Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


4
martes, 22 de septiembre de 2015

La lactancia con el peque III: lactancia mixta

Seguimos...

Tengo que hacer una mención desde aquí a la marca Medela porque me parece muy loable que una marca se preocupe tanto por ayudar en la lactancia materna con sus productos. Me compré el biberón Calma de Medela que imita la forma de succión del pecho. Sólo sale leche si el bebe succiona y también cuando aprieta con los labios en la base de la tetina, esto además de ayudar a que no rechace el pecho también evita que se atragante tanto o que regurgite porque cuando no quiere más deja de succionar, con el bibe normal sale a chorro aunque no succione y traga más cuando ya está lleno.


Otro producto fantástico es el relactador. Este lo compré en Walapop, una aplicación de venta de cosas de segunda mano, por 15€ que es muy  buen precio porque es bastante caro en la Farmacia, entre 40 y 50€. Es como un bibe boca abajo colgado del cuello con un tubito que va al pezón y al mamar succiona también por le tubito a modo de pajita.


Os dejo otros métodos para darle leche al bebe y que no interfiera en la lactancia materna para la lactancia mixta:

Utilizando un cateter fino
método dedo-jeringa

Cuando el bebe es muy pequeño todavía esta aprendiendo a mamar bien y meterle un biberón además de hacer que rechace el pecho por la cantidad y la comodidad, puede confundirlos y empezar a mamar mal, cerrar más la boca de lo que tiene que hacer, no invertir los labios, etc, y empezar a doler mientras das de mamar después  de introducir el bibe. Si pasa esto es mejor utilizar uno de estos métodos. 
Si le damos lactancia mixta después del mes o mes y medio y el bebe ya mama perfectamente es capaz de aprender los distintos tipos de succión, el del pecho, el del bibe y el del chupete. Ahora el peligro es que rechace el pecho por comodidad o por hambre. En este caso yo recomiendo el biberón calma que le obliga a hacer el mismo esfuerzo que cuando mama y el relactador que no le sale leche si no succiona y además estimula el pecho al mismo tiempo. Yo utilizo estos dos últimos alternando según lo que me sea más cómodo en cada momento. Es posible que vuelva a coger el pecho aunque lo empiece a rechazar. El mismo día que lo notamos tenemos que abandonar el bibe por completo y utilizar una jeringa aunque sea enchufádosela mientras mama el pecho, si no conseguimos que lo coja de ninguna forma, como suelen llorar mientras les metemos el pecho en la boca le disparamos un poco de leche dentro con la jeringa y en seguida lo agarrará pensando que sale del pezón y ya dejamos la punta de la jeringa en la comisura y le vamos apretando poco a poco. Podríamos darle así también yo lo estuve haciendo unos días mientras conseguía las otras cosas, pero es bastante engorroso y lento. 

Creo que la lactancia mixta es posible, en la mayoría de los casos es posible que la fórmula gane al pecho, porque cuando hay una crisis de crecimiento por ejemplo puede que aumentemos la cantidad de fórmula en vez de el numero de tomas o tiempo al pecho y así poco a poco la fórmula va ganando terreno. Pero si tenemos cuidado con estas cosas y procuramos mantener a raya la cantidad de fórmula si realmente nos hace falta se puede hacer (en casos de hipogalactia o frenillo por ejemplo que el bebe no consigue suficiente leche del pecho). También puede ser una solución temporal y luego quitar la fórmula poco a poco, o dejar una sola toma al día, etc. Hay muchas formas y cada mama buscará la que mejor se adapte a su situación, pero siempre tener mucho cuidado de no acomodarse a la fórmula y dejarse llevar por el aumento de ésta porque es la tendencia si no queremos perder nuestra producción de pecho. 
4
sábado, 19 de septiembre de 2015

Lactancia con el peque II

Seguimos...

Continué con lactancia mixta, no notaba nada de leche en mi pecho, le iba dando el pecho durante horas y cuando ya el bebe lloraba desesperado con los puños apretados de hambre le daba el bibe con pena. Me hacían control de peso en el pediatra. En la tercera semana me dijo que había cogido ya medio bien de peso y pensé en empezar a quitarle el bibe. Poco a poco lo fui reduciendo y conseguí darle pecho en exclusiva. Esto tomando todo tipo de cosas que me aconsejaban para "tener más leche"(almendras, cebada, cerveza sin alcohol, avena,..)  y con el bebe mamando todo el tiempo que pasaba despierto. La semana siguiente me lo pesan y había cogido muy poco peso, sólo 40gr en una semana cuando tenía que estar cogiendo mínimo 20gr al día. La pediatra me dice que le tengo que dar suplemento de nuevo irremediablemente porque no esta comiendo bien.

Yo tengo síndrome de ovario poliquístico (SOP) y leí que un tercio de quienes lo padecemos tenemos problema de hipogalactia (poca cantidad de leche) porque no asimilamos bien la prolactina. Con esa sombra sobre mi cabeza yo siempre dudando sobre mi producción de leche. Yo leyendo y leyendo sobre lactancia (en internet, grupos de asesoras, y el libro "Un regalo para toda la vida" que recomiendo mucho a toda nueva mami) pensé que igual podría ser un problema de frenillo de la lengua corto porque las circunstancias coincidían. Así que se lo comenté a mi pediatra y me dio un volante para que le vieran en cirugía del hospital.

Como me dijeron que me mandarían una carta con la cita pensé que tardaría semanas y me puse a buscar una consulta privada para hacérselo. Porque si era problema de frenillo al cortarlo cambiaba el mismo día la lactancia. El caso es que yo no tenía ningún tipo de dolor durante la toma y los bebes con frenillo suelen hacer daño, pero bueno, por descartar que fuera eso en vez de mi poca producción de leche. Me dijeron que el mejor era el doctor Luis Ruiz que tiene una clínica en Gava que me pilla muy cerca de casa, así que les llamé (no me cogían) y les escribí para pedir cita cuanto antes. Justo esa tarde me llega un mensaje al móvil con la cita en el hospital esa misma semana. ¡Que alegría! porque por lo privado me salía 190€ y en el hospital era quizá menos personalizado pero más gratis, jeje.

A todo esto el bebé comenzó a rechazarme el pecho cuando tenía mucha hambre porque le saciaba más rápido el chorro del bibe. Así que empecé a hacerlo al revés primero el bibe y después el pecho dándole así cada vez mas cantidad de leche de fórmula.

Continuará....



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico