Sobre mi:

Soy mami de trillizos y dos más, tengo 38 años y soy musulmana hace 8 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cinco soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


18
lunes, 27 de mayo de 2013

Donde está esa supermamá que andaba por aqui...




A veces miro al pasado y me asombro de como llevaba las cosas antes. No sé que me ha pasado pero ya no soy esa super mama que puede con todo, que tiene 3 bebés que usan pañales de tela, tiene la colada a raya, la casa medio decente, hace pan, repostería, queso, yogures,... Además de todo esto cosía cositas para mis niños y tenía mis blog actualizados cada día. Antes era como un correcaminos y ahora me siento como un caracol, con la casa encima, que avanza muy despacio.

Ahora no puedo evitar compararme con aquella mujer, fuerte, que dormía 6 horas al día como mucho y estaba como si nada. Ahora mi casa es un desastre, no cocino más que lo justo, no hago el pan en casa, y lo peor es que no tengo el animo muy alto que digamos. He empezado a tomar vitaminas porque no se si tengo anemia, o abstemia primaveral o algo así. Me encuentro agotada, me levanto más cansada que como me acuesto y eso que ahora duermo por lo menos 7-8 horas (casi siempre 8).

Esto me pasa desde que trabajo más en serio en lo de coser. Tengo bastante trabajo, tanto como para tener siempre algo pendiente. No me puedo quejar por esto, gracias a Dios, pero me hace que todo lo demás se me haga cuesta arriba. No se si igual es la mezcla de todo, que también puedo tener agotamiento físico de todo lo que he aguantado estos dos primeros años de vida de los peques y el enorme trabajo que ha supuesto y ahora estoy pagando un poco las consecuencias. O quizá sea simplemente que una mujer que trabaja y además tiene que atender a sus hijos y su casa no llega a todo. No soy ninguna superwoman, y está claro que no puedo mantener el mismo ritmo que antes ni física ni psicológicamente.

También he pensado que puede ser por la edad de los peques, como os contaba en la entrada de los terribles 2 años. Que ahora son más agotadores, tengo que estar a cada momento llamándoles la atención, riñendoles por algo, sacándoles de algún armario o cubo de basura, vigilando con un ojo mientras coso con el otro y esta tensión continua agota.

El caso es que me encuentro de bajoncillo, cansada, sobrecargada, la situación me supera y sólo puedo esperar que mi marido encuentre trabajo y pueda aligerar mi carga y poder volver a hacer las cosas por hobby y no por trabajo, que se pase esta edad tan rebelde de los niños y empiecen a colaborar un poco y que todo vuelva a ser un poco como antes. No digo igual porque la vida son etapas, pero por lo menos que vuelva a tener esa sensación de tranquilidad, de tener las cosas más o menos controladas.

18 comentarios:

  1. Mucho ánimo Cintia, por lo que comentas se ve que se te han juntado bastantes cosas y es normal que estés cansada, ya sólo atender a tus tres niños ahora que no paran ni un segundo es suficiente para que se agoten las fuerzas, si a esto se añaden las tareas domésticas y la costura, es más que comprensible tu estado.
    No sé si hace mucho que te has hecho análisis de sangre pero si crees que puedes tener anemia yo iría al médico y se lo comentaría.
    Un besito y espero que muy pronto recuperes la energía y el ánimo

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que debe ser un poco de todo. Evidentemente, tus niños ahora están en una etapa más complicada y yo, aunque no soy madre, últimamente ando cansadísima también, supongo que por la primavera. Así que nada, nena, a tu ritmo. No se puede llegar a todo a veces. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy agotada y no llevo el ritmo que llevas tú. Hay rachas, y aunque a veces parece que no podemos, terminan pasando.
    Mucho ánimo guapa!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Yo también creo que son rachas. Y te entiendo, aunque yo solo cuido a una no a tres, pero también me siento con menos energía que hace un año, y también hago menos cosas y la casa no está impecable como unos meses atrás.. ahora me has dejado pensando si será la época del año, el cansancio acumulado o qué...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Mucho animo, en esa edad los peques requieren mucho esfuerzo siempre hay que estar con un ojo encima. Es una etapa mas que pronto pasara!!! Puede que la primavera tambien te afecte yo lo noto muchísimo, sabes que puedes con todo y por supuesto que eres una SUPER MAMA!!! Besos para todos!!

    ResponderEliminar
  6. Cintia cuando empecé a leerte me dejabas alucinada, mi primer año de los peques fué horrible y agotador y lo pasé fatal, después recobré energía y ahora me tienes en plan supermadre. En cambio noto como tú decaes y creo que es porque tuvistes unos inicios pletóricos y al final el cansancio sale por algún lado. seamos coherentes no existen las supermadres y el cansancio sale por algún sitio y en algún momento.
    Cuidar tres niños tú sola y llevar la casa y trabajar aunque sea desde casa es una tarea titánica, yo a los míos los dejo 3 horas en la guardería precisamente para evitar volver a caer en ese agotamiento del primer año.
    Ahora por fin los disfruto y juego como una loca y lo paso estupendamente, he aprendido a priorizar y a no querer llegar a todo.
    Te recomiendo que pruebes la equinacea en gotas es muy buena para ese agotamiento y es algo totalmente natural.
    Eres una supermadre aunque hoy no pases la aspiradora asique no te preocupes que son rachas, además los dos años de los niños pueden ser agotadores...

    ResponderEliminar
  7. Cintia, ¿porqué no pones a los niños a coser? con una aguja lanera que no se pinchan y en un trozo de balleta (para no gastar en fieltro) seguro que se entretienen un rato y te dejan tranquila...

    Y es lógico que se descontrolen las cosas, sin siestas el tiempo se reduce, están más tiempo trasteando y ese ratito que tenías para adelantar ya no lo tienes... y leñe! que donde comen 2 no comen 5 y no es lo mismo cocinar para 2 que para 5, así que no te preocupes que pasará y te reirás,así que tranquila.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  8. ¡Eres humana!.

    Tranquila, sigues siendo una super-woman.

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Es que se te han juntado muchas cosas.
    Es posible que la época influya, que hay momentos del año en que estamos más desganadas. Ve al médico y sales de dudas.
    Yo creo que últimamente estás en muchas cosas. Es cierto que ahora el peso económico recae en ti y en tu trabajo y eso se nota, unido a las preocupaciones que también afectan mucho. Sobre el tema del trabajo de tu marido si quieres comentamos en privado porque el mío se dedica a algo parecido.
    Y por los niños... os diré que cuando son bebés creemos que al crecer se pasará tanto trabajo, pero para nada, comienzan a demandar mucho más y nos requieren a su lado acompañándoles, sobretodo si has decidido educar en casa. Yo te aconsejaría que busques algún lugar donde puedan estar varias horas al día porque veo que lo necesitas.
    Sabes que yo soy una defensora de la enseñanza en casa, de poder optar a ella si así se decide, pero también te digo que hay que ver las circunstancias reales y no siempre las cosas son cómo nos gustaría.
    Tienes cinco blogs, varias páginas en facebook, creo que dos tiendas on line... sin contar aquellos otros blogs que comenzaste hace unos meses... las clases de costura on line y las que das en tu casa... Yo soy la primera en meterme en un montón de historias, así es que dirás que no soy quien para aconsejar en esto, pero te diría que sueltes algo y te des un poco de margen, al menos hasta que nuevamente te sientas con fuerzas.
    Si necesitas contarme cualquier cosa o desahogarte sabes que estoy aquí ujti.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. As salamu alaiki

    Es normal que estés cansada ukhti, haces demasiadas cosas allahumma barik. Yo ya decidí hace unos meses, limitarme a entrar en blogs y foros que verdaderamente me interesan, me aportan muchas cosas beneficiosas y en los que me siento cómoda y bien. Los que no, pues nada, adiós, que ya dedico demasiado tiempo a leer, y no quiero desperdiciar mi tiempo. Mejor reducir los lugares de internet en los que participamos para no agobiarnos demasiado.

    Y por los niños, yo tengo dos y de diferentes edades, se llevan dos años. Pero estoy hiper cansada también, pienso que quizás tenga anemia, pero esque muchas veces me ha pasado y no tenía nada, puede ser simplemente que el cuerpo no llega a más.

    Yo a mis hijos obligatoriamente y mas al mayor le tengo que hacer actividades para que gaste energia porque sino acabará conmigo jejeje y yo como no tengo mucho para hacer con él, pues lo llevaré a un parvulario correcto segun el manhaj de por aqui que está muy bien. Él disfrutará porque se lo pasará bien, aprenderá, gastará energia y su madre descansará jejeje en casa le deberé enseñar castellano porque en el parvulario será en árabe, pero bueno me lo tomaré de forma simple, le enseñaré cosas básicas sin complicarme porque todo lo aprenderá en árabe in shaa Allah. Y si me animo a hacerlo asi es por el tipo de parvulario y escuela correctas que hay ahora alhamdulillah que me tranquilizan de las amistades, compañeros, profesores, ambiente y enseñanza que habrá allá que no le dañará bi idnillah ni en su din ni comportamiento ni nada de eso para mal.

    Que Allah te facilite ukhti, yo creo que como Maribel, deberías tratar de llebar a los niños a algun sitio de actividades porque así llegarán cansaitos o con menos energia y no te molestarán tanto, y en su ausnecia podrás descansar fisicamente como mentalmente, y hacer lo que te apetezca in shaa ALlah.

    Lo suyo en tu caso, sería un centro de actividades para niños de la edad de los tuyos, en la que hicieran manualidades, juegos y eso pero fuera de horario escolar.

    Ummukhattab

    ResponderEliminar
  11. Supongo que cuando son más peques nos permiten "organizarnos" mientras hacen sus siestas. Esas 2 horas en promedio, nos da oportunidad de limpiar, cocinar, etc... Pero ahora que son mayores no nos dejan descansar ni un minuto!!!
    Y más si trabajamos, nos agotamos con las cosas laborales y es sumamente exhaustivo el tener la suficiente fuerza y paciencia para atender a los hijos (en tu caso al triple!).

    Además del stress que implica el que tu esposo no tenga empleo, la crisis es muy desgastante (lo digo por experiencia..) Tal vez te pueda ayudar a entretenerlos mientras está en tu casa.

    Así que, respira profundo, disfruta de tu familia y el desorden que representan. La perfección no siempre es recomendable.
    Ya habrá tiempo de tener la casa impecable y será ahí, cuando extrañes que tus hijos sean peques como ahora. jajaja

    Un gran abrazo!! cuídate mucho!!!
    Lorena

    ResponderEliminar
  12. Creo que los comentarios anteriores sobre dejar unas horas a los niños en casa son acertados.
    Aprovecha esos centros infantiles estupendos que tienes en tu ciudad y esas horitas vas a alucinar lo que dan de sí.
    Besos princesa

    ResponderEliminar
  13. Quiero decir dejar a los niños en centro infantil

    ResponderEliminar
  14. Pues esa súper mamá sigue haciendo doscientas cosas al día, y además trabaja cosiendo, y lleva no sé cuántos blogs, y ayuda a más gente, y... sigo? Esa súper mamá sigue ahí, ahora más multimamá y multitarea que nunca!!! Disfruta de tus peques, que es verdad, dan más "trabajo" ahora, o un trabajo más intenso....

    ResponderEliminar
  15. Hola Cintia, creo que lo que te pasa es muy normal, aunque eres una superwoman y una supermadre lo que hacías en su día no es sostenible. Pensar que puedes llegar a hacer tantas cosas es demasiado, al final tu cuerpo y tu mente acusan el sobre esfuerzo. En cualquier caso, me maravilla todo lo que eres capaz de hacer y a todo a lo que llegas. Otra cosa que creo que es importante es que los dos años es una edad que desgasta mucho. Creo que fue aquí donde leí una teoría sobre la energía, hay cosas o gente que te dan energía y otras te la absorben. Pues bien, un niño de dos años agota, te chupa la energía. Lo digo porque mi niño tiene dos años y es solo uno y aun asi no se como manejarlo, mientras que mis gemelas de seis meses son unos angelitos caídos del cielo. Espero que los terribles dos años se pasen pronto para tu familia y nos lo cuentes!
    Cuídate y muchos ánimos y a tomarse todo con calma!

    ResponderEliminar
  16. Laura de azul a verde28 de mayo de 2013, 11:21

    Hola Cintia, estoy de acuerdo con lo que te dice MamiMellis y Maribel y con lo que comentan algunos otros. En primer lugar es cierto que hay épocas del año que te aplatanan y la primavera-inicio verano es una de ellas. En segundo lugar también es muy cierto que al tener más autonomia los peques pueden hacer más cosas y las harán, faltaría más, es su trabajo. Ellos desean experimentar y experimentan a su manera. Desean verse independientes y hacen las cosas sin pedirlas, en plan hago esto porque puede hacer esto, que guay. Generalmente no suelen tener malicia, no suelen hacer las cosas para jodernos, lo hacen porque es parte de su evolución.
    Es cierto que llevabas muchas cosas y como te han dicho aún llevas muchas y la situación con un miembro de la familia en paro y que todo lo económico recaiga en tí, también se lo que es y te quema mucho aunque por suerte trabajo no te falta.
    Yo me plantearía que si esta es una nueva etapa tengo que adaptarme a ella, porque cuando el cuerpo te envia tantas señales hay que hacerle caso. Mi consejo es, busca lo prioritario. El quitar todo el día juguetes de enmedio no es prioritario salvo que hay objetos que puedan provocar caidad por una escalera o casas así, así que imaginaté que forman parte de un nuevo mobiliario de casa. Cuando tengas un momento ve instruyendo a los peques para que vayan recogiendo pero no lo hagas todo el día tú porque entonces no lo recogeran nunca ellos. Reduce el número de juguetes de casa si es que te agobia. En lugar de tener las cajas en la sala tenlas en el garaje y cambialas cada semana pero que no pueda haber tantas cosas al mismo tiempo en medio.
    Cuestión casa. Has épocas en las que pasar una vez la mopa a diario, fregar los platos, hacer la comida, las camas a diario y luego fregar la casa y una pasadita rápida al baño al menos una vez por semana es todo lo que como mucho te puedes permitir. Cuando se da una coyuntura mejor ya quitarás plovo de las estanterias, pero lo primero eres tú.
    Se que tu marido te ayuda, pero todo lo que puedas delegar en él cuando está en casa delegalo y dedicalo a lo que no puedes hacer habitualmente o a descansar un poco que es bien necesario.
    Hacer el pan está muy bien cuando se tiene tiempo y yo lo hago en casa con la panificadora, pero si por circunstancias no he podido hacerlo ni siquiera con la máquina, el comprar unas barras del super que ahora estan bien de precio no es ninguna deshonra y te quita mucho trabajo. En el futuro ya tendrás tiempo de volver a retomarlo que tampoco estarás así tropecientos años.
    (sigo)

    ResponderEliminar
  17. Laura de azul a verde28 de mayo de 2013, 11:22

    Por último algo que en ocasiones te he insinuado y veo que ahora te comentan. Personalmente si uno puede hacerlo y está en condiciones lo de tener los niños en casa no lo veo mal. Pero ya sabes que yo opino que las escoletas es algo beneficioso, no sólo porque la madre disponga de más tiempo para descansar o porque trabaje y no le queda otra, eso es cierto y no intentaré disimularlo. Sino porque creo que los niños están mucho tiempo sólo con vosotros, aunque salgan al parque todos los dias. Para potenciar su desarrollo y sacar su energía tienen que estar en contacto con otros niños, y tener otras figuras adultas que les introduzcan en los límites, por ejemplo en una escoleta todos recogen y no protestan. A los padres se nos pueden vacilar pero a la profe le hacen caso y si pilas una escoleta buena estarás encantada. Piensa una cosa, antiguamente y en muchas culturas aún, los niños están en la calle. Las puertas de las casas estaban abiertas y cuando pasaba algo, se caían o querian comer entraban y lo pedían. Todos los niños de la calle jugaban juntos y las madres bien miraban por la ventana o bien se iban turnando para vigilarlos un poco de tanto en tanto. Luego iban todos a la casa de uno y estaban un poco allí y luego a la de otro. Los niños se relacionaban entre ellos, interactuaban y gastaban su energía. Mientras las madres iban haciendo las cosas pero no estaban con los peques tirandoles el trabajo al suelo porque los peques no jugaban allí delante. Los mayores vigilaban a los más pequeños y los nenes de la edad de los tuyos ya formaban parte de este sistema de juego. Ahora con la inseguridad de las ciudades y el transito eso ha desaparecido, pero los niños tienen las mismas necesidades y las madres también, así que los dos chocais y lo pasais mal. Siento decirlo, pero normalmente, hoy en día, las calles donde jugar son las escoletas y luego a la salida el parque, porque el tiempo de clase hay muy pocos nenes en los parques.
    Cuidate mucho cariño que verás como pronto esta etapa tan agotadora pasará. Un beso.

    Laura de azul a verde

    ResponderEliminar
  18. Cintia, te leo y me veo a mi misma. Talvez no exactamente igual, porque siempre he admirado tu capacidad con la cocina y la costura pero yo trabajo desde casa desde los 10 meses de los trillizos. Y ami me ha pasado que tuve una época fatal entre sus 20 y 22 meses, que ya te he contado, donde el agotamiento me hacía llorar y otra época que está siendo muy mala ahora y coincide con la sobrecarga de tareas y exigencias y con que los niños pequeños hacen mayormente lo que tu les dices y cuando crecen lo que les viene en gana y si eso resulta ser peligroso para el niño/a y/o sus hermanos, o que puede llevar a romper algo que sea de uso cotidiano y sin el cual te líes o simplemente es una sucesión de peleas, gritos, etc. la energía que te consume arbitrar estas situaciones muchas, muchas, muchas veces por día, te deja sin resto. Llevo 4 meses sin ayuda fija en casa, teniendo que trabajar y haciendome cargo de los niños y la casa y la comida y la ida y busca del jardín que como no logramos mudarnos y son sólo algunas horas y el viaje de ida me lleva media, si voy y vuelvo no me sirve de nada, asíque tengo que andar cargando la laptop y luego tratando de que no se duerman a la vuelta porque no puedo subirlos de la cochera al dpto. En fin. Yo creo, humildemente, como madre de trillizos que te lee y se identifica, que el cuerpo le pone un límite cuando nosotras no nos decidimos a hacerlo (yo me he enfermado de anginas pultáceas con fiebre y demases 4 veces de marzo a ahora). Yo hoy en mi tercer día de cama, porque en los dos primeros casi me desmayaba si me paraba, me he puesto a leer algo y comentar, porque si no, nada, meses de fotos sin subir ni siquiera editar y muchas aún en la cámara, 7 meses sin postear en mi blog, en fin, que el cansancio para mi se va acumulando. Hay que tomar un respiro, pedir ayuda, organizarse para hacer lo que uno puede y no más que ello y allí volverán a salir las fuerzas, las ganas y el ánimo. Ahhhh algo que talvez para ti sea menor es que lei que te pesaba que siempre te quedaba algo de trabajo pendiente, a mi me pasa eso ahora porque nunca llego y es una de las cosas que más me suma estrés. Quisiera tener un trabajo donde uno va y hace y cuando sale se olvida hasta el día siguiente. Pero que eso sea en casa, jajaja!! Besos mujer y ánimo, que tu sigues ahí y lo sabes!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete por correo electrónico