Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Son todos tuyos?

Hoy he ido al super con los niños, yo sola. Desde que iban en carro que no iba con todos a comprar. Siempre los he dejado con alguien o me he apañado de otra forma. Pero hoy me hacia falta comprar y no quería molestar a nadie y me los he llevado. No sabía como hacerlo porque antes de ir al super he ido a correos y en 10 minutos de cola casi desmontan la oficina. Así que en un supermercado lleno de cosas el desastre podría ser impredecible. Solución: los he metido a los tres en un carro.

Estaba entrando al super y me doy cuenta que la compra no entraba en el carro, la última vez que los llevé así eran mas pequeños y me entraba bien la comida pero ya no. Solución: he cogido una cesta además del carro. No es difícil de hacer, yo ya tenía practica de cuando empujaba el trillicarro y llevaba la cesta con la otra mano, se trata de empujar el carro con el antebrazo, se le puede pillar el truco. Cosas no destrozables se les puede meter en el carro como las toallitas, o una malla de mandarin…

El hermano chivato

Una de las cosas maravillosas de ser madre es ser testigo del desarrollo humano en primera persona. El ver como van aprendiendo palabras, a unirlas, hacer frases, hacer gracias, preguntas, interpretar las cosas a su forma,.... es increible. Una de las cosas que me dieron la pista de que ya ditinguen el bien del mal (o por lo menos lo que no pueden y lo que si pueden hacer) es cuando empezaron a chivarse unos de otros.

Cuando uno de ellos hace algo que les tengo prohibido, viene otro corriendo a contarmelo, jajaja, es gracioso y muy útil. Yo de pequeña siempre he odiado cuando mis hermanos se chivaban de mis cosas, pero creo que es inebitable en la convivencia entre hermanos que esto pase y me doy cuenta ahora que es una ventaja para la madre jijiji. Lo que me ha sorprendido que esto empezara tan pronto, no me lo esperaba.

En mi casa cuando era niña la chivata era mi hermana pequeña, supongo que es por la edad, los mayores nos vamos haciendo más pícaros, mi hermano mediano era un bich…