Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Buscar este blog

Cargando...

Entradas populares

Páginas vistas en total


17
viernes, 31 de agosto de 2012

Transformación del cuarto de los niños


Hacía un par de días que andaba dando vueltas a darle un giro al cuarto de los niños, y tenía en mente unas fotos que vi en el blog de "ama de casa y mamá" (por cierto un blog que acabo de descubrir y me encanta) y una foto del muro de Yolanda (del facebook), son estas:






Por supuesto no penséis que a mi me ha quedado tan mono, pero bueno ya iremos decorando poco a poco, si Dios quiere. De momento lo que he hecho es poner los colchones de los niños en el suelo (menos el de la niña que ella tiene su cama de mayores y le encanta) con una edredón debajo (tengo en pendiente hacerles una alfombra grande para el cuarto ahora que llega el invierno, ya os enseñaré que tengo algunas ideas para hacerla) y he levantado la tabla de la cama a la altura inicial para convertirla en mesa.







Bueno yo estoy encantada y los niños también, ya veis que se suben a la mesa pero es que sólo tengo una sillita de madera, tengo que comprar otras dos (esa sillita es de un conjunto muy barato de ikea de dos sillitas y una mesa, que espero que estén todavía...), aunque creo que no entran las tres en la mesa, bueno ya veremos como lo apañamos. he pensado subirles los libros a la mesa y las pinturas, los puzzles y cosas así que puedan utilizar en ella.

Por cierto como veis en la foto le hemos cortado los ricitos a mi Flaquito, estaba muy guapo (que lo sigue estando eh! el que es guapo es guapo...) pero le daba mucho calor, sobre todo por la noche. Así que bueno para lo que queda de verano está mejor así y ya se lo dejamos crecer todo el invierno. Eso si lo llevó su padre al peluquero y dice que gritaba tanto que miraba la gente que pasaba por la calle a ver que pasaba, jajaja.


10
jueves, 30 de agosto de 2012

Metida en la cocina


En ramadán me acostumbré a tener mi tiempo de cocina establecido y más o menos fijo. Cada tarde dedicaba dos horas a la cocina o un poco más si las recetas lo requerían (bueno aparte del rato que tengo que hacer la comida de los peques por la mañana). Solía programarme cada día cocinar 3 cosas. Como me fue muy bien esta organización la he continuado.

Como sabéis hago pan y desayunos en casa, así que el día que tengo la comida o la cena solucionadas porque aprovecho de otro día o que tengo congelado me dedico a hacer estas cosas. Si tengo que hacer la cena y la comida nuevos los dos, la tercera cosa puede ser el pan, o si tengo del día anterior (lo hago cada dos días) puedo hacer yogur o galletas o un bizcocho.

Ahora tengo un congelador extra que he puesto en la cocina porque congelo muchas cosas. Así cuando cocino un guisado por ejemplo lo que sobra lo reparto en tuper y los congelo, y a la semana siguiente puedo sacarlo para una comida o una cena.

También congelo galletas o pasteles, si me salen muy monos. Los más bonitos los aparto en bandejitas y los congelo, por si un día tengo una visita sorpresa o me invitan a ir a casa de alguien y así puedo llevar una bandejita de pasteles caseros. La semana que viene tengo una boda de una prima y le quiero llevar una cesta con pasteles variados, ya os enseñaré como me queda si Dios quiere. Y tiraré de los que tengo congelados y haré un par de ellos más para la ocasión con corazones y colores en rojo y rosa.

También estoy embotando conservas. Me parece una buena forma de ahorrar y conservar productos de temporada para todo el año. Como tengo una tía que vive en un pueblo y tiene muchas tierras con huertas y árboles frutales me suele traer excedentes y me va informando cuando es la temporada de cada cosa. El último día que vino me trajo un cesto de peras y una caja de calabacines. Me tiré la tarde embotando peras en almíbar (sólo hay que pelarlas y cortarlas en cuartos, meterlas en el bote con agua, azúcar y zumo de limón y hervir los botes 20 minutos) y pochando calabacines con cebolla y ajo y embotándolos. También para la verdura es interesante, lavarla, pelarla y cortarla y congelar lista para usar. Esto hice con algunos calabacines y con las judías verdes o vainas, como las llamamos aquí.

Creo que la mejor forma de ahorrar y comer sano es meter horas a la cocina y yo gracias a Dios le he cogido el gusto y lo hago cada día como parte de mis rutinas. Y puede parecer incompatible con mi dieta pero me controlo bastante. Ayer que estuve haciendo galletas de chocolate sólo comí una para probar si estaban buenas y merecía la pena decorarlas un poco (que era una receta nueva) y luego sólo chupé un poco el chocolate derretido de la cucharilla que manché al rellenar la manga pastelera, jeje. Pero no comí ninguna más y por la noche hice las caracolas de Yasmin y no he comido hasta hoy por la mañana (que por cierto me han quedado como un churro pero de sabor están buenas).


17
miércoles, 29 de agosto de 2012

¿Para que es?







Hace tiempo encontré esto en la basura, estaba sobre una mesa de estas de herramientas de niños muy chula pero muy grande y como iba con el carro de los niños no pude cogerla. Como me llamó la atención el colorido lo cogí, pero no tengo ni idea de lo que es. Los niños que son mucho más imaginativos que yo lo han usado para encajar las piezas de los legos en la zona de pinchitos o incluso lo han usado como si fuera un cochecito montándose encima y arrastrándolo.

Yo pensé que igual era para jugar con plastilina o algo así, o que tendría algunas piezas pequeñas para encajar en los pinchitos. Las dos piezas de pinchitos verdes son giratorias, está claro que le faltan piezas pero no tengo ni idea de para que podría usarlo. A ver si alguna lo tiene por casualidad y me dice lo que es y lo que le falta, o si se os ocurre para que podría usarlo.

Edito para añadir unas fotos de mi gordito con el cacharro (hace 10 minutos), me acabo de dar cuenta que es miercoles y me saltado el miercoles mudo, jeje, esque no se en que día vivo. Aprovecho para presentaros ami Gordito que me faltaba por enseñaros, que me ha pillado sacándole fotos y me ha regalado una sorisa. :D





14
martes, 28 de agosto de 2012

Estoy a dieta


Puede parecer un poco raro que esté a dieta y me paso el día haciendo pastelitos. Pero no sé por que cuando tengo hambre hacer pasteles como que me llena, jajaja. En ramadán me pasaba las tardes cocinando y eso me mantenía ocupada y me quitaba de alguna forma el hambre. A ver os cuento un poco a que viene esto de la dieta.

Yo siempre he sido flaca en exceso, vamos como un palo. Conmigo se hacían todos los chistes habidos y por haber, que si me pongo detrás de una farola no se me ve, que si parezco un chupachús, que si se levanta un poco de aire me lleva,...bueno en el cole me decían de todo. Mi peso habitual solían ser entre 48 y 50 kilos. Yo siempre he sido de comer bien y nunca me he privado de nada, incluso en el insitituto me dio una temporada de complejo de flaca y estaba todo el día comiendo cosas que se supone que engordaban pero a mi nada.

Cuando me casé, engordé 15 kilos en un año. Esto fue una novedad para mi, y la verdad que me gustaban mis nuevas curvas de mujer que nunca había tenido hasta entonces, ya a mis 30 añitos. Luego me quedé embarazada y después de parir me volví a quedar en el mismo peso, vamos que mis kilos no son culpa del embarazo.

Este ramadán he perdido 1,5kg. Es muy poco para el hambre que he pasado y lo poco que he comido, pero es normal ya que al comer de noche lo que comes es todo para guardar. El día del Eid (fiesta de después de ramadán) nos pusimos guapos y nos sacamos unas fotos. Yo, que no tengo espejos de cuerpo entero en casa, al ver las fotos me dí cuenta de lo gorda que estoy, pude ver michelines, lorzas y papada como si mirara a otra persona y me propuse adelgazar un poco. No quiero quedarme flaca como antes pero tampoco como estoy ahora. Es que además me noto floja y cansada, creo que no es sano estás con sobre peso y quiero estar un poco más ágil.

Me gustaría quedarme en un termino medio, perder entre 5 y 7 kilos. Esto es secreto en mi casa, vamos que mi marido no lo sabe porque le parecen una tontería esto de las dietas y tal, para él estoy bien así, pero es que yo no me reconozco, me veo en las fotos y no parezco yo y no me gusta.

Desde ramadán has pasado 10 días en los que he hecho una dieta inventada por mi, jeje, y he perdido 1 kilo más! Estoy contenta y animada a seguir y quiero contároslo por si os sirve. Esta dieta no es de sufrir mucho porque no limita lo que comes sino cuando lo comes. Es más una dieta de horarios. Las normas básicas son las siguientes:
- Puedes comer todo lo que quieras antes de las 12 del medio día.
- Después de esa hora eliminar dulces y grasas, si se nos antoja algo lo metemos en un taper y lo guardamos para el día siguiente antes de las 12 (yo tengo uno de salados y otro de dulces)
- Cenar pronto con los niños sobre las 9 y luego ya no comer nada más, si me entra un poco de gula una fruta o una zanahoria, si me apetece algún dulce al taper para el día siguiente.
- Después de las 11 está prohibido comer nada de nada, sólo agua, eso si duermo a la 1 o así, si voy a dormir antes la hora de dejar de comer es dos horas antes de esa hora (si puede ser antes mejor).

Había programado media hora de ejercicio al día, pero sólo he cumplido un día, jeje, tengo que retomar esto...
11
domingo, 26 de agosto de 2012

Operación pañal forzosa 2


Os contaba por aquí que estuve unos días con la niña sin pañal por unas heridillas que le salieron. Luego descubrí los polvos de talco y le fueron estupendamente (curioso que es lo más tipico y lo más usado antiguamente y ni se me ocurrió). Ya le dejé de nuevo con pañal porque no le veía preparada ya qu eno atinó ni un sólo pis en el orinal (que recuerde ahora...).  El caso es que llevábamos varias semanas con pañal de nuevo. Pero ayer mi Flaquito aprendió a quitarse el pañal y le gustó la experiencia de ir "liberado". Vamos que yo se o ponía y él acto seguido se lo quitaba, pantalón o body o lo que sea que llevara. Como es delgadito lo tiene muy fácil para escurrirse.

Además de descubrir la libertad ha descubierto su pilinga. Se ha dado cuenta que algo le cuelga por ahí al andar y la está todo el tiempo tocando. Mi marido me dice que le tengo que reñir, pero es que es muy pequeño y bueno acaba de descubrirlo, voy a esperar un poco a ver si se le pasa sólo, porque lo que le diga o explique ahora no lo va a entender, así que prefiero esperar un poco a ver que pasa.

Por otra parte está el tema pis-caca. Mi Flaquito es estreñido el pobre y caga poco y cuando lo hace se le nota porque apreta. De momento no ha cagado ni ayer ni hoy, pero hoy se ha hecho pis y ha sido muy gracioso. Os describo la escena: él iba andando hacia la puerta del salón llamando a su padre (que está trabajando), a mitad del camino ha empezado a mear (gracias a Dios sólo había "suelo", ni juguetes ni alfombra) y al darse cuenta que aquello salía como una fuentecilla-manguerilla hacia alante (jajaja, es que me acuerdo y me río sola) se ha parado en seco y a levantado las manos y se ha puesto a gritar "caca!caca!" (jajaja), luego se ha puesto a retroceder y seguía meando mientras caminaba haciendo un zigzag en el suelo (jajaja). Yo le he dicho "caca no, pis"; y entonces a empezado a gritas "pi!pi!" (jajaja). Casi me da un ataque de risa y me seguía riendo mientras fregaba, y mi niño seguía repitiendo ya más tranquilo "pi, pi". Después del incidente me ha pedido el pañal, aunque cuando se le ha olvidado se lo ha vuelto a quitar. Al rato me viene tocándose el pitilín y diciendo "pi,pi" y le he puesto el pañal de nuevo. No sé si esto puede ser un comienzo de operación pañal, a ver si al final el que menos me lo esperaba es el primero...

27
viernes, 24 de agosto de 2012

¿Embarazo natural?


Esta es una cuestión que se plantea mucho cuando alguien ve unos trillizos. De hecho normalmente no se plantea, se da por hecho que ha sido por inseminación artificial o invitro, he llegado a oir comentarios por la calle de "Esa se ha hecho una in vitro, seguro". La verdad que no me molesto en decir nada para desmentirlo, porque me da igual lo que piense la gente y me da igual que piensen que me he inseminado o me he hecho algún tratamiento o no, y además creo que no es asunto de nadie, aunque a veces me lo preguntan directamente.

Yo considero mi embarazo natural, aunque puede que haya gente que no lo considere así porque tomé unas pastillas para ovular (como os contaba en esta entrada). No las tomé para quedarme embarazada con ellas, porque yo me quedaba embarazada, lo que pasa que tenía abortos, las tomé porque dejó de bajarme la regla por un atasco de folículos en un ovario que podían enquistarse, o podían liberarse sólos, no se sabe, pero ante el peligro decidí tomarlas. También podía haber esperado un par de meses ante el peligro de embarazo múltiple, pero como también me dijo la ginecóloga que no se sabía si ovularía uno, o dos o los tres o en que mes pasaría esto, tendría que tomar las pastillas varios meses. Vamos que podían funcionar o no, de hecho mucha gente las toma meses y no se queda embarazada. El caso que he tenido trillizos, seguramente por las pastillas, sólo Dios sabe.

Ahora viene el otro kit de la cuestión, ¿si considero mi embarazo natural, considero artificial los que han tenido otro tratamiento más invasivo? ¿en que punto deja de ser natural para ser artificial? por ejemplo ¿si se toma aceite de onagra para ovular es natural pero si son pastillas químicas no lo es? ¿si el hombre toma algo para vivificar su esperma también deja de ser natural el embarazo?
La inseminación artificial ya lleva la palabra "artificial" en su nombre, aunque el resto del proceso sigue siendo natural, es decir que el óvulo se fecunde o no, y que se implante o no, siga a delante o no. Y en una fecundación invitro, se fecunda el óvulo artificialmente pero la implantación sigue siendo natural y decisiva para que ocurra embarazo o no, por lo tanto, ¿estos embarazos son artificiales o son naturales?

 Lanzo estas preguntas al aire a ver que os parece el tema, si consideráis vuestros embarazos naturales si habéis tenido algún tratamiento y que pensáis sobre dar tanta importancia a esto y que se necesite etiquetar tu embarazo múltiple como natural o artificial. Porque yo tengo como la sensación de que la mujer que ha tenido un embarazo múltiple sin tratamiento es merecedora de más "compasión" o "admiración" que una que ha sido con tratamiento. La gente tiende a pensar de los embarazos múltiples con tratamiento como que "ella se lo ha buscado" para los que piensan que es algo malo y como que "claro, así yo también tengo 3 a la vez" para los que piensan que es algo bueno. Y si es un embarazo sin tratamiento piensan más " pobrecita la que le ha venido sin comerlo ni beberlo" o " Que bendición de Dios! que afortunada eres."

Vamos que encuentro un poco fuera de lugar que alguien me pudiera llamar mentirosa si digo que mi embarazo fué natural, como que tengo intención de ocultar que tomé pastillas, cuando he publicado en internet como me quedé embarazada y no tengo ningún problema en contarlo.  Que no me ha pasado a mi directamente, pero me lo ha contado una persona que si le ha pasado y me he quedado a cuadros, la verdad.


10
jueves, 23 de agosto de 2012

Adiós al bibe nocturno


Al principio de ramadán rompíamos el ayuno sobre las 10 menos cuarto, para esa hora ya tenía a los niños acostados. Pero el atardecer iba descendiendo hacía la tarde y hacia mitad de ramadán era sobre las 9:30. Un poco después empecé a dejarles comer con nosotros y luego acostarles. Ellos al ver las biandas que teníamos para comer al segundo día ya tomaban menos bibe para comer más después (que les daba el bibe sobre las 9), que no son tontos, no. A veces le daban dos tragos y me lo daban diciendo "ya tá".

El último día de ramadán estaba yo preparando los pastelitos que os enseñé ayer muy concentrada en la cocina mientras ellos se supone que estaban tomando el bibe. Normalmene cuando la arman se quedan callados y por eso les pillo, pero como yo suponía que estaban comiendo no sospechaba de su silencio. Cuando me doy la vuelta (que por inercia me voy dando la vuelta de vez en cuando para vigilarles) ya estaba hecho el desastre. Se estaban dedicando a pintar en la mesa con los biberones. Toda la mesa y el suelo llenos de leche, y ellos también claro. En ese momento les dije: "Se acabó el biberón!" Y así lo hice, era la señal que necesitaba para saber que ya llegó el momento de quitarlo.

Ahora lo que hago es ponerles una cena para niños en la mesita del salón con sus sillas de plástico. No os preocupéis que mi mesa del salón es una baratunga de Ikea que además heredé de mi hermana. Ayer por ejemplo les troceé una manzana y la rocié con nata montada, se le iban comiendo mientras preparaba el plato principal, una "ensalada" de mortadela (mortadela, dos huevos cocidos, 3 quesitos, medio tomate, trozos de pan y aceite de oliva). Les doy una cucharilla a cada uno, para que vallan practicando y a cenar. Mi flaquito atina bastante bien con la cuchara, creo que se esmera más porque le da asquito mancharse las manos, aunque también come algo con la mano porque atina pero a ese paso terminaría de cenar a media noche, jeje, los otros dos sólo atizan el fondo del plato con la cuchara pero cogen con la otra mano. Si veo alguno rezagado que está más jugando que comiendo le doy yo con el tenedor.


Después de cenar les doy leche sola, sin calentar ni nada, se suelen beber dos vasos entre los tres. Todavía no saben beber sólos del vaso, se lo tiran todo encima, jeje, pero bueno estamos practicando, tienen unos vasos de plástico con los que juegan y van haciendo pruebas.

Como podéis ver termina la mesa perdidica, pero les veo que disfrutan comiendo y comen bien y así no me hacen tonterías de decirme que no cuando les voy a dar o escupir lo que tienen en la boca o cosas así, comen mucho mejor cuando comen ellos por si mismos. Aclaro esto porque tengo a todo el mundo a mi alrededor en contra de esto. A medio día hace tiempo que les dejo comer sólos, excepto si hay sopa o puré o cosas de cuchara. Y por ejemplo mi madre se pone mala  cuando ha visto el desastre que montan y mi marido me dice que son muy pequeños todavía (cree que lo hago por vaga, para no tener que darles yo). La verdad que manchan mucho más la mesa y el suelo y ellos acaban embadurnados hasta el codo, pero se limpia más rápido de lo que parece. De momento no tengo pensado volver a darles yo por mucho que me digan porque les veo comer bien, disfrutar comiendo, y aprendiendo.

5
martes, 21 de agosto de 2012

Progresando con los garabatos


La verdad que tampoco mucho, jeje, sigue sin interesarles demasiado. La novedad es que antes les daba una pintura a cada uno y ahora les dejo varias en la mesa para que vallan cambiando de color. Pero no duran más de 10 minutos pintando y ya quieren irse por ahí con la pintura para metersela en la boca, porque en la mesa los tengo más vigilados.

Les voy guardando los cartones que vienen en la leche que compro ahora. Es como un cartón un poco más pequeño que tamaño folio y me parec eun soporte muy bueno para la edad que tienen ahora porque los papeles los terminaban estrujando o rompiendo. Además les dibujé unas figuras geométricas en cada cartón y les gustó pintar sobre algo que ya estaba. Me dí cuenta al escribir el nombre de cada uno en cada cartón que pintaban encima del nombre y por eso les dibujé algo. os enseño sus "obras de arte" jeje, que no dejan de ser cuatro rayitas y dos puntos, pero bueno las voy guardando para ver como progresan.





6
viernes, 17 de agosto de 2012

Unaterapeutatemprana




Como ando con los problemillas estos con el ordenador pues me he animado a hacer otra entrada de la sección "Menciones". Esta vez si he hecho por sorteo, bueno sorteo a mi  modo, jeje. He cogido una página de entre las páginas de comentarios del blog, que hay 40 páginas de 100 mensajes cada una, casi nada, jeje. Y en la página 15 ha aparecido un comentario de Unaterapeuta temprana, no era el primero que ese iba a ser mi criterio, pero los dos primeros eran mios, luego uno de Maribel y otro de Mi alter ego, jajaja, que casualmente son las protagonistas de mis dos anteriores Menciones.

Que os puedo decir de Raquel no sepáis, os lo resumo un poco por si hay alguna despistadilla que no ha visitado su blog (que ya estáis tardando). Es una chica que trabaja con niños con problemas en estimulación temprana. Se le ve de una calidad humana impresionante, entregada a su trabajo, sensible con estos niños y con sus familias, preocupada por informarse, por buscar soluciones a cada problema que surge con cada niño. En su precioso blog nos cuenta historias de sus niños y nos habla de su trabajo. Yo llegue tarde a su blog, no sé porqué, no había visto en las listas de algunas amigas pero no me había dado por entrar, quizá el nombre me pareción un poco técnico y poco personal y no sabía lo que me estaba perdiendo! Su blog me encanta y muchas veces salgo de allí con el moco tendido y la lagrimilla asomando, además de que aprendo muchas cosas que me vienen bien para mis niños. Mi flaquito necesita un poco de atención especial, casualmente de la expecialidad de Raquel y se ha preocupado de consultarme por su estado, darme información y animarme por email. Así que ha sido por sorteo pero me alegro que me ha tocado mencionar a Raquel porque tengo mucho que agradecerle personalmente.

Ahora está de vacaciones así que igual no se entera que le he dedicado una entrada, jeje. Si es que de verdad, que mania tiene la gente de descansar y desconectar, y tirarse a la bartola a no hacer nada.... ;D
13
jueves, 16 de agosto de 2012

Lo que tu haces, yo también




Desde que os enseñé un día en un miercoles mudo a los tres sentaditos en la ventana, han empezado a hacerlo todo a la vez. Parece ser una etapa, porque de hecho nunca he tenido un juguete repetido porque cada uno jugaba con lo que pillaba, pero ahora si uno hace algo los otros dos van detrás a hacer lo mismo. Si uno se sienta, se sientas los tres juntos, donde sea, en el suelo, en el sofá, en las sillitas, ellos solos de las colocan uno al lado del otro.

Si uno coge un juguete los otros dos quieren uno igual, si no hay peleas. Aunque sea un tapón y una pinza (que lo utilizan para dar de comer a los muñecos...).Así que ahora tengo que tener todo pro triplicado si no quiero peleas. Tengo que comprar un carrito de los de pasear a los muñecos porque tengo dos y se pelean un montón con ellos. Tengo que confesar que a pesar de las peleas por este asunto me hace mucha gracia que lo hagan todo juntos, y me paso el día sacando fotos de sus ocurrencias. Tengo unas cuantas pero como os dije tengo problemas de velocidad con el ordenador y no me cargan bien, así que iré añadiéndolas durante el día, si Dios quiere. Tengo una los tres con los pianos en la mesa del salón, los tres en una cuna que he puesto de sofá en la terraza comiendo una galleta (cuando les doy algo de comer siempre se sientan juntos a comerlo), tengo otra de momento galleta en el sofá, los tres tirados en el suelo, dando vueltas, cambiando los pañales a sus muñecas, bueno hay un montón! A ver las que puedo subiros.





9
lunes, 13 de agosto de 2012

¿Intentamos abarcar demasiado? 2


Colaboración de Laura en respuesta a mi entrada de ayer, la publico a ver si le animo a abrir su propio blog y no queden sus consejos valiosos perdidos y repartidos en comentarios de entradas de diferentes blogs:

Primero: No hay nada más constante, sólido y permanente que el cambio. Si no nos movieramos, aprendieramos y evolucionaramos seríamos simples piedras, además unas piedras de esas sosas y aburridas, sin colorines ni matinces resultones. Así que lo de querer experimentar, intentar cambiar cositas para ver que tal van, ser creativa, proponerte no vivir en un tranquilo y controlado aburrimiento rutinario, es algo no sólo necesario, sino que aconsejable para la salud. Tampoco es cuestión de cada día querer emprender una profesión nueva, pero si en la vida nunca te pasara nada la vida sería muy aburrida.

Segundo: el moverte puede implicar un cambio a bien, pero también puede ocurrir que no lo hayas enfocado bien, o que sencillamente ese no sea el momento y debas esperar un poco más y tener más formación, tiempo, otras circunstancias o lo que sea. Hay que estar segura de donde se mete en las cosas irreversibles de la vida, eso es tener hijos, porque normalmente no se pueden "devolver" y son de por vida, así que si antes quieres disfrutar de algo en concreto, hazlo y luego planteate una maternidad. De las derrotas, dudas, fallos, crisis, depresiones... se pueden sacar aprendizajes, si consigues eso bienvenida sea la crisis, sí lo único que consigues es no llegar nunca a un fondo la hemos jodido, así que apaga y vámonos (sin dramatismos porfa, no hagamos un apaga definitivo, antes de eso hay otras opciones)

Tercero: Para madurar, crecer y aprender se necesita un tiempo, que irá en relación a como asimile cada uno su situación, puede ser de minutos, meses o años, pero hasta que no hayamos pasado por ese tiempo no estaremos enteramente capacitados para asimilar esa enseñanza por mucho que sepamos que es así y esté ante nuestras narices dando saltitos, tenemos que estar concienciados y preparados para ello (y ahora no me refiero a hijos, me refiero a la vida en general).

Cuarto: A todos se nos ha dado un tiempo, lo que hagamos con nuestro tiempo depende solo de nosotros. Si seguimos haciendo algo que nos hace sentir infelices es culpa nuestra por consentirlo, no de los demás. Tenemos la capacidad de rectificar. Lo único que no tiene solución es la muerte, todo lo demás tiene una, más fácil o más dificil, pero la tiene.

Quinto: Nunca hemos de creer que somos mejores o más felices por lo que piensen lo demás de nosotros. Las circunstancias que me rodean no tendrían que cambiar mi esencia, yo soy más importante que las modas o lo que piense la vecina del quinto. El que yo tenga un
Lamborguini, me vaya de vacaciones a las Barbados y vista de Dior no hará que sea más feliz que con mi monovolumen, mis vacaciones en la playita de al lado y mi ropa menos molona pero mucho más cómoda y favorecedora. Implicará que me gastaré más dinero o viviré más hipotecada, pero no necesariamente tengo porque estar más feliz con eso. Y esto me lleva al sexto y último

Sexto: Ser feliz es aceptarse a uno como es, sentirse bien con lo que se tiene y saber valorar lo bueno que tienes y aprender a disfrutarlo. No es lo mismo el prestigio que la felicidad. Si no tienes algo es porque o bien no has querido o quizás no has podido, entonces porque amargarte con ello, aprende a disfrutar el ahora no el tal vez podría o hubiera podido.

 Parece sencillo, ¿no?. Pues es lo más dificil de conseguir en la vida. Si consigues saber aprender, saber reconocer errores, saber corregir, saber perdonar y saber mejorar se tiene una parte ganada. Por eso dicen aquello de que todos son iguales y todos son diferentes.

¿Hasta donde podemos abarcar? Yo te diría que hasta donde tú te sientas bien y puedas realizarte, hasta donde los que te quieren y necesitan se sigan encontrando bien contigo y respeten tus necesidades y hasta donde tú te sientas compensada y feliz contigo misma. Sólo así podrás dar lo mejor de tí y apreciar en su justa medida lo mejor de los demás. Sólo así podrás llegar cada noche "entera", satisfecha y en paz con tu vida.

Este "seudo-post" te lo dedico a tí, a Maribel y a todas las personas que quieran pensar un poco en como es su vida o bien para sentirse muy contentas como son o bien para plantearse el poder sentirse mejor.

7
domingo, 12 de agosto de 2012

¿Intentamos abarcar demasiado?


Tengo dos entradas de los peques preparadas para subir pero no puedo cargar las fotos, tengo la conexión o el ordenador fatal, y me va muy lento. Por eso ando un poco desaparecida y también publico menos. Ya no sé como arreglarlo le he hecho de todo al ordenador, al final tendré que consultarlo con un profesional de la informática...en fin al tema.

Después de la partida de Maribel y su vuelta, me he quedado pensativa reflexionando sobre si intentamos abarcar demasiado. Ayer leí una entrada suya muy bonita que me hizo reflexionar aún más sobre esto. Pienso en si no será más sencillo  centramos más en menos cosas o como nos decía una vez Marina en un comentario, elegir ser una sola faceta de mi misma, en vez de intentar llevar varias a la vez adelante haciendo así medio mal todas ellas. También hay un famoso refrán que dice "El que mucho abarca poco hierra".

Si miro desde fuera mi vida veo que hago demasiadas cosas, que tengo muchas "yo" compaginádolas como puedo y me planteo si las hago bien todas: "yo musulmana" "yo mujer" "yo madre" "yo esposa" "yo amiga"  "yo amada de casa" "yo blogera" "yo empresaria"...
Quizá son demasiadas "yo" conviviendo y peleando por 24 horas que resultan demasiado justitas. Y el caso es que las miro con mirada crítica a ver si puedo deshacerme de alguna de ellas en beneficio de las demás y no puedo. Todas son importantes para mi y me enriquecen de alguna forma, si me faltaría alguna ya no sería "yo completa", como que faltaría una pieza del puzzle. Lo único que puedo hacer es establecer prioridades y darles a cada una su tiempo en base a esto, dándo más tiempo a mis "yo" más importantes, porque no es un puzzle con todas las piezas iguales, sino que unas son más grandes que otras.

Me sentí un poco mal ayer pensando que igual he presionado o influenciado de alguna forma en que alguien que no le sobra el tiempo precisamente tome la decisión de querer abarcar un campo nuevo como es el emprender desde casa alguna actividad. Porque siempre he hablado de ello de forma positiva y lo he aconsejado porque a mi me ha ido bien y porque lo mio es vocacional, y quizá no he sido del todo objetiva. No he hablado de los "contras", de las pocas horas de sueño, de los bajones, de la posibilidad de que no vaya bien, de que nos absorba la mente, de que nos haga perder muchas cosas de nuestros otros "yo". Tampoco he contado que yo soy una persona que no tengo ocio de ningún tipo y eso me da mucho tiempo. Para mi mi ocio son mis blogs y mi negocio, no salgo con amigas a tomar un café, ni voy al cine, ni voy a cenar por ahí, ni hago deporte, ni veo la tele, ni nada de estas cosas que suele hacer la gente "normal" y suelen ocupar varias horas al día.

Así que ahora sólo puedo decir que cada una debe valorar bien sus circustancias y no mirar si alguien hace esto o lo otro, porque todas somos diferentes y necesitamos diferentes cosas. Y si surge algo, una nueva actividad o dejar una que no nos termina de llenar, que sea desde dentro, que sea un impulso interno y no externo y sobre todo QUE NOS HAGA FELICES. Un besito a todas!!


19
jueves, 9 de agosto de 2012

Mis nuevas rutinas, ramadán


Tengo que contaros que estoy contentísima con mis nuevas rutinas, por fin. Digo porfín porque ya sabéis la de intentos y horarios que me he hecho, ya que hago muchísimas cosas al día y me costaba mucho organizarme bien. Tengo que dar mil gracias a Azucena de Educarpetas por su libro "Organiza tu hogar en 30 días" porque hay un antes y un después en mi casa desde que lo he empezado. Al principio no tenía mucha fe en ello, pensaba que sacaría 3 ó 4 trucos de limpieza y ya está, pero es mucho más que eso. Se trata de establecer pequeñas rutinas de poco tiempo pero cada día y en un par de días no se nota pero en una semana se va notando y en 3 como llevo yo ya hay un cambio radical en mi casa y sobre todo en mi tiempo.

Azucena nos plantea tres rutinas básicas: la matinal, la de medio día y la nocturna. En todas ellas lo primero es dejar la cocina limpia, en la matinal, si la has dejado pro la noche, es sólo recoger el desayuno que no es nada. La matinal es un poco más larga, claro para dejar la casa apunto para el día, hacer las camas, cargar la lavadora, repasar los baños y dedicar un ratito a una zona de la casa. Yo he tenido que hacer algunos añadidos y cambios a las rutinas de Azucena porque tengo la casa muy grande y muchos niños. Por la mañana me levanto a las 9 y lo primero que hago es preparar los bibes de los peques y dejarlos desayunando en las hamaquitas. Luego me pongo a coser. Le dedico al trabajo 1 hora y media, más o menos, depende de si estoy liada con algo o tengo un encargo más urgente. Mientras trabajo según los peques van haciendo caca les voy cambiando. Antes les cambiaba después de desayunar directamente, pero suelen echar el pastelito un rato depués, a veces media hora a veces una hora, así que prefiero esperar a que huelan, les cambio y les dejo vestidos. Cuando termino de trabajar hago mi rutina de limpieza de la planta de arriba: camas, recoger retales del suelo, pasar la mopa y arreglarme un poco y repasar el baño. Todo esto me lleva menos de media hora.

 Bajamos a la planta de abajo con la ropa sucia bajo el brazo y los biberones en las manos. Hago mi rutina de abajo: Aquí iría primero el desayuno pero ahora en ramadán no desayuno, así que sólo tengo que fregar los biberones, poner la lavadora, repasar el baño de abajo y dedicar 15 minutos a la zona que me toque. Si me toca en la planta de arriba lo hago a la tarde o por la noche o cuando no hay niños que lo hago más rápido y más tranquila. Si es algo que implica suelos también mejor sin niños. Suelo terminar sobre las 12, que es mi rato de internet si no tengo que ir a hacer recados o compras, sobre todo lo que hago en este rato es actualizar los blogs. Luego hago la comida de los peques, les doy de comer, les cambio el pañal y los acuesto a la siesta.

Antes en este rato de la siesta de los niños era cuando me pegaba la maratón de limpiar, y ahora acuesto a los niños y no tengo nada por hacer de la casa, sólo colgar la ropa que son 10 minutos, limpiar la mesa y barrer el suelo y si me toca, fregar el suelo. Lo cual me da tiempo para comer tranquila (si comería), ducharme, dormir la siesta, leer, hablar con una amiga,...

Ahora en ramadán duermo la siesta cada día porque por la noche duermo poco, suelo dormir 2-3 horas entre el rezo nocturno y la hora de comer (las 4,30) y 2-3 horas después del rezo matinal y la hora que se levantan los niños. Como mi marido duerme por la mañana me deja durmiendo si se despiertan los niños antes que yo. Ellos se suelen despertar sobre las 16h pero a veces antes. Así que mi marido les cambia y les da la merienda, les saca al parque o al jardín si hace mucho calor (que en mi jardín da la sombra), suele quedarse encargado de ellos hasta las 17;30. Yo si me despierto antes de esa hora hago mi rutina de la parte de arriba si me toca esa zona, recojo un poco la habitación del caos y me quedo trabajando el tiempo que me sobre. A las 18 tengo un rato de descanso con los peques, doblo la ropa, la subo arriba y luego  me pongo a cocinar para preparar todo para la noche. Normalmente hago 3 cosas al día, procuro que no me toque pan y la sopa el mismo día. El pan lo hago cada dos o tres días (ahora comemos mucho menos que cuando no es ramadán) y la sopa cada 3 o 4. Luego preparo comida para la última comida, algo para la cena y el día que tengo menos trabajo hago dulces, bizcocho, galletas...Esto me suele llevar dos horas y si me queda algo pendiente cocino otra hora por la noche (casi siempre).Si mi marido no trabaja se lleva a los niños sobre las 20h al parque que ya no hace calor y se suelen quedar hasta las 21 que ya tengo los bibes preparados y entran pidiendo leche desde la puerta con los brazos levantados, jajaja. Luego los baño, si toca y los acuesto.

A las 21,30 desayunamos nosotros, pongo la segunda lavadora del día y recojo la cocina, recojo toooodos lso juguetes esparcidos y barro el suelo. Luego me conecto un ratito hasta la hora de rezar. Después de rezar preparo la cena si no la he podido terminar antes (casi siempre) y cenamos cuando llega mi marido de la mezquita, luego a dormir.

Vaya me he alargado mucho. En el libro de Azucena nos organiza rutinas semanales, mensuales e incluso anuales además de estas rutinas de cada día y un montón de trucos de limpieza y organización. Es un libro muy interesante y que merece la pena mucho comprarlo. Sólo todo el tiempo que me estoy ahorrando en limpiar para descansar y trabajar más y el peso que me quito de la cabeza, que estaba todo el día agobiada con los quehaceres pendientes, ya vale oro.

Ahora cuando termine ramadán volveré a leerlo con calma y a organizar nuevos horarios para el resto del año, si Dios quiere. Mi marido también es posible que por fin le den un horario fijo después de verano (que está a turnos) y así podremos organizarnos mucho mejor, si Dios quiere.




25
miércoles, 8 de agosto de 2012

Miercoles mudo: en pañales


Estaba subiendo unas fotos de mis peques y me sale un error de que he superado el limite de fotos que puedo subir al blog, que no sabía que existia esto. Y ahora que hago? Publico apartir de ahora sin fotos? Me pongo a borrar entradas antiguas o fotos de entradas antiguas? Si quiero seguir subiendo fotos tengo que pagar dinero.... en fin sin palabras....si consigo arreglarlo añado las fotos que tenía para hoy




Al final he tenido que crear otra cuenta y ponerla de administrador de los blogs para poder tener más capacidad de fotos, lo que haré será reducirlas para que ocupen menos apartir de ahora, si Dios quiere.

7
lunes, 6 de agosto de 2012

Reorganización de los juguetes


Hace un tiempito os enseñé un mueble nuevo en mi salón para los juguetes de los peques, aquí. El caso que este método no funcionó mucho. Dejarles todo a su alcance ha sido un fracaso, porque acababa todo todo por el suelo, y lo tiraban porque si, no por jugar como no ha habido forma de enseñarles a guardar he tomado medidas en el asunto y he reorganizado la forma de darles los juguetes para que mi casa no sea una zona catastrófica cada noche. Además me he dado cuenta que con tantas cosas juntas acababan por no hacer caso a ninguna y no se centraban en jugar a algo concreto.

Los juguetes grandes  tipo pianos y tal los he dejado en las estanterías bajas del mueble del salón, ya que eso se recoge fácil. El resto de juguetillos varios los he organizado en 2 cestas y en dos cajitas los más pequeños. De modo que no están a su alcance más que una cada día. Así les resultan novedosos , juegan más con ellos, les hace super ilusión cuando les doy una, lo puedo utilizar en un momento de pelea o que están aburridos y andan golpeando los cristales de la puerta de la terraza con las escobas o carritos.... en fin, que estoy muy contenta con el cambio y recojo super rápido el salón por la noche, cojo la cesta y me doy una vuelta y ya está, la cambio por otra para el día siguiente.

Cajitas de zapatos con cachibaches pequeños

El mueble lo he puesto de pie y así sólo llegan a las baldas de abajo, en el hueco vertical van escobas, espadas de luz y demás cosas con palo


En la vitrina del salón las cosas más rompibles, puzzles, pinturas, para dárselas sólo bajo estrecha vigilancia
Me falta organizar los juguetes del piso de arriba: el cuarto de coser y el cuarto de los niños. Que como no tengo mueble para los juguetes están en una caja, o por el suelo. Las bicicletas, carros, motos, coches y demás trastos grandes están repartidos entre el patio y el jardín, eso sigue igual también. Un día de estos debería hacer una limpieza de juguetes y retirar los que son de más bebé para regalarlos, pero esque parece que todo les gusta y cuando coges algo para guardarlo te lo piden!



12
domingo, 5 de agosto de 2012

Mi Manzanita la recoqueta




Pues me ha salido la niña coqueta. Cada día está más guapa y además tiene el pelo muy largo y rizado, ha aprendido a hacer muecas, guiñar los ojos, arruga la nariz con una risa de bruja (cuando le pillo haciendo alguna), te mira de medio lado con cara de buena o de picarona,...vamos es una comedianta y siempre sabe cómo sacarte una sonrisa. También tiene carácter, pide lo que quiere y dice que no cuando no quiere algo, y con sus hermanos es muy mandona y chinchona. Les persigue para hacerles rabiar y luego le lleva siempre algún mordisco o tirón de pelo. Su hermano Gordito  tiene adoración por ella, le persigue a todas partes y le copia en todo lo que hace, siempre están juntos y Flaquito va más a su aire porque estos dos son bastante brutos y acaba mal parado.

A mi Manzanita le gusta elegir su ropa y que le cambie varias veces al día, como vea algo que le guste más me pide que le cambie, como vea una goma del pelo me la trae diciendo "guapa! guapa!" Le gusta que le peine, que le saque fotos, y que cuando le visto le lleve a verse al espejo del baño. Que os puedo decir es para comerla a besos.

Esta semana le he cosido un vestido para estrenar el día del Eid al-fitr, que es la fiesta del final de ramadán. Se lo puse para probárselo y no había forma de quitárselo, se ponía a bailar con él y todo, jajaja. le convencí sacándole uno que le gusta mucho, porque no quería que lo manchara, que la niña es muy coqueta pero también muy cochinota y acaba todos los días con sus vestidos llenos de manchas de todo tipo. Ella ya sabe que es diferente a sus hermanos en la forma de vestir, que lo que es rosa es para ella y en cuanto vio el vestido tan rosa enseguida se lanzó a por él. Muchos días también le pongo chándal o vaqueros y va más chicote, pero siempre le gustan más los vestidos. Hoy os voy a poner una foto de mi niña, ya que un día os puse una de mi Flaquito y luego la quité para que no se quedara por la red, pues haré lo mismo os la pongo para que la conozcáis pero en un par de días la cambiaré por otra que no se le vea tanto.

21
viernes, 3 de agosto de 2012

¿A que edad se les puede mandar solos a la calle?







Me lleva rondando esta pregunta la cabeza varios días. Y es que no me quito de la cabeza una vecinita que tiene 4 años y va sola al parque a jugar. El otro día fue mi marido con los niños, suele ir entre las 8 y las 9 de la noche mientras yo preparo la cena y suele quedarse sólo allí porque la gente se retira antes. Pues el día en cuestión se fue retirando la gente y quedó una niña sola. Mi marido extrañado le preguntó si se había perdido. Ella, con muchas ganas de hablar, le contó toda su vida en un momento, que sus padres están divorciados y vive con su padre, que sus dos hermanos mayores viven con su madre. Le dijo que su padre le había mandado al parque a jugar y le dijo que volviera cuando se fueran todos los niños, y como estaban todavía los trillis por allí, pues ella también. Mi marido le preguntó que donde vivía para acompañarle a casa. Resulta que hay que cruzar una carretera, que no tiene mucho tránsito porque es de acceso a las casas de por allí pero a esas horas llega mucha gente a casa y pasan más coches. Los niños a esa edad todavía no diferencian bien la velocidad que lleva un coche viéndolo de frente, no creo que estén capacitados para cruzar sólos.

El caso es que mi marido le acompañó a la puerta de su casa y esperó hasta que entró, dice que tardó mucho en abrir su padre, hasta llegó a pensar que no había nadie. A mi se me encoge el corazón, no sé si soy un poco histérica, pero me parece muy pequeña para ir sola al parque y además muy peligroso. Mi marido es buena persona pero no todo el mundo lo es y esta niña se fue del parque con él tan tranquila. Me dan ganas de ir a hablar con su padre y decirle que si alguna vez necesita que le cuide de la niña que me la deje en mi casa, que donde juegan tres juegan cuatro, pero lo mismo le sienta mal o algo y como soy musulmana y mucha gente se piensa que somos alienigenas igual me mira desconfiado, vete a saber.

Yo recuerdo que cuando yo era pequeña salíamos a la calle desde temprana edad a jugar, mi madre dejaba la puerta de casa abierta (vivíamos en un bajo) y salíamos y entrabamos a nuestro antojo. También recuerdo que nos llamaba por la ventana a gritos para merendar o para cenar, y contestábamos "un poco maaaaas". Yo los recuerdos que tengo son de cuando tenía 6 años, de antes no me acuerdo, pero si sé que me llevaba a mi hermana de 2 años conmigo casi siempre. Hoy en día somos más protectoras porque también se oyen muchos casos de desapariciones y atropellos en la tele y nos da el tembleque.

 Así que lanzo la pregunta al aire ¿a que edad se les puede mandar solos a los niños a la calle? ¿que os parece, somos protectoras o controladoras?

8
jueves, 2 de agosto de 2012

Repasando los nombres de verduras y animales



Hace tiempo que no os pongo actividades de los peques, pero es que como os conté en la entrada de la tarde de lluvia, en verano sólo quieren calle. Les ha coincidido con la etapa de exploración motora, de empezar a correr, a trepar y a querer montarse en todas partes (se montan hasta en un gusano musical super pequeño de estos de arrastrar con una cuerda, jajaja). Así que cuando no están en el parque son su padre están en la terraza  trasteando.

De todas formas hemos sacado esta semana algún ratito para repasar algunos nombres que ya se saben y utilizan normalmente y aprender algunos nuevos. Como veis en la foto de arriba tengo un tuper lleno de verduritas de plástico. No saben abrir el tuper y no siempre se lo abro porque acaban las verduritas esparcidas por la casa y la mitad desaparecen debajo de los sofás o rincones recónditos, pero algún día se las dejo. El otro día se me terminaron los huevos y se me ocurrió dejarles la huevera para clasificar las verduras. Las íbamos dejando en los huecos de la huevera y repitiendo los nombres, algunos ya los conocen, como el tomate, la zanahoria, la patata, el pimiento o el melocotón. La patata por ejemplo no la relacionan, me miran raro cuando les digo patata, porque ellos le llaman patata a la que está frita, jeje y es bastante diferente a la patata cruda. Luego les he dejado solos y han estado un rato metiendo y sacando las verduras de la huevera. Cuando he visto que se han cansado y se han ido a otras cosas, los he llamado a recoger las verduras y han estado muy colaboradores metiéndolas al tuper, peeeero ha pillado el tuper mi Gordito y ha tirado todo por el suelo otra vez. Luego los hermanos querían hacer lo mismo todo el tiempo y no había forma de recogerlas, en cuanto metía dos o tres en el tuper se volvían locos por tirarlas de nuevo. Así que como siempre he tenido que recogerlas después de acostarlos. Y la huevera os podéis imaginar como ha terminado...





Hoy he estado con una amiga que no vive aquí pero es de aquí y suele venir alguna vez al año. Me ha regalado unos juegos de madera muy bonitos para los niños (gracias Alicia!!). Como ya he escarmentado, no los he desembalado porque no tienen edad para jugar con ellos todavía y sé que los destrozan y pierden las piezas y para cuando podrían entender el juego ya no hay juego que valga. Así que se los he dado con cerraditos con el plástico y han estado un rato dándoles vueltas. Al final he guardado dos de ellos y nos hemos quedado con un rompecabezas de animales que les ha gustado especialmente y hemos estado repasando los animales que ya saben y viendo los nuevos que salían que no conocen.


Les ha gustado mucho esto, porque les encantan los animales. Decían el nombre y el ruido que hacen. Iban nombrando todos los que conocían de uno en uno. Luego les he empezado a preguntar yo "¿donde está la vaca?" y tenían que buscarla, algunos les ha confundido como el conejo que en estos dibujos es azul y no lo han reconocido, les he preguntado por el conejo y me han señalado a la ardilla. Finalmente les he presentado algunos de los nuevos y no han mostrado mucho interés en repetir los nombres que no conocían o les parecía raro porque lo que ellos creían que era un perro yo le llamaba canguro, jajaja.


Les he notado muy concentrados y atentos con esta actividad. he notado un gran cambio a como solían resultar las cosas que les proponía antes y creo que después del verano cuando retomemos las actividades más de seguido estarán mucho más centrados, si Dios quiere, que van creciendo mis niños!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico