Sobre mi:

Soy mami de trillizos y otro más, tengo 37 años y soy musulmana hace 7 años. Soy patronista de profesión y me encanta crear cositas para los niños cuando tengo tiempo, me gusta cocinar, hacer manualidades y coser. Pero sobre todo soy madre de cuatro soles que me hacen aprender y descubrir cosas cada día.

Natural y eficaz, cosmética

Grupo de lactancia, blog

Para niños con bordados

Mis niños tienen 4 años

Seguidores

Archivo del blog

Top comentaristas

Conseguir este widget

Entradas populares

Páginas vistas en total


24
martes, 27 de marzo de 2012

Un dia de perros...

Hoy ha sido un dia de esos para borrar del calendario reflexionar y sacar cosas para aprender y cambiar. Desde la mañana me ha salido todo torcido. He ido a hacer unos recados-gestiones y todo ha salido alrevés de como esperaba. Llego a casa, les doy la comida a los niños, les acuesto y me pongo a limpiar (que ayer como estuvimos por ahi todo el dia tenía la casa acumulada...). Peeeero los niños han dormido super poco, porque los perros de mi "querida" vecina no paraban de ladrar y a los niños les dan miedo. Bueno pues niños para abajo, y claro no paraban de llorar porque tenían sueño. Otra vez niños para arriba. Los niños seguian sin dormirse y lloraban, ha llegado mi marido de trabajar y le han escuchado y han empezado a llamarle, niños para abajo (me he pasado el dia poniendo y quitanzo zapatillas)...en esto que yo ya desquiciada por un lado porque estaba dandole vueltas a mis problemas sobre lo que me había pasado por la mañana y los niños revueltos que no paraban de lloriquear peleandose por cualquier tontería y yo sin saber que podía hacer. Le he dicho a mi marido si podría llevarselos al parque y así yo terminaba de limpiar y me despejaba un poco la cabeza. Me ha dicho que vale, pero ha pensado que más tarde porque era pronto todavía y cuando me he dado cuenta se había metido en la cama a echar la siesta. Ya he acabado gritando a los niños y les he dado un par de azotes a cada uno y los he vuelto a subir a la cama. Claro los pobres han visto a su madre como un ogro y se han quedado llorando, ellos y yo. Llevaba todo el dia con ganas de llorar y no me salía porque tampoco he parado y cuando me he soltado me ha dado la llorera descontrolada, hacía tiempo que no me desahogaba, llevaba tiempo a todo gas con la maquinaría a tope y aguantando y bueno hoy he reventado y lo han pagado los pobres niños, me sentía fatal y no podía dejar de llorar. Mi marido se ha despertado claro y se ha bajado a los niños, mientras yo seguía llorando ya echada en la cama en un mar de mocos (que además estoy con el sindrome premenstrual...).

Al final mi marido al ver el percal se ha llevado a los niños al parque sin decir ni mu y yo he terminado con mi llorera y he recobrado el control, me he tomado un café y me he me puesto a limpiar la casa. Mientras terminaba de fregar los suelos de arriba he oido llegar a los niños abajo y les oia entrar en casa gritando "mama, mama!". Pobres...son tan buenos que ya no se acuerdan lo mala que he sido con ellos antes y me llaman porque me han echado de menos. En ese momento he dejado de dar vueltas a la cabeza sobre lo ocurrido y me ha salido una sonrisa y he bajado a verles, les he achuchado y les he dado mil besos, les he pedido perdón aunque no me entiendan. Espero no perder los nervios nunca más y ponerme como una loca escapada de un manicomio porque lo he pasado fatal y me siento muy culpable. Me tengo que facricar un saco de esos de dar puñetazos o algo así para descargar de vez en cuando y no llegar a tener el vaso lleno...

Asi que ya veis, después de la entrada tan rosa de ayer hoy toca una gris, hoy he sentido que he sido mala madre, que no he tenido paciencia y que no he sabido pedir bien el apoyo que necesitaba ¿porqué me cuesta tanto pedir ayuda? ¿porque siempre asumo que puedo con todo y además con una sonrisa en la cara? Espero que las cosas que he aprendido hoy no se me olviden nunca y sepa manejar la situación mejor si vuelvo a tener un mal día.

24 comentarios:

  1. Jo, Cintia, cuando no estamos bien los niños lo notan muchísimo, a mí también me ha pasado alguna vez... no somos super mujeres. Tenemos que pedir apoyo y hablar cuando no estamos bien, y digo tenemos porque yo también soy así. No suelo cabrearme ni enfadarme casi nunca, pero eso acumula, acumula y acumula... ¡hasta que un día no puedes más!
    Ánimo, estas vivencias nos sirven de aprendizajes para todas, gracias por compartirla. Un besico muy gordo!

    ResponderEliminar
  2. Creo que es normal, demasiado bien llevas acerte cargo de tantas cosas y de cuidar de tres criaturas pequeñas a tiempo completo. Lo importante es el aprendizaje que has sacado de esta situación. No te tortures más, somos seres humanos y nos equivocamos.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Cariiii, no te preocupes que eso les pasa a todas las madres!!! mi madre era maestra en tirarme lo primero que pillara a la cabeza y mi suegra tenía entrenadas a las zapatillas y las lanzaba con efecto, así que tranquila, que si tienes que desahogarte, no pasa nada y que yo por ejemplo me hubiera puesto a gritarle al futuro en tu situación.
    Arriba la alegría de la casa, que todavía no te he dado la enhorabuena por el premio del concurso de ELena... Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es normal tener días malos, y pagarlo con el que menos culpa tiene...
    Yo lo suelo pagar con mi chico y con mi madre...
    Yo suelo tener mucho días de esos chungos últimamente, y creo que se cual es el motivo, tengo mucho tiempo para pensar, yo aquí sola, aunque intento pensar en positivo, hay veces que es imposible y exploto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hay veces en que uno está al borde del colapso. Si yo tuviera tres niños no sé si hubiese sobrevivido... Un besote y tómate las cosas con calma :)

    ResponderEliminar
  6. Tranquila Cintia, todas tenemos días como este :( en los que nos sentimos sin ayuda, es fuerte, sobretodo si estás bajo el control de tus hormonas (necias esas!), creo que es inevitable que pase, más con la cantidad de trabajo que tienes. Ya hoy seguro sale el sol :)

    Cuando sientas que vas a explotar, lo mejor es colocar a los niños en un lugar en el que estén seguros (yo uso la cuna), y dejarlos allí por 5 minutos (aunque comiencen a llorar)y salir a respirar un momento y calmarte. A mi me funciona, tal vez te sea útil.

    Un besito, y no te sientas mal, lo haces muy bien!

    ResponderEliminar
  7. (Primera parte)

    Hola Cintia, no te tortures, lo que te ha pasado es naturaleza humana. Nuestro cuerpo no es capaz de llevar tantas cosas juntas, pero nosotros por una cosa u otra lo vamos sobrellevando y encima acumulando más cosas. Hay un momento en que nuestro cuerpo no puede más y sólo tiene dos vias, o sigue adelante, te aguantas, pones buena cara y a la larga te puede pasar una factura muy gorda, o estallas y te ocurre lo que te pasó ayer.
    De les de ayer he tenido algunas por desgracia. Me divorcié de mi primer marido y estuve una buena temporada criando sola a mi hijo, trabajando, llevando la casa y algunas cosas más que a la larga se convirtieron en muchísimas.
    De las primeras, las gordas, he tenido una y no la aconsejo a nadie. No le hacía caso a las señales de mi cuerpo porque de mí dependían muchas cosas (o así yo lo creía) pensaba que si yo fallaba se caí todo y delegaba muy pocas cosas y cada vez por una serie de circunstancias se acumularon, había más y más exigentes. Me pasaba el día llorando porque me veía incapaz de sugetarlo todo pero seguia. Al final como era de esperar acabé con un choc nervioso a lo bestia, una baja de cinco meses (en los que el menor ruido me hacía tener una crisis de ansiedad, así que casi ni podía salir de casa) y nueve de medicación, no te cuento más. Hasta ese momento nadie se había fijado tanto en todo lo que llevaba, mamá puede con todo así que más madera. A partir de allí conseguí un poco de atención, cooperación y ayuda. Todo esto por querer hacer más de lo que tu cuerpo puede. Al menos conseguí que los demás se diran cuenta que ellos también podían hacer alguna cosa que no lo tenía que llevar siempre yo todo.

    (continuará)

    ResponderEliminar
  8. (Segunda parte)

    Tu marido tiene que entender o tendrías que conseguir que entendiera que en ocasiones el llevarse los niños al parque puede ser simplemente para que los peques disfruten y él se lo pase bien con ellos. Pero también en otras ocasiones es que estás mal y es para que no acabes como te pasó. Si ese es el caso díselo, seguro que lo entenderá y no se hechará la sieta. Seguramente pensó, descansaré un poco y luego me los llevo que habrá tiempo para que Cintia arregle esto. Y tú que estabas con los cohetes a punto de explotar te lo encuentras en la cama en lugar de llevarselos... se por experiencia que eso no sienta bien.
    Eso sí, pidele como se encuentra él por si coincidis, entonces no se que decirte ya que no siempre todo el mundo puede tener alguien que te pueda dar una manita de urgencia para un caso así.
    Eso es algo que teneis que hablar por si se vuelve a dar. Así como él puede tener sus malos días en el trabajo y necesitar aislarse un poco cuando llega a casa para descansar, desconectar o sacarlo todo, el trabajo de casa, las gestiones y la maternidad también nos machaca mucho y alguna vez necesitamos unos minutos de paz y relax en los que nos podamos sentir que somos personas y no máquinas, o sino estallamos.
    Piensa que de cada vez tus peques te irán dando más caña, es normal van creciendao ellos tienen pilas de última generación recien cargadas y nosotros unas desgraciadas baterias a manivela del año tiruri.
    Otra cosa, además de lo del perro, puede ser también debido al cambio de hora del sábado. El domingo mi peque que suele ser un santo, estuvo todo el día de lloreras y sin saber que hacer con su cuerpecito sintiendose fatal, tirandose al suelo por cualquier cosa, de echo aún le dura un poco y tengo que confesar que yo estoy así más o menos. Los cambios de horario nos trastorna un poco a nosotros y a ellos mucho más, es algo que se tiene que tener en cuenta cada vez que hay uno.
    El próximo día que te encuentres así, cuando llegue tú marido dile como te encuentras y si él no está muy necesitado de siesta que se los lleve un ratito. No es necesario que se los lleve toda la tarde, con una hora te da para relajarte o para rebentar en la intimidad, eso sí, si estas tan mal descansa primero un poco y no te pongas a trabajar como una posesa porque entonces no haces más que acumular estres y el estallido lo tendrás luego. Entonces no habrá servido de nada que se los lleve, porque tú estarás peor y él no habrá descansado. Yo siempre digo que si yo no me cuido no me cuida nadie. Creeme en ocasiones el estallar en un mar de lágrimas es una forma muy rápida de sacar el estres de encima, no te avergüences por ello, eres un ser humano y tienes sentimientos.
    Yo siempre digo que las personas por desgracia no tenemos telepatia y no sabemos lo que piensan los demás, así que si no acabamos de expresar nuestros pensamientos es imposible que la otra persona los adivine o nos lea la mente y luego muchas veces ocurre lo que ocurre. No te sientas como un ogro, no lo eres, lo único que pasa es que tampoco eres una máquina, cuidate y un beso.

    Laura

    PD: Los niños son personitas pequeñas, entienden mucho más de lo que creemos aunque no siempre saben expresarlo y ellos saben que su mamá les quiere muchísimo, es normal que vuelvan con una sonrisa y un abracito.
    PD 2: Muchas veces he pensado lo del saco, si lo haces y te funciona ya nos lo dirás igual acabamos todas con un saco en la galería.

    ResponderEliminar
  9. Cintia!!!!!! No sabes cuántas veces hubise podido yo escribir este mismo, mismito post que has escrito.

    Somos humanas, tenemos trillizos, somos dueñas de casa y tenemos un límite.

    Lo que estás viviendo (por la edad de tus hijos) es AGOTADOR y más encima lo haces todo sola.

    Perdónate, así como ellos te han perdonado, perdónate.

    Y bueno, si me permites, creo que tu marido no te ha escuchado a tiempo cuando le pediste ayuda. Personalmente, me daba cuenta muchas veces que algunos gritos que les daba a mis hijos, en realidad iban dirigidos al padre porque no escuchaba mis pedidos de ayuda.

    Tal vez les haga falta una buena conversación en la que le cuentes que cuando le pides ayuda es porque de verdad la necesidas ahora, ya!

    El mío nunca lo entendió, siempre me criticó por mi "poca paciencia" (jajajaja! ahora me río) y terminamos separados. Pero el tuyo sí entenderá... Sí ve el esfuerzo diario que haces... Sí ve a la mujer esforzada detrás de la madre de sus hijos.

    Un gran y reconfortante abrazo!!!! Hoy será un día feliz!!!

    ResponderEliminar
  10. Mi niña no te sientas culpable, a todas nos pasa tener un día de perros, no te mortifiques más. La mamás solemos aguantar mucha carga y tu el triple y como tu bien dices tienes que aprender a pedir ayuda, tu marido pensó eso que descansaba un poco y los sacaba, me imagino que no sabía que tu ya habías llegado a tu límite y que habías bajado y subido a los niños tropecientas veces. También es verdad que si nosotras estamos nerviosas ellos lo notan y les afecta hasta en el sueño y encima se ha juntado con el cambio de horario, que a nosotros aún nos cuesta adaptarnos.

    Pd: llevo como tres días que apenas dormimos, mi peque con los dientes, fiebre, diarrea y yo pachuchilla también, pero si necesitas hablar hazme una perdi y me conecto o te llamo, ok?Besitos!

    ResponderEliminar
  11. La mayoría de las cosas que iba a decirte te las han dicho ya.
    Creo que has dado una gran lección a tus niños pidiéndoles perdón, estoy segura de que te han comprendido.
    Muchas veces nos sentimos saturadas por la presión de tener que poder con todo, seria mucho mas fácil tener personas de apoyo. El otro día leía lo importante que es tener cerca un grupo de madres entre las que ayudarnos. Si pudieras encontrar cerca de ti alguien así, aunque solo sea para explicar como te sientes, seguro que te ayudaría.
    Pide ayuda siempre que lo necesites y explícale a tu marido lo que necesitas de el, seguro que lo entenderá. No pienses que el va a saber las cosas si no se las dices. Cuando le pediste llevarse los niños al parque a lo mejor el pensó que era solo para que los niños jugasen, no se si tu le explicaste como te sentías en ese momento y cuanto necesitabas su ayuda YA y no después de la siesta.
    Has pensado y has aprendido, eso es muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Gracias chicas, como dice maribel necesito de mi grupito de madres que sois vosotras, aqui me desahogo y encuentro consuelo y apoyo, no em siento tan sola ni tan mala madre al ver que todas alguna vez podemos tener un mal dia. Lo vueno que tenemos las mujeres que después de una buena llorera y de soltarlo en algún sitio, ya sea escrito o hablando con una amiga nos quedamos como nuevas, parece que no hubiera pasado nada y sólo se nota por las bolsas y ojos inchados con los que te levantas por la mañana. Ayer me acosté pronto después de escribir esto y he dormido como un lirón un poco más de 8 horas y me he levantado de buen humor, así que hoy ha salido el sol dentro y fuera de casa.

    Inma yo soy igual, parece que no em afectan las cosas, voy tragando y pensando bueno da igual, siempre con buen carácter y de repente un dia exploto por una tontería. Hacía mucho que no me pasaba, así que tenía mucha tensión acumulada. Tendré que probar lo del cojín de pegar en serio, jejeje.

    Unaterapeutatenprana(te voy a buscar una podo más corto, jajaja) la verdad como he dicho antes me desahogo y se me pasa rapidito, gracias a Dios y vuelvo a ser la misma de siempre.

    Merengaza lo que me he reido con lo de la zapatilla ocn efecto, jajaja. Nos volvíamso expertos en asquivar zapatillazos voladores cual portero de futbol, jajaja.

    Mary un dia me voy a ir por las sierras navarras a visitarte, ya está decidido, así que vete haciéndome unas pastas de esas tuyas...que con un cafelito y unos gramos de mas para las caderas nos arreglamos todos los males.

    ResponderEliminar
  13. Laura que fuerte o de las grisis de ansiedad, a mi nunca me ha pasado pero lo he visto en alguna persona cercana y estas explosiones que me dan a mi son chungas pero creo que son buenas en el fondo porque me desahogo y me vacio para no tener que llegar a algo así como lo que cuentas. Tengo a mi favor que soy una persona muy tranquila y tengo bastante paciencia (aunque nunca es suficiente con los niños) si no acabaría con los nervios destrozados, sin uñas ni pelos.

    Lo de mi marido esque me cuesta muchiiiisimo pedir ayuda y encima no lo hago bien. Es como que me da verguenza, lo digo bajito y como medio dicho. Se lo pedí tal cual lo he escrito, sin explicaciones ni expecificaciones. Por eso digo que no se pedir ayuda y cuando lo hago lo hago mal. Es una asignatura pendiente que tengo desde siempre en todos los campos, no sólo con la maternidad. Para que yo pida algo esque lo necesito mucho mucho, estoy acostumbrada a sacarme las castañas del fuego y es mi culpa porque he acostumbrado así a todo el mundo a mi alrededor. En fin espero poder ir mejorando esto poco a poco, si Dios quiere. Y luego me pasa que como yo le conozco tanto y sé lo que le pasa sólo con mirarle y actuo en consecuencia me creo que él tiene la misma empatía ocnmigo y no es así. A los hombres hay que darlselo por escrito con muchas fotos y dibujos, esquemas y subrayado para que entiendan algunas cosas y a veces ni así lo pillan. Él sólo piensa "bueno, está con la regla....mejor huimos del campo de batalla..."

    Natalia es cierto que nos falta esa conversación, por lo que le acabo de contestar a laura, pero cuando ya se me ha pasado me da tanta pereza retomar el tema, jijiji. Porque sé que hay peligro de que me responda algo que me ofenda o no me guste y se me encienda la mecha y acabemos discutiendo. Porque sé que cuando le diga que cuando le pido ayuda es proque estoy al mimite se lo tomará como reproche y no como información y se pondrá a la defensiva, lo sé, y noi servirá de mucho. A lo mejor me curro una cartita explicativa o algo así, también breve con dibujos y fotos y subrayado, jajaja. (es broma, ya estoy exagerando, pero es un poco así no me digáis que no...).

    Yasmin pues el cambio de horario yo creo que no nos a afectado mucho porque no le he hecho ni caso, yo sigo como siempre pero una hora más tarde, es decir qu eno estoy intentado forzar al cambio porqu eno me ha venido mal esta vez. Antes se despertaban a las 7;30, ahora a las 8;30 y así todos los horarios del día. No te preocupes que ya estoy mejor ;), despues de la tormenta llega la calma, ya sabes.

    ResponderEliminar
  14. Espero que ya estés bien, guapa, que un mal día lo tiene cualquiera. Besos!!!

    ResponderEliminar
  15. Veo que estas mejor, me alegro. De todas formas no creo que estuviera mal que lo hablarais ya te he comentado lo que opino de la telepatía. Tú le conoces mejor que nadie, pero no creo que ningún padre se moleste porque le pidas algo de ayuda para esos momentos difíciles, que tres es mucho niño. Si llegais ha hablarlo procura que sea un momento relajado, sin prisas, que esteis los dos descansados. Hablar de cosas pesadas cuando uno esta cansado no es lo más acertado para que te hagan caso. Y si tienes que hacer un cartel de "Socorro madre extresada necesita ayuda urgente, porfa papá salvame" para colgarlo de la entrada de casa y lo vea, pues como que podríamos hacer un concurso entre todas para diseñarlo :)
    Cuidate bonita que pelearse con tres pequeños tigres no debe ser nada fácil.

    ResponderEliminar
  16. Hace poco escribí una entrada sobre esto porque antes era así, jamás pedía ayuda a nadie y al final siempre acababa explotando por cualquier cosilla, que cuando se me pasaba incluso yo misma pensaba "mira la que me montado por una tontería de nada", pero es lo que ocurre cuando acumulamos cosas.

    Más o menos desde que me enteré de que estaba embarazada es cuando he aprendido a pedir ayuda, ya no lo hago de forma indirecta, explico con detalle qué es lo que me pasa y pido exactamente qué es lo que quiero/necesito, porque sino no lo entiende del modo que me hace falta y se complican las cosas.

    Yo en tu caso creo que no buscaría un momento para hablar de esto por lo que has dicho, que a lo mejor lo pilla más como una acusación que como una información, entonces preferiría ir practicando eso de pedir las cosas directamente, con buenas palabras por supuesto y explicándole con detalle para que sepa cómo actuar, que las mujeres somos diferentes en estas cosas :)

    Besotes, me alegro de que hoy estés mejor, alhamdulillah!

    ResponderEliminar
  17. Lauraaaaa!!! Que gran idea lo del cartel! Jajajaja, me ha encantado, ahora estoy dándole vueltas a ver donde lo podría poner para que lo viera, creo que voy a inventar algo para poner en el espejo del baño, jijijiji. Gracias!! Ya tengo más tarea pendiente, el cartel y el cogin de los puñetazos. Porcierto mándame un email que tengo que hablar contigo en privado! tenderetetrestristestigres@hotmail.com

    Dunia esque tu estás embarazadita y no se te puede decir que no. Yo embarazada también pedía sin remordimientos a diestro y siniestro. Aunque voy a intentar practicar esto de pedir con tonterías a ver como me va, una vez (bueno varias, que lo he leido mil veces) leí en el libro "los hombre son de marte y las mujeres son de venus" esto mismo, pero son cosas que luego se te olvidan.

    ResponderEliminar
  18. Si te sirve de consuelo, no pienso que seas una mala madre. Con todas las cosas que tienes que cargar sola, si tienes un mal día y encima no encuentras colaboración por parte de los demás es normal que acabes estallando.
    A veces llorar hace falta, y mucho, así que no te sientas mal porque era lo que necesitabas. Entiendo que no te guste gritar a los niños, pero a veces cuando estamos al límite lo pagamos con los demás sin poder evitarlo.
    Espero que estés mejor, un beso enorme!

    ResponderEliminar
  19. Bueno, yo llego cuando ya te han dicho todo lo que pudiera decirte y cuando ya estás mejor.
    Aunque me repita, te diré que hasta nosotras tenemos un límite y cuando llega plafff...que salga el sol por donde pueda. Lo más importante de todo es que les pediste perdón (que aunque no lo parezca yo sí creo que lo entienden, a su modo) y que ayuda a mejorar.
    Sabes que somos muchas las que te admiramos porque ser madre y estar ahí al 100 por cien no es nada fácil, pues ser madre de trillizos y estar al 100 por trescientos nos imaginamos que tiene que ser todo nuestro momento de saturación pues triplicado. Como siempre te digo, también tus alegrías son por triplicado.
    Y sabes? creo que no te lo había escrito nunca pero por mi barrio hay una mamá de trillizos (tienen un año más que la mía, es decir, 3 años) y siempre, desde que nacieron van acompañados de una abuela o de las dos abuelas, con los dos papis. Sé que tienen mucha ayuda para baños, comidas, paseos, etc...pero también cuando los veo siempre he pensado que se pierden muchos momentos de intimidad de estar ellos juntos en familia porque cada paso que dan lo hacen con otras personas. Que no quiere decir que sea ni mejor ni peor porque cada uno tiene sus necesidades y sus momentos pero sí me he detenido a pensar en muchos momentos que yo necesitaría intimidad aunque tuviera más agobio. En fin, cada cosa tiene lo suyo bueno y lo suyo no tan bueno. Lo más importante es el aprendizaje tan grande que sacamos de los momentos un poco más complicados.
    Besos y para tus tres soles

    ResponderEliminar
  20. Al final con tan largo comentario que te he dejado se me ha olvidado decirte que el maletín de plastilina lo compré en el carrefour, tal vez puedas encontrarlo en tu ciudad.

    ResponderEliminar
  21. Hola Cintia, cuando te leí esta mañana no tuve tiempo de comentar, pero quería compartir contigo que al leerte, me han aparecido unas lágrimas. Que eres buena madre, ni falta que te lo digan, ya lo sabes tú. Que a todas nos ha pasado, pues claro. Que no sabes pedir ayuda, mal de muchas, sino fueras a sacar tu misma las castañas del fuego como dices, no te veríamos arreglándote como lo haces. Pero yo te quiero agregar algo: eres muy valiente. Y no sólo por tener tres niños y apañarte sola, no, eres muy valiente por mostrarte débil. En esta pequeña cirncustancia que cuentas. Incluso así, incluso cuando supieras que nadie podría hacer otra cosa que comprenderte, apoyarte y tratar de darte consuelo, no creo que sea fácil. Me emocionaste y sentí tu dolor como mío, por cada día de perros, que aunque no han sido muchos, he tenido. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Jirafa tengo que confesarte que en el fondo envidio a las personas que tienen ayuda con los trillis, pero sólo a ratos porque es cierto lo de la falta de intimidad. Cuando estube de vacaciones en casa de mi familia política no tenía que limpiar, ni cocinar ni hacer nada que no fuera atender a los niños y sólo tenía ganas de volver a mi casa por esto que comentas. Quizá lo bueno sería un término medio, un par de horitas de visita cada dos dias o algo así, con eso me pañaría muy bien para limpiezas y cosas así. pero bueno las cosas son como son y no sirve de nadda pensar en si tendría esto o aquello. En cuanto valla al carrefur miro el maletín me ha encantado!! gracias guapa!

    Elimsha que bonito tu comentario. En relidad soy debilucha y no me importa mostrarlo, porque siempre leo ocmentarios de lo valiente que soy y me hace sentir farsante porque no quiero dar esa sensación porque no lo soy. NO es que haya decidido enfrentarme a esta aventura de tener trillizos y no he decidido hacerlo sola. Simplemente me ha tocado y lo hago lo mejor que puedo y lo mejor qu eme sale. Por esto no soy más valiente que nadie. A cualquiera le podía tocar y cualquiera saca lo que tiene de sus entrañas para sacar sus hijos adelante. Por eso siempre digo que no soy más valiente ni más fuerte que nadie, simplemente me a tocado y apechugo como puedo y le intento sacar lo mejor de las cosas y vivir de los buenos momentos que son muchos.

    Un besito y gracias a todas por vuestro apoyo!!!

    ResponderEliminar
  23. Cintia, es normal, yo no sé si podría hacerme cargo como tú, sola "todo" el día con los tri.

    Yo soy como la que dice Jirafa, y siempre voy con mi madre, o con mis padres los dos, o con mi marido. Sola con ella, sí estoy en casa, claro está, pero no es mucho tiempo, la mayoría lo paso acompañada.

    Lo que decís de la intimidad, bueno, es cuestión de acostumbrarse, por la noche y fines de semana estamos solos con los peques, pero la verdad es que no podría agradecer lo suficiente la ayuda que me prestan mis padres, no me daría la vida para ello.

    Si no tuviera otro remedio, pues lo tendría que hacer, y supongo que cuando ya sean más mayores, nos podremos apañar bien uno solo con los tres, pero ahora mismo, incluso estando dos o tres se nos escapan, se nos caen o nos preparan alguna en un momento... Así que sola con sólo dos ojos y dos manos... cualquier día me liarían una buena!!!

    Cintia, es normal que estalles, y creo que deberías pedir un poco de ayuda, sobre todo al padre de las criaturas, pero si puedes a tu familia, que te echen una mano algún día algún ratito para que no estés tan agobiada...

    Besos guapa y ánimo que lo haces muy bien!

    ResponderEliminar
  24. Chonkita esque yo no tengo a nadie a quien pueda pedir ayuda, porque ya me han dejado claro que las visitas ludicas y ya está, de arrimar el hombro poco poco. Incluso cuando viene mi madre y le digo que tengo que fregar o algo antes de salir al paseo me dice " dejalo! ya lo haras cuando me valla!" y claro no sólo no ayudan sino que además me acumulan el trabajo.

    laura hija no he tenido señales tuyas, que quería hablar contigo para hacerte una proposicion (decente) no es nada malo, mujer! pero si quieres permanecer en el anonimato y no quieres que sepa tu email o lo que sea, tampoco pasa nada me lo dices y ya está. Que no muerdo!! jajaja

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ropa para musulmanas

Suscríbete por correo electrónico