la familia o casi toda está de adorno sobre su cama, jejeje.
    Laura

    ResponderEliminar
  10. Cinti, ¿cómo lleva Flaquito lo de la pajita? ¿Ya bebe de nuevo?

    ResponderEliminar
  11. El mío pequeño es un caso de manías. No me lo quiero imaginar con 70 años, eso va a ser terrible!! Cada día bebe el zumo de naranja con la misma pajita (sí... la reconoce, tengo que lavársela y volver a guardarla!), y para el cacao hay que ponerle el vaso orientado correctamente (tiene dibujitos, y como los dibujos no estén en su posición, no bebe. Por suerte lo corrige solo) y siempre ¡siempre! a la izquierda del tazón con las galletas.
    A la comida le quita el servilletero a su servilleta y lo coloca siempre en la misma postura, le da la vuelta a la servilleta -esté como esté, él le da la vuelta- y no empieza a comer hasta que bebe un sorbo de agua y ve que todos estamos sentados en nuestro sitio. Ahora que van al cole también por la tarde, es un caso los días que el padre llega más tarde... ¡casi no nos da tiempo!!
    En fin, que es un poema de niño, con 3 años tiene más manías que el resto de la familia junta!

    ResponderEliminar
  12. Ten cuidado con la mamu de tu Manzanita... la mía lleva 13 años con una muñeca que era mía y que ya pide a gritos la jubilación... de la carita angelical con pelo lacio y un hermoso lazo rosa en el unico tirabuzón que traía ha quedado algo parecido a la novia rastafari de chucky... algún día pondre foto si ella me deja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. De momento la única obsesión de Pimpollo soy yo, si puede ser con el pecho fuera, mejor jajaja.

    ResponderEliminar
  14. Mi hija y sus "obsesiones":

    1. el chupón!! (aunque ya en la guardería y durante las tardes en casa ya lo guardamos, es una histeria total cuando no aparece!)
    2. toallitas y spray de limpieza: tiene una manía de limpiar y limpiar y limpiar (aunque solo ensucie más con el spray jajaja).
    3. gel antibacterial: por una extraña razón le encanta ponerse gel en las manos.
    *Aclaro que intentamos esconderle estos productos por su salud y seguridad.
    4. Yo Gabba Gabba: todos los días, al menos 1 vez vemos un capítulo de esta serie infantil, leemos un libro, dibujamos o jugamos con los monitos de dicha serie.
    Ahora que está en tratamiento de nebulizaciones, nos ayuda muchísimo porque la distrae mientras administramos el medicamento.
    5. Stickers: simplemente se la pasa "decorando" todo lo que esté a su paso.

    Breve resumen de las pequeñas manías de mi hija de casi 2 años jajajajaja

    Abrazos,
    Lorena

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja, qué graciosos, sobre todo tu niña (me sigue gustando más "mi niña") que Manzanita ;-) , con su muñeca "espeluchá". Mi sobrino tiene 9 añazos y cuando nació le regalé un conejo blanco de peluche. Antes no lo perdía de vista y como se despistara había una crisis mundial pero ahora, ya digo que con 9 añazos, sigue durmiendo con él y cuando está triste o preocupado por algo se pone su pata en la nariz (no me preguntes por qué pero siempre le ha olido la pata) y se siente mejor. Nunca se me olvidará cuando, con 4 ó 5 años, fuímos con ellos a unas cuevas y de repente saltó: "ay, cómo le gustaría todo esto a Cone" :-). Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  16. Jirafita es por rachas, a veces le gusta algo y está todo el día con eso y otras con otra cosa. Lo que sí le gusta mucho es el color rojo (que cuando le damos a elegir algo si hay rojo es el que coge) y también le fascinan las pelotitas saltarinas.

    ResponderEliminar
  17. Que risa con las cosas de los niños me encanta. Mi mayor va a rachas pero cuando le dio por un peluche de mickey baby era mortal bebé piti lo llamaba ella y si no estaba el bebé piti había crisis en el gabinete. Un día con el despiste saliendo ya de Ikea nos pregunta por el bebé piti y su padre y no nos miramos y por poco nos da algo,no estaba la niña empezó a berrear que no había manera y ahí fuimos todos de vuelta recorriendo el Ikea y finalmente lo encontré en un cajón de un lavabo,intuición de madre. Acababa de nacer su hermana y se pegó tanto a ese muñeco que si no lo llego a encontrar me da algo. Ahora ésta obsesionada con irse a casa de las amigas todo el rato,te pregunta ochenta veces en un minuto si vamos a ir a ver a Fulanita o si menganito viene a verla. Todo el rato!!!!hagas lo que hagas!ahrrg!!!!!!!!!!! Y la chica con un año todo el tiempo está buscando zapatos para chupar la suela y si se los quitas monta un cirio de narices. Estoy a punto de chupar una suela yo porque por cómo se pone tienen que saber a gloria!

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja. Todo el mundo tiene sus obsesiones y, cuando somos pequeños, todos tenemos algo que nos llama la atención especialmente y sin lo que no podemos vivir. Es muy gracioso.

    Seguro que cuando sean mayores recordarán esos juguetes con muchísimo cariño, como yo recuerdo algunos de los míos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  19. La verdad que resultan entrañables con sus muñecos preferidos y el amor que les tienen.

    Irene yo también tenía una sillita roja, de plástico que me encantaba y se quedó en una mudanza, todavía recuerdo ese momento (tendría yo 15 años) de "se ha quedado la sillita en el baño!" "bá dejala! no vas a subir ahora a por la sillita!" y me fuí mirando en silencio la ventata del baño. Me dan ganas de llorar y todo cuando recuerdo ese momento, que tonta! No dije nada pro verguenza de ser tan mayor para tener apego a esa sillita pero me había acompañado toda la vida.

    Mis niños también eran de variar cada día una cosa o cada semana, pero ahora ya se han decantado, y de momento llevan ya un tiempito con estas cosas.

    laura te imagino poseida por el cocodrilo y no puedo dejar de reirme, jajaja.

    Alarai lo de tu niño es muy fuerte, parece el de la peli esa, como era...ains no me sale!

    ResponderEliminar
  20. Amali a mi también me gusta más mi niña, lo confieso. Muchas veces me sale mi niña y luego lo tengo que ir cambiando por el texto porque ya me había acostumbrado, igual lo cambio de nuevo, jeje, soy como una veleta. Y que gracioso lo de la cueva y el Cone, jajaja, es retierno.

    Almabril que fuerte que lo encontraras! si ikea es inmenso!! Tienes un radar incorporado o ke! jajaja. Y lo de la suela de los zapatos tuvieron esa etapa y era horrible, me da un asquito que pa´que. Alguna vez les pillo pero ahora es muy de vez en cuando, pero también me han dado ganas de probar, jajaja, porque parece que fuera chocoate o algo así.

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja como me ha gustado la entrada y los comentarios, cada peque con lo suyo, me ha hecho mucha gracia lo de la muñeca de tu niña, creo que tiene muy claro que la quiere a ella jeje y bueno el mio no es de apegarse a nada, desde bien chiquitín le han encantado las pelotas y las tiene de todo tipos y tamaños pero desde hace un par de meses juega mucho menos con ellas, y me ha extrañado bastante así que ahora mismo no está apegado a ninguna obsesión jeje. Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico