Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Top comentaristas

Conseguir este widget

Buscar este blog

Cargando...

Entradas populares

Páginas vistas en total


3
sábado, 8 de febrero de 2014

El hermano chivato


Una de las cosas maravillosas de ser madre es ser testigo del desarrollo humano en primera persona. El ver como van aprendiendo palabras, a unirlas, hacer frases, hacer gracias, preguntas, interpretar las cosas a su forma,.... es increible. Una de las cosas que me dieron la pista de que ya ditinguen el bien del mal (o por lo menos lo que no pueden y lo que si pueden hacer) es cuando empezaron a chivarse unos de otros.

Cuando uno de ellos hace algo que les tengo prohibido, viene otro corriendo a contarmelo, jajaja, es gracioso y muy útil. Yo de pequeña siempre he odiado cuando mis hermanos se chivaban de mis cosas, pero creo que es inebitable en la convivencia entre hermanos que esto pase y me doy cuenta ahora que es una ventaja para la madre jijiji. Lo que me ha sorprendido que esto empezara tan pronto, no me lo esperaba.

En mi casa cuando era niña la chivata era mi hermana pequeña, supongo que es por la edad, los mayores nos vamos haciendo más pícaros, mi hermano mediano era un bicho de cuidado, y supongo que los hermanos menores al ser los mas mimadicos y al ser más inocentes pues son mas chivatos.

Los mios son de la misma edad y todos se chivan de todos si tienen la ocasión. Y si les pillo infraganti y están los tres metidos en el ajo, se acusan unos a los otros o si alguno me ha visto llegar antes (normalmente mi niña) sale corriendo alejándose del marrón como que ella no tenía que ver señalando a sus hermanos y chivandose de lo que hacían.

Por un lado es gracioso y útil como os decía, por otro me remueve un poco porque me da a entender que ellos saben que hacen mal y lo hacen propósito. Me da por pensar que no me respetan porque no me hacen caso cuando les digo que algo no se puede hacer, que son rebeldes y desobedientes. Sobre todo mi Flaquito es ya por defecto el llevar la contraria. Basta que le diga algo para que el haga lo contrario sistematicamente.  Tengo que estar constantemente con la psicología inversa con él y es agotador. Por ejemplo para merendar sus hermanos se toman lo que les pongas. Pero él si le pones colacao te dice que quiere zumo y su le pones zumo quiere colacao. Entonces para evitar pataletas, le pregunto antes. Si le pregunto si quiere colacao, me responde que no que quiere zumo y si le pregunto si quiere colacao me dice que quiere zumo. Siempre siempre responde que no a cualquier pregunta por encima de sus deseos reales. Igual me dice que no quiere zumo, pero cuando le pongo leche le da la pataleta porque quería zumo. De verdad que me vuelve loca y va de pataleta en pataleta, sobre todo si tiene sueño, ya es insoportable porque no se aguanta ni a si mismo. Es dominante, chilla llora, me pega, ... bueno que espero que sea una etapa y se le pase pero es una situación que me da pánico que siga así siempre o incluso empeore.

Ala he empezado hablando del hermano chivato y y he terminado hablando de las pataletas de mi flaquito jajaja, que tengo tantas cosas que contar de los peques y tan poco tiempo que os pongo las pocas entradas que puedo escribir multitema jajaja.

3 comentarios:

  1. Yo de pequeña fui hija única. A mi hermana le saco trece años. Así que nunca tuve a nadie a quien echarle la culpa. No es justo. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Mi hermano era un bobo y un chivato y mi amiga Laurita mentirosa y chivata. Así que vaya par...

    ResponderEliminar
  3. Lo de hacer lo prohibido, por una parte es posible que se deba a que en estos años están desarrollando su independencia. Es posible por una parte que sean conscientes de que se lo digas, pero sus ansias por descubrir y ser capaces de hacer algo por ellos mismos hace que aunque les prohibas algo no te hagan caso. Así que antes de pensar que obran mal tendrías que observar si es por la causa que te he contado o es que a sabiendas de que obran mal lo hacen para "joder", ya me entiendes.
    Lo de flaquito ya me preocupa un poco más. Espero que cuando os mudeis a Barcelona puedas comentarlo con el nuevo pediatra que tendreis a ver si te puede dar una ayuda o es que necesita un poco de refuerzo psicológico en técnicas de autocontrol. Terremoto necesitó de ello y ahora que entra en la adolescencia a tenido que volver con una psicologa a que le refuerce el tema ante las rabietas de la adolescencia.
    Ya nos seguiras pasando tus entradas multitema y espero que el traslado vaya bien y sea pronto. Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico